Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista noviembre de 2010
Extractos

Calcio

Efecto de los suplementos del calcio sobre riesgo de eventos cardiovasculares del infarctionand del miocardio: meta-análisis.

OBJETIVO: Para investigar si los suplementos del calcio aumentan el riesgo de eventos cardiovasculares. DISEÑO: Meta-análisis llanos pacientes del nivel y del ensayo. ORÍGENES DE DATOS: Medline, Embase, y registro central de Cochrane de los ensayos controlados (1966- marzo de 2010), listas de referencia de meta-análisis de los suplementos del calcio, y dos registros del ensayo clínico. Las búsquedas de la inicial fueron realizadas en noviembre de 2007, con las búsquedas en la base de datos electrónicas repetidas en marzo de 2010. SELECCIÓN DEL ESTUDIO: Los estudios elegibles fueron seleccionados al azar, los ensayos controlados placebo de los suplementos del calcio (>or=500 mg/día), con 100 o más participantes de edad media más de 40 años y duración del estudio más de un año. Los autores importantes de ensayos elegibles suministraron datos. Los resultados cardiovasculares fueron obtenidos de informes del uno mismo, de admisiones de hospital, y de partidas de defunción. RESULTADOS: 15 ensayos eran elegibles para la inclusión, cinco con los datos llanos pacientes (8151 participantes, continuación mediana 3,6 años, gama intercuartil 2.7-4.3 años) y 11 con los datos llanos de ensayo (11 921 participantes, duración mala 4,0 años). En los cinco estudios que contribuían datos llanos pacientes, 143 personas asignadas al calcio hicieron un infarto del miocardio comparar con 111 asignados al placebo (ratio del peligro el intervalo de confianza de 1,31, del 95% 1,02 a 1,67, P=0.035). Los aumentos no significativos ocurrieron en la incidencia del movimiento (1,20, 0,96 a 1,50, P=0.11), la punto final compuesta del infarto del miocardio, movimiento, o la muerte súbita (1,18, 1,00 a 1,39, P=0.057), y la muerte (1,09, 0,96 a 1,23, P=0.18). El meta-análisis de los datos llanos de ensayo mostró resultados similares: 296 personas tenían un infarto del miocardio (166 asignados al calcio, 130 al placebo), con una incidencia creciente del infarto del miocardio en ésos asignados al calcio (riesgo relativo reunido el intervalo de confianza de 1,27, del 95% 1,01 a 1,59, P=0.038). CONCLUSIONES: Suplementos del calcio (sin la vitamina coadministered D) se asocia a un riesgo creciente de infarto del miocardio. Pues los suplementos del calcio son ampliamente utilizados estos aumentos modestos en riesgo de enfermedad cardiovascular pudieron traducir a un grande cargan de enfermedad en la población. Una nueva valoración del papel de los suplementos del calcio en la gestión de la osteoporosis se autoriza.

BMJ. 29 de julio 2010; 341: c3691

Estudio anticipado del calcio, potasio, y toma del magnesio y riesgo de movimiento en mujeres.

FONDO Y PROPÓSITO: Las altas tomas del calcio, del potasio, y del magnesio se han presumido para reducir riesgos de enfermedad cardiovascular, pero solamente algunos estudios anticipados han examinado las tomas de estos cationes en relación con el riesgo de movimiento. MÉTODOS: En 1980, 85 764 mujeres en la salud de las enfermeras estudian la cohorte, envejecida 34 a 59 años y liberan de la enfermedad cardiovascular y del cáncer diagnosticados, los cuestionarios dietéticos terminados de los cuales nosotros calculaban tomas del calcio, del potasio, y del magnesio. En 1994, después de 1,16 millones de personas-año de continuación, habían documentado a 690 movimientos del incidente (129 hemorragias subaracoideas, 74 hemorragias intraparenchymal, 386 movimientos isquémicos, y 101 movimientos de tipo indeterminado). RESULTADOS: Las tomas del calcio, del potasio, y del magnesio eran cada asociado inverso a los riesgos fumar-ajustados de la edad y relativos de movimiento isquémico, excepto el infarto embolic del origen nonatherogenic (n=347). El ajuste para otros factores de riesgo cardiovasculares, incluyendo la historia de la hipertensión, atenuó estas asociaciones, particularmente para la toma del magnesio. En un análisis multivariante, las mujeres en el quintile más alto de la toma del calcio tenían un riesgo relativo ajustado de movimiento isquémico de 0,69 (ci del 95%, 0,50 a 0,95; P para trend=0.03) comparado con ésos en el quintile más bajo; para la toma del potasio el riesgo relativo correspondiente era 0,72 (ci del 95%, 0,51 a 1,01; P para trend=0.10). El ajuste simultáneo adicional para la toma del calcio y del potasio sugirió una asociación independiente para la toma del calcio. La asociación del riesgo con la toma del calcio no aparecía ser linear de registro; el aumento en riesgo fue limitado al quintile más bajo de la toma, y las tomas > aproximadamente 600 mg/d no aparecían reducir el riesgo de movimiento más lejos. La asociación inversa con la toma del calcio era más fuerte para la lechería que para la toma sintética del calcio. Las tomas del calcio, del potasio, y del magnesio no fueron relacionadas con el riesgo de otros subtipos del movimiento. CONCLUSIONES: La toma baja del calcio, y quizás bajo la toma del potasio, pueden contribuir al riesgo creciente de movimiento isquémico en mujeres americanas de mediana edad. Sigue siendo posible que las mujeres en el quintile más bajo de la toma del calcio tenían características desconocidas que las hicieron susceptibles al movimiento isquémico.

Movimiento. El 1999 de sept; 30(9): 1772-9

Relación del calcio, de la vitamina D, y de la toma de los productos lácteos a la mortalidad isquémica de la enfermedad cardíaca entre mujeres posmenopáusicas.

Para investigar si mayores tomas del calcio, de la vitamina D, o de los productos lácteos pueden proteger contra mortalidad isquémica de la enfermedad cardíaca, los autores analizaban datos de un estudio ficticio anticipado de 34.486 mujeres posmenopáusicas de Iowa 55-69 años y sin una historia de la enfermedad cardíaca isquémica que terminó un cuestionario dietético en 1986. Hasta el 1994, 387 muertes debido a la enfermedad cardíaca isquémica fueron documentadas (clasificación internacional de enfermedades, de la novena revisión, de códigos 410-414, 429,2). Los riesgos relativos multivariante-ajustados para el más alto contra las cuartilas más bajas del calcio, de la vitamina D, y de las tomas totales del producto lácteo eran como sigue: 0,67 (intervalo de confianza del 95% (ci) 0.47-0.94; p para la tendencia = 0,09) para el calcio, 1,41 (ci 0.93-2.15 del 95%; p para la tendencia = 0,12) para la vitamina D, y 0,94 (ci 0.66-1.35 del 95%; p para la tendencia = 0,68) para los productos lácteos. El riesgo relativo era 0,63 (ci 0.40-0.98 del 95%) para el alto calcio dietético pero ninguna toma suplemental del calcio y 0,66 (ci 0.36-1.23 del 95%) para el alto calcio suplemental pero la toma dietética baja del calcio. Estos resultados sugieren que una toma más alta del calcio, pero no de la vitamina D o de los productos lácteos, esté asociada a mortalidad isquémica reducida de la enfermedad cardíaca en mujeres posmenopáusicas, y el riesgo reducido puede ser realizable si la toma más alta del calcio es lograda por dieta, suplementos, o ambos.

J Epidemiol. 15 de enero 1999; 149(2): 151-61

La influencia de la suplementación dietética y nondietary del calcio en la presión arterial: un meta-análisis actualizado de ensayos controlados seleccionados al azar.

Pusimos al día nuestro comentario sistemático anterior del efecto del calcio suplemental sobre la presión arterial. Ampliamos nuestras búsquedas anteriores en MEDLINE y EMBASE al mayo de 1997 y examinamos citaciones de los artículos relevantes. Entramos en contacto con a los autores de ensayos elegibles para asegurar la exactitud y lo completo de datos, y para identificar ensayos inéditos. Incluimos cualquier estudio en el cual los investigadores seleccionaran al azar a gente hipertensa o normotensiva a la suplementación del calcio o a la terapia de la alternativa y midieron la presión arterial por lo menos 2 semanas. Además de 32 ensayos incluidos en el meta-análisis anterior, 10 nuevos ensayos contribuyeron a este meta-análisis. Dos pares de revisores independientes resumieron datos y evaluaron la validez de los datos del estudio según seis criterios de calidad. Calculábamos las diferencias en el cambio de la presión arterial entre la suplementación del calcio y los grupos de control y reunimos las estimaciones con cada ensayo cargado con lo contrario de la variación usando un modelo al azar de los efectos. Los calculadores de la reducción de la presión arterial que examinamos el método incluido de suplementación, la presión arterial de la línea de fondo, y la calidad metodológica de los estudios. El análisis reunido muestra una reducción en la presión arterial sistólica de -1,44 milímetros hectogramo (intervalo de confianza del 95% -2,20 a -0,68; P < .001) y en la presión arterial diastólica de -0,84 milímetros hectogramo (intervalo de confianza del 95% -1,44 a -0,24; P < .001). Encontramos estadístico la heterogeneidad significativa de resultados a través de los ensayos (P < o = .02), que persistieron cuando mirábamos los ensayos nondietary solamente, pero no cuando restringimos nuestro análisis a los ensayos dietéticos. Aunque hubiera una tendencia hacia efectos más grandes con intervenciones dietéticas, ningunos de los mediadores posibles de la reducción de la presión arterial explicaron diferencias en efecto del tratamiento. Concluimos que la suplementación del calcio lleva a una pequeña reducción en la presión arterial sistólica y diastólica. El efecto del calcio suplemental en la dieta es por lo menos tan grande como la suplementación nondietary.

J Hypertens. El 1999 de enero; 12 (1 pinta 1): 84-92

Efectos de la suplementación del calcio sobre concentraciones del lípido del suero en más viejas mujeres normales: un ensayo controlado seleccionado al azar.

PROPÓSITO: Para determinar el efecto de la suplementación con el citrato del calcio sobre concentraciones de circulación del lípido en más viejas mujeres normales. TEMAS Y MÉTODOS: Como parte de un estudio de los efectos de la suplementación del calcio sobre fracturas, asignamos aleatoriamente a 223 mujeres posmenopáusicas los años de la edad (del medio [+/- SD] 72 +/- 4,), que no recibía la terapia para la hiperlipidemia o la osteoporosis, para recibir el calcio (1 g/d, n = 111) o el placebo (n = 112) por 1 año. Las concentraciones de ayuno del lípido del suero, incluyendo el colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL) y el colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL), fueron obtenidas en la línea de fondo, y en 2, 6, y 12 meses. RESULTADOS: Después de 12 meses, los niveles de colesterol de HDL y el colesterol de HDL al ratio del colesterol de LDL habían aumentado más en el grupo del calcio que en el grupo del placebo (diferencias malas del entre-grupo en cambio de la línea de fondo: para el colesterol de HDL, 0,09 mmol/L (intervalo de confianza del 95% [ci]: 0,02 a 0,17; P = 0,01); para el ratio del colesterol de HDL/LDL, 0,05 (ci del 95%: 0,02 a 0,08; P = 0,001). Esto era en gran parte debido a un aumento del 7% en niveles de colesterol de HDL en el grupo del calcio, con una disminución no significativa del 6% en niveles de colesterol de LDL. No había efecto significativo del tratamiento sobre nivel del triglicérido (P = 0,48). CONCLUSIÓN: La suplementación del citrato del calcio causa cambios beneficiosos en lípidos de circulación en mujeres posmenopáusicas. Esto sugiere que una nueva estimación de las indicaciones para la suplementación del calcio sea necesaria, y que su rentabilidad pudo haber sido subestimada.

MED de la J. 1 de abril 2002; 112(5): 343-7

Efectos de la suplementación del calcio sobre peso corporal y la presión arterial en más viejas mujeres normales: un ensayo controlado seleccionado al azar.

CONTEXTO: Los datos epidemiológicos sugieren que las tomas de alto grado de calcio estén asociadas al peso corporal y a la presión arterial disminuidos. Sin embargo, hay pocas pruebas de ensayos aleatorizados que abordan estos problemas importantes. OBJETIVO: El objetivo de este estudio era evaluar los efectos a largo plazo del calcio sobre peso corporal y la presión arterial. DISEÑO: Éste es un substudy de un ensayo en curso, de doble anonimato, seleccionado al azar, controlado de la suplementación del calcio. Los puntos del extremo fueron evaluados en 30 meses. DETERMINACIÓN: Este estudio fue realizado en un centro médico de la universidad. PARTICIPANTES: Mujeres posmenopáusicas normales (edad media, 74 años; peso malo, 67 kilogramos; presión arterial mala, 134/70 milímetro hectogramo en la línea de fondo) participada en este estudio. INTERVENCIÓN: Los temas del estudio fueron tratados con el calcio (1 g/d; n = 732) y placebo (n = 739). MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: El peso corporal y la presión arterial eran las medidas principales del resultado. RESULTADOS: El peso disminuyó por 368 +/- 132 g (medio +/- SE) con el tratamiento del calcio y por 369 +/- 134 g con placebo (P = 0,93). Las masas gordas y magras no mostraron un efecto del calcio. La presión arterial mostró reducciones transitorias de 1-2 milímetros hectogramo en 6 meses en el grupo del calcio, dando por resultado una diferencia significativa del entre-grupo solamente para la presión sistólica (P = 0,048). En 30 meses, el cambio de la línea de fondo en la presión sistólica era 0,0 +/- 0,9 milímetros hectogramo en el grupo del calcio y 2,4 +/- 0,9 milímetros hectogramo en el grupo del placebo (P = 0,14). Para las presiones diastólicas, los cambios eran -0,2 +/- 0,4 y 0,8 +/- 0,4 milímetros hectogramo, respectivamente (P = 0,13). En ésos con las tomas del calcio de la línea de fondo menos de 600 mg/d, el efecto del tratamiento era mayor y persistió. CONCLUSIONES: La suplementación del calcio de 1 g/d no produce efectos biológico significativos sobre peso corporal, y su efecto hipotenso es pequeño y transitorio en la mayoría de las mujeres.

J Clin Endocrinol Metab. El 2005 de julio; 90(7): 3824-9