Venta del cuidado de piel de Life Extension

Extractos

Life Extension revista abril de 2011
Extractos

Aumente el sueño

Los efectos de un hidrolizado tríptico de la leche bovina alphaS1-casein sobre respuestas hemodinámicas en ser humano sano se ofrecen voluntariamente haciendo frente a situaciones mentales y físicas sucesivas de la tensión.

FONDO: Los resultados preclínicos en ratas han demostrado anxiolítico-como efectos de un hidrolizado tríptico de los bóvidos alphaS1-casein. AIM DEL ESTUDIO: Investigamos los efectos supuestos de este hidrolizado tríptico sobre arteriales (del DBP) presiones sistólicas (SBP), diastólicas, los valores y las concentraciones del cortisol del plasma (cc) del ritmo cardíaco (hora) en los voluntarios sanos humanos que hacían frente a situaciones sucesivas de la tensión.

MÉTODOS: Asignaron los temas (de doble anonimato) aleatoriamente para injerir tres veces, 12 horas de separado, dos cápsulas que contenían el magnesio 200 del hidrolizado de alphaS1-casein (TS) o la leche descremada en polvo bovina como placebo (CS). La mañana del día de la prueba, una primera muestra de sangre para la medida de la línea de fondo del cc fue recogida antes de que los temas fueran sometidos a la prueba de Stroop (ST) y, después de un resto de 30 minutos, a una prueba Pressor fría (CPT). SBP, el DBP, y la hora fueron registrados continuamente para el minuto 5 antes del ST y durante cada situación de la tensión. Una segunda muestra de sangre fue tardada el minuto 15 después del final de la condición de CPT. RESULTADOS: El ST y el ST + las situaciones de prueba combinadas CPT aumentaron SBP, el DBP y la HORA. Las interacciones significativas del DBP del “tratamiento x SBP” y “del tratamiento x” indicaron los cambios de porcentaje más bajos en SBP y el DBP de los TS. Además, los resultados mostraron una disminución significativa del cc en los TS pero no en el CS en las pruebas de tensión combinada del ST + de CPT. La hora seguía siendo estable en TS entre el periodo de descanso inicial y el CPT desemejantes qué sucedió en CS. CONCLUSIÓN: En base de cambios de la presión arterial y del cortisol, estos resultados sugieren un perfil antiesfuerzo de este hidrolizado de alphaS1-casein en temas humanos.

EUR J Nutr. El 2005 de marcha; 44(2): 128-32.

Impacto de la deuda del sueño en la función metabólica y endocrina.

FONDO: La deuda crónica del sueño está llegando a ser cada vez más común y afecta a millones de gente en países más-desarrollados. La deuda del sueño se cree actualmente para no tener ningún efecto nocivo sobre salud. Investigamos el efecto de la deuda del sueño sobre funciones metabólicas y endocrinas. MÉTODOS: Evaluamos el metabolismo de carbohidrato, función thyrotropic, actividad del eje hypothalamo-pituitario-suprarrenal, y el equilibrio sympathovagal en 11 hombres jovenes después del tiempo en cama había sido restringido a 4 h por la noche por 6 noches. Comparamos la condición de la sueño-deuda con las medidas tomadas en el final de un período de la sueño-recuperación en que no prohibieron los participantes 12 h en cama por la noche por 6 noches. HALLAZGOS: La tolerancia de la glucosa era más baja en la condición de la sueño-deuda que en la condición completamente descansada (p<0.02), al igual que las concentraciones de la tirotropina (p<0.01). Las concentraciones del cortisol de la tarde fueron aumentadas (p=0.0001) y la actividad del sistema nervioso comprensivo fue aumentada de la condición de la sueño-deuda (p<0.02). INTERPRETACIÓN: La deuda del sueño tiene un impacto dañino en metabolismo de carbohidrato y la función de la endocrina. Los efectos son similares a ésos considerados en el envejecimiento normal y, por lo tanto, la deuda del sueño puede aumentar la severidad de trastornos crónicos relativos a la edad.

Lanceta. 23 de octubre 1999; 354(9188): 1435-9

La morbosidad del insomnio sencilla por desordenes psiquiátricos.

La morbosidad de los problemas del sueño ha estado bien documentada; sin embargo, se asocian a y son con frecuencia sintomáticos de varios desordenes psiquiátricos. Es confuso cuánto de la morbosidad se pueden explicar por los desordenes de abuso psiquiátrico y de sustancia asociados y los problemas médicos, y cuánto por los problemas del sueño por sí mismo. Los problemas del sueño pueden también ser una muestra temprana de un problema psiquiátrico. Este papel divulga datos de una encuesta sobre epidemiológica la comunidad sobre de 10.000 adultos que viven en tres comunidades de los E.E.U.U. Una evaluación de diagnóstico estructurada de desordenes psiquiátricos así como la evaluación de la presencia de insomnio no debido a las dolencias, medicación, abuso de la droga o de alcohol, y una continuación de un año fueron terminadas. Personas con insomnio en el último año sin cualquier desordenes psiquiátricos nunca (insomnio sencillo); con un desorden psiquiátrico en el último año (insomnio complicado); y con ni insomnio ni desordenes psiquiátricos fueron comparados nunca en la utilización del tratamiento y el primer inicio de un desorden psiquiátrico en el año subsiguiente. El ocho por ciento de ésos con sencillo con respecto a 14,9% con insomnio complicado y a 2,5% con ningunos había buscado el tratamiento del sector médico general para los problemas emocionales en los 6 meses antes de la entrevista. Los índices de tratamiento buscados del sector psiquiátrico de la especialidad eran 3,8%, 9,4%, y 1,2%, respectivamente. Estas diferencias eran significativas después de controlar para las características sociodemográficas y fueron sostenidas cuando las personas fueron entrevistadas con 1 año más tarde. El insomnio sencillo también fue asociado a un aumento en el riesgo para el primer inicio de la depresión, del trastorno de pánico, y del abuso de alcohol importantes durante el año siguiente. El insomnio, incluso en ausencia de desordenes psiquiátricos, se asocia a uso creciente del tratamiento general de la salud médica y mental para los problemas emocionales y para el primer inicio subsiguiente en el año siguiente de algunos desordenes psiquiátricos. El diagnóstico precoz y el tratamiento del insomnio sencillo pueden ser útiles.

Gen Hosp Psychiatry. El 1997 de julio; 19(4): 245-50

La pérdida de sueño da lugar a una elevación de los niveles del cortisol la tarde próxima.

El acortamiento del sueño constituye una condición cada vez más común en sociedades industrializadas y se piensa para afectar a humor y a funcionamiento bastante que funciones fisiológicas. No hay pruebas de efectos prolongados o retrasados de la pérdida de sueño sobre el eje hypothalamo-pituitario-suprarrenal (HPA). Evaluamos los efectos de la privación parcial o total aguda del sueño sobre el perfil de la noche y del d3ia de los niveles del cortisol. Los perfiles del cortisol del plasma eran resueltos durante un período de 32 horas (a partir de 1800 horas el día 1 hasta que 0200 horas el día 3) en hombres jovenes normales sometieran a tres diversos protocolos: horario normal del sueño (2300-0700 horas), privación parcial del sueño (0400-0800 horas), y privación total del sueño. Las alteraciones en niveles del cortisol se podían demostrar solamente por la tarde que seguía la noche de la privación del sueño. Después de sueño normal, los niveles del cortisol del plasma durante el período 1800-2300-hour eran similares el los días 1 y 2. Después de la privación parcial y total del sueño, los niveles del cortisol del plasma durante el período 1800-2300-hour eran más altos el día 2 que el día 1 (los aumentos de 37 y del 45%, p = 0,03 y 0,003, respectivamente), y el inicio del período quieto de secreción del cortisol fue retrasado por por lo menos 1 hora. Concluimos que incluso la pérdida de sueño aguda parcial retrasa la recuperación del HPA del estímulo circadiano de la madrugada y es así probable implicar una alteración en la regulación de reacción glucocorticoide negativa. La pérdida de sueño podía afectar así a la elasticidad de la respuesta de la tensión y puede acelerar el desarrollo de consecuencias metabólicas y cognoscitivas del exceso glucocorticoide.

Sueño. El 1997 de oct; 20(10): 865-70

El acortamiento del sueño es acompañado por la toma creciente de calorías de los bocados.

FONDO: El sueño corto se asocia a obesidad y puede alterar la regulación endocrina del hambre y del apetito. OBJETIVO: Probamos la hipótesis que el acortamiento del sueño humano podría promover la toma excesiva de la energía. DISEÑO: Once voluntarios sanos [5 mujeres, 6 hombres; medio +/- edad del SD: 39 +/- 5 y; medio +/- índice de masa corporal del SD (en kg/m (2)): 26,5 +/- 1,5] terminados en la orden al azar dos 14 estancias de d en un laboratorio del sueño con ad libitum el acceso a la comida aceptable y a 5,5 horas de acostarse de h o 8,5 de h. Las puntos finales primarias estaban a calorías de comidas y los bocados consumidos durante cada hora de acostarse condicionan. Las medidas adicionales incluyeron gastos energéticos totales y 24 perfiles de h del leptin y del ghrelin del suero. RESULTADOS: El sueño fue reducido por el minuto 122 +/- 25 por noche durante la condición de la hora de acostarse de 5,5 h. Aunque la toma de la comida siguiera siendo similar (P = 0,51), la restricción del sueño fue acompañada por el consumo creciente de calorías de los bocados (1087 +/- 541 comparó con 866 +/- 365 kcal/d; P = 0,026), con un contenido de carbohidrato más alto (el 65% comparado con el 61%; P = 0,04), particularmente durante el período a partir de 1900 a 0700. Estos cambios no fueron asociados a un aumento significativo en kcal/d de los gastos energéticos (2526 +/- 537 y 2390 +/- 369 durante los 5,5 h y 8,5 períodos de la hora de acostarse de h, respectivamente; P = 0,58), y no encontramos ninguna diferencia significativa en leptin y ghrelin del suero entre las 2 condiciones del sueño. CONCLUSIONES: La restricción periódica de la hora de acostarse puede modificar la cantidad, la composición, y la distribución de la toma de comida humana, y las horas cortas el dormir en un ambiente obesidad-que promueve pueden facilitar el consumo excesivo de energía de los bocados pero no de las comidas.

J Clin Nutr. El 2009 de enero; 89(1): 126-33.

Los efectos metabólicos de elevaciones a corto plazo del cortisol del plasma se pronuncian más por la tarde que por la mañana.

Para determinar si las elevaciones de los niveles del cortisol tienen pronunciado efectos sobre niveles de la glucosa y secreción de la insulina por la tarde (en el canal del ritmo diario) o por la mañana (en el pico del ritmo), nueve hombres normales cada uno participaron en cuatro estudios realizados en orden al azar. En todos los estudios, los niveles endógenos del cortisol fueron suprimidos por la administración del metyrapone, y la aportación calórica estaba exclusivamente bajo forma de una infusión constante de la glucosa. La elevación diaria del cortisol fue restaurada por la administración de la hidrocortisona (o del placebo) en 0500 h o en H. 1700. En cada estudio, los niveles del plasma de glucosa, la insulina, el C-péptido, y el cortisol fueron medidos en 20 intervalos mínimos para 32 H. El efecto inicial del pulso hidrocortisona-inducido del cortisol era una inhibición a corto plazo de la secreción de la insulina sin cambios concomitantes de la glucosa y era similar por la tarde y por la mañana. En ambas veces del día, comenzando 4-6 h después de la ingestión de la hidrocortisona, la glucosa nivela aumentado y permanecido más arriba que debajo del placebo por lo menos 12 H. Este efecto hyperglycemic retrasado era mínimo por la mañana pero fue pronunciado mucho más por la tarde, cuando fue asociado a aumentos robustos en insulina del suero y la secreción de la insulina y a una disminución del 30% de la liquidación de la insulina. Así, las elevaciones de los niveles del cortisol de la tarde podían contribuir a las alteraciones en tolerancia de la glucosa, sensibilidad de la insulina, y la secreción de la insulina.

J Clin Endocrinol Metab. El 1999 de sept; 84(9): 3082-92

respiración y mortalidad Sueño-desordenadas: un estudio ficticio anticipado.

FONDO: la respiración Sueño-desordenada es una condición común asociada a resultados adversos de la salud incluyendo la hipertensión y la enfermedad cardiovascular. El objetivo total de este estudio era determinar si la respiración sueño-desordenada y sus secuelas del hypoxemia intermitente y de despertares periódicos están asociadas a mortalidad en una muestra de la comunidad de adultos envejecidos 40 años o más viejos. MÉTODOS Y HALLAZGOS: Examinamos anticipado si la respiración sueño-desordenada fue asociada a un riesgo creciente de muerte de cualquier causa en 6.441 hombres y las mujeres que participan en la salud del corazón del sueño estudian. la respiración Sueño-desordenada fue evaluada con el índice del apnea-hypopnea (AHI) basado en un polysomnogram del en-hogar. El análisis de la supervivencia y los modelos de regresión proporcionales de los peligros fueron utilizados para calcular los ratios del peligro para la mortalidad después de ajustar según edad, sexo, raza, la situación que fumaba, el índice de masa corporal, y dolencias frecuentes. El período medio de la continuación para la cohorte era 8,2 y durante los cuales 1.047 participantes (587 hombres y 460 mujeres) murieron. Comparado a ésos sin la respiración sueño-desordenada (AHI: <5 events/h), los ratios completamente ajustados del peligro para la mortalidad por todas causas en ésos con suave (AHI: 5.0-14.9 events/h), moderado (AHI: 15.0-29.9 events/h), y severo (AHI: >la respiración sueño-desordenada de or=30.0 events/h) era 0,93 (ci del 95%: 0.80-1.08), 1,17 (CI del 95%: 0.97-1.42), y 1,46 (ci del 95%: 1.14-1.86), respectivamente. Los análisis estratificados por sexo y edad mostraron que el riesgo creciente de muerte asociado a la respiración sueño-desordenada severa era estadístico significativo en los hombres envejecidos 40-70 y (ratio del peligro: 2.09; Ci del 95%: 1.31-3.33). Las medidas de hypoxemia intermitente sueño-relacionado, pero no la fragmentación del sueño, fueron asociadas independientemente a mortalidad por todas causas. La mortalidad enfermedad-relacionada de la arteria coronaria asociada a la respiración sueño-desordenada mostró un modelo de la asociación similar a la mortalidad por todas causas. CONCLUSIONES: la respiración Sueño-desordenada se asocia a mortalidad por todas causas y específicamente a esa deuda a la enfermedad de la arteria coronaria, particularmente en los hombres envejecidos 40-70 y con la respiración sueño-desordenada severa.

MED de PLoS. El 2009 de agosto; 6(8): e1000132

Duración del sueño y mortalidad por todas causas: un comentario y un meta-análisis sistemáticos de estudios anticipados.

FONDO: Las pruebas cada vez mayores sugieren una asociación entre amba duración corta y larga del sueño habitual con resultados adversos de la salud. OBJETIVOS: Para evaluar si las pruebas longitudinales de la población apoyan la presencia de una relación entre la duración del sueño y la mortalidad por todas causas, investigar ambo cortocircuito y la duración larga del sueño y obtener una estimación del riesgo. MÉTODOS: Realizamos una búsqueda sistemática de publicaciones usando MEDLINE (1966-2009), EMBASE (a partir de 1980), la biblioteca de Cochrane, y búsquedas del manual sin restricciones de la lengua. Incluimos estudios si eran anticipados, tenían años de la continuación >3, tenían la duración del sueño en la línea de fondo, y mortalidad por todas causas anticipado. Extrajimos los riesgos relativos (RR) y los intervalos de confianza del 95% (ci) y los reunimos usando un modelo al azar del efecto. Realizamos análisis de sensibilidad y evaluamos prejuicio de la heterogeneidad y de la publicación. RESULTADOS: Totales, los 16 estudios analizados proporcionaron 27 muestras independientes de la cohorte. Incluyeron 1.382.999 masculino y los participantes femeninos (gama de la continuación 4 a 25 años), y 112.566 muertes. La duración del sueño fue evaluada por el cuestionario y el resultado con la certificación de la muerte. En el análisis reunido, la duración corta del sueño fue asociada a un mayor riesgo de la muerte (RR: 1.12; Ci 1,06 a 1,18 del 95%; P < 0,01) sin pruebas del prejuicio de la publicación (P = 0,74) solamente de la heterogeneidad entre los estudios (P = 0,02). La duración larga del sueño también fue asociada a un mayor riesgo de la muerte (1,30; [1,22 a 1,38]; P < 0,0001) sin pruebas del prejuicio de la publicación (P = 0,18) solamente de la heterogeneidad significativa entre los estudios (P < 0,0001). CONCLUSIÓN: Ambos ponen en cortocircuito y la duración larga del sueño es calculadores significativos de la muerte en estudios de población anticipados.

Sueño. 1 de mayo 2010; 33(5): 585-92

La privación del sueño afecta a la expresión inflamatoria del marcador en tejido adiposo.

La privación del sueño se ha mostrado para aumentar a los marcadores inflamatorios en sueros de la rata y células mononucleares de la sangre periférica. La inflamación es una condición asociada a patologías tales como obesidad, cáncer, y enfermedades cardiovasculares. Investigamos cambios en los cytokines favorables y antiinflamatorios y los adipokines en diversos depósitos del tejido adiposo blanco en ratas. También evaluamos perfiles del lípido y niveles del suero de corticosterone, de leptin, y de adiponectin después de 96 horas de privación del sueño. MÉTODOS: El estudio consistió en dos grupos: un grupo del control (c) y una privación del sueño paradójico del grupo de 96 h (PSD). Diez ratas fueron asignadas aleatoriamente al grupo de control (c) o al PSD. (RPAT) el tejido adiposo, el hígado y el suero mesentéricos (CARNE) y retroperitoneales fueron recogidos después de la realización del protocolo de PSD. Niveles del interleukin (IL) - 6, interleukin (IL) - 10 y el factor de necrosis de tumor (TNF) - α eran analizados en CARNE y RPAT, y los niveles del perfil del leptin, del adiponectin, de la glucosa, del corticosterone y del lípido eran analizados en suero. RESULTADOS: Seguidos habiendo los niveles IL-6 fueron elevados en RPAT pero sin cambiar en CARNE después de PSD. La concentración de la proteína IL-10 no fue alterada en cualquier depósito, y los niveles de TNF-α disminuyeron en CARNE. La glucosa, los triglicéridos (TG), VLDL y el leptin disminuyeron en suero después de 96 horas de PSD; el adiponectin no fue alterado y el corticosterone fue aumentado. CONCLUSIÓN: PSD disminuyó la masa gorda y puede modular el contenido del cytokine en diversos depósitos del tejido adiposo. La respuesta inflamatoria fue disminuida en ambos depósitos del tejido adiposo, con los niveles crecientes IL-6 en RPAT y disminuyó concentraciones de la proteína de TNF-α en CARNE y aumentó niveles de corticosterone en suero.

Salud SID de los lípidos. 30 de octubre 2010; 9:125

La restricción del sueño para 1 semana reduce sensibilidad de la insulina en hombres sanos.

OBJETIVO: La duración del sueño corto se asocia a tolerancia empeorada de la glucosa y a un riesgo creciente de diabetes. Los efectos de la restricción del sueño sobre sensibilidad de la insulina no se han establecido. Este estudio prueba la hipótesis que la disminución de la duración del sueño de la noche reduce sensibilidad de la insulina y evalúa los efectos de una droga, el modafinil, que aumenta vigilancia durante vela. DISEÑO Y MÉTODOS DE LA INVESTIGACIÓN: Este estudio clínico general del centro de investigación el hospitalizado de 12 días incluyó a 20 hombres sanos (edad 20-35 años y BMI 20-30 kg/m (2)). Los temas pasaron 10 h/night en la cama por las noches >or=8 incluyendo tres noches el hospitalizado (condición sueño-repleta), seguida por 5 h/night en la cama por 7 noches (condición sueño-restricta). Los temas recibieron modafinil o placebo de 300 mg/día durante la restricción del sueño. La dieta y la actividad eran controladas. En los 2 días pasados de cada condición, evaluamos metabolismo de la glucosa por la prueba de tolerancia de glucosa intravenosa (IVGTT) y la abrazadera euglycemic-hyperinsulinemic. El cortisol salival, 24 catecolaminas urinarias de h, y el funcionamiento neurobehavioral fueron medidos. RESULTADOS: la sensibilidad IVGTT-derivada de la insulina fue reducida por (los medios +/- SD) 20 el +/- 24% después de la restricción del sueño (P = 0,001), sin alteraciones significativas en la respuesta secretor de la insulina. Semejantemente, la sensibilidad de la insulina evaluada por la abrazadera fue reducida por 11 +/- 5,5% (P < 0,04) después de la restricción del sueño. La tolerancia de la glucosa y el índice de la disposición fueron reducidos por la restricción del sueño. Estos resultados no fueron afectados por el tratamiento del modafinil. Los cambios en sensibilidad de la insulina no correlacionaron con los cambios en el cortisol salival (aumento de 51 el +/- 8% con la restricción del sueño, P < 0,02), las catecolaminas urinarias, ni redujeron sueño de la onda. CONCLUSIONES: La restricción del sueño (5 h/night) para 1 semana reduce perceptiblemente la sensibilidad de la insulina, despertando inquietudes por efectos del sueño escaso crónico sobre los procesos de la enfermedad asociados a resistencia a la insulina.

Diabetes. El 2010 de sept; 59(9): 2126-33

El impacto de la duración diaria del sueño en salud: un comentario de la literatura.

Una cantidad sana de sueño es suprema a llevar una forma de vida sana y productiva. Aunque la pérdida de sueño crónica sea común en sociedad de hoy, mucha gente está inconsciente de los efectos sobre la salud adversos potenciales de la restricción habitual del sueño. Bajo condiciones experimentales estrictas, la restricción a corto plazo del sueño da lugar a una variedad de efectos fisiológicos adversos, incluyendo la hipertensión, la activación del sistema nervioso comprensivo, la debilitación del control de la glucosa, y la inflamación creciente. Una variedad de estudios epidemiológicos también han sugerido una asociación entre la duración del sueño y la salud uno mismo-divulgadas del largo plazo. Los individuos que divulgan creciente (>8 h/d) o reducido (duración del sueño de <7 h/d) están en el riesgo modesto creciente de mortalidad por todas causas, de enfermedad cardiovascular, y de diabetes sintomática que se convierte. Aunque los datos no sean definitivos, estos estudios sugieren que el sueño sea considerado un lujo, solamente un componente importante de una forma de vida saludable.

Prog Cardiovasc Nurs. Primavera 2004; 19(2): 56-9

Asociación de la duración del sueño con mortalidad de la enfermedad cardiovascular y de otras causas para los hombres y las mujeres japoneses: el estudio de JACC.

OBJETIVOS DEL ESTUDIO: Para examinar asociaciones propias de cada sexo entre la duración del sueño y la mortalidad de la enfermedad cardiovascular y de otra causas. DISEÑO: Estudio ficticio. DETERMINACIÓN: Estudio basado en la Comunidad. PARTICIPANTES: Siguieron a un total de 98.634 temas (41.489 hombres y 57.145 mujeres) los 40 a 79 años envejecidos a partir de 1988 a 1990 y hasta el 2003. INTERVENCIONES: N/A. MEDIDAS Y RESULTADOS: Durante una continuación mediana de 14,3 años, había 1.964 muertes (los hombres y las mujeres: 1.038 y 926) de movimiento, de 881 (508 y 373) de enfermedad cardíaca coronaria, de 4.287 (2.297 y 1.990) de enfermedad cardiovascular, de 5.465 (3.432 y 2.033) de cáncer, y de 14.540 (8.548 y 5.992) de todas las causas. Comparado con una duración del sueño de 7 horas, la duración del sueño de 4 horas o fue asociada menos a mortalidad creciente de la enfermedad cardíaca coronaria para las mujeres y de la enfermedad noncardiovascular/noncancer y a todas las causas en ambos sexos. Los ratios multivariables respectivos del peligro eran 2,32 (1.19-4.50) para la enfermedad cardíaca coronaria en mujeres, 1,49 (1.02-2.18) y 1,47 (1.01-2.15) para la enfermedad noncardiovascular/noncancer, y 1,29 (1.02-1.64) y 1,28 (1.03-1.60) para todas las causas en hombres y mujeres, respectivamente. La duración larga del sueño de 10 horas o fue asociada más de largo a 1,5 - a la mortalidad creciente 2 dobleces del movimiento total e isquémico, enfermedad cardiovascular del total, enfermedad/noncancer noncardiovascular, y todas las causas para los hombres y las mujeres, comparadas con 7 horas de sueño en ambos sexos. No había asociación entre la duración del sueño y la mortalidad del cáncer en cualquier sexo. CONCLUSIONES: Ambos ponen en cortocircuito y la duración larga del sueño fue asociada a mortalidad creciente de la enfermedad cardiovascular, enfermedad/noncancer noncardiovascular, y todas las causas para ambos sexos, rindiendo una relación en forma de "U" con mortalidad total con un nadir en 7 horas de sueño.

Sueño. 1 de marzo 2009; 32(3): 295-301