Liquidación de la primavera de Life Extension

Extractos

Life Extension revista diciembre de 2011
Extractos

Restricción de la caloría

La restricción a largo plazo de la caloría, pero no el ejercicio de la resistencia, baja temperatura del cuerpo de la base en seres humanos.

La reducción de la temperatura del cuerpo se ha propuesto para contribuir a la vida útil creciente en animales restringidos caloría y ratones overexpressing el protein-2 que desacoplaba en neuronas del hypocretin. Sin embargo, no se sabe nada con respecto a los efectos a largo plazo de la restricción de la caloría (CR) con la nutrición adecuada sobre temperatura del cuerpo en seres humanos. En este estudio, la temperatura del cuerpo de 24 horas de la base fue medida cada minuto usando cápsulas telemétricas injeridas en 24 hombres y mujeres (± de la edad media 53,7 9,4 años) que consumían una dieta del CR para una media de 6 años, 24 envejece y sexo-hizo juego sedentario (WD) y 24 cuerpos gordo-hechos juego ejercicio-entrenaron (a los EX) voluntarios, que comían dietas occidentales. El CR y los EX grupos eran perceptiblemente más magros que el grupo de WD. La toma de la energía era más baja en el grupo del CR (± 1769 348 kcal/d) que en el WD (2302 ± 668 kcal/d) y EX (2798 grupos del ± 760 kcal/d) (P < 0,0001). Las temperaturas de 24 horas, del d3ia y de la noche malas de la base del cuerpo eran todo el perceptiblemente más bajas en el grupo del CR que en el WD y los EX grupos (≤ 0,01 de P). El CR a largo plazo con la nutrición adecuada en seres humanos sanos magros y peso-estables se asocia a una reducción continua en la temperatura del cuerpo de la base, similar a ésa encontrada en roedores y monos del CR. Esta adaptación es probablemente debido al CR sí mismo, bastante que a la flaqueza, y puede estar implicada en la reducción del índice de envejecimiento.

Envejecimiento (Albany NY). El 2011 de abril; 3(4): 374-9.

El efecto de la restricción calórica crónica sobre variables fisiológicas se relacionó con el metabolismo energético en la rata masculina de Fischer 344.

En el actual estudio, varias medidas fisiológicas y del comportamiento que se relacionan con el metabolismo fueron supervisadas continuamente en Fischer masculino de 19 meses 344 ratas que fueron alimentadas ad libitum o alimentaron una dieta restricta calórica. Las ratas restrictas calóricas comieron menos comidas pero consumieron más comida durante cada comida y pasaron más tiempo que comían por comida que las ratas alimentadas ad libitum. Por lo tanto, la sincronización y la duración de comidas así como el número total de calorías consumidas se pueden asociar a la extensión de vida. La temperatura del cuerpo media por día era perceptiblemente más baja en ratas restrictas pero la gama de la temperatura del cuerpo por día y la actividad de motor eran más altas en ratas restrictas. Los cambios espectaculares en el cociente respiratorio, indicando cambios rápidos en camino metabólico y una temperatura más baja, ocurrieron en ratas restrictas calóricas cuando las reservas del carbohidrato fueron agotadas. La temperatura y el metabolismo de la parte inferior del cuerpo durante este intervalo de tiempo pueden dar lugar a menos daño de la DNA, de tal modo aumentando el potencial de la supervivencia de ratas restrictas. La alimentación de la noche fue encontrada para sincronizar funcionamiento fisiológico en medio ad libitum y alimentación que diurna de las ratas restrictas calóricas una mejor, de tal modo permitiendo que los investigadores distingan los efectos de la restricción calórica de ésos relacionados solamente con la hora de la alimentación.

Revelador de envejecimiento Mech. 1989 mayo; 48(2): 117-33.

Efecto de la restricción calórica crónica sobre la regulación circadiana de variables fisiológicas y del comportamiento en ratones viejos del varón B6C3F1.

Los ritmos circadianos de la comida y del consumo de agua, el número de episodios anddrinking de alimentación, el consumo del oxígeno, la producción del dióxido de carbono, el cociente respiratorio, la actividad de motor gruesa, y la temperatura del cuerpo fueron medidos en los ratones masculinos B6C3F1 que fueron alimentados ad libitum (AL) o alimentaron una dieta calórico-restricta (CR). El régimen del CR (el 60% del consumo normal del AL) fue alimentado a los ratones durante el d3ia (5 horas después de luces encendido). Los animales del CR exhibieron menos episodios de alimentación pero consumieron más comida por combate de alimentación y pasaron un tiempo más total que alimentaba que ratones del AL. Aparece que el CR hizo ratones cambiar de su de “comportamiento mordisco normal” a la alimentación de la comida. Comparado a los animales del AL, la temperatura del cuerpo mala fue reducida en animales del CR, mientras que la amplitud del ritmo de la temperatura del cuerpo fue aumentada. Los palmos de la actividad, del metabolismo, y de la temperatura del cuerpo reducidos (entumecimiento) ocurrieron en los ratones del CR por varias horas inmediatamente antes de la alimentación, durante épocas del alto metabolismo del ácido graso (RQ bajo). La disponibilidad aguda de los substratos exógenos (suministros de energía) parecía modular el metabolismo que desplazaba caminos metabólicos para promover rendimiento energético. El CR también fue asociado a un daño más bajo de la DNA, una reparación más alta de la DNA, y disminuyó la expresión del proto-oncogene. La mayor parte de los ritmos circadianos estudiados parecían ser sincronizados sobre todo a la alimentación bastante que el ciclo del fotoperíodo. La alimentación del CR de la noche fue encontrada para ser mejor que la alimentación diurna porque los ritmos circadianos para los animales del AL y de AR fueron sincronizados altamente cuando este régimen fue utilizado.

Chronobiol internacional. 1990;7(4):291-303.

La restricción de la caloría baja temperatura del cuerpo en los macacos de la India, constantes con un mecanismo antienvejecedor postulado en roedores.

Muchos estudios de la restricción calórica (CR) en roedores y animales más bajos indican que esta manipulación alimenticia retrasa procesos del envejecimiento, según lo evidenciado por longevidad creciente, patología reducida, y mantenimiento de la función fisiológica en un estado más joven. Los efectos antienvejecedores del CR se creen para relacionarse, por lo menos en parte, con los cambios en metabolismo energético. Estamos intentando determinar si los efectos similares ocurren en respuesta al CR en primates no humanos. Quite el corazón a la temperatura del cuerpo (rectal) disminuida progresivamente con edad a partir del 2 a 30 años en los macacos de la India alimentados a voluntad (los controles) y es reducido por aproximadamente 0,5 grados de C en los monos de edad comparable sujetados a 6 años de una reducción del 30% en la aportación calórica. (1 mes) una restricción a corto plazo del 30% de monos de 2.5 años bajó temperatura del cuerpo subcutánea por 1,0 grados de C. Indirect que la calorimetría mostró que 24 gastos energéticos de la hora fueron reducidos por el aproximadamente 24% durante el CR a corto plazo. La asociación temporal entre la temperatura del cuerpo y los gastos energéticos reducidos sugiere que las reducciones en temperatura del cuerpo se relacionan con la inducción de un mecanismo de la conservación de energía durante el CR. Estas reducciones en gastos energéticos de la temperatura y del cuerpo son constantes con hallazgos en los estudios del roedor en los cuales la tarifa del envejecimiento fue retrasada por el CR, ahora consolidando la posibilidad que el CR puede ejercer efectos beneficiosos en los primates análogos a ésos observados en roedores.

Proc Acad nacional Sci los E.E.U.U. 30 de abril 1996; 93(9): 4159-64.

Restricción calórica, la dieta Okinawan tradicional, y envejecimiento sano: la dieta de la gente largo-viva y del su impacto potencial del mundo en morbosidad y vida.

La restricción calórica a largo plazo (CR) es los medios robustos de reducir enfermedades relativas a la edad y de extender la vida en especie múltiple, pero los efectos en seres humanos es desconocida. La aportación calórica baja, la expectativa de la larga vida, y el alto predominio de centenarians en Okinawa se han utilizado como discusión para apoyar la hipótesis del CR en seres humanos. Sin embargo, no se ha conducido ningún análisis a largo plazo, epidemiológico en modelos dietéticos tradicionales, balance energético, y fenotipos potenciales del CR para la cohorte específica de los Okinawans que se pretenden para haber tenido una dieta calórico restricta. Ni la experiencia subsiguiente de la mortalidad de esta cohorte riguroso se ha estudiado. Por lo tanto, investigamos seis décadas de datos archivados de la población sobre la cohorte mayor de los Okinawans (envejecidos 65 más) para las pruebas del CR. Los análisis incluyeron la composición tradicional de la dieta, la toma de la energía, gastos energéticos, la antropometría, el plasma DHEA, la mortalidad de enfermedades relativas a la edad, y modelos actuales de la supervivencia. Los hallazgos incluyen la aportación calórica baja y el balance energético negativo en edades más jovenes, poco aumento de peso con edad, BMI de siempre bajo, los niveles del plasma DHEA en más viejas edades, poco arriesgadas relativamente altos para la mortalidad de enfermedades relativas a la edad, y de la supervivencia modela constante con la vida mala y máxima extendida. Este estudio presta la ayuda epidemiológica para las ventajas fenotípicas del CR en seres humanos y es constante con la literatura bien conocida en animales con respecto a fenotipos del CR y al envejecimiento sano.

Ana N Y Acad Sci. El 2007 de oct; 1114:434-55.

Andrógenos de circulación en mujeres: cambios ejercicio-inducidos.

El ejercicio físico se sabe para estimular fuertemente el sistema endocrino en ambos sexos. Entre estas hormonas, los andrógenos (e.g testosterona, androstenediona, dehydroepiandrosterone) desempeñan los papeles dominantes en el sistema reproductivo, el crecimiento del músculo y la prevención de la pérdida del hueso. En atletas de sexo femenino, el ejercicio físico excesivo puede llevar a los desordenes, incluyendo retraso en el inicio de la pubertad, de la amenorrea y de la osteoporosis prematura. Las fracciones libres y totales de andrógenos de circulación varían en respuesta a ejercicio/al entrenamiento agudos y crónicos (dependiendo del tipo), pero el papel fisiológico de éstos cambia no se entiende totalmente. Aunque se acepte comúnmente que solamente la fracción libre de esteroides tiene una acción biológica, esta hipótesis se ha desafiado recientemente. De hecho, un cambio en la fracción total de la concentración del andrógeno puede tener un impacto significativo en las células (induciendo la señalización genomic o no-genomic). El propósito de este comentario, por lo tanto, es visitar los cambios ejercicio-inducidos en concentraciones del andrógeno y acentuar sus efectos del potencial sobre la fisiología femenina. A pesar de algunas discrepancias en los estudios publicados (generalmente debido a las diferencias en los tipos y las intensidades de los ejercicios estudiados, en la situación hormonal del grupo de mujeres investigadas y en los métodos para la determinación del andrógeno), el ejercicio puede global inducir un aumento en andrógenos de circulación. Esto se puede observar después de ejercicios agudos de la resistencia y de la resistencia. Para el ejercicio/el entrenamiento crónicos, la imagen está definitivamente menos clara y hay incluso las circunstancias donde el ejercicio lleva a una disminución de andrógenos de circulación. Sugerimos que esos cambios tengan impacto significativo en la fisiología femenina y el funcionamiento físico.

MED de los deportes. 1 de enero 2011; 41(1): 1-15.

El ejercicio alivia parkinsonismo: pruebas clínicas y del laboratorio.

El actual comentario examina las ventajas supuestas para los individuos afligidos con parkinsonismo, si en el ajuste clínico o en el laboratorio animal, acrecentando de diversos regímenes del ejercicio. La tendencia para los pacientes con la enfermedad de Parkinson (paladio) a expresar capacidad normal o reducida del ejercicio aparece regulada por factores tales como severidad del cansancio, de la calidad de vida y del desorden. Las asociaciones entre el ejercicio físico y riesgo para el paladio, los efectos del ejercicio sobre parkinsonismo y calidad de vida idiopáticos, los efectos del ejercicio sobre los modelos animales del laboratorio del parkinsonismo y de la pérdida de la dopamina (DA) después de insultos neurotoxic, y los efectos del ejercicio sobre el precursor de DA, L-dopa, eficacia se examinan. Aparecería ser el caso que debido a la sensibilidad particular de las neuronas dopaminérgicas al ejercicio, el principio de “uso él o pierde” puede estar de aplicabilidad especial entre pacientes del paladio.

Acta Neurol Scand. El 2011 de febrero; 123(2): 73-84.

Actividad física para la salud: ¿Qué clase? ¿Cuánto? ¿Cómo intenso? ¿Encima qué?

La actividad física mejora salud. Diversos tipos de actividad promueven diversos tipos de cambios fisiológicos y diversos resultados de la salud. Una reducción curvilínea en riesgo ocurre para una variedad de enfermedades y de condiciones a través del volumen de actividad, con la pendiente más escarpada en el más bajo de la escala de la actividad. Una cierta actividad es mejor que ninguno, y más es mejor que alguno. Incluso la actividad de la luz-intensidad aparece proporcionar la ventaja y es preferible todavía a sentarse. Al aumentar actividad física hacia un nivel deseado, los incrementos pequeños y bien-espaciados reducirán la incidencia de eventos adversos y mejorarán adherencia. La investigación anterior sobre la relación entre la actividad y la salud se ha centrado en el valor del moderado a la actividad vigorosa encima de una línea de fondo indefinida y de desplazamiento. Las pruebas emergentes dadas que las actividades de la luz tienen subsidios por enfermedad y con avances en las herramientas para medir actividades de todas las intensidades, puede ser hora de desplazar a la actividad cero como el punto inicial conceptual para el estudio.

Annu Rev Public Health. 21 de abril 2011; 32:349-65.

El ejercicio tiene gusto de un cazador-recolector: una prescripción para la buen salud orgánica.

Una proporción grande de las aflicciones de la salud que cercan culturas modernas está debido a los modelos diarios de la actividad física que son profundo diferentes de los para las cuales genético nos adapten. El ambiente natural ancestral en el cual nuestro genoma actual fue forjado vía la selección natural pidió una gran cantidad de gastos energéticos diarios en una variedad de movimientos físicos. Nuestros genes que fueron seleccionados para en este arduo y el entorno natural exigente permitió a nuestros antepasados sobrevivir y prosperar, llevando a una forma de vida muy vigorosa. Este (por los marcos de tiempo evolutivos) cambio precipitado de una forma de vida muy físicamente exigente en ajustes al aire libre naturales a una forma de vida interior inactiva está en el origen de muchas de las enfermedades crónicas extensas que son endémicas en nuestra sociedad moderna. La respuesta lógica es replicar el modelo nativo de la actividad humana hasta el punto de ésta sea realizable y práctica. Las recomendaciones para el modo, la duración, la intensidad, y la frecuencia del ejercicio se resumen con un foco en la simulación de las actividades físicas rutinarias de nuestros antepasados antiguos del cazador-recolector cuyo genoma todavía compartamos en gran parte hoy. En una persona inactiva típica, este tipo de actividad física diaria optimizará la expresión génica y ayudará confer a la salud robusta que fue disfrutada por los cazador-recolectores en el salvaje.

Prog Cardiovasc SID. 2011 mayo-junio; 53(6): 471-9.

Fructosa, ejercicio, y salud.

La toma diaria grande de la energía común entre atletas se puede asociar a una toma diaria grande de la fructosa, un azúcar simple que se ha ligado a los desordenes metabólicos. La fructosa se encuentra comúnmente en comidas y bebidas como componente natural (e.g., en frutas) o como ingrediente añadido (como jarabe de maíz de la sucrosa o de la alta fructosa [HFCS]). Un cuerpo cada vez mayor de la investigación sugiere esa toma excesiva de la fructosa (e.g., >50 g.d (- 1)) puede ser ligado al desarrollo del síndrome metabólico (obesidad, dyslipidemia, hipertensión, resistencia a la insulina, estado proinflammatory, prothrombosis). El metabolismo rápido de la fructosa en el hígado y el descenso resultante en niveles hepáticos del trifosfato de adenosina (ATP) se han ligado a la disfunción mitocondrial y endotelial, las alteraciones que podrían predisponer a la obesidad, a la diabetes, y a la hipertensión. Sin embargo, para los atletas, un aspecto positivo del metabolismo de la fructosa es que, conjuntamente con otros azúcares simples, la fructosa estimula la absorción rápida del líquido y del soluto en la oxidación exógena del intestino delgado y del carbohidrato del aumento de las ayudas durante ejercicio, una respuesta importante para mejorar funcionamiento del ejercicio. Aunque la investigación adicional se requiera para aclarar las implicaciones relativas a la salud posibles de la toma a largo plazo de una gran cantidad de fructosa dietética entre atletas, el entrenamiento del ejercicio regular y los gastos energéticos diarios del alto consiguiente pueden proteger a atletas contra las respuestas metabólicas negativas asociadas a la toma dietética crónico alta de la fructosa.

Deportes Med Rep de Curr. 2010 julio-agosto; 9(4): 253-8.