Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista junio de 2011
Extractos

Exposición de radiación

Historia y desarrollo de agentes radiación-protectores.

PROPÓSITO: La búsqueda para los agentes protectores ideales para el uso en una variedad de escenarios de la radiación ha continuado por más de seis décadas. Este comentario evalúa los agentes y los procedimientos que tienen el potencial para proteger contra efectos agudos y últimos de la radiación ionizante cuando cualquier administrado antes o después de la exposición de radiación. CONCLUSIÓN: A lo largo de los años, los estudios experimentales extensos de agentes radiación-protectores han aumentado nuestro conocimiento de la física, de la química, y de la biología de la radiación. Sin embargo, la traducción de agentes de los ensayos con animales a utilizar en diversos escenarios, tales como adjuntos profilácticos en radioterapia o tratamientos de post-exposición para las víctimas potenciales de los accidentes/de los incidentes de la radiación, ha sido lenta. Sin embargo, varios compuestos están disponibles ahora para el uso en una variedad de situaciones de la radiación. Éstos incluyen los agentes aprobados por los E.E.U.U. Food and Drug Administration para el uso en la reducción de la exposición a los radionúclidos internos (azul prusiano, el pentaacetate del diethylenetriamene del calcio (DTPA) y el cinc DTPA, yoduro de potasio) y el amifostine para aliviar xerostomia se asoció a radioterapia. Los grupos del consenso también han recomendado otras terapias tales como factor colonia-estimulante del granulocyte para la neutropenia inducida por radiación. La variedad de agentes profilácticos y terapéuticos en la tubería de la investigación incluye los que sean naturales con toxicidad baja, proporcionen una ventana larga de la protección, protejan el tejido normal mientras que sensibilizan tumores, o el acto vía los receptores y modulen procesos biológicos tales como inducción de los genes responsables de radioresistencia. La búsqueda para los agentes que protegen contra efectos agudos y últimos de lesión de radiación ionizante continuará indudablemente en el futuro e influenciará otras áreas de la investigación de la radiación.

Biol de la internacional J Radiat. El 2009 de julio; 85(7): 539-73

Efectos sobre la salud del polvillo radiactivo.

Este papel discute sobre todo los efectos sobre la salud que han resultado de las exposiciones recibidas como resultado de pruebas nucleares sobre el suelo, con énfasis sobre enfermedad de tiroides de la exposición a 131I y a la leucemia y cánceres sólidos de externo bajo de la tarifa de dosis y de la exposición interna. Los resultados de estudios epidemiológicos de las exposiciones del polvillo radiactivo en Marshall Islands y de Nevada Test Site se resumen, y los estudios de personas con las exposiciones similares a ésas del polvillo radiactivo se revisan brevemente (pacientes incluyendo expuestos a 131I por razones médicas y los trabajadores expuestos externamente a las dosis bajas y a las tarifas bajas de dosis). Los nuevos estudios prometedores de las poblaciones expuestas en países de la antigua Unión Soviética también se discuten e incluyen las personas que viven cerca del sitio de prueba de Semipalatinsk en Kazajistán, las personas expuestas como resultado del accidente de Chernóbil, y a las personas expuestas como resultado de las operaciones de la central nuclear de Mayak en la Federación Rusa. Las estimaciones muy preliminares de los riesgos de cáncer de las dosis del polvillo radiactivo recibidas por la población de Estados Unidos se presentan.

Salud Phys. 2002 mayo; 82(5): 726-35

Un estudio ficticio de la enfermedad de tiroides en relación con el polvillo radiactivo de la prueba de las armas nucleares.

OBJETIVO: Para estimar dosis de radiación individuales y la situación actual de la enfermedad de tiroides para una cohorte previamente identificada de 4.818 alumnos potencialmente expuso al polvillo radiactivo de las detonaciones de dispositivos nucleares en Nevada Test Site entre 1.951 y 1958. DISEÑO: Estudio analítico de la cohorte. DETERMINACIÓN: Comunidades en Utah al sudoeste, Nevada del sudeste, y Arizona.PARTICIPANTS del sudeste: Entrevista telefónica obtuvieron a los individuos que todavía residían en el área del tres-estado (n = 3.122) fueron reexaminados en 1985 y 1986, y la información sobre los temas y su consumo de la leche y de la verdura de madres durante el período del polvillo radiactivo (n = 3.545). Después de que las exclusiones eliminar factores que falta de los datos y de la confusión, 2.473 temas estuvieran disponibles para el análisis. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Las dosis de radiación individuales a la tiroides eran estimadas combinando datos de consumo con las tarifas de deposición del radionúclido proporcionadas por el Departamento de Energía de EE. UU. y una encuesta de los productores de leche. Los modelos de riesgo relativos ajustados según edad, sexo, y estado fueron cabidos usando toda probabilidad a los datos del predominio del período para los carcinomas, los neoplasmas, y los nódulos de la tiroides. RESULTADOS: Las dosis se extendieron a partir de la 0 mGy a 4.600 mGy, e hicieron un promedio de 170 mGy en Utah. Había un exceso estadístico significativo de neoplasmas de la tiroides (benigno y malo; n = 19), con un riesgo relativo superior del aumento de 0,7% por milligray. Un riesgo relativo para los neoplasmas de la tiroides de 3,4 fue observado entre 169 temas expuestos a las dosis mayores de 400 mGy. El positivo pero las cuestas no significativas de la respuesta a la dosis fue encontrado para los carcinomas y los nódulos. CONCLUSIONES: La exposición a Nevada Test Sitio-generó los radioyodos fue asociada a un exceso de neoplasmas de la tiroides. Las conclusiones son limitadas por el pequeño número de individuos expuestos y de la incidencia baja de los neoplasmas de la tiroides.

JAMA. 3 de noviembre 1993; 270(17): 2076-82

Las tarifas del cáncer de tiroides y las dosis 131I de la bomba nuclear atmosférica de Nevada prueban: una actualización.

La exposición al yodo radiactivo ((131) I) de las pruebas nucleares atmosféricas conducidas en Nevada en los años 50 pudo haber aumentado riesgos de cáncer de tiroides. Para investigar los efectos a largo plazo de esta exposición, analizábamos datos sobre la incidencia del cáncer de tiroides (18.545 casos) a partir los registros del tumor de la vigilancia el ocho, de la epidemiología, y de los resultados finales (ADIVINO) para el período 1973-2004. Exceso de riesgos relativos (YERRE) por el gris (GY) para la exposición recibida antes de que la edad 15 fuera estimada relacionándose tarifas condado-específicas de la edad, del año del nacimiento, del sexo y del cáncer de tiroides con las estimaciones de la dosis acumulativa a la tiroides que toman en cuenta edad. Estimados YERRAN por la GY para la dosis recibida antes de 1 año de edad eran 1,8 [el intervalo de confianza del 95% (ci), 0.5-3.2]. No había pruebas que esta estimación disminuyó con tiempo de la continuación o que aumentó el riesgo con la dosis recibida en las edades 1-15. Estos resultados confirman hallazgos anteriores basados en los datos menos extensos para el período 1973-1994. La falta de una reacción a cierta dosis para ésos expuestos en las edades 1-15 es contraria con estudios de los niños expuestos a la radiación o (131) a I externa del accidente de Chernóbil, y los resultados necesitan ser interpretados a la luz de las limitaciones y de los prejuicios inherentes en estudios ecológicos, incluyendo el error en dosis y la averiguación del caso resultando de la migración. Sin embargo, el estudio añade la ayuda para un riesgo creciente de cáncer de tiroides debido al polvillo radiactivo, aunque los datos sean inadecuados cuantificarlo.

Radiat Res. 2010 mayo; 173(5): 659-64

Resistencia oxidativa de la tensión en los radiodurans de Deinococcus.

Resumen: Los radiodurans de Deinococcus son una bacteria robusta más conocida para que su capacidad repare daño masivo de la DNA eficientemente y exactamente. Es extremadamente resistente a muchos agentes DNA-perjudiciales, incluyendo la radiación ionizante y la radiación ULTRAVIOLETA (100 a 295 nanómetro), desecación, y el mitomycin C, que inducen daño oxidativo no sólo a la DNA pero también a todas las macromoléculas celulares vía la producción de especie reactiva del oxígeno. La resistencia extrema de los radiodurans de la D. a la tensión oxidativa es comunicada sinérgico por una protección eficiente de proteínas contra la tensión oxidativa y un mecanismo eficiente de la reparación de la DNA, aumentada por redundancias funcionales en ambos sistemas. Los activos de los radiodurans de la D. para la prevención de y la recuperación de la tensión oxidativa se revisan extensivamente aquí. Las bacterias de la radiación y desecación-resistentes tales como radiodurans de la D. tienen niveles substancialmente más poco proteínicos de la oxidación que las bacterias sensibles pero tienen producciones similares de roturas del doble-filamento de la DNA. Estos hallazgos

desafíe el concepto de DNA como el objetivo principal de la toxicidad de la radiación mientras que avanza daño de la proteína, y la protección de proteínas contra daño oxidativo, como nuevo paradigma de la toxicidad y de la supervivencia de la radiación. La protección de la reparación de la DNA y de otras proteínas contra daño oxidativo es comunicada por los sistemas de defensa antioxidantes enzimáticos y nonenzymatic dominados por los complejos bivalentes del manganeso. Dado que la tensión oxidativa causada por la acumulación de especie reactiva del oxígeno está asociada al envejecimiento y al cáncer, una perspectiva completa en estrategias de los radiodurans de la D. de combatir la tensión oxidativa puede abrir las nuevas avenidas para los tratamientos antienvejecedores y anticáncer. El estudio de la protección de la antioxidación en radiodurans de la D. está por lo tanto de considerable interés potencial para la medicina y la salud pública.

Microbiología Mol Biol Rev. El 2011 de marcha; 75(1): 133-91

Medida del daño bajo oxidatively generado en la DNA celular.

Esta encuesta se centra en la evaluación crítica de los métodos maines que están actualmente disponibles para supervisar daño oxidatively generado solo y complejo a la DNA celular. Entre métodos cromatográficos, HPLC-ESI-MS/MS y en un grado inferior HPLC-ECD que se restrinja a algunos nucleobases y nucleósidos electroactive son apropiados para medir la formación de lesiones solas y agrupadas de la DNA. Tales métodos que requieren los protocolos optimizados para la extracción y la digestión de la DNA son bastante sensibles para medir las lesiones bajas formadas bajo condiciones de la tensión oxidativa severa incluyendo la exposición a la radiación ionizante, a la luz de UVA y a los pulsos UVC de intensidad alta del laser. En cambio el uso de los métodos de GC-MS y de HPLC-MS que están conforme a desventajas importantes se ha mostrado para llevar a los valores sobrestimados del daño de la DNA. Los métodos enzimáticos que se basan en el uso de los glycosylases de la reparación de la DNA para convertir oxidaron bases en roturas del filamento son convenientes, incluso si son lejos menos específicos que métodos de la CLAR, de ocuparse de los niveles bajos de solas modificaciones. Varios otros métodos incluyendo immunoensayos y (32) métodos P-postlabeling que todavía se utilizan sufren de desventajas y por lo tanto no se recomiendan. Otro tema difícil es la medida de las lesiones agrupadas oxidatively generadas de la DNA que se alcanza actualmente usando acercamientos enzimáticos y que necesitaría posteriores investigaciones.

Mutat Res. 15 de febrero 2011

La dismutasa mimética, M40403 del superóxido del manganeso, protege ratones adultos contra la irradiación de cuerpo entero mortal.

El énfasis excesivo de la dismutasa del superóxido del manganeso (MnSOD) protege tejidos contra la radiación. M40403 es un mimético no-peptidil estable de MnSOD que ése cruza las membranas celulares y es eficaz en la reducción de la inflamación experimental. Los ratones masculinos de BALB/c fueron inyectados intraperitoneal (i.p.) y subcutáneo (s.c.) con M40403, minuto 30 antes de la irradiación de cuerpo entero de 6,5, de 7,5 y de 8,5 GY (TBI). Considerando que todo el control inyectó los ratones murieron después de recibir 8,5 GY TBI por el día 17, supervivencia de 30 días de i.p pretratado los ratones. con 40, 30, 20 o 10 mg/kg eran 100%, el 90%, el 81% y el 25%, respectivamente. El factor 50/30 de la reducción de la dosis para los animales trató con 30 el magnesio M40403 s.c. el minuto 30 antes de TBI era 1,41. El apoptosis disminuido del grande y particularmente del pequeño intestino y de la recuperación marcada de tejidos linfoides y hematopoyéticos ocurrió en los animales pretratados M40403. M40403 es eficaz en la reducción de la destrucción TBI-inducida del tejido y tiene potencial como nuevo agente radioprotector.

Radic libre Res. 2010 mayo; 44(5): 529-40

Efectos protectores de antioxidantes dietéticos sobre la supervivencia hematopoyética irradiación-mediada de cuerpo entero de la célula y del animal del protón.

Extracto: Los antioxidantes dietéticos tienen efectos radioprotectores después de la exposición de la gamma-radiación que limiten el agotamiento hematopoyético de la célula y mejoren la supervivencia animal. El propósito de este estudio era determinar si un suplemento dietético que consistía en la l-selenometionina, la vitamina C, el succcinato de la vitamina E, el ácido alfa-lipoico y la cisteína del N-acetilo podría mejorar la supervivencia de ratones después de la irradiación de cuerpo entero del protón (TBI). Los antioxidantes aumentaron perceptiblemente la supervivencia de 30 días de ratones solamente cuando estaban dados después de la irradiación en una dosis menos que el LD calculado (50/30); para estos datos, el factor de dosis-modificación (DMF) era 1,6. El tratamiento previo de animales con los antioxidantes dio lugar al glóbulo blanco de un total perceptiblemente más alto del suero, a la célula polimorfonuclear y a recuentos celulares del linfocito en 4 h después de 1 GY pero del protón TBI de no 7,2 GY. Los antioxidantes modularon perceptiblemente los niveles del plasma de los cytokines hematopoyéticos Flt-3L y TGFbeta1 y aumentaron recuentos celulares de la médula y la masa del bazo después de TBI. El mantenimiento de la dieta antioxidante dio lugar a la recuperación mejorada de leucocitos y de plaquetas periféricos después de TBI subletal y potencialmente mortal. Tomada junta, la suplementación oral con los antioxidantes aparece ser un acercamiento eficaz para la radioprotección de células hematopoyéticas y la mejora de la supervivencia animal después del protón TBI.

Radiat Res. El 2009 de agosto; 172(2): 175-86

Bloqueo de la tiroides durante una emergencia de la radiación en áreas yodo-ricas: efecto de una dosificación del estable-yodo.

Examinamos el efecto del yodo estable sobre bloqueo de la glándula tiroides en pacientes con hipertiroidismo para hacer una evaluación preliminar de la dosis apropiada de la profilaxis del yodo en caso de emergencia de la radiación en Japón en el cual el radioyodo se lanza al ambiente. Dieron ocho pacientes oral solas dosis el magnesio 50 del magnesio o 100 del yoduro de potasio, que contuvo el magnesio 38 el magnesio y 76 del yoduro, respectivamente. Ambas dosis suprimieron perceptiblemente una absorción de la tiroides (123) de I para 24 h (p = 0,03). Los efectos protectores en 24 h eran 73,3% y 79,5%, respectivamente. No se observó ningunos efectos secundarios durante el ensayo. El actual estudio demuestra que una sola administración oral del magnesio 38 del yoduro produce un efecto de tiroides-bloqueo equivalente al del magnesio 76 del yoduro, sugiriendo que una nueva evaluación de la dosificación estable del yodo durante emergencias de la radiación en áreas yodo-ricas tales como Japón está autorizada.

J Radiat Res (Tokio). El 2004 de junio; 45(2): 201-4

Aumento del estado de preparación de la emergencia nuclear: Programa de la distribución de Vermont para el yoduro de potasio.

El 31 de enero de 2002, la comisión de la salud de Vermont pidió el yoduro de potasio (KI) para los individuos en la zona de la planificación de emergencia de 10 millas de la instalación de la energía atómica. El programa de la distribución del KI de Vermont acentuó la información pública sobre el papel, los riesgos, y las ventajas de KI. Predistribution se aseguró de que los individuos podrían recibir KI en un 0 - al plazo de cuatro horas, para proporcionar la protección máxima. Cinco meses después de que el programa comenzó, más de 1.000 individuos habían recibido KI, y 3,000-4,000 dosis de KI se han distribuido en escuelas. Esfuerzos están en curso identificar barreras a la participación, proporcionar la enseñanza pública, y evaluar esfuerzos de la distribución de KI.

Salud pública Manag Pract de J. 2003 septiembre-octubre; 9(5): 361-7

Radicales libres en biología: tensión oxidativa y los efectos de la radiación ionizante.

El aceptador más importante del electrón de la biosfera es el oxígeno molecular que, en virtud de su naturaleza BI-radical, acepta fácilmente electrones desparejados para dar lugar a una serie de especies parcialmente reducidas conocidas colectivamente como especie del oxígeno reducido (o “reactivo ") (ROS). Éstos incluyen el superóxido (O.2-), el peróxido de hidrógeno (H2O2), el radical de hidróxido (HO.) y el peroxyl (ROO.) y (RO.) los radicales alcohóxilos que se pueden implicar en la iniciación y la propagación de las reacciones en cadena de radical libre y que son potencialmente altamente perjudiciales a las células. Los mecanismos se han desarrollado para restringir y para controlar tales procesos, en parte por la compartimentación, y en parte por las defensas antioxidantes tales como compuestos antioxidantes de cadena-fractura capaces formando los radicales libres estables (e.g ascorbato, alfa-tocoferol) y la evolución de los sistemas de la enzima (e.g dismutasa del superóxido, catalasa, peroxidasas) que disminuyen la concentración intracelular del ROS. Aunque un cierto ROS realice funciones útiles, la producción de ROS que excede la capacidad del organismo de montar una defensa del antioxidante da lugar a la tensión oxidativa y el daño tisular de seguimiento se puede implicar en ciertos procesos de la enfermedad. Evidencie que el ROS está implicado en mecanismos patológicos primarios es una característica principalmente de perturbaciones físicas o químicas extrañas cuyo la radiación es quizás el principal contribuyente. Uno de la especie libre-radical inducida por radiación importante es el radical de hidróxido que ataca indistintamente las moléculas vecinas a menudo a las tarifas difusión-controladas cercanas. Los radicales de hidróxido son generados por la radiación ionizante directamente por la oxidación de agua, o indirectamente por la formación parcialmente de ROS secundario. Éstos se pueden convertir posteriormente a los radicales de hidróxido por la reducción adicional (“activación ") por procesos metabólicos en la célula. Lesión de radiación secundaria por lo tanto es influenciada por la situación antioxidante celular y la cantidad y la disponibilidad de mecanismos que activan. La respuesta biológica a la radiación se puede modular por alteraciones en los factores que afectan a estos mecanismos secundarios de lesión celular.

Biol de la internacional J Radiat. El 1994 de enero; 65(1): 27-33

Protección contra la radiación ionizante por los alimentos y los phytochemicals antioxidantes.

El potencial de antioxidantes para reducir el daño celular inducido por la radiación ionizante se ha estudiado en los modelos animales por más de 50 años. El uso de radioprotectors antioxidantes a las diversas situaciones humanas de la exposición no ha sido extenso aunque esté generalmente aceptado que los antioxidantes endógenos, tales como tioles sin proteínas celulares y enzimas antioxidantes, proporcionan un cierto grado de protección. Este comentario se centra en la eficacia radioprotectora de antioxidantes naturales, los alimentos y los phytochemicals específicamente antioxidantes, y cómo puede ser que influencien diversas puntos finales del daño de radiación. Los resultados de experiencias con animales indican que los alimentos antioxidantes, tales como vitamina E y compuestos del selenio, son protectores contra mortalidad y otros efectos de radiación pero en menor grado que la mayoría de los protectores sintéticos. Algunos alimentos y phytochemicals antioxidantes tienen la ventaja de la toxicidad baja aunque sean generalmente protectores cuando estén administrados en las dosis farmacológicas. Los antioxidantes naturales también pueden proporcionar una ventana extendida de la protección contra la bajo-dosis, irradiación de la bajo-dosis-tarifa, incluyendo potencial terapéutico cuando están administrados después de la irradiación. Varios phytochemicals, incluyendo el cafeína, genistein, y melatonin, tienen los efectos fisiológicos múltiples, así como actividad antioxidante, que dan lugar a la radioprotección in vivo. Muchos alimentos y phytochemicals antioxidantes tienen propiedades antimutagenic, y su modulación de los efectos de radiación a largo plazo, tales como cáncer, necesita el examen adicional. Además, otros estudios se requieren determinar el valor potencial de alimentos y de phytochemicals antioxidantes específicos durante la radioterapia para el cáncer.

Toxicología. 15 de julio 2003; 189 (1-2): 1-20

Radioprotección por los antioxidantes.

El papel de la especie reactiva del oxígeno en lesión de radiación ionizante y el potencial de antioxidantes de reducir estos efectos perjudiciales se han estudiado en los modelos animales por más de 50 años. Este comentario se centra en la eficacia radioprotectora y la toxicidad en ratones de fosfotioatos tales como WR-2721 y WR-151327, otros tioles, y los ejemplos de antioxidantes radioprotectores de otras clases de agentes. Los antioxidantes naturales, tales como vitamina E y selenio, son radioprotectors menos eficaces que los tioles sintéticos pero pueden proporcionar una ventana más larga de la protección contra la mortalidad y otros efectos de la dosis baja, exposiciones de la tarifa de la bajo-dosis. Muchos antioxidantes naturales tienen propiedades antimutagenic que necesiten el examen adicional en cuanto a efectos de radiación a largo plazo. La modulación de antioxidantes endógenos, tales como dismutasa del superóxido, puede ser útil en protocolos específicos de la radioterapia. Otras drogas, tales como nimodipine, propranolol, y los methylxanthines, tienen propiedades antioxidantes además de su actividad farmacológica primaria y pueden tener utilidad como radioprotectors cuando están administradas solamente o conjuntamente con los fosfotioatos.

Ana N Y Acad Sci. 2000;899:44-60

Influencia de diversos compuestos radioprotectores en radiotolerance y distribución del ciclo celular de las células humanas del progenitor del granulocytopoiesis in vitro.

las células mononucleares Ficoll-separadas (MNC) de la médula humana cryopreserved fueron incubadas con las dosis isotoxic del diltiazem, de la N-acetilcisteína (NAC), del extracto del glycopolysaccharide de spirulina - platensis (SPE), del tempol, de thiopental, WR2721 y WR1065. Después de la irradiación con un de dósis simple de 0,73 GY, la supervivencia del granulocyte/de las células de la formación de colonias del macrófago (GM-CFC) era resuelta en d 10-14, usando un sistema de la cultura del agar. Diltiazem, el NAC, el tempol y WR1065 mejoraron perceptiblemente radiotolerance con los factores de protección (PF) entre 1,21 y 1,36 (n = 5, P < 0,05) en 0,73 GY (PF-0.73 GY). Las curvas de la supervivencia del diltiazem (D0 = 0,88 GY, n = 1,00), del NAC (D0 = 0,92 GY, n = 1,10), del tempol (D0 = 0,99 GY, n = 1,10), de WR1065 (D0 = 0,89 GY, n = 1,16) y del control (D0 = 0,78 GY, n = 1,00) sobre 0.36-2.91 GY mostraron un efecto radioprotector significativo para D0 solamente para el tempol (P = 0,018) y para el número “n” de la extrapolación solamente en el caso del NAC (P = 0,023). Análisis del ciclo celular de la subpoblación de la célula de CD34+ (control-0 h: G1 = 82,7%, S = 13,7%, G2/M = 3,6%) revelado que todos los compuestos con un PF-0.73 significativo GY también causaron un aumento significativo en células de CD34+ en fase de S hasta 48 H. Dentro de los primer 24 h, solamente NAC (26,7 +/- 4,1%), tempol (14,3 +/- 1,0%) y WR1065 (15,5 +/- 1,6%) tenía posiblemente fracciones más altas de las células de la S-fase de CD34+ comparadas con controles. Esta observación y la mejora de la eficacia de reproducción de GM-CFC indicaron que solamente el NAC podía reclutar las células del progenitor en el ciclo celular, mientras que el tempol y WR1065 inhibieron posiblemente la progresión del ciclo celular por S y la detención de G2/M. De los radioprotectors probados, el NAC, el tempol y WR1065 pueden ser convenientes a la ayuda, solamente o combinado con la terapia del cytokine, recuperación hematopoyética acelerada después de la irradiación.

Br J Haematol. El 2002 de oct; 119(1): 244-54

Los antioxidantes reducen consecuencias de la exposición de radiación.

Los antioxidantes se han estudiado para que su capacidad reduzca los efectos citotóxicos de la radiación en tejidos normales por lo menos 50 años. La investigación temprana identificó los antioxidantes con sulfuro como ésos con el ratio terapéutico más beneficioso, aunque estos compuestos tienen toxicidad sustancial cuando están dados in vivo. Otras moléculas antioxidantes (las pequeños moléculas y enzimático) se han estudiado para que su capacidad prevenga toxicidad de la radiación con respecto a la reducción de la citotoxicidad radiación-relacionada y para la reducción de los efectos de radiación indirectos incluyendo daño oxidativo a largo plazo. Finalmente, las categorías de protectores de la radiación que no sean sobre todo antioxidantes, incluyendo los que actúen con la aceleración de la proliferación de célula (e.g factores de crecimiento), la prevención del apoptosis, otros efectos celulares de la señalización (e.g modificantes de la señal del cytokine), o el aumento de la reparación de la DNA, todas tienen efectos directos o indirectos sobre estado redox celular y niveles de antioxidantes endógenos. En este comentario discutimos qué se sabe sobre las propiedades radioprotectoras de antioxidantes, y qué nos dicen esas propiedades sobre la DNA y otras blancos celulares de la radiación.

Adv Exp Med Biol. 2008;614:165-78