Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

Life Extension revista julio de 2010
Informes

Pare la amenaza de la cautela de la enfermedad de Parkinson
Protección avanzada para el cerebro del envejecimiento


Por Julius Goepp, Doctor en Medicina
Pare la amenaza de la cautela de la enfermedad de Parkinson

Aunque las causas exactas de la enfermedad de Parkinson (paladio) continúen eludiendo la comprensión científica, el solo factor de riesgo más importante para su desarrollo y progresión es bien sabido: envejecimiento.1

Las primeras muestras sutiles pueden manifestar en víctimas ya desde la edad 50. El riesgo de inicio entonces sigue una subida constante, con la incidencia aumentando dramáticamente a la edad de 60 años.el movimiento reducido 2,3, los temblores, debilitación cognoscitiva suave, y la dificultad que se levanta o el equilibrio que mantiene es los heraldos del paladio, pues el sistema nervioso central comienza una disminución profunda, irreversible. En un cierto plazo, estos síntomas tempranos pueden progresar a la inmovilidad cuasitotal, acompañada por desordenes del humor y de personalidad, pérdida de función sensorial, demencia, y muerte.4

Hasta la fecha no hay curación sabida. Afortunadamente, los grandes pasos grandes se han hecho en la investigación en la prevención y la mejora de síntomas parkinsonianos sin las drogas. Las intervenciones naturales se han mostrado a los aspectos contrarios del proceso patológico del envejecimiento que aceleran la senectud y la muerte de neuronas bajo ataque del paladio.5,6

En este artículo, detallamos los mecanismos fisiológicos subyacentes implicados en la enfermedad de Parkinson, junto con una gama de compuestos seguros, baratos, fácilmente disponibles que la mayoría de los miembros de Extension® de la vida toman ya que pueden parar la amenaza de Parkinson antes de que se arraigue.

Degeneración progresiva

Las víctimas de Parkinson experimentan una degeneración progresiva, mortal de los ganglios básicos, un racimo compacto de neuronas en el cerebro asociado a control de motor y memoria.7 contenido dentro de esta estructura es el nigra del substantia, cuyas células lanzan la dopamina del neurotransmisor.

Degeneración progresiva

La destrucción ampliada pero implacable de estas neuronas dopaminérgicas conduce la devastación considerada en las víctimas de Parkinson.La dopamina 8 desempeña un papel fundamental en una constelación de funciones mentales y físicas, incluyendo:

  • Movimiento voluntario
  • Comportamiento y cognición
  • Aprendizaje
  • Motivación
  • Satisfacción sexual
  • Memoria de trabajo
  • Sueño
  • Humor
  • Atención

Todos de estas funciones viene bajo ataque mientras que la enfermedad de Parkinson (paladio) mata apagado a capas sucesivas de tejido cerebral cortical.

El tratamiento médico convencional apunta comprensible elevar y restaurar niveles óptimos de la dopamina. El acercamiento más común es utilizar una droga tal como levodopa, que se convierte en la dopamina en tejido. Desafortunadamente, solamente una pequeña parte de esta conversión ocurre realmente en el cerebro, dando por resultado la dopamina excesiva nivela a otra parte en el cuerpo y explicar efectos secundarios preocupantes, incluyendo los movimientos, náusea y el vomitar, y depresión incontrolados.5,9

Las buenas noticias son que la necesidad acuciante de un arsenal más amplio de medidas preventivas eficaces, junto con opciones adicionales para mejorar calidad de vida en víctimas del paladio, ha dado lugar a un cuerpo constantemente cada vez mayor de la investigación sana.10,11

Gestión de energía, inflamación, y daño del nervio

El cerebro humano requiere el flujo de sangre enorme apoyar su actividad metabólica y neurológica intensiva. Completamente un quinto de la sangre bombeada con cada contracción cardiaca va al cerebro. Por consiguiente, el cerebro debe manejar el flujo resultante de energía y de oxígeno con eficacia alta o sostener el daño oxidativo potencialmente severo generado por exceso de actividad del radical libre.

Degeneración progresiva

Pues sucede, el tejido neuronal es altamente vulnerable al daño del radical libre en un cierto plazo. Éste ahora se sabe para ser una de las causas de la muerte subyacentes para las células dopaminérgicas que controlan el movimiento.7,12,13 un contribuidor primario a esta tensión oxidativa es la escasez mitocondrial, la incapacidad de los “hornos intracelulares” sabidos pues las mitocondrias para manejar eficazmente flujo de energía, dando por resultado una producción excesiva de radicales libre de oxígeno.8,14

El daño oxidativo a su vez lleva a las alteraciones inflamatorias adversas en tejido cerebral.15,16 el efecto de dominó resultante (tensión = inflamación oxidativas = tensión oxidativa adicional = más inflamación, y así sucesivamente) es especialmente destructivos a las células dopamina-que producen vulnerables en el nigra del substantia.17

Mientras que la cascada inflamatoria característica del paladio aparece ser progresiva e inexorable, es su misma complejidad que le hace una blanco paradójico atractiva para la prevención. Un sistema completo de intervenciones se ha identificado que neutraliza con eficacia la tensión oxidativa e interrumpe procesos inflamatorios antes de que tuerzan en espiral de control. Este acercamiento polifacético, multifactorial ha generado interés significativo en el mundo de la neurología hoy-y un cuerpo cada vez mayor de la nueva investigación emocionante.6,18

Creatina

La creatina, un ácido orgánico del nitrógeno-transporte que ayude a energía de la lanzadera en tejido del músculo, es también crucial a la gestión de energía celular total. Su deficiencia en el cerebro se ha asociado al daño del nervio, investigadores destacados para explorar sus efectos neuroprotective.19 varios modelos animales han mostrado la creatina para ser eficaces en la prevención o la reducción de la progresión del paladio debido a su actividad bioquímica “favorable-mitocondrial” potente.20-22 como un equipo de neurólogos influyentes de Harvard conocidos en 2007, la “creatina es un componente crítico en mantener homeostasis de la energía celular, y su administración se ha divulgado para ser neuroprotective en un número amplio de modelos experimentales agudos y crónicos de la enfermedad neurológica.”23

Los resultados del primer estudio clínico de la creatina en seres humanos fueron publicados en 2006 por los ensayos exploratorios de Neuroprotective en el equipo de la enfermedad de Parkinson (NET-PD) en el instituto nacional prestigioso de desordenes neurológicos y el movimiento (NINDS).24

Ácidos grasos Omega-3

Estudiaron 200 temas que habían tenido una diagnosis de la enfermedad de Parkinson en el plazo de 5 años, pero quién no requirió la medicación para la gestión del síntoma. Los temas fueron asignados aleatoriamente para recibir la creatina 10 gramos por día, el magnesio de la minociclina 200 de la droga por día, o placebo por 12 meses, mientras que sus cuentas en una escala de alimentación estándar del paladio fueron supervisadas.

Ambos realizados bien, aunque la creatina mostró un borde sustancial en el funcionamiento comparado con minociclina. La tolerabilidad del tratamiento era el 91% en el grupo de la creatina y el solamente 77% en el grupo de la minociclina. Este trabajo prometedor fue seguido en un estudio 2008 que proporcionó otros datos de apoyo en la seguridad excepcional y la tolerabilidad de la creatina.25

Qué usted necesita conocer: La enfermedad de Parkinson
  • Mientras que su causa exacta no sigue siendo desconocido-y hay curación-envejecimiento es el solo factor de riesgo más importante para la enfermedad de Parkinson (paladio).
  • Los síntomas manifiestan en víctimas del paladio ya desde la edad 50 (incluso anterior en algunos casos). El riesgo de inicio continúa subiendo con edad de avance. La incidencia aumenta dramáticamente a la edad de 60 años.
  • El movimiento reducido, los temblores, la debilitación cognoscitiva suave, y la dificultad que se levanta son las muestras de la detección temprana. El paladio de la fase final es marcado por la demencia, inmovilidad cuasitotal, los desordenes de la personalidad y de humor, y muerte.
  • Éstas son el resultado del múltiplo, procesos destructivos que obran recíprocamente accionados por la tensión del oxidante, disfunción mitocondrial, e inflamación.
  • Juntos estos procesos selectivamente e irreversible destruyen las células movimiento-que controlan vitales profundamente en el cerebro, dando por resultado la pérdida de control y la disminución gradual en el movimiento y la actividad.
  • Las intervenciones alimenticias que actúan a través de mecanismos múltiples pueden reducir o prevenir la acumulación de daño de neurona que produzca la enfermedad de Parkinson.
  • Particularmente, los alimentos que aumentan la utilización de la energía del cerebro, previenen la disfunción mitocondrial, la protegen contra daño del oxidante, y la inflamación doméstica están entre los competidores principales para las terapias antipárkinson.
  • El más prometedores de éstos incluyen la creatina, los ácidos grasos omega-3, la coenzima Q10, las vitaminas de B (particularmente B6 y pyridoxal-5'-phosphate), carnitina, el ácido lipoico, el extracto del té verde, y el resveratrol.

Estos hallazgos son especialmente el animar dado que fueron derivados de estudios en los individuos del envejecimiento que tenían ya paladio, cuando mucho del daño progresivo a las células (dopaminérgicas) dopamina-que producían había sido infligido ya. Parece probablemente que la creatina puede ofrecer ventajas superiores cuando está utilizada como un preservativo y suplemento verdaderamente neuroprotective. En las palabras del neurólogo británico Anthony H. Schapira, la “ayuda dopaminérgica temprana para el sistema dopaminérgico de la degeneración por sí mismo proporciona la ventaja clínica a largo plazo significativa para los pacientes del paladio,” 22 que llevan “a un concepto nuevo para el neuroprotection, y ésa es simplemente tratar temprano bastante que retrasa.”26

Ácidos grasos Omega-3

Dado el papel intrínseco de la cascada inflamatoria en el paladio, es natural que los científicos darían vuelta para explorar los efectos antiinflamatorios de los ácidos grasos omega-3. Entre sus muchas características beneficiosas, omega-3s suceden ser los precursores moleculares de sustancias inflamación-que luchan las aplicaciones del cuerpo en equilibrio que mantiene entre la infección y la inflamación. Además, su concentración en membranas de la célula nerviosa se sabe para disminuir con la edad, oxidativa tensión-y en desordenes neurodegenerative tales como paladio.27,28

La última investigación: La vitamina B6 puede ayudar a prevenir a Parkinson
La última investigación: La vitamina B6 puede ayudar a prevenir a Parkinson

Un estudio reciente revela que la ingestión dietética inadecuada de la vitamina B6 puede aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson en el 50%.115

Usando hospital-haber basado, el estudio del caso-control, científicos examinó la relación entre la ingestión dietética del folato, la vitamina B6, la vitamina B12, y la vitamina B2 y el riesgo de la enfermedad de Parkinson.

Doscientos cuarenta y nueve pacientes con la enfermedad de Parkinson y 368 pacientes sin enfermedad neurodegenerative proporcionaron la información completa sobre su historia dietética durante el mes precedente. Después de ajustar según otros factores, la toma baja de la vitamina B6 fue asociada a un riesgo más alto del aproximadamente 50% de la enfermedad de Parkinson.115

Estos hallazgos se integran con con los resultados de un estudio publicado en neurología en 2006, que divulgó que esa gente que consumió el magnetocardiograma 230,9 o más de la vitamina B6 diariamente tenían un 54% más poco arriesgado de desarrollar la enfermedad de Parkinson, comparado con la gente que consumió el magnetocardiograma 185,1 o menos por día.116

La vitamina B6 puede ayudar a reducir el riesgo de la enfermedad de Parkinson por la homocisteina de disminución del plasma, un aminoácido que sea potencialmente tóxico a las neuronas dopaminérgicas.

Los investigadores en Noruega han presentado pruebas convincentes de los déficits sistemáticos omega-3 en el paladio, la enfermedad de Alzheimer, y el autismo, indicando un papel terapéutico potencial.La suplementación 29,30 con el ácido docosahexaenoic omega-3 (DHA) puede modificar favorable funciones del cerebro y se ha propuesto como intervención natural para la gestión del paladio y de Alzheimer.31

Los científicos japoneses han mostrado que el tratamiento omega-3 de las células nerviosas en cultura previene apoptosis neuronal, la muerte celular programada que ocurre en parte como resultado de estímulos inflamatorios en el cerebro.32 su trabajo produjeron dramáticamente mejor resultados cuando el tratamiento fue introducido antes de que la sustancia química subraye que el apoptosis inducido fue impuesto, llevándolos a concluir que la “suplementación dietética con [omega-3s] puede ser beneficiosa como medios de un potencial de retrasar el inicio de las enfermedades y/o de su índice de progresión.”

Los investigadores canadienses llevaron este trabajo el nivel siguiente en un estudio de los ratones dados la suplementación omega-3 antes de la inyección con una sustancia química que produce el paladio.33 los ratones fueron alimentados un control o una alta dieta omega-3 por 10 meses antes de la inyección. Los controles exhibieron la pérdida rápida de las células dopaminérgicas en el nigra del substantia y la disminución dramática de los niveles de la dopamina del tejido cerebral. ¡Estos efectos fueron prevenidos totalmente en los animales complementados omega-3!

Los investigadores también demostraron cambios reales en sintomatología del paladio en un estudio de monos.34 en esto el estudio, un grupo de animales primero fue tratado con el levodopa de la droga del paladio por varios meses antes de ser dado el omega-3 DHA, mientras que pretrataron a un segundo grupo con el DHA antes de ser comenzado en levodopa. ¿El researchers'conclusion? El “DHA puede representar un nuevo acercamiento para mejorar la calidad de vida de los pacientes de la enfermedad de Parkinson.”34

Resumiendo progreso en la prevención omega-3 del paladio a finales de 2008, un científico alimenticio principal en University of Tennessee, Knoxville concluyó, “la literatura revela pruebas mecánicas cada vez mayor que la función cognoscitiva del cerebro del envejecimiento puede ser preservada, o la pérdida de función se puede disminuir con el ácido docosahexaenoic, un omega-3 de cadena larga.”35

CoQ10

La conexión fuerte entre los defectos en la gestión de energía mitocondrial y su tensión oxidativa relacionada ha llevado a neurólogos a explorar varios compuestos suplementales con el energía-aumento, capacidades antioxidantes.36-40 el laboratorio excelente y las pruebas clínicas sugiere esa coenzima Q10 (CoQ10), también conocida como ubiquinona debido a su omnipresencia en células vivas, es un competidor excepcional en este campo.41-43 las deficiencias en esta coenzima vital producen interrupciones en estos procesos que puedan tener consecuencias catastróficas, contribuyendo a muchas condiciones neurodegenerative relativas a la edad.10,42,44,45 niveles CoQ10 se saben para ser bajos en el plasma y las plaquetas extraídas de pacientes con el paladio. Un último estudio 2008 de Inglaterra demostró por primera vez que los niveles CoQ10 son bajos en las regiones vitales del cerebro sí mismo en víctimas del paladio.39

El complejo de B

En 2002, los neurólogos en la universidad de California-San Diego pusieron en marcha un ensayo clínico de la intervención CoQ10 en víctimas del paladio de la temprano-etapa.46 en este multicentro controló el estudio, 80 pacientes con el paladio temprano, no requiriendo el tratamiento, fueron asignados aleatoriamente al placebo o a CoQ10 en las dosificaciones del magnesio 300, 600 , o 1.200 por el día por 16 meses o hasta incapacidad requirió el tratamiento de la droga. Todos los temas fueron anotados en la escala de alimentación unificada estándar de la enfermedad de Parkinson (UPDRS), en la cual cuentas más altas indican progresivamente el empeoramiento de enfermedad.

Los resultados obligaban: los pacientes de placebo terminaron el ensayo con un cambio malo (empeoramiento) de 11,99 en la cuenta de UPDRS. la Bajo-dosis CoQ10 complementó los pacientes crecientes en solamente 8,81, los pacientes de la medio-dosis por 10,82, y a los temas de la alto-dosis por apenas 6,69— una diferencia significativa. Todas las dosis bien-fueron toleradas. Los autores concluyeron que la “coenzima Q10 aparece reducir el deterioro progresivo de la función en el paladio.”46 dos años más adelante los mismos investigadores mostraron que las dosis del magnesio hasta 3.000 por día eran seguras y bien-toleradas, aunque los niveles del plasma alcanzaron una meseta en el magnesio 2.400 por nivel del día.47

Con la introducción de la forma superior del ubiquinol de la coenzima Q10 en 2006, dosis lejos más bajas pueden proporcionar muy bien estas mismas ventajas. Ubiquinol CoQ10 absorbe lejos mejor en la circulación sanguínea que la ubiquinona convencional.48,49

Las pruebas fuertes del laboratorio de la alto-dosis CoQ10 solamente o además de la terapia del levodopa vinieron a mediados de 2008 de un grupo que exploraba la disfunción mitocondrial y de su papel en el paladio.50 indujeron el paladio en ratas por inyección de una toxina sabida para crear un modelo exacto de la enfermedad.

¡Notable, después de que tanto el daño fuera establecido ya, el tratamiento con CoQ10 previno muerte celular, niveles restaurados del ATP, y la función de motor mejorada en animales tratados! Los efectos más dramáticos fueron considerados en las ratas dadas levodopa y los investigadores de los suplementos- CoQ10 concluyeron que la “adición de la coenzima Q10 en una alta dosis en la enfermedad de Parkinson temprana se podría recomendar sobre la base de su papel de enfermedad-modificación probado en varios niveles de los mecanismos propuestos, incluyendo la mejora de la actividad de cadena respiratoria.”50

Los resultados semejantemente encouraging fueron divulgados recientemente de los laboratorios de la neurología en Cornell University, en donde los investigadores probaron los efectos de diversas dosis de CoQ10 en comida, encontrando la protección significativa contra la pérdida de dopamina.51 los investigadores observaron que sus resultados “proporcionan otras pruebas que la administración de CoQ10 es una estrategia terapéutica prometedora para el tratamiento del paladio.”

La coenzima Q10 aparece reducir el deterioro progresivo de la función en la enfermedad de Parkinson.

Continuado en la página 2 de 2

  • Página
  • 1
  • 2