Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista agosto de 2011
Extractos

Salud del hueso

El osteoblast: un homeostasis de la glucosa de la célula de blanco de la insulina que controla.

Los últimos cinco años han atestiguado la aparición y el descubrimiento de las funciones inesperadas jugadas por el esqueleto en fisiología del entero-organismo. Entre estas tareas nuevamente descritas es el papel del hueso en el control del metabolismo energético, que se alcanza con la secreción del osteocalcin, una secreción de regulación osteoblasts-derivada de la insulina de la hormona, sensibilidad de la insulina, y gastos energéticos. Estos hallazgos iniciales plantearon varias preguntas fundamentales sobre la naturaleza de la acción de la insulina en hueso. Los descubrimientos hechos independientemente por nuestros dos grupos han proporcionado respuestas recientemente a algunas de estas preguntas. Con el análisis de los ratones que carecían el receptor de la insulina (InsR) solamente en osteoblasts, encontramos esa señalización de la insulina en homeostasis de la glucosa del entero-cuerpo de estos favores de las células. Importantemente, esta función de la señalización de la insulina en osteoblasts fue alcanzada con la regulación negativa de la carboxilación y de la biodisponibilidad del osteocalcin. Nuestros estudios también establecieron que la señalización de la insulina en osteoblasts era un regulador positivo no sólo de la adquisición postnatal del hueso pero también de la resorción del hueso. Interesante, aparece que la señalización de la insulina en osteoblasts indujo la activación del osteocalcin por actividad osteoclasta estimulante. De hecho, el pH bajo generado durante la resorción del hueso es los suficientes medios de decarboxilar osteocalcin. Nuestros hallazgos establecen que el osteoblast es una blanco importante usada por la insulina para controlar homeostasis de la glucosa del entero-cuerpo y para identificar la resorción del hueso como la activación de regulación del osteocalcin del mecanismo.

Minero Res del hueso de J. El 2011 de abril; 26(4): 677-80

Fisiología integrante: papeles metabólica nueva definida del osteocalcin.

El modelo que prevalece de la osteología es que los huesos experimentan constantemente un proceso de remodelado, y que la diferenciación y las funciones de osteoblasts son reguladas parcialmente por el leptin con diversos caminos hipotalámicos centrales. El hallazgo que deshuesa el remodelado es regulado por efectos endocrinal posibles sugeridos leptin de huesos sobre metabolismo energético. Recientemente, una relación recíproca entre los huesos y el metabolismo energético eran resueltos por el que el leptin influencie funciones del osteoblast y, a su vez, el osteocalcin osteoblast-derivado de la proteína influencie metabolismo energético. Los efectos metabólicos de huesos son causados por el lanzamiento del osteocalcin en la circulación en una forma uncarboxylated debido a la gamma-carboxilación incompleta. A este respecto, el gen que codifica la fosfatasa osteotesticular de la tirosina de la proteína es especialmente particularmente interesante porque puede regular la gamma-carboxilación del osteocalcin. El papeles metabólica nueva del osteocalcin se han identificado, incluyendo la secreción creciente de la insulina y la sensibilidad, aumentó gastos energéticos, la reducción total gorda, y el aumento mitocondrial del proliferación y funcional. Hasta la fecha, solamente una correlación positiva entre el osteocalcin y el metabolismo energético en seres humanos se ha detectado, saliendo de efectos causales sin resolver. Temas de investigación más futuros incluyen: identificación del receptor del osteocalcin; la naturaleza de la regulación del osteocalcin en otros caminos que regulan metabolismo; interferencia entre la nutrición, el osteocalcin, y el metabolismo energético; y usos potenciales en el tratamiento de enfermedades metabólicas.

Coreano Med Sci de J. El 2010 de julio; 25(7): 985-91

Hueso: de un depósito de minerales a un regulador del metabolismo energético.

Además de la locomoción, de la protección del órgano, y del homeostasis del calcio-fósforo, las tres funciones clásicas del esqueleto, hueso que remodela metabolismo energético de las influencias con el osteocalcin uncarboxylated, una hormona recientemente descubierta secretada por los osteoblasts. Este comentario remonta cómo el metabolismo energético afecta a osteoblasts con el control central del leptin de participación total del hueso, de las neuronas serotoninérgicas, del hipotálamo, y del sistema nervioso comprensivo. Después, el papel del osteocalcin (secreción de la insulina, sensibilidad de la insulina, y proliferación de la β-célula del páncreas) en la regulación del metabolismo energético se describe. Entonces, las conexiones entre la señalización de la insulina en osteoblasts y el lanzamiento del osteocalcin uncarboxylated durante la resorción osteoclasta del hueso con osteoprotegerin se divulgan. Finalmente, la comprensión de esta nueva endocrinología del hueso proveerá de algunas penetraciones en el hueso, el riñón, y el metabolismo energético en pacientes enfermedad de riñón crónica.

Riñón internacional Suppl. El 2011 de abril; (121): S14-9

Fisiología del hueso.

El hueso sirve tres funciones fisiológicas principales. Su naturaleza mecánica proporciona la ayuda para la locomoción y ofrece la protección a los órganos internos vulnerables, forma un depósito para el almacenamiento del calcio y del fosfato en el cuerpo, y proporciona un ambiente para la médula y para el desarrollo de células hematopoyéticas. La vista tradicional de un tejido pasivo que respondía a las influencias hormonales y dietéticas ha cambiado durante el último medio siglo a uno de un tejido adaptante dinámico que respondía a las demandas mecánicas. Este capítulo recolecta juntos algunos avances recientes en fisiología del hueso y biología celular molecular y discute el uso potencial de la adaptación funcional del hueso a la carga en el aumento de fuerza del hueso durante niñez y adolescencia.

Revelador de Endocr. 2009;16:32-48

La nueva enfermedad de riñón: mejorando las instrucciones globales de los resultados (KDIGO) - foco clínico experto en el hueso y la calcificación vascular.

El riñón crónico enfermedad-mineral y el desorden del hueso (CKD-MBD) define una tríada de anormalidades correlacionadas de la bioquímica del suero, del hueso y de la vasculatura asociada a la enfermedad de riñón crónica (CKD). La nueva enfermedad de riñón: mejorando instrucciones globales de los resultados (KDIGO) defina la calidad y la profundidad de las pruebas que apoyan la intervención terapéutica en CKD-MBD. También destacan donde las decisiones de la dirección pacientes carecen una base de la prueba evidente. La interpretación experta de las instrucciones, junto con la opinión informada, donde están débiles las pruebas, puede ayudar a desarrollar práctica clínica eficaz. El cuerpo de las pruebas que liga la salud y la función pobres del depósito (la capacidad del hueso del hueso de proteger el calcio y el fósforo) a la calcificación vascular y a resultados cardiovasculares está creciendo. Tratar enfermedad renal del hueso debe ser uno de los objetivos principales de la terapia para la CKD. La evaluación de los parámetros bioquímicos de CKD-MBD (sobre todo fósforo, calcio, hormona paratiroides y niveles de la vitamina D) ya desde la etapa 3 de la CKD, y una evaluación de la situación del hueso (por el mejor significa disponible), se deben utilizar para dirigir decisiones del tratamiento. Los efectos nocivos de la liquidación renal en relación con de la toma de alto grado de fósforo (estímulo incluyendo del hyperparathyroidism) preceden la hiperfosfatemia, que presenta tarde en la CKD. La reducción temprana de la carga del fósforo puede mejorar estos efectos nocivos. Evidencie que la carga del calcio puede influenciar la progresión de la calcificación vascular con efectos sobre mortalidad debe también ser considerada al elegir el tipo y la dosis de la carpeta de fosfato que se utilizará. Los riesgos, las ventajas, y la fuerza de las pruebas de las diversas opciones del tratamiento para las anormalidades de CKD-MBD se consideran.

Clin Nephrol. DEC 2010; 74(6): 423-32

Osteoporosis.

El hueso es un órgano complejo que contiene una matriz orgánica que sirva como andamio, incluya el mineral como calcio distribuido en un modelo que proporciona la estructura y sirva como depósito del ion para el cuerpo. En vida cambia dinámicamente en respuesta a cambios en actividad, masa del cuerpo, y el transporte de peso. Es importante definir a pacientes en riesgo de pérdida del hueso, puesto que la pérdida acrecentada del hueso que lleva a la osteoporosis en la más vieja población de ambos hombres y mujeres es inaceptable. Hay muchas diversas terapias incluyendo los biphosphonates que pueden disminuir la pérdida de hueso y disminuir riesgo de la fractura en los pacientes que han tenido ya sostenido una fractura. Más nuevas terapias tales como hormona paratiroides pueden mejorar el riesgo de la fractura aún más que biphosphonates durante un periodo de tiempo más corto.

MED de Clin Geriatr. El 2005 de agosto; 21(3): 603-29

Control del hueso que remodela por el sistema nervioso. Regulación del metabolismo de la glucosa por el esqueleto. - Punto de tangente con el sistema nervioso.

Se ha demostrado que el osteocalcin, molécula osteoblast-secretada, regula metabolismo energético con la actuación en las β-células y los adipocytes pancreáticos, mientras que se ha establecido que el leptin adipocyte-derivado de la hormona regula metabolismo del hueso a través de sistema nervioso central y de sistema nervioso comprensivo. Recientemente, se ha divulgado que el tono comprensivo en osteoblasts es un mediador de la regulación del leptin de la secreción de la insulina. Este la relación funcional entre el hueso y los órganos múltiples ilustra el papel fundamental del esqueleto en la regulación de nuestras funciones fisiológicas importantes incluyendo metabolismo energético.

Calcio de Clin. DEC 2010; 20(12): 1814-9

Regulación de energía por el esqueleto.

Los huesos del esqueleto son remodelados constantemente con la resorción del hueso por las células llamadas los osteoclasts y formación del hueso por las células llamadas los osteoblasts. Ambos tipos de la célula están bajo control de la multi-hormona. Los nuevos hallazgos de la investigación demuestran que la formación del hueso por los osteoblasts es regulada negativamente por el leptin de la hormona, que es secretado por los adipocytes y actúa a través del receptor del leptin en el sistema nervioso central y en última instancia a través del sistema nervioso comprensivo. La deficiencia del Leptin lleva a la actividad creciente del osteoblast y a Massachusetts creciente del hueso. Recíproco, la expresión especialmente del gen, exclusiva a los osteoblasts, regula homeostasis de la glucosa y adiposidad con controlar la secreción osteoblastic del hormona-como osteocalcin de la sustancia. Una forma undercarboxylated de osteocalcin actúa como regulador de la insulina en el páncreas y del adiponectin en el adipocyte para modular metabolismo energético. La deficiencia de Osteocalcin en ratones knockout lleva a la secreción disminuida de la insulina y del adiponectin, a la resistencia a la insulina, a niveles más altos de la glucosa del suero y a adiposidad creciente.

Rev. el 2008 de Nutr de abril; 66(4): 229-33

La señalización de la insulina en osteoblasts integra el hueso que remodela y metabolismo energético.

La expresión amplia del receptor de la insulina sugiere que el espectro de la función de la insulina no se haya descrito completamente. Un tipo de la célula que expresa este receptor es el osteoblast, una célula hueso-específica que favorece el metabolismo a través de una hormona, el osteocalcin de la glucosa, que se convierte en activo uncarboxylated una vez. Mostramos aquí que la señalización de la insulina en osteoblasts es necesaria para el homeostasis de la glucosa del entero-cuerpo porque aumenta actividad del osteocalcin. Para alcanzar esta señalización de la insulina de la función en osteoblasts se aprovecha de la regulación de la resorción osteoclastic del hueso ejercida por los osteoblasts. De hecho, puesto que la resorción del hueso ocurre en un pH bastante ácido para decarboxilar las proteínas, los osteoclasts determinan la situación de la carboxilación y la función del osteocalcin. Por consiguiente, la señalización cada vez mayor o de disminución de la insulina en osteoblasts promueve u obstaculiza metabolismo de la glucosa de una manera resorción-dependiente del hueso en ratones y seres humanos. Por lo tanto, en un lazo alimentación-delantero, las señales de la insulina en osteoblasts activan una hormona, el osteocalcin, que promueve metabolismo de la glucosa.

Célula. 23 de julio 2010; 142(2): 296-308

Las inyecciones intermitentes del osteocalcin mejoran metabolismo de la glucosa y previenen el tipo - diabetes 2 en ratones.

La forma uncarboxylated del osteocalcin secretado osteoblast-específico de la molécula es una hormona que favorece gastos energéticos de dirección y cada vez mayores de la glucosa. Como consecuencia, la ausencia de osteocalcin lleva a la intolerancia de la glucosa en ratones, mientras que los ratones genético modificados con un aumento en osteocalcin uncarboxylated se protegen contra el tipo - 2 diabetes y obesidad. Aquí, probamos en el ratón el potencial terapéutico de la administración intermitente del osteocalcin. Encontramos que las inyecciones diarias del osteocalcin en 3 o 30ng/g/day mejoraron perceptiblemente tolerancia de la glucosa y sensibilidad de la insulina en ratones alimentó una dieta normal. Esto era atribuible, en parte, a un aumento en masa de la β-célula y la secreción de la insulina. Cuando los ratones fueron alimentados una dieta de alto grado en grasas (HFD), las inyecciones diarias del osteocalcin restauraron parcialmente sensibilidad de la insulina y tolerancia de la glucosa. Por otra parte, los ratones trataron con las inyecciones intermitentes del osteocalcin exhibieron las mitocondrias adicionales en su músculo esquelético, habían aumentado gastos energéticos y fueron protegidos contra obesidad dieta-inducida. Finalmente, la esteatosis hepática inducida por el HFD fue rescatada totalmente en los ratones que recibían el diario del osteocalcin. Totales, estos resultados proporcionan pruebas que las inyecciones diarias del osteocalcin pueden mejorar la glucosa que dirige y prevenir el desarrollo del tipo - diabetes 2.

Hueso. 29 de abril 2011

Pruebas seccionadas transversalmente de un camino de la señalización del homeostasis del hueso al metabolismo de la glucosa.

Contexto: Los estudios preclínicos sugirieron la existencia de un hueso de conexión del camino de la señalización y de los metabolismos de la glucosa. Supuesto el leptin modula la bioactividad del osteocalcin, que a su vez estimula la secreción de la insulina y del adiponectin, y la proliferación de la β-célula. Objetivo: El objetivo de la investigación era estudiar las relaciones recíprocas del adiponectin, del leptin, del osteocalcin, de la resistencia a la insulina, y de la secreción de la insulina para verificar si tales relaciones son constantes con un metabolismo de conexión del homeostasis y de la glucosa del hueso del camino de la señalización. Diseño: Esto era un análisis seccionado transversalmente. Determinación: El estudio fue conducido con los voluntarios de la comunidad-vivienda que participaban en el estudio longitudinal de Baltimore del envejecimiento. Participantes: Doscientas ochenta mujeres y 300 hombres con datos completos sobre adiponectin de ayuno del plasma, leptin, y osteocalcin, prueba de tolerancia de glucosa oral (los valores de la glucosa y de la insulina del plasma disponibles en t = el minuto 0, 20, y 120), y las medidas antropométricas participaron en el estudio. Medidas principales del resultado: Los modelos de regresión linear fueron utilizados para probar asociaciones independientes del adiponectin, del osteocalcin, y del leptin con los índices de la resistencia a la insulina y de la secreción. La relación recíproca prevista entre diversos biomarkers fue verificada por el modelado estructural de la ecuación. Resultados: En modelos de regresión linear, el leptin fue asociado fuertemente a índices de la resistencia a la insulina y de la secreción. El adiponectin y el osteocalcin fueron asociados negativamente a resistencia a la insulina. El modelado estructural de la ecuación reveló una asociación inversa directa del leptin con osteocalcin; una asociación positiva directa del osteocalcin con adiponectin; y una relación inversa del osteocalcin con resistencia a la insulina y del adiponectin con resistencia a la insulina y la secreción, que es acumulativo constante con el modelo presumido. Conclusiones: Los metabolismos del hueso y de la glucosa están conectados probablemente con un camino complejo que implique leptin, osteocalcin, y adiponectin. La importancia clínica de tal camino para la patología del hueso en diabetes debe ser investigada más a fondo.

J Clin Endocrinol Metab. El 2011 de junio; 96(6): E884-90

Resistencia y obesidad del Leptin.

El predominio de la obesidad, y los costes humanos y económicos de la enfermedad, crea una necesidad de una mejor terapéutica y una mejor comprensión de los procesos fisiológicos que toma de la energía de la balanza y los gastos energéticos. El Leptin es la señal primaria de tiendas de la energía y ejerce efectos del voto negativo sobre toma de la energía. En obesidad común, el leptin pierde la capacidad de inhibir gastos energéticos de la toma y del aumento de la energía; esto se llama resistencia del leptin. Este comentario discute las pruebas en apoyo de resistencia del leptin en modelos y seres humanos del ratón y los mecanismos posibles de la resistencia del leptin.

Obesidad (Silver Spring). El 2006 de agosto; 14 Suppl 5:254S-258S

Leptin del plasma: asociaciones con los factores de riesgo metabólicos, inflamatorios y hemostáticos para la enfermedad cardiovascular.

FONDO Y AIM: El Leptin, una proteína adipocyte-derivada, la toma de comida de regulación y el metabolismo se ha implicado en el desarrollo de la enfermedad cardíaca coronaria. Hemos examinado la relación entre el leptin y los factores de riesgo vasculares incluyendo los factores de la resistencia a la insulina, metabólicos, inflamatorios y hemostáticos de riesgo. MÉTODOS Y RESULTADOS: El estudio fue realizado en 3.640 hombres no-diabéticos envejecidos 60-79 años extraídos de prácticas generales en 24 ciudades británicas y quién no estaban en warfarin. El Leptin fue correlacionado fuertemente positivamente con la circunferencia de la cintura (r=0.58; p<0.0001). Las concentraciones del Leptin disminuidas perceptiblemente con el aumento de actividad física y fueron bajadas en fumadores de cigarrillo y elevadas en hombres con enfermedad cardíaca coronaria preexistente y movimiento; la toma del alcohol no mostró ninguna asociación con la concentración del leptin. Después del ajuste para la circunferencia de la cintura y estos factores de la forma de vida, el leptin creciente fue asociado independientemente a aumentos significativos en resistencia a la insulina, triglicéridos, los marcadores inflamatorios (interleukin-6, proteína C-reactiva, fibrinógeno, viscosidad del plasma), el factor de coagulación VIII, el factor endotelial de von Willebrand de los marcadores, el activador plasminógeno de tejido, y niveles del D-dimero de la fibrina; y una disminución del HDL-colesterol. No se consideró ninguna asociación entre el leptin y la presión arterial, el colesterol total, la glucosa o el recuento celular blanco después de ajustar según circunferencia de la cintura. El ajuste adicional para la resistencia a la insulina suprimió las relaciones entre el leptin y los triglicéridos y HDL-colesterol, debilitados las asociaciones con los factores hemostáticos aunque siguieran siendo significativas, pero diferenció de menor importancia a las asociaciones con los marcadores inflamatorios.

Ateroesclerosis. El 2007 de abril; 191(2): 418-26

Niveles de circulación del leptin Elevated en la hipertensión arterial: relación al desbordamiento y a la extracción arteriovenosos del leptin.

El Leptin, una hormona del péptido producida principalmente en células gordas, aparece ser importante para la regulación del metabolismo, de la secreción de la insulina/de la sensibilidad y del peso corporal. Recientemente, los niveles elevados del leptin del plasma se han divulgado en pacientes con la hipertensión arterial. Porque un cambio en concentraciones de circulación del leptin en tales pacientes se podría causar por índices alterados de producción o de disposición, o ambos, el objetivo del actual estudio era identificar regiones de desbordamiento del leptin en la circulación sanguínea y de extracción del leptin. Estudiaron a los pacientes con la hipertensión arterial (n=12) y los controles normotensivos (n=20) durante la cateterización con el muestreo electivo de la sangre de diversas camas vasculares (arteria, y de las venas renales, hepáticas, ilíacas y cubitales). El leptin del plasma fue determinado por un radioinmunoanálisis. Los pacientes con la hipertensión habían elevado perceptiblemente niveles del leptin de circulación (12,8 ng/l, comparados con 4,1 ng/l en los controles; P<0.001), y éste eran también el caso cuando estaba ajustado según el índice de masa corporal (BMI) [0,435 y 0,167 ng/l por la unidad BMI (kg/m (2)) respectivamente; P<0.001]. El leptin de circulación fue relacionado directamente con la presión arterial arterial (r=0.38-0.62, P</=0.05-0.005) y la insulina immunoreactive (r=0.51, P<0.62), pero no con la actividad de renina de plasma. Un ratio renal significativo de la extracción para el leptin fue considerado en los pacientes hipertensos, pero éste no era perceptiblemente más bajo que ése en los controles (0,09 compararon con 0. 16; P=0.1). Los pacientes hipertensos tenían un ratio venoso/arterial hepático perceptiblemente más alto del leptin que los controles (1,02 compararon con 0,93; P<0.02), y este ratio fueron correlacionados directamente con el BMI (r=0.38, P=0.05) y la insulina immunoreactive (r=0.43, P<0.05). En ambos pacientes y controles hipertensos había un despilfarro significativo del leptin en la vena ilíaca, pero no en la vena cubital. En conclusión, la alta concentración de leptin de circulación en pacientes con la hipertensión arterial es causada probablemente por el lanzamiento creciente del leptin de tiendas abdominales (especialmente mesentérico y omental) y glúteas del tejido adiposo, y la extracción renal se reduce levemente. La cinética del Leptin en la hipertensión arterial requiere la posterior investigación.

Clin Sci (Lond). DEC 2000; 99(6): 527-34