Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

Life Extension revista agosto de 2010
En la cubierta

Aumento Brain Volume de los ácidos grasos Omega-3
Mientras que invierte muchos aspectos del envejecimiento neurológico

Por Julius Goepp, Doctor en Medicina
Una intervención nueva para el desorden bipolar

Una intervención nueva para el desorden bipolar

El desorden bipolar, conocido antes como maníaco-depresión, continúa siendo una condición desconcertante para los psiquiatras. En desorden bipolar, los pacientes pueden “completar un ciclo” entre los períodos de depresión profunda y los períodos de elación y de actividad excesiva (episodio maníaco). Pero un cierto ciclo rápidamente, y otros más lentamente, mientras que algunos pacientes que cumplen los criterios para las condiciones tienen poco o nada de componente maníaco en absoluto.

Como a la depresión, las deficiencias de la membrana celular en omega-3s se asocian a desorden bipolar, y la gente con tomas más altas de los mariscos aparece ser protegida relativamente contra síntomas bipolares.38,39 un estudio de la autopsia de los cerebros de la gente con desorden bipolar revelaron déficits significativos en el contenido del DHA de las membranas celulares de neurona, con elevaciones concomitantes de los productos inflamatorios que habrían sido suprimidos por los niveles normales de omega-3s.40

Los ácidos grasos Omega-3 están mostrando resultados encouraging en tratar a algunos pacientes con desorden bipolar. En un estudio, los pacientes complementados con 9.600 ácidos grasos del magnesio omega-3 mostraron diariamente períodos perceptiblemente más largos de remisión que los beneficiarios del placebo, y el tratamiento bien-fue tolerado.41 un estudio usando la exploración de MRI revelaron alteraciones profundo favorables de la membrana celular en el tejido cerebral inducido por la suplementación de la dosis muy alta omega-3 (diario del magnesio aproximadamente 9.700).42 en omega-3s general aparece ser más acertada en el manejo de las fases depresivas de desorden bipolar que las fases maníacas,25,43-46 una característica que comparten con muchas medicaciones de la prescripción. Varios pequeños estudios demostraron que la suplementación podría también reducir la frecuencia de episodios maníacos. Un ejemplo dramático es un estudio 2009 de niños con el desorden bipolar, en el cual los síntomas maníacos y depresivos fueron atenuados perceptiblemente por la suplementación combinada del DHA (diario del magnesio 1.560) y de EPA (diario del magnesio 360) por 6 semanas, según grados del clínico así como grados del padre.47

La mayoría de los estudios que muestran la eficacia más grande en desorden bipolar implican combinaciones de DHA y de EPA.48 y como vimos con la depresión, dosis más arriba diarias, por orden el magnesio 1,000-1,500 del magnesio del DHA y hasta 2,000-3,000 de EPA, sea óptimo para la gestión bipolar.49

Disminución y enfermedad de Alzheimer cognoscitivas

La toma Omega-3 se asocia fuertemente a muchas diversas medidas de la cognición y de la memoria en estudios epidemiológicos numerosos, y está obligando el prueba del neuroprotection potente durante plazos largos.5,50-52 la toma escasa omega-3 se correlaciona fuertemente con la adaptabilidad disminuida de las sinapsis del cerebro y aprendizaje y memoria empeorados.53 personas con niveles más bajos omega-3 pueden ser más probables sufrir de un anfitrión de debilitaciones cognoscitivas incluyendo dislexia, ADHD, y la disminución cognoscitiva.54-56

El laboratorio y los estudios animales vierten la luz en estas observaciones, sugiriendo que el tratamiento omega-3 y la suplementación pueden aumentar la función del cerebro con la producción creciente de los neurites membrana-ricos requeridos para la nueva formación de la sinapsis.57,58 otros efectos protectores y de cognición-aumentos incluyen características neuronales mejoradas de la membrana celular dando por resultado la neurotransmisión aumentada, el lanzamiento sináptico creciente de neurotransmisores vitales tales como serotonina, y el neuroprotection de la inflamación y el daño oxidante-relacionado incluyendo ésos inducidos por las medicaciones antipsicóticas.51,53,59 DHA es también protectores contra varios factores de riesgo para la demencia incluyendo traumatismo craneal, la diabetes, y la enfermedad cardiovascular.51

Disminución y enfermedad de Alzheimer cognoscitivas

En adultos sanos, la toma creciente omega-3 se asocia positivamente a mayor volumen del cerebro en las regiones asociadas a despertar emocional y a la regulación del comportamiento. La gente que consigue más omega-3s tiene cerebros más grandes, más funcionales.1 un estudio 2009 encontró que los adultos de omega-3-supplemented tomaron menos decisiones riesgo-contrarias, pero no mostró impulsividad creciente.60

Es decir el grupo omega-3 aparecía mejor capaz de tomar riesgos apropiados en solucion de problemas, sin las impulsivity-habilidades peligrosas que son especialmente relevantes en la gente con la depresión, que se retira y hace a menudo temerosa incluso de asunción de riesgos diaria.

La enfermedad de Alzheimer sigue siendo una del más intransigente de neuropatologías relativas a la edad. El daño y la inflamación oxidativos son la base de la pérdida progresiva de memoria y de desorientación que caractericen la enfermedad, dando por resultado el término “inflammaging” para describir los eventos complejos que llevan a los síntomas clínico importantes.61,62 Omega-3s se han mostrado para alterar favorable algunos de los cambios característicos asociados a la enfermedad.

El DHA (magnesio 1.700 combinado diariamente con 600 el magnesio EPA) en los pacientes de Alzheimer redujo perceptiblemente los niveles de cytokines inflamatorios que circulaban en su sangre, sugiriendo que algo de la inflamación del tejido cerebral pudo ser atenuada.La suplementación 63,64 Omega-3, otra vez con 1.700 el magnesio DHA y 600 el magnesio EPA, en los pacientes de Alzheimer con enfermedad del suave-a-moderado mejoró apetito y produjo aumentos beneficiosos significativos en peso corporal después de 6 y 12 meses del tratamiento, mientras que los pacientes de placebo no mostraron ningún cambio en peso.65 que estos hallazgos han llevado a las llamadas por los expertos para el uso creciente de omega-3s como las estrategia-llamadas preventivas hicieron más urgente por la observación que la suplementación es la más eficaz de reducir o de invertir la enfermedad de Alzheimer suave y la disminución cognoscitiva relativa a la edad temprana.66-69

La base molecular para esta estrategia de intervención temprana miente en la patología celular en la base de Alzheimer: el tratamiento omega-3 de neuronas cultivadas suprime muchas de las muestras tempranas del daño accionadas por la proteína del Alzheimer inflamatorio conocida como beta-amiloide.70 y los estudios animales sugiera que la suplementación oral con el DHA pueda aumentar la formación de nuevas sinapsis y de sus espinas dorsales dentritic vitales, que pueden mejorar la función cognoscitiva.58 de hecho, el aprendizaje y la memoria en los modelos animales de Alzheimer son mejorados por la suplementación del DHA, y en seres humanos menos errores de aprendizaje fueron hechos por la gente con la disminución cognoscitiva relativa a la edad después de seis meses en DHA (magnesio 900 diario).66

Resumen

Un 8% estimado de la materia del cerebro se compone de omega-3s. Los ácidos grasos Omega-3 ejercen efectos antienvejecedores profundos sobre la estructura y la función del cerebro, de la cognición y de la memoria a la salud mental y a la prevención de Alzheimer. Se han asociado recientemente al volumen creciente de la materia gris del cerebro, especialmente en esas regiones asociadas a felicidad, y también impulsan inteligencia con la función aumentada del nacimiento hacia adelante. Apoyan la estructura de neurona, aumentan la producción de neurotransmisores vitales y embotan daño oxidativo e inflamatorio. Las gamas el magnesio 1,000-3,000 del magnesio de EPA y 1,000-1,500 del DHA se han mostrado para rendir mejoras significativas en síntomas de la depresión, agresión, y otros trastornos mentales, así como protección contra la disminución cognoscitiva temprana e incluso la enfermedad de Alzheimer temprana.

Si usted tiene cualesquiera preguntas sobre el contenido científico de este artículo, llame por favor a un consejero de la salud de Extension® de la vida en 1-866-864-3027.

Referencias

1. Conklin SM, Gianaros PJ, Brown SM, y otros toma de cadena larga del ácido graso omega-3 se asocia positivamente al volumen corticolimbic de la materia gris en adultos sanos. Neurosci Lett. 29 de junio 2007; 421(3): 209-12.

2. JR de Hibbeln, Davis JM, buey C, y otros consumo maternal de los mariscos en embarazo y resultados neurodevelopmental en la niñez (estudio de ALSPAC): un estudio ficticio de observación. Lanceta. 17 de febrero 2007; 369(9561): 578-85.

3. O'Brien JS, Sampson ELÉCTRICO. Composición de lípido del cerebro humano normal: materia gris, materia blanca, y myelin. Lípido Res de J. El 1965 de oct; 6(4): 537-44.

4. Chang CY, KE DS, Chen JY. Ácidos grasos esenciales y cerebro humano. Acta Neurol Taiwán. DEC 2009; 18(4): 231-41.

5. Ácidos grasos de Robinson JG, de Ijioma N, de Harris W. Omega-3 y función cognoscitiva en mujeres. Salud para mujer (Lond Inglés). El 2010 de enero; 6(1): 119-34.

6. El GP de Eckert, Franke C, Noldner M, y otros los ácidos derivados planta de omega-3-fatty protege la función mitocondrial en el cerebro. Pharmacol Res. El 2010 de marcha; 61(3): 234-41.

7. De Vriese SR, Cristóbal AB, Maes M. En seres humanos, la variación estacional en ácidos grasos poliinsaturados se relaciona con la variación estacional en suicidio violento y marcadores serotonergic del suicidio violento. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. El 2004 de julio; 71(1): 13-8.

8. McNamara RK, SE de Carlson. Papel de los ácidos grasos omega-3 en el desarrollo y la función del cerebro: implicaciones potenciales para la patogenesia y la prevención de la psicopatología. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. 2006 octubre-noviembre; 75 (4-5): 329-49.

9. HM del Su. Mecanismos del desarrollo ácido-mediado graso n-3 y mantenimiento de aprender funcionamiento de la memoria. Bioquímica de J Nutr. 2010 mayo; 21(5): 364-73.

10. SC de Dyall, Michael GJ, Whelpton R, Scott AG, Michael-Titus EN. El enriquecimiento dietético con los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 invierte disminuciones relativas a la edad de las subunidades del receptor del glutamato de GluR2 y de NR2B en forebrain de la rata. Envejecimiento de Neurobiol. El 2007 de marcha; 28(3): 424-39.

11. Innis SM. Omega dietética 3 ácidos grasos y el cerebro que se convierte. Brain Res. 27 de octubre 2008; 1237:35-43.

12. Liperoti R, Landi F, Fusco O, Bernabei R, ácidos grasos poliinsaturados y depresión de Onder G. Omega-3: un comentario de las pruebas. DES de Curr Pharm. 2009;15(36):4165-72.

13. Mincke E, Cosyns P, Cristóbal AB, De Vriese S, ácidos grasos poliinsaturados de Maes M. Lower omega-3 y baja el ácido docosahexaenoic en hombres con pederastia. Endocrinol neuro Lett. DEC 2006; 27(6): 719-23.

14. Ácidos grasos de Fedorova I, de Salem N, del Jr. Omega-3 y comportamiento del roedor. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. 2006 octubre-noviembre; 75 (4-5): 271-89.

15. Morley JE. Nutrición y el cerebro. MED de Clin Geriatr. El 2010 de febrero; 26(1): 89-98.

16. Buydens-Branchey L, Branchey M, JR de Hibbeln. Asociaciones entre los aumentos en los ácidos grasos poliinsaturados del plasma n-3 que siguen la suplementación y disminuciones de adictos de la cólera y de la ansiedad en general. Psiquiatría del Biol de Prog Neuropsychopharmacol. 15 de febrero 2008; 32(2): 568-75.

17. GP de Amminger, SR. de Schäfer, Papageorgiou K, y otros ácidos grasos de cadena larga omega-3 para la prevención indicada de desordenes sicopáticos: un ensayo seleccionado al azar, placebo-controlado. Arco Gen Psychiatry. El 2010 de febrero; 67(2): 146-54.

18. Aben A, Danckaerts M. Omega-3 y ácidos grasos omega-6 en el tratamiento de niños y de adolescentes con ADHD. Tijdschr Psychiatr. 2010;52(2):89-97.

19. SC de Dyall, Michael GJ, Michael-Titus EN. Los ácidos grasos Omega-3 invierten disminuciones relativas a la edad de receptores nucleares y aumentan neurogenesis en ratas viejas. J Neurosci Res. 24 de marzo 2010.

20. JR de Hibbeln, Ferguson TA, Blasbalg TL. Deficiencias del ácido graso Omega-3 en el neurodevelopment, la agresión y el dysregulation autonómico: oportunidades para la intervención. Rev Psychiatry de la internacional. El 2006 de abril; 18(2): 107-18.

21. Kidd P.M. Omega-3 DHA y EPA para la cognición, el comportamiento, y el humor: hallazgos clínicos y sinergias estructural-funcionales con los fosfolípidos de la membrana celular. Altern Med Rev. El 2007 de sept; 12(3): 207-27.

22. GP de Amminger, Berger GE, SR. de Schafer, Klier C, Friedrich Mh, suplementación de los ácidos grasos de Feucht M. Omega-3 en niños con autismo: un estudio experimental seleccionado al azar, placebo-controlado de doble anonimato. Psiquiatría del Biol. 15 de febrero 2007; 61(4): 551-3.

23. Bradbury J, SP de Myers, papel adaptogenic de Oliver C. An de los ácidos grasos omega-3 en la tensión; un placebo seleccionado al azar controló el estudio de doble anonimato de la intervención (piloto). Nutr J. 2004 28 de noviembre; 3:20.

24. CB de Gesch, Hammond SM, SE de Hampson, vísperas A, Crowder MJ. Influencia de vitaminas suplementarias, de minerales y de ácidos grasos esenciales en el comportamiento antisocial de presos adultos jovenes. Ensayo seleccionado al azar, placebo-controlado. Psiquiatría del Br J. El 2002 de julio; 181:22-8.

25. Zaalberg A, Nijman H, Bulten E, Stroosma L, efectos de van der Staak C. de suplementos alimenticios sobre la agresión, regla-fractura, y psicopatología entre presos adultos jovenes. Aggress Behav. El 2010 de marcha; 36(2): 117-26.

26. Peet M, Murphy B, Shay J, Horrobin D. Depletion del ácido graso omega-3 nivela en las membranas celulares de glóbulo rojas de pacientes depresivos. Psiquiatría del Biol. 1 de marzo 1998; 43(5): 315-9.

27. Maes M, Cristóbal A, Delanghe J, Altamura C, Neels H, Meltzer HY. Ácidos grasos poliinsaturados bajados omega3 en fosfolípidos del suero y ésteres del colesterilo de pacientes deprimidos. Psiquiatría Res. 22 de marzo 1999; 85(3): 275-91.

28. McNamara RK, Hahn CG, Jandacek R, y otros déficits selectivos en el ácido docosahexaenoic del ácido graso omega-3 en la corteza orbitofrontal post mortem de pacientes con desorden depresivo importante. Psiquiatría del Biol. 1 de julio 2007; 62(1): 17-24.

29. Brunner J, Parhofer kilogramo, Schwandt P, Bronisch T. Cholesterol, ácidos grasos esenciales, y suicidio. Pharmacopsychiatry. El 2002 de enero; 35(1): 1-5.

30. Niveles de la tentativa de Huan M, de Hamazaki K, de Sun Y, y otros del suicidio y del ácido graso n-3 en glóbulos rojos: un estudio de control de caso en China. Psiquiatría del Biol. 1 de octubre 2004; 56(7): 490-6.

31. Sublette YO, JR de Hibbeln, Galfalvy H, Oquendo mA, Mann JJ. Situación esencial poliinsaturada del ácido graso Omega-3 como calculador del riesgo futuro del suicidio. Psiquiatría de la J. El 2006 de junio; 163(6): 1100-2.

32. Jazayeri S, Tehrani-Doost M, Keshavarz SA, y otros comparación de efectos terapéuticos del ácido eicosapentaenoic y del fluoxetine del ácido graso omega-3, por separado y en la combinación, en desorden depresivo importante. Psiquiatría de Aust N Z J. El 2008 de marcha; 42(3): 192-8.

33. Su KP, Huang SY, Chiu cc, Shen WW. Ácidos grasos Omega-3 en desorden depresivo importante. Un ensayo de doble anonimato, placebo-controlado preliminar. EUR Neuropsychopharmacol. El 2003 de agosto; 13(4): 267-71.

34. Silva TM, Munhoz RP, Alvarez C, y otros depresión de DA en la enfermedad de Parkinson: un estudio experimental de doble anonimato, seleccionado al azar, placebo-controlado de la suplementación del graso-ácido omega-3. Influencia Disord de J. DEC 2008; 111 (2-3): 351-9.

35. Su KP, Huang SY, TH de Chiu, y otros ácidos grasos Omega-3 para el desorden depresivo importante durante embarazo: resultados de un ensayo seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado. Psiquiatría de J Clin. El 2008 de abril; 69(4): 644-51.

36. Ácido de Lucas M, de Asselin G, de Merette C, de Poulin MJ, de Dodin S. Etilo-eicosapentaenoic para el tratamiento de la desolación psicológica y síntomas depresivos en mujeres de mediana edad: un ensayo clínico de doble anonimato, placebo-controlado, seleccionado al azar. J Clin Nutr. El 2009 de febrero; 89(2): 641-51.

37. Nemets H, Nemets B, Apter A, Bracha Z, derecho de Belmaker. Tratamiento Omega-3 de la depresión de la niñez: un estudio experimental controlado, de doble anonimato. Psiquiatría de la J. El 2006 de junio; 163(6): 1098-100.

38. Noaghiul S, JR de Hibbeln. Comparaciones internacionales del consumo de los mariscos y índices de desordenes bipolares. Psiquiatría de la J. DEC 2003; 160(12): 2222-7.

39. Clayton EH, Hanstock TL, Hirneth SJ, Kable CJ, Garg ml, Hazell PL. Ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3 en la sangre de niños y de adolescentes con desorden bipolar juvenil. Lípidos. El 2008 de nov; 43(11): 1031-8.

40. McNamara RK, Jandacek R, jinete T, y otros déficits en ácido docosahexaenoic y elevaciones asociadas en el metabolismo del ácido araquidónico y de los ácidos grasos saturados en la corteza orbitofrontal post mortem de pacientes con desorden bipolar. Psiquiatría Res. 30 de septiembre 2008; 160(3): 285-99.

41. AL de Stoll, Severus NOSOTROS, P.M. de Freeman, y otros Omega 3 ácidos grasos en desorden bipolar: un ensayo de doble anonimato, placebo-controlado preliminar. Arco Gen Psychiatry. 1999 mayo; 56(5): 407-12.

42. Hirashima F, Parow, tratamiento del AL de Stoll, y otros del ácido graso Omega-3 y T (2) tiempos de relajación enteros del cerebro en desorden bipolar. Psiquiatría de la J. El 2004 de oct; 161(10): 1922-4.

43. Chiu cc, Huang SY, Chen cc, Su KP. Los ácidos grasos Omega-3 son más beneficiosos en la fase depresiva que en la fase maníaca en pacientes con desorden bipolar de I. Psiquiatría de J Clin. DEC 2005; 66(12): 1613-4.

44. Osher Y, Bersudsky Y, derecho de Belmaker. Ácido eicosapentaenoic Omega-3 en la depresión bipolar: informe de un pequeño estudio de la abierto-etiqueta. Psiquiatría de J Clin. El 2005 de junio; 66(6): 726-9.

45. Montgomery P, Richardson AJ. Ácidos grasos Omega-3 para el desorden bipolar. Rev. del sistema de la base de datos de Cochrane 2008 (2): CD005169.

46. Kraguljac nanovoltio, Montori VM, Pavuluri M, Chai HS, Wilson BS, Unal SS. Eficacia de los ácidos grasos omega-3 en desordenes de humor - un comentario y un meta-análisis sistemáticos. Boletín de Psychopharmacol. 2009;42(3):39-54.

47. Clayton EH, Hanstock TL, Hirneth SJ, Kable CJ, Garg ml, Hazell PL. El episodio maníaco y la depresión reducidos en desorden bipolar juvenil se asociaron a la suplementación poliinsaturada de cadena larga del ácido graso omega-3. EUR J Clin Nutr. El 2009 de agosto; 63(8): 1037-40.

48. Turnbull T, Cullen-taladro M, Smaldone A. Efficacy de la suplementación del ácido graso omega-3 en la mejora de síntomas bipolares: un comentario sistemático. Arco Psychiatr Nurs. El 2008 de oct; 22(5): 305-11.

49. McNamara RK. Evaluación de la deficiencia ácida docosahexaenoic como factor de riesgo evitable para los desordenes afectivos periódicos: estado actual, direcciones futuras, y recomendaciones dietéticas. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. 2009 agosto-septiembre; 81 (2-3): 223-31.

50. ¿Carrie I, Abellan Van Kan G, Rolland Y, Gillette-Guyonnet S, Vellas B. PUFA para la prevención y el tratamiento de la demencia? DES de Curr Pharm. 2009;15(36):4173-85.

51. GM del col, mA QL, Frautschy SA. Ácidos grasos Omega-3 y demencia. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. 2009 agosto-septiembre; 81 (2-3): 213-21.

52. Fotuhi M, Mohassel P, consumo de pescados de Yaffe K., ácidos grasos de cadena larga omega-3 y riesgo de disminución o de enfermedad de Alzheimer cognoscitiva: una asociación compleja. Nat Clin Pract Neurol. El 2009 de marcha; 5(3): 140-52.

53. SC. de Heinrichs Suplementación dietética del ácido graso omega-3 para optimizar la estructura y la función neuronales. Mol Nutr Food Res. El 2010 de abril; 54(4): 447-56.

54. Laasonen M, Hokkanen L, Leppamaki S, Tani P, Erkkila EN. Proyecto DyAdd: Ácidos grasos y cognición en adultos con dislexia, ADHD, o ambos. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. El 2009 de julio; 81(1): 79-88.

55. Correlativos electroencephalographic del estado de Sumich A, de Matsudaira T, de Gow rv, y otros de reclinación con los ácidos grasos de cadena larga del glóbulo rojo, funcionamiento de la memoria y edad en muchachos adolescentes con desorden de la hiperactividad del déficit de atención. Neurofarmacología. DEC 2009; 57 (7-8): 708-14.

56. Manganeso de Vercambre, Boutron-Ruault bujía métrica, Ritchie K, Clavel-Chapelon F, asociación de Berr C. Long-term de las tomas de la comida y del alimento con la disminución cognoscitiva y funcional: un estudio complementario de 13 años de mujeres francesas mayores. Br J Nutr. El 2009 de agosto; 102(3): 419-27.

57. Wurtman RJ, Cansev M, Sakamoto T, Ulus IH. Uso de los precursores de la fosfátida de promover synaptogenesis. Annu Rev Nutr. 2009;29:59-87.

58. Wurtman RJ, Cansev M, Ulus IH. La formación de la sinapsis es aumentada por la administración oral de la uridina y DHA, los precursores de circulación de las fosfátidas del cerebro. Envejecimiento de la salud de J Nutr. El 2009 de marcha; 13(3): 189-97.

59. Barcelos RC, Benvegnu DM, Boufleur N, y otros efectos de los ácidos grasos esenciales omega-3 (omega-3 EFAs) sobre típico de la disfunción de los desordenes y de la memoria de motor neuroléptico-inducido: parámetro del comportamiento y bioquímico. Neurotox Res. El 2010 de abril; 17(3): 228-37.

60. Antypa N, Van der Does AJ, eperlano AH, Rogers RD. Ácidos grasos Omega-3 (aceite de pescado) y cognición depresión-relacionada en voluntarios sanos. J Psychopharmacol. El 2009 de sept; 23(7): 831-40.

61. Fiala M. Re-balancing de la inmunidad de la inflamación y del abeta como terapéutico para la enfermedad-vista de Alzheimer de la cabecera. Blancos de la droga del CNS Neurol Disord. El 2010 de abril; 9(2): 192-6.

62. Fiala M. Re-balancing de la inmunidad de la inflamación y del abeta como terapéutico para la enfermedad-vista de Alzheimer de la cabecera. Blancos de la droga del CNS Neurol Disord. 5 de marzo 2010.

63. Vedin I, Cederholm T, Freund Levi Y, y otros efectos de la suplementación ácido-rica docosahexaenoic del ácido graso n-3 sobre el cytokine lanza de leucocitos mononucleares de la sangre: el estudio de OmegAD. J Clin Nutr. El 2008 de junio; 87(6): 1616-22.

64. Vedin I, Cederholm T, Freund-Levi Y, y otros lanzamiento alfa reducido de la prostaglandina F2 de leucocitos mononucleares de la sangre después de la suplementación oral de los ácidos grasos omega-3: el estudio de OmegAD. Lípido Res de J. 2010 mayo; 51(5): 1179-85.

65. Irving GF, Freund-Levi Y, efectos de la suplementación del ácido graso M, y otros Omega-3 de Eriksdotter-Jonhagen sobre peso y apetito en pacientes con la enfermedad de Alzheimer: el estudio de la enfermedad de Alzheimer omega-3. J Geriatr Soc. El 2009 de enero; 57(1): 11-7.

66. Yurko-Mauro K. Cognitive y ventajas cardiovasculares del ácido docosahexaenoic en el envejecimiento y la disminución cognoscitiva. Curr Alzheimer Res. 1 de mayo 2010; 7(3): 190-6.

67. Florent-Bechard S, Desbene C, García P, y otros. El papel esencial de lípidos en enfermedad de Alzheimer. Biochimie. El 2009 de junio; 91(6): 804-9.

68. Freund-Levi Y, Eriksdotter-Jonhagen M, Cederholm T, y otros tratamiento del ácido graso Omega-3 en 174 pacientes con suave para moderar la enfermedad de Alzheimer: Estudio de OmegAD: un ensayo de doble anonimato seleccionado al azar. Arco Neurol. El 2006 de oct; 63(10): 1402-8.

69. Chiu cc, Su KP, Cheng TC, y otros. Los efectos de la monoterapia de los ácidos grasos omega-3 en enfermedad de Alzheimer y la debilitación cognoscitiva suave: un estudio placebo-controlado de doble anonimato seleccionado al azar preliminar. Psiquiatría del Biol de Prog Neuropsychopharmacol. 1 de agosto 2008; 32(6): 1538-44.

70. El mA QL, Yang F, Rosario ER, y otros oligómeros del Beta-amiloide induce la fosforilación del tau y la inactivación del substrato del receptor de la insulina vía la señalización de la cinasa del N-terminal de c-junio: supresión por los ácidos grasos omega-3 y la curcumina. J Neurosci. 15 de julio 2009; 29(28): 9078-89.

  • Página
  • 1
  • 2