Venta del cuidado de piel de Life Extension

Extractos

Life Extension revista agosto de 2011
Extractos

Riesgo de la osteoporosis

Aumento de la resorción del hueso y de la hormona paratiroides en mujeres posmenopáusicas en el largo plazo después de puente gástrico Roux-en-y.

FONDO: Los efectos de puente gástrico Roux-en-y (RYGB) sobre el hueso al largo plazo siguen siendo confusos. Evaluamos la densidad mineral del metabolismo del hueso y del hueso (BMD) 1 a 5 años después de RYGB.METHODS: Diseñamos un estudio ficticio retrospectivo en 26 mujeres posmenopáusicas (58.0+/-3.9 años) con RYGB 3.5+/-1.1 años antes (de índice de masa corporal (BMI) 29.5+/-3.8 kg/m2, presurgery 43.6+/-5.5 kg/m2) y 26 nonoperated a las mujeres (57.5+/-4.7 años, BMI 29.2+/-4.1 kg/m2) hechas juego por edad y BMI. Las medidas principales eran BMD, telopeptide del carboxy del suero (CTX), fosfatasas alcalinas del total (MONTAÑA), la hormona paratiroides (PTH), 25 el hydroxyvitamin D (25OHD), y ghrelin. RESULTADOS: El grupo de RYGB, comparado a las mujeres nonoperated, tenía CTX más alto (0.71+/-0.21 contra 0.43+/-0.15 ng/ml; P<0.01) y PTH (68.3+/-35 contra 49.4+/-16 pg/ml; P=0.02). No había diferencias entre RYGB y las mujeres nonoperated en: toma del calcio y de la vitamina D (759+/-457 contra 705+/-460 mg/día; 176+/-160 contra 111+/-86 UI/day), ghrelin (763+/-336 contra 621+/-274 pg/ml), MONTAÑA (101+/-22 contra 94+/-25 UI/l), 25OHD (18.8+/-7.6 contra 17,4 +/- 5,9 ng/ml), BMD de la espina dorsal lumbar (1.059+/-0.32 contra 1.071+/-0.207 g/cm2), o BMD femoral del cuello (0.892+/-0.109 contra 0.934+/-1.1 g/cm2). CONCLUSIONES: RYGB se asocia a la altos resorción del hueso y predominio del hyperparathyroidism en mujeres posmenopáusicas al largo plazo. Esto ocurre independientemente de la toma del calcio, de la situación de la vitamina D, o del ghrelin y no parece afectar al BMD después de RYGB.

Obes Surg. El 2009 de agosto; 19(8): 1132-8

Enfermedad metabólica del hueso después de la cirugía gástrica de puente para la obesidad.

FONDO: El renombre de la cirugía gástrica de puente para el tratamiento de la obesidad mórbida ha estado aumentando estos últimos años. La osteomalacia y la osteoporosis se observan comúnmente en los pacientes que han tenido resecciones gástricas parciales para el tratamiento de la enfermedad de la úlcera péptica. Recientemente, encontramos a cuatro pacientes con la cirugía gástrica anterior de puente que tenía enfermedad metabólica del hueso similar a ésa divulgada en la más vieja literatura en los pacientes que tenían gastrectomies parciales. MÉTODOS: Comentario de datos clínicos de cuatro pacientes que desarrollaron osteomalacia y osteoporosis 9 a 12 años después de la cirugía gástrica de puente para obesity.RESULTS mórbido: Todos los temas eran mujeres, 43 a 58 años. Tres tenían puente gástrico Roux-en-y, y el otro tenía una diversión biliopancreatic 9 a 12 años antes de la presentación. La pérdida de peso hizo un promedio de 41,8 kilogramos. Los pacientes divulgaron cansancio, myalgias, y artralgias. Tenían síntomas por muchos meses o años antes de que la diagnosis correcta fuera establecida. Todos eran osteopenic u osteoporotic con hypocalcemia, muy bajo o los 25 niveles imperceptibles del hydroxyvitamin D, hyperparathyroidism secundario, los niveles crecientes 1,25 del dihydroxyvitamin D, y fosfatasa alcalina creciente del suero. CONCLUSIONES: Se ha publicado relativamente poco en la literatura médica general sobre esta complicación postoperatoria de la cirugía bariatric. Con todo, casi todos los pacientes después de que la cirugía bariatric reciba su continuación a largo plazo de un médico de la atención primaria. Los médicos y los pacientes necesitan ser conscientes de esta complicación y tomar medidas para identificarla y para prevenir.

J Med Sci. El 2005 de febrero; 329(2): 57-61

¿Bandas gástricas o puente? Un comentario sistemático que compara los dos procedimientos bariatric más populares.

OBJETIVO: Los procedimientos quirúrgicos de Bariatric han aumentado exponencial de los Estados Unidos. Las bandas gástricas ajustables Laparoscopic ahora se promueven como más seguro, alternativa potencialmente reversible y eficaz Roux-en-y a puente gástrico, la asistencia estándar actual. Este estudio evaluó el equilibrio de los resultados clínicos paciente-orientados para las bandas gástricas ajustables laparoscopic y puente gástrico Roux-en-y. MÉTODOS: La base de datos de MEDLINE (1966 al enero de 2007), base de datos de los ensayos clínicos de Cochrane, Cochrane revisa la base de datos, y la base de datos de extractos de comentarios de efectos fue buscada usando los términos dominantes gastroplasty, puente gástrico, laparoscopia, banda sueca, y bandas gástricas. Los estudios con por lo menos 1 año de continuación que comparó directamente las bandas gástricas ajustables laparoscopic con puente gástrico Roux-en-y eran incluidos. La resolución de comorbidities obesidad-relacionados, el porcentaje de exceso de la pérdida del peso corporal, la calidad de vida, las complicaciones perioperative, y los eventos adversos del largo plazo eran los resultados resumidos. RESULTADOS: La búsqueda identificó 14 estudios comparativos (1 ensayo aleatorizado). Pocos estudios divulgaron resultados más allá de 1 año. Exceso de la pérdida del peso corporal en 1 año era constantemente mayor para puente gástrico Roux-en-y que las bandas gástricas ajustables laparoscopic (diferencia mediana, el 26%; gama, 19%-34%; P < .001). La resolución de comorbidities era mayor después de puente gástrico Roux-en-y. En el estudio más de alta calidad, exceso de la pérdida del peso corporal era el 76% con puente gástrico Roux-en-y contra el 48% con las bandas gástricas ajustables laparoscopic, y la diabetes resuelta en el 78% contra el 50% de casos, respectivamente. El tiempo de la sala de operaciones y la longitud de la hospitalización eran más cortos durante ésos que experimentaban las bandas gástricas ajustables laparoscopic. Los eventos adversos contrario fueron divulgados. La mortalidad operativa era menos de 0,5% para ambos procedimientos. Las complicaciones Perioperative eran mas comunes con puente gástrico Roux-en-y (el 9% contra el 5%), mientras que las tarifas a largo plazo de la reoperación eran más bajas después de puente gástrico Roux-en-y (el 16% contra el 24%). Puente gástrico favorecido satisfacción paciente Roux-en-y (P=.006) .CONCLUSION: Los resultados de la pérdida de peso fuertemente favorecieron a Roux-en-y puente gástrico sobre bandas gástricas ajustables laparoscopic. Los pacientes tratados con las bandas gástricas ajustables laparoscopic tenían morbosidad a corto plazo más baja que ésos tratadas con puente gástrico Roux-en-y, pero las tarifas de la reoperación eran más altas entre los pacientes que recibieron las bandas gástricas ajustables laparoscopic. Puente gástrico debe seguir siendo el procedimiento bariatric primario usado para tratar obesidad en los Estados Unidos.

MED de la J. El 2008 de oct; 121(10): 885-93

Los efectos de la cirugía de la obesidad sobre metabolismo del hueso: qué cirujanos ortopédicos necesitan saber.

La obesidad mórbida afecta a aproximadamente 9 millones de americanos. La obesidad se asocia a un riesgo reducido de osteoporosis, mientras que la pérdida de peso disminuye densidad del hueso. La cirugía de la obesidad tiene efectos profundos sobre el hueso, que se describen bien en la literatura gastrointestinal; con todo, no hay virtualmente informes en la literatura ortopédica. El procedimiento Roux-en-y es la operación bariatric principal realizada en los Estados Unidos. En esta cirugía, los sitios primarios para la absorción del calcio se puentean. Los pacientes hacen calcio y vitamina D-deficientes, y el cuerpo después para arriba-regula la hormona paratiroides, causando la producción creciente de la vitamina D y de resorción creciente del calcio del hueso. Las bandas gástricas utilizan una banda restrictiva y no se han mostrado para producir la misma pérdida del hueso que el procedimiento Roux-en-y, ni ha habido pruebas del hyperparathyroidism secundario. Es importante que los ortopedistas sean consciente de los tipos de cirugía de la obesidad y de sus secuelas en el hueso, pues éste puede afectar la densidad del hueso, riesgo de la fractura, y fractura la cura.

J Orthop (Belle Mead NJ). El 2009 de febrero; 38(2): 77-9

Hueso y cirugía gástrica de puente: efectos del calcio y de la vitamina dietéticos D.

OBJETIVO: Para examinar la masa y el metabolismo del hueso en las mujeres que habían experimentado previamente puente gástrico Roux-en-y (RYGB) y determinar el efecto de la suplementación con el calcio (Ca) y la vitamina D. RESEARCH METHODS Y PROCEDIMIENTOS: La densidad mineral del hueso y el contenido mineral del hueso (BMC) fueron examinados en 44 mujeres de RYGB (> o = 3 años de posts-cirugía; pérdida de peso del 31%; BMI, 34 kg/m (2)) y comparado con edad y las mujeres peso-hechas juego del control (CNT) (n = 65). En un análisis separado, complementaron a 1,2 totales g Ca/d y a la vitamina D/d de 8 microg durante 6 meses y fueron comparadas a las mujeres de RYGB que presentaron con la masa baja del hueso (n = 13) con un grupo no aumentado de CNT (n = 13). La masa del hueso y la hormona paratiroides del volumen de ventas y del suero (PTH) y 25 el hydroxyvitamin D fueron medidos. RESULTADOS: La masa del hueso no diferenció entre las mujeres premenopausal de RYGB y de CNT (42 +/- 5 años), mientras que las mujeres posmenopáusicas de RYGB (55 +/- 7 años) tenían densidad mineral de un hueso más alto y BMC en la espina dorsal lumbar y BMC más bajo en el cuello femoral. Antes y después de la suplementación dietética, la masa del hueso era similar, y el suero PTH y los marcadores de la resorción del hueso eran más altos (p < 0,001) en RYGB comparado con las mujeres de CNT y no cambiaron perceptiblemente después de la suplementación. DISCUSIÓN: Las mujeres posmenopáusicas de RYGB muestran pruebas del hyperparathyroidism secundario, de la resorción elevada del hueso, y de los modelos de la pérdida del hueso (cuello femoral reducido y una espina dorsal lumbar más alta) similares a otros temas con hyperparathyroidism. Aunque un aumento modesto en Ca o la vitamina D no suprima PTH o la resorción del hueso, es posible que la mayor suplementación dietética puede ser beneficiosa.

Obes Res. El 2004 de enero; 12(1): 40-7

La comprensión actual de la osteoporosis se asoció a enfermedad del higado.

La osteoporosis es una complicación común de muchos tipos de enfermedad del higado. La investigación en la patogenesia de la osteoporosis ha revelado que los mecanismos de la pérdida del hueso diferencian entre diversos tipos de enfermedad del higado. Este comentario resume nuestra comprensión actual de la osteoporosis asociada a enfermedad del higado y los nuevos avances que se han hecho en este campo. Los diversos mecanismos por los cuales la enfermedad del higado cholestatic y parenquimal puede llevar a la masa reducida del hueso, al predominio del osteopenia y de la osteoporosis en pacientes con temprano y a la enfermedad del higado avanzada, y la influencia de fracturas osteoporotic en supervivencia paciente se discuten junto con los avances en nuestra comprensión de los caminos moleculares asociados a pérdida del hueso. El papel del sistema y del de la molécula del hígado, fibronectin oncofetal, una proteína de CSF1-RANKL que se ha visto tradicionalmente mientras que una proteína extracelular de la matriz también se discute. El impacto potencial que estos avances pueden tener para el tratamiento de la osteoporosis asociado a enfermedad del higado también se revisa.

Nat Rev Gastroenterol Hepatol. El 2009 de nov; 6(11): 660-70

Suplementación oral diaria del hydroxycholecalciferol 25 para la deficiencia de la vitamina D en pacientes de hemodialisis: efectos sobre los marcadores minerales del metabolismo y del hueso.

FONDO: La deficiencia de la vitamina D se observa con frecuencia en pacientes de la enfermedad renal de la fase final (ESRD); sin embargo, los efectos de la suplementación de la vitamina D se han divulgado raramente. Apuntamos evaluar los efectos del diario 25 (OH) D (3) suplementación en metabolismo mineral, marcadores del hueso y blancos preliminares de la calidad de los resultados de la enfermedad de riñón (KDOQI) en los pacientes de la hemodialisis (HD) por un período de 6 meses. MÉTODOS: Incluyeron a los pacientes de HD en este estudio si su nivel del suero 25 (OH) D era Mmol/L. <75. 25 orales (OH) D (3) fue administrado diariamente en el microg 10-30/el día basados en la severidad de la deficiencia. Las características de los pacientes fueron comparadas de la línea de fondo a 6 meses en base de su respuesta a 25 (OH) D (3) la administración y los pacientes fueron divididos en tres grupos. Colocaron a los pacientes que mostraron que la respuesta parcial [suero 25 (OH) D <75 nmol/L] fue puesta en el grupo 1, los que mostraron la respuesta normal [suero 25 (OH) D que se extiende a partir del 75 a 150 nmol/L] fue colocada en el grupo 2 y los que mostraron la respuesta excesiva [suero 25 (OH) D >150 nmol/L] en RESULTADOS del grupo 3.: De los 253 pacientes de HD, 225 (el 89%) mostraron la escasez o la deficiencia, 172 de la vitamina D fueron incluidos en el estudio y 149 pacientes terminaron el estudio. Después de 6 meses del tratamiento [medio 25 diarios (OH) D (3): 16 +/- 5 microg/días], el nivel del suero 25 (OH) D aumentaron (30 +/- 19 a 126 +/- 46 nmol/L, P < 0,001), con el 13% de pacientes en el grupo 1, el 57% en el grupo 2 y el 30% en el grupo 3. El nivel paratiroides intacto de la hormona del suero (iPTH) disminuido (235 +/- 186 a 189 +/- 137 pg/mL, P = 0,05), a menos que en la fosfatasa alcalina del hueso del grupo 1. (BALP) mostrara una tendencia a normalizar (23 +/- 16 a 18,3 +/- 11 microg/L, P < 0,05), llevando a una disminución de la administración del alfacalcidol a partir de la 66% hasta el 43% (P < 0,05), excepto en el grupo 1. Las blancos de KDOQI alcanzadas aumentaron perceptiblemente para el calcio del suero (el 76% al 85%) y los niveles del fosfato (el 66% al 77%) en todos los pacientes. El nivel de la albúmina de suero aumentó de todo el P de los grupos (34,6 +/- 4 a de 36,8 +/- 4 g/l, < 0,05), sin ninguna mejora significativa en la tarifa catabólica de la proteína normalizada (nPCR) o las proteínas C-reactivas (CRP). CONCLUSIÓN: Con una dosis diaria extendiéndose a partir del 10 al microg 30, 25 orales diarios (OH) D (3) la suplementación corrige la mayoría de las deficiencias o de las escaseces de la vitamina D en pacientes de HD, sin ninguna toxicidad evidente. Los efectos principales observaron la corrección incluida del volumen de ventas excesivo del hueso, a pesar de la menos administración del alfacalcidol, el aumento en nivel de la albúmina de suero y el aumento en el porcentaje de pacientes con los niveles del calcio y del fósforo del suero dentro de la recomendación de las instrucciones de KDOQI.

Trasplante del dial de Nephrol. El 2008 de nov; 23(11): 3670-6

Pruebas de la alfa-hidroxilación persistente de la vitamina D 1 en pacientes de hemodialisis: evolución del dihydroxycholecalciferol 1,25 del suero después de 6 meses del tratamiento del hydroxycholecalciferol 25.

FONDO: Piensan a los pacientes de la enfermedad renal de la fase final (ESRD) para haber empeorado 1 capacidad de la alfa-hidroxilasa, pero una fuente del extrarenal de 1,25 (OH) (2) D se ha reconocido. OBJETIVO: El objetivo de este estudio era evaluar la evolución del suero 1,25 (OH) (2) D en pacientes de la hemodialisis (HD) con deficiencia de la vitamina D después de 6 meses de 25 (OH) D (3) suplementación, e identificar los factores se asoció a 1,25 persistente (OH) (2) producción de D. MÉTODOS: Los pacientes de HD en un HD se centran con deficiencia de la vitamina D (es decir 25 (OH) D <75 nmol/l) quién no recibían cualesquiera derivados o calcimimetics de la vitamina D fueron estudiados. Excluyeron a los pacientes que habían experimentado previamente parathyroidectomy o la nefrectomía o ésas con hypercalcemia o hiperfosfatemia incontrolado de este estudio. Administraron a los pacientes una dosis del microg 10-30/del día de 25 orales (OH) D (3) basado en la severidad de su deficiencia. Los niveles del suero de 25 (OH) 1,25 (OH) (2) de D evolución de D y después de 6 meses fueron registrados. Definieron a los respondedores como pacientes con un aumento en el suero 1,25 (OH) (2) niveles de D mayores que el valor mediano. Los cambios en parámetros minerales del metabolismo fueron comparados con ésos en los no respondedores. RESULTADOS: De los 253 pacientes, 225 (el 89%) eran vitamina D-deficiente, y 43 cumplieron los criterios de la inclusión. Los pacientes eran 72,6 +/- 10 años y habían estado en la diálisis por 71 +/- 70 meses; los 39% de los pacientes eran femeninos y los 45% eran diabéticos. De línea de fondo a 6 meses del tratamiento, los niveles del suero 25 (OH) D aumentaron a partir de 27,8 +/- 18 a 118 +/- 34 nmol/l (p < 0,001) y del suero 1,25 (OH) (2) niveles de D crecientes a partir de 7,7 +/- 5 a 30,5 +/- 15 pmol/l (p < 0,001) con un aumento mediano de 20 pmol/l. El nivel malo del calcio del suero creciente a partir de 2,19 +/- 0,1 a 2,25 +/- 0,1 mmol/l (p = 0,009), el nivel paratiroides intacto de la hormona (iPTH) disminuyó a partir de 144 +/- 108 a 108 +/- 63 pg/ml (p = 0,05), y seguía habiendo el nivel de la fosfatasa alcalina del hueso (BALP) sin cambiar. El nivel del fosfato del suero aumentó levemente a partir de 1,22 +/- 0,3 a 1,34 +/- 0,2 mmol/l (p = 0,04) con hypophosphatemia reducido. Comparado con los respondedores (n = 24), la mayor parte de los no respondedores (n = 19) eran diabéticos (63 contra el 29%, p = 0,02) y tenían un pequeño aumento de su nivel del suero de 25 (OH) D. El nivel del suero de FGF-23 no era significativo. Una correlación positiva fue observada entre el suero 1,25 (OH) (2) D y los niveles del suero 25 (OH) D después de 6 meses de 25 (OH) D (3) tratamiento (p = 0,02). CONCLUSIÓN: Las instrucciones de la mejora de calidad de los resultados de la enfermedad de riñón (KDOQI) no recomiendan el comprobar y tratando deficiencia de la vitamina D en la enfermedad de riñón crónica (CKD) efectúe a 5 pacientes debido a la falta supuesta de 1,25 (OH) (2) producciones de D. Estos datos confirman la producción renal o adicional-renal persistente de 1,25 (OH) (2) D en pacientes de HD después de 6 meses de 25 (OH) D (3) la administración. La diabetes es el factor principal asociado a empeorado 1,25 (OH) (2) producción de D. la administración de 25 (OH) D (3) corrige deficiencia de la vitamina D con pocos efectos sobre metabolismo y la estabilidad minerales de los marcadores del volumen de ventas del hueso.

Nephron Clin Pract. 2008; 110(1): c58-65

Enfermedad del higado en más viejas mujeres.

Los clínicos están viendo el número cada vez mayor de pacientes con la enfermedad del higado crónica (CLD). El predominio de enfermedades tales como enfermedad del higado grasa sin alcohol está aumentando dramáticamente, nuestra población está envejeciendo y la gente con el CLD está sobreviviendo en edad avanzada. Las muestras y los síntomas del CLD en el más viejo paciente son a menudo sutiles y no específico y un alto índice de la sospecha se requiere para investigar. Varias enfermedades, que son predominan en mujeres, tienden a presentar en centro a una más vieja edad. La menopausia puede hacer el hígado más susceptible a la progresión y aunque el reemplazo de la hormona aparezca seguro en el CLD pero a ella de la enfermedad no se recomienda para la protección del hígado. La osteoporosis es común en el CLD pero las pruebas robustas están careciendo en la prevención de la fractura. Se requiere la vigilancia al interpretar investigaciones como allí no es ningún cambio edad-asociado en la prueba de función hepática clínica. Las estrategias de gestión son similares con independencia de edad o de género, pero las pruebas están careciendo específico a más viejas poblaciones.

Maturitas. El 2010 de marcha; 65(3): 210-4

Una nueva ecuación para estimar índice de filtrado glomerular.

FONDO: Las ecuaciones para estimar el índice de filtrado glomerular (GFR) se utilizan rutinario para evaluar la función del riñón. Las ecuaciones actuales han limitado la precisión y subestiman sistemáticamente GFR medido en valores más altos. OBJETIVO: Para desarrollar una nueva ecuación de cálculo para GFR: la colaboración crónica de la epidemiología de la enfermedad de riñón (CKD-EPI) equation.DESIGN: Análisis seccionado transversalmente con conjuntos de datos reunidos separados para el desarrollo y la validación de la ecuación y una muestra representativa de la población de los E.E.U.U. para las estimaciones del predominio. DETERMINACIÓN: Estudios y poblaciones clínicas (“estudios ") de la investigación con GFR y NHANES medidos (encuesta sobre nacional el examen de la salud y de la nutrición), 1999 a 2006. PARTICIPANTES: 8254 participantes en 10 estudios (conjunto de datos del desarrollo de la ecuación) y 3896 participantes en 16 estudios (conjunto de datos de la validación). Las estimaciones del predominio fueron basadas en 16.032 participantes en NHANES. MEDIDAS: GFR, medido como la liquidación de los marcadores exógenos de la filtración (iothalamate en el conjunto de datos del desarrollo; iothalamate y otros marcadores en el conjunto de datos de la validación), y regresión linear para estimar el logaritmo de GFR medido de niveles, del sexo, de la raza, y de la edad estandardizados de la creatinina. RESULTADOS: En el conjunto de datos de la validación, la ecuación de CKD-EPI se realizó mejor que la modificación de la dieta en la ecuación del estudio de la enfermedad renal, especialmente en un GFR más alto (P < 0,001 para todas las comparaciones subsiguientes), con menos prejuicio (diferencia mediana entre GFR medido y estimado, 2,5 contra 5,5 mL/min por 1,73 m (2)), la precisión mejorada (gama intercuartil [IQR] de las diferencias, 16,6 contra 18,3 mL/min por 1,73 m (2)), y la mayor exactitud (porcentaje de GFR estimado dentro del 30% de GFR medido, 84,1% contra 80,6%). En NHANES, el punto medio estimaba que GFR era 94,5 mL/min por 1,73 m (2) (IQR, 79,7 a 108,1) contra 85,0 (IQR, 72,9 a 98,5) mL/min por 1,73 m (2), y el predominio de la enfermedad de riñón crónica era 11,5% (ci del 95%, 10,6% a 12,4%) contra 13,1% (ci, 12,1% a 14,0%). LIMITACIÓN: La muestra contuvo un número limitado de personas mayores y de minorías raciales y étnicas con GFR.CONCLUSION medido: La ecuación de la creatinina de CKD-EPI es más exacta que la modificación de la dieta en la ecuación del estudio de la enfermedad renal y podría substituirla para el uso clínico rutinario.

Ann Intern Med. 5 de mayo 2009; 150(9): 604-12

Enfermedad del higado crónica en un envejecimiento de la población.

El predominio de la enfermedad del higado crónica está aumentando de la población mayor. Con una presentación sobre todo asintomática o no específica, estas enfermedades pueden ir fácilmente undiagnosed. Las pruebas de función hepática anormales de la causa desconocida son una razón común de la remisión al cuidado secundario. La investigación de la más vieja persona con la función hepática anormal es importante; incluso con anormalidades suaves, la misma vigilancia se debe aplicar a una más vieja persona como en una persona joven. La biopsia del hígado es segura pero pasada por alto a menudo en esta categoría de edad y puede proporcionar la información útil para diagnosticar, para dirigir terapia y para pronosticar. Las opciones del tratamiento son similares para todos los grupos de la misma edad, con algunas diferencias sutiles, aunque otras pruebas se requieran con frecuencia para la más vieja población. La morbosidad y la mortalidad edad-ajustada son a menudo más severas en una más vieja gente, y por lo tanto el diagnóstico precoz y la intervención es importantes. Se presentan aquí las enfermedades del higado crónicas mas comunes que los geriatras son probables encontrar en clínico practican. Su epidemiología, características clínicas, investigación, tratamiento y mortalidad se describen con una atención especial en la población mayor.

Envejecimiento de la edad. El 2009 de enero; 38(1): 11-8

Deshuese la densidad y los desordenes minerales del metabolismo mineral en enfermedad del higado crónica.

AIM: Para estimar el predominio e identificar los factores de riesgo para la enfermedad metabólica del hueso en pacientes con cirrosis. MÉTODOS: El estudio fue realizado en 72 pacientes indios con la cirrosis (63 varón, hembra nueve; envejecido < 50 años). La etiología de la cirrosis era alcoholismo (n = 37), la hepatitis B (n = 25) y la hepatitis C (n = 10). Veintitrés pacientes pertenecieron a la clase A del niño, mientras que 39 estaban en la clase B y 10 en las causas de C. Secondary de la clase para la enfermedad y la osteoporosis metabólicas del hueso fueron eliminados. La exposición de luz del sol, la actividad física y los componentes dietéticos eran calculados. Termine los perfiles metabólicos fueron derivados, y la densidad mineral del hueso (BMD) fue medida usando el rayo dual de la energía X absorptiometry. El BMD bajo fue definido como cuenta de Z debajo de -2. RESULTADOS: El BMD bajo fue encontrado en el 68% de pacientes. La espina dorsal lumbar era sitio lo más frecuentemente y seriamente afectado. Los factores de riesgo para el BMD bajo incluyeron la actividad física baja, exposición de luz del sol disminuida, y bajo inclinan Massachusetts del cuerpo. La toma del calcio era adecuada, con calcio desfavorable: ratio y calcio de la proteína: ratio del fósforo. La deficiencia de la vitamina D era altamente frecuente (el 92%). Había una alta incidencia del hipogonadismo (el 41%). El nivel del estradiol del suero fue elevado perceptiblemente en pacientes con el BMD normal. Insulina-como el factor de crecimiento (IGF) 1 y los niveles obligatorios de la proteína 3 de IGF estaban debajo de la gama normal relativa a la edad en ambos grupos. IGF-1 era perceptiblemente más bajo en pacientes con el BMD bajo. El nivel del osteocalcin del suero era bajo (el 68%) y el deoxypyridinoline urinario al ratio de la creatinina era alto (el 79%), que demostró la formación baja del hueso con la alta resorción. CONCLUSIÓN: Los pacientes con cirrosis tienen BMD bajo. Los factores contributarios son actividad física reducida, bajo masa magra del cuerpo, deficiencia de la vitamina D e hipogonadismo y nivel bajo IGF-1.

Mundo J Gastroenterol. 28 de julio 2009; 15(28): 3516-22

Panacea de DA de la vitamina en nefrología y más allá.

La vitamina D y sus análogos activos desempeñan un papel esencial en mantener el homeostasis del calcio y del fosfato. La deficiencia de la vitamina D puede ser una consecuencia de la fuente dietética escasa, absorción intestinal empeorada, exposición escasa de la piel a la radiación ultravioleta, o hígado y insuficiencia renal. Las consecuencias de los desordenes minerales del metabolismo y particularmente agotamiento de la vitamina D son osteoporosis, enfermedades cardiovasculares crecientes, debilitación del sistema inmune y morbosidad y mortalidad crecientes en pacientes con la etapa del extremo de la enfermedad renal. Estas anormalidades son comunes en pacientes con enfermedad de riñón crónica. Los estudios clínicos recientes han mostrado esa suplementación de la vitamina D en pacientes con su deficiencia, contribuyen a la frecuencia disminuida de los desordenes del hueso, los incidentes, más poco arriesgados cardiovasculares de varias malignidades y a la mejora de la respuesta del sistema inmune sin importar la función renal.

Pol Merkur Lekarski. El 2009 de nov; 27(161): 437-41

Desorden crónico del enfermedad-mineral-hueso del riñón: un nuevo paradigma.

Los disturbios en metabolismo del mineral y del hueso son frecuentes en la enfermedad de riñón crónica (CKD) y una causa importante de la morbosidad, de la calidad de vida disminuida, y de la calcificación extraskeletal que se han asociado a mortalidad cardiovascular creciente. Estos disturbios se han llamado osteodistrofia renal y se han clasificado tradicionalmente en base de biopsia del hueso. Enfermedad de riñón: La mejora de los resultados globales (KDIGO) patrocinó recientemente una conferencia de las controversias para evaluar esta definición. Las recomendaciones eran que (1) la osteodistrofia renal del término esté utilizada exclusivamente para definir alteraciones en la morfología del hueso asociada a la CKD y (2) el término CKD-mineral y el desorden del hueso (CKD-MBD) estén utilizados para describir el síndrome clínico más amplio que se convierte como desorden sistémico del metabolismo del mineral y del hueso como resultado de la CKD. CKD-MBD es manifestado por una anormalidad de o una combinación del siguiente: laboratorio-anormalidades del calcio, del fósforo, de PTH, o del metabolismo de la vitamina D; hueso-cambios en volumen de ventas del hueso, la mineralización, el volumen, el crecimiento linear, o la fuerza; y calcificación calcificación-vascular u otra de tejido blando. La patogenesia y las manifestaciones clínicas de estos componentes de CKD-MBD se describen detalladamente en esta aplicación avances en enfermedad de riñón crónica.

Riñón crónico SID de los Adv. El 2007 de enero; 14(1): 3-12

Los aumentos relativos a la edad en hormona paratiroides pueden ser antecedentes a la osteoporosis y a la demencia.

FONDO: Los estudios numerosos han divulgado que los niveles paratiroides crecientes edad-inducidos del plasma de la hormona están asociados a la disminución y a la demencia cognoscitivas. Poco se sabe sobre la correlación que puede existir entre la velocidad de proceso, la cognición y la densidad neurológicas del hueso en casos de hyperparathyroidism. Así, decidíamos determinar si los niveles de hormona paratiroides correlacionan a la velocidad de proceso y/o a la densidad del hueso. MÉTODOS: Los temas reclutados que cumplieron los criterios de la inclusión (n = 92, de edad comparable, envejecen 18-90 años, medios = 58,85, SD = 15,47) fueron evaluados para los niveles de hormona paratiroides del plasma y estos niveles fueron correlacionados estadístico con los potenciales evento-relacionados P300. Compararon a los grupos para la edad, la densidad del hueso y el estado latente P300. las pruebas Uno-atadas fueron utilizadas para comprobar la significación estadística de las correlaciones. Categorizaron y eran analizados a los grupos de estudio para las diferencias de los niveles de hormona paratiroides: niveles de hormona paratiroides <30 (n = 30, medio = 22,7 +/- 5,6 SD) y niveles >30 de PTH (n = 62, medio = 62,4 +/- 28,3 SD, <or= 02 de p). RESULTADOS: Los pacientes con los niveles de hormona paratiroides <30 mostraron estadístico perceptiblemente menos estado latente P300 (P300 = SE 332,7 +/- 4,8) en relación con ésos con los niveles de hormona paratiroides >30, que demostraron el mayor estado latente P300 (P300 = SE 345,7 +/- 3,6, p = .02). Encontraron a los participantes con los valores paratiroides <30 de la hormona (n = 26) para tener estadístico densidad perceptiblemente más alta del hueso (M = -1,25 +/- .31 SE) que ésos con los valores paratiroides >30 de la hormona (n = 48, M = -1,85 +/- .19 SE, p = .04). CONCLUSIÓN: Nuestros hallazgos del bajan estadístico densidad del hueso y P300 prolongado en pacientes con los altos niveles de hormona paratiroides puede sugerir que los niveles de hormona paratiroides crecientes juntados con el estado latente prolongado P300 pueden sentir bien a marcadores biológicos supuestos de la demencia y de la osteoporosis y autorizar la investigación intensiva.

BMC Endocr Disord. 13 de octubre 2009; 9:21