Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista agosto de 2010
Extractos

Azafrán

Receptores de la dopamina D2 adentro apego-como la disfunción de la recompensa y la consumición obligatoria en ratas obesas.

Encontramos que el desarrollo de la obesidad fue juntado con la aparición de un déficit progresivamente de empeoramiento en respuestas de los nervios de la recompensa. Los cambios similares en el homeostasis de la recompensa inducido por la cocaína o la heroína se consideran ser cruciales en accionar la transición de casual al consumo de drogas obligatorio. Por consiguiente, detectamos obligatorio-como comportamiento de alimentación en las ratas obesas pero no magras, medidas como consumo de alimentos aceptable que era resistente a la interrupción por un estímulo condicionado aversivo. Los receptores estriados de la dopamina D2 (D2Rs) downregulated en ratas obesas, como se ha divulgado en los seres humanos enviciados a las drogas. Por otra parte, la precipitación lentivirus-mediada de D2Rs estriado aceleró rápidamente el desarrollo apego-como de los déficits de la recompensa y el inicio obligatorio-como de la comida que buscaba en ratas con el acceso extendido a la comida de alto grado en grasas aceptable. Estos datos demuestran que el consumo excesivo de los disparadores aceptables de la comida apego-como respuestas neuroadaptive en recompensa del cerebro circula y conduce el desarrollo de la consumición obligatoria. Los mecanismos hedonistas comunes pueden por lo tanto ser la base de obesidad y de la drogadicción.

Nat Neurosci. 2010 mayo; 13(5): 635-41

Secuencia del comportamiento de la saciedad (BSS): Separación de trigo del desperdicio en la farmacología del comportamiento del apetito.

La historia del desarrollo de la droga de la anti-obesidad está lejos de glorioso, con balas mágicas transitorias y solamente un puñado de agentes autorizado actualmente para el uso clínico. Debido a progreso reciente en nuestra comprensión de la multiplicidad de señalar los caminos implicados en la regulación del apetito, y al diluvio resultante de informes sobre la eficacia anoréxica de terapias nuevas, parece oportuno subrayar la necesidad de distinguir los tratamientos que suprimen la toma por medios primarios de los que alcancen solamente indirectamente esta punto final. El artículo de la corriente revisa la historia conceptual de la secuencia del comportamiento de la saciedad (BSS), también conocida como la secuencia del comportamiento de saciedad, de saciedad de los posts-ingestive, y de la secuencia de sobremesa de la saciedad. La investigación temprana confirmó esa saciedad natural, producida por una carga calórica en la tripa, se asocia a una transición fiable de la alimentación con la preparación a la reclinación. Aunque muchas manipulaciones menos naturalistas sean también capaces de reducir la toma de comida, muy pocas hacen tan sin la interrupción de la estructura normal de este ciclo de alimentación. Así, mientras que CCK y el d-fenfluramine reducen la toma acelerando pero de otra manera manteniendo la integridad del BSS, otras intervenciones anoréxicas interrumpen el BSS con la competencia de la respuesta (e.g d-anfetamina), la náusea/el malestar (e.g cloruro del litio) e interferencia con la retroalimentación positiva gusto-mediada (e.g adulteración de la quinina de la dieta). Una literatura sustancial ahora apoya fuertemente la implicación específica los subtipos del receptor 5-HT (1B) y 5-HT (2C) de la serotonina en saciedad y en el efecto anoréxico de agentes tales como fenfluramine y fluoxetine. Los análisis recientes de BSS también han identificado los perfiles anoréxicos bastante selectivos para el sibutramine dual de la noradrenalina y del inhibidor del reuptake 5-HT, el antagonista SB-334867 del receptor orexin-1, y el naloxone amplio del antagonista del receptor del opiáceo del espectro. Sin embargo, los análisis similares han ofrecido la ayuda de little/no para el potencial anoréxico del péptido PYY (3-36) de la tripa mientras que la eficacia anoréxica aguda del antagonista del receptor del cannabinoid CB1/de agonistas inversos aparece en gran parte ser secundaria a la competencia de la respuesta. En cambio, los estudios con combinaciones de la bajo-dosis de naloxone y el antagonista del receptor CB1/los agonistas inversos han confirmado muy recientemente el potencial de las politerapias de la droga no sólo en la supresión del apetito pero también en la atenuación/que eliminaba efectos secundarios indeseados. En suma, como análisis de BSS ofrece medios confiables de distinguir el trigo (anorectics primario) del desperdicio (anorectics secundario), él debe formar una parte integrante de prueba temprana de la fase en cualquier programa de cribado de la droga de la anti-obesidad.

Bioquímica Behav de Pharmacol. 7 de marzo 2010

Enfermedad cardíaca valvular asociada a fenfluramine-phentermine.

FONDO: Fenfluramine y el phentermine han sido aprobados individualmente como agentes anoréxicos por Food and Drug Administration (FDA). Cuando están utilizadas en la combinación las drogas pueden ser apenas tan eficaces como cualquier droga solamente, con las ventajas añadidas de la necesidad de dosis más bajas de cada agente y quizás de menos efectos secundarios. Aunque la combinación no haya sido aprobada por el FDA, en 1996 el número total de prescripciones en los Estados Unidos para el fenfluramine y el phentermine excedió de 18 millones. MÉTODOS: Identificamos enfermedad cardíaca valvular en 24 mujeres tratadas con el fenfluramine-phentermine que no tenía ninguna historia de la enfermedad cardiaca. Las mujeres presentaron con síntomas cardiovasculares o un murmullo de corazón. Como aumentando los números de estos pacientes con las características clínicas similares fueron identificados, allí aparecido ser una asociación entre estas características y la terapia del fenfluramine-phentermine. RESULTADOS: Evaluaron a veinticuatro mujeres edad (del medio [+/-SD], 44+/-8 años) 12.3+/-7.1 meses después de la iniciación de la terapia del fenfluramine-phentermine. La ecocardiografía demostró morfología valvular inusual y la regurgitación en todos los pacientes. Las válvulas de corazón derecho-echadas a un lado e izquierdo-echadas a un lado estaban implicadas. Ocho mujeres también habían documentado nuevamente la hipertensión pulmonar. Hasta la fecha, la intervención quirúrgica cardiaca se ha requerido en cinco pacientes. Las válvulas de corazón tenían un aspecto blanco que relucir. Hallazgos histopatológicos incluidos placa-como el encasement de los prospectos y de las estructuras acordes con arquitectura intacta de la válvula. Las características histopatológicas eran idénticas a ésas consideradas en enfermedad carcinoide o ergotamine-inducida de la válvula. CONCLUSIONES: Estos casos despiertan la preocupación que la terapia del fenfluramine-phentermine se puede asociar a enfermedad cardíaca valvular. Los candidatos a terapia del fenfluramine-phentermine deben ser informados sobre efectos nocivos potenciales serios, incluyendo la hipertensión pulmonar y la enfermedad cardíaca valvular.

MED de N Inglés J. 28 de agosto 1997; 337(9): 581-8

La entrega de la serotonina en el núcleo ventromedial del hipotálamo afecta al modelo y al peso corporal diferentemente de alimentación en las ratas obesas y magras de Zucker.

AIM: Para determinar si la serotonina central (5-HT) - saciedad inducida se altera en obesidad. MÉTODOS: Las ratas obesas y magras de Zucker recibieron la infusión de 5-HT (5 microg/0.5 microl/h) o salinos en el núcleo ventromedial del hipotálamo (VMN) por 2 semanas. RESULTADOS: En ratas magras, 5-HT disminuyó el peso corporal (el 7%) y la toma de comida total (el 15%) que era debido a un tamaño disminuido de la comida durante la fase oscura. En ratas obesas, una disminución de la toma de comida también fue observada de la fase oscura, pero fue compensada por una toma de comida creciente durante la fase ligera, dando por resultado ningunos cambios significativos de la toma de comida y del peso corporal totales. En ratas obesas, el número de la comida pero no el tamaño de la comida fue afectado por la entrega 5-HT. El contenido de las grasas de cuerpo no fue afectado por 5-HT en ratas obesas, mientras que el cese de la entrega 5-HT en ratas magras dio lugar al aumento del 13%. CONCLUSIÓN: Intra-VMN 5-HT en ratas obesas no aumentó saciedad comida-asociada como hizo en ratas magras, pero moduló hambre. Estos resultados muestran que el fenotipo obeso de Zucker es caracterizado por resistencia de VMN a 5-HT, que puede contribuir a los mecanismos neurobiological del tamaño de la comida y de la toma de comida crecientes y puede disminuir efectos de la anti-obesidad de anorexiants serotonergic.

Apetito. El 2010 de abril; 54(2): 346-53

Efectos de los ligands del receptor de la serotonina (5-HT) (1B) sobre comportamiento cocaína-que busca en ratas.

Los datos numerosos indicaron una significación para los caminos dopaminérgicos del cerebro en los efectos del comportamiento de la cocaína, no obstante la investigación reciente también demostró la implicación de la neurotransmisión de la serotonina (5-HT) y particularmente los receptores 5-HT (1B) en el refuerzo, el estímulo discriminatorio y los efectos de sensibilización de la cocaína. Para verificar un papel de estos receptores en la motivación incentiva para la cocaína, utilizamos el modelo de la extinción/del restablecimiento para examinar los efectos de los ligands del receptor 5-HT (1B) sobre el restablecimiento del comportamiento cocaína-que buscaba extinguido y comportamiento el comida-tomar. Las ratas entrenadas uno mismo-para administrar la cocaína (0,5 mg/kg/infusión) experimentaron posteriormente procedimientos de la extinción. Entonces fueron probados para el restablecimiento señal-inducido cocaína-preparado o cocaína-asociado del comportamiento cocaína-que buscaba extinguido. Otros grupos de ratas fueron entrenados uno mismo-para administrar la comida (leche dulce), y después de que la extinción ellos fuera probada para el restablecimiento del comportamiento comida-que tomaba inducido por la presentación contingente de la comida. La dosis-dependiente del SB 216641 (2.5-7.5 mg/kg) y de GR 127935 de los antagonistas del receptor 5-HT (1B) (2.5-10 mg/kg) atenuó la cocaína (10 mg/kg) - y restablecimiento señal-inducido cocaína-asociado del comportamiento cocaína-que buscaba mientras que no pudieron alterar el restablecimiento del comportamiento comida-que tomaba. El agonista CP 94253 (2,5 o 5 mg/kg) del receptor 5-HT (1B) combinado con una dosis subliminal del oscurecimiento de la cocaína (2,5 mg/kg) reforzó el restablecimiento del buscar-comportamiento de la droga, pero de buscar inhibido de la cocaína inducido por una dosis submáxima (10 mg/kg) de la cocaína o de la señal cocaína-asociada. Por otra parte, el agonista del receptor 5-HT (1B) atenuó el restablecimiento del comportamiento comida-que tomaba. El efecto Facilitatory de CP 94253 sobre comportamiento cocaína-que buscaba y su efecto inhibitorio sobre comportamiento comida-que tomaba fueron bloqueados por el SB 216641, pero su efecto inhibitorio sobre comportamiento cocaína-que buscaba seguía siendo inafectado por este antagonista del receptor 5-HT (1B). Nuestros resultados indican que la activación tónica de los receptores 5-HT (1B) está implicada en el restablecimiento de la cocaína y señal-inducida del comportamiento cocaína-que busca y que los efectos inhibitorios de los antagonistas del receptor 5-HT (1B) sobre estos fenómenos están relacionados directamente con los aspectos de motivación del abuso de la cocaína. El efecto receptor-mediado facilitatory 5-HT (1B) del agonista del receptor 5-HT (1B) sobre buscar de la cocaína se puede relacionar con el aumento divulgado anterior de las propiedades rewarding de la cocaína, mientras que su efecto inhibitorio sobre el comportamiento cocaína-que busca, sin relación a la activación del receptor 5-HT (1B), puede resultar de una reducción general de la motivación.

Representante de Pharmacol. 2008 noviembre-diciembre; 60(6): 798-810

las concentraciones y los ratios del triptófano del plasma de la Veinte-cuatro-hora están debajo de normal en temas obesos y no son normalizados por la perdida de peso sustancial.

FONDO: Las concentraciones del triptófano del plasma y el ratio de triptófano a otros aminoácidos neutrales grandes (ratio del triptófano del plasma) son según se informa bajos en temas obesos. El ratio del triptófano del plasma predice la producción de la absorción y de la serotonina del triptófano del cerebro. Si este ratio es bajo en temas obesos, la función de la serotonina puede también ser baja. Las concentraciones y los ratios del triptófano del plasma se han medido solamente en los solos puntos del tiempo en temas obesos; no se sabe si los escasos valores para estas 2 variables persisten en 24 períodos de h. OBJETIVO: Nuestro objetivo era determinar si las concentraciones y los ratios del triptófano del plasma en temas obesos son más bajos que ésas en temas del normal-peso en 24 períodos de h y si aumentan cuando se reduce el peso corporal. DISEÑO: Las concentraciones y los ratios del triptófano del plasma fueron examinados en temas obesos antes y después de pérdida de peso y en temas nonobese del control. Las muestras de sangre fueron dibujadas con frecuencia en los 24 períodos de h. Una prueba de la tolerancia de la insulina también fue utilizada para determinar si la pérdida de peso alteró la capacidad de la insulina de modificar concentraciones del plasma de triptófano y de los otros aminoácidos neutrales grandes. RESULTADOS: Las concentraciones y los ratios del triptófano del plasma en temas obesos eran bajos siempre; estos efectos persistieron después de la perdida de peso. Las concentraciones del plasma de todos los aminoácidos neutrales grandes disminuyeron durante la infusión de la insulina en todos los grupos. CONCLUSIONES: Los ratios del triptófano del plasma del punto bajo 24 h en obeso y los temas obesos sugieren antes que la absorción del triptófano del cerebro se pueda disminuir continuamente y pueda permanecer debajo de normal a pesar de la perdida de peso.

J Clin Nutr. 2003 mayo; 77(5): 1112-8

cambios Comida-inducidos en triptófano: Ratio de LNAA: efectos sobre la consumición de la ansia y de la borrachera.

Este estudio investigó los efectos de las comidas que variaban en la composición macronutrient sobre el triptófano/el aminoácido neutral grande (tryp del plasma: Ratios de LNAA) y apetito subsiguiente y humor en mujeres definidos como “cravers de la comida.” Nueve mujeres consumieron uno de cada uno de un carbohidrato de alto valor proteico, alto y de una comida mezclada en tres días separados. Las muestras de sangre y los grados del apetito y del humor fueron tomados antes y en del minuto hasta 150 de los intervalos después del consumo de la comida. La primera ad libitum toma de comida subsiguiente fue registrada en diarios. El tryp: El ratio de LNAA aumentó perceptiblemente después de que la comida del carbohidrato comparara a la proteína y mezclara comidas. Ningunas correlaciones significativas entre el cambio en tryp: El ratio de LNAA y el humor o la toma macronutrient en ad libitum el episodio de la consumición fueron observados. Había una correlación negativa entre el tryp: El ratio y el deseo de LNAA de ir de borrachera comen (p=0.03) y una tendencia hacia una correlación negativa entre el tryp: Ratio y ansia de LNAA para las comidas ricas en carbohidrato (p=0.07). Participantes cuyo ad libitum la consumición de episodio fue categorizada pues una borrachera tenía una tendencia (p=0.06) hacia un tryp más bajo del plasma: Ratio de LNAA que los que no fueron de borrachera. El análisis de regresión mostró que los efectos del cambio en tryp: El ratio de LNAA en deseo de ir de borrachera come era independiente del tipo de la comida y cambia en concentraciones de la insulina y de la glucosa. Estos hallazgos sugieren eso que reduce el tryp del plasma: El ratio de LNAA, vía el consumo de una comida abundante en proteínas, puede mediar el deseo de ir de borrachera come en mujeres susceptibles.

Coma Behav. El 2000 de sept; 1(1): 53-62

Las costumbres alimenticias y la adherencia a las prescripciones dietéticas en temas adultos obesos trataron con el hydroxytryptophan 5.

Las observaciones anteriores han mostrado que la administración oral del hydroxytryptophan 5 (5-HTP) sin prescripciones dietéticas causa anorexia, la toma de comida disminuida, y la pérdida de peso en temas obesos. Para confirmar estos datos durante un período más largo de observación y verificar si la adherencia a la restricción dietética se podría mejorar por 5-HTP, asignaron 20 pacientes obesos aleatoriamente para recibir 5-HTP (900 mg/d) o un placebo. El estudio era doble-cegador y era por dos períodos consecutivos de 6 semanas. No se prescribió ninguna dieta durante el primer período, una dieta 5040-kJ/d fue recomendada para el segundo. La pérdida de peso significativa fue observada en los pacientes 5-HTP-treated durante ambos períodos. Una reducción en toma del carbohidrato y una presencia constante de saciedad temprana también fueron encontradas. Estos hallazgos así como la buena tolerancia observada sugieren que 5-HTP se puede utilizar con seguridad para tratar obesidad.

J Clin Nutr. El 1992 de nov; 56(5): 863-7

Efectos del hidroxi-triptófano oral 5 sobre toma de la energía y la selección macronutrient en pacientes diabéticos dependientes de la no-insulina.

OBJETIVO: En pacientes obesos, el estímulo serotonergic vía el hidroxi-triptófano oral administrado 5 (5-HTP), el precursor del cerebro de la serotonina, causas disminuyó la toma del carbohidrato y la pérdida de peso. Puesto que la diabetes mellitus se asocia a serotonina del cerebro, a hyperphagia y a la ansia deprimidos del carbohidrato, presumimos eso en pacientes diabéticos, 5-HTP oral administrado estimula actividad serotonergic del cerebro y normaliza así costumbres alimenticias. Para probar esta hipótesis, investigamos si en pacientes diabéticos: 1) las concentraciones previstas de la serotonina del cerebro son deprimidas como resultado de la disponibilidad disminuida del precursor, triptófano; y 2) 5-HTP oral es eficaz en la reducción de energía y de la toma del carbohidrato. TEMAS Y MÉTODOS: alistaron en un estudio de doble anonimato, placebo-controlado, y fueron seleccionados al azar a 25 pacientes no internados diabéticos dependientes de la no-insulina gorda para recibir 5-HTP (750 mg/d) o placebo por dos semanas consecutivas, durante las cuales no se prescribió ninguna restricción dietética. La toma de la energía y las costumbres alimenticias, según lo expresado por la selección macronutrient, fueron evaluadas usando un diario diario de la dieta. Las concentraciones del aminoácido del plasma y el peso corporal, así como glucosa del suero, insulina y hemoglobina glycosylated fueron evaluados. RESULTADOS: 20 pacientes (nueve del grupo 5-HTP y 11 del grupo del placebo) terminaron el estudio. La disponibilidad del triptófano del cerebro en pacientes diabéticos fue reducida perceptiblemente cuando estaba comparada a un grupo de controles sanos. Los pacientes que recibían 5-HTP disminuyeron perceptiblemente su toma diaria de la energía, reduciendo el carbohidrato y el consumo de grasa, y redujeron su peso corporal. CONCLUSIONES: Estos datos confirman el papel del sistema serotonergic en la reducción de la toma de la energía, por la toma predominante de inhibición del carbohidrato, y sugieren que 5-HTP se puede utilizar con seguridad para mejorar la conformidad a las prescripciones dietéticas en la diabetes dependiente de la no-insulina mellitus.

Internacional J Obes Relat Metab Disord. El 1998 de julio; 22(7): 648-54

Toma de comida y gastos energéticos en bingers femeninos obesos y no--bingers.

Puesto que la consumición del compulsive ocurre en el aproximadamente 30% de hembras obesas y se asocia a recaída anterior después de pérdida de peso, comparamos la toma diaria de la energía, la composición dietética y gastos energéticos entre comedores obesos de la borrachera y no--bingers obeso. Nueve bingers obesos (95 +/- 6 del kilogramo, de 39 del +/- 1% grasas de 33 +/- 4 años,) y nueve no--bingers obesos (47 +/- 3 93 +/- 5 del kilogramo, de 40 del +/- 1% grasas de los años,) fueron admitidos por 12 días a una unidad metabólica. Definieron a los comedores de la borrachera como anotando > 25 en la borrachera que comían la escala (BES). Durante la inicial 8 días, temas comieron ad libitum a partir de dos máquinas expendedoras automatizadas que ofrecían una variedad de comidas y de bebidas. Una dieta del mantenimiento del peso entonces fue proporcionada para los 4 días próximos. Veinticuatro gastos energéticos de la hora (24EE) y el cociente respiratorio (24Q) fueron medidos en el día pasado de ambos períodos de alimentación en una cámara respiratoria. Los bingers obesos mostraron una gama más amplia de la toma de la energía comparada a no--bingers, pero la toma diaria de la energía del medio era similar entre los dos grupos (2.587 +/- 454 contra 2.386 +/- 201 kcal/d) durante 8 días ad libitum de toma. 24EE no era diferente entre los bingers y no--bingers después de 8 días ad libitum de la toma (2.298 +/- 147 contra 2109 +/- 97 kcal/d, P = 0,3) o de 4 días de mantenimiento del peso adiete, aún más después del ajuste para las diferencias en masa sin grasa, masa gorda y edad. La tasa metabólica de reclinación, la tasa metabólica el dormir, y la toma y la oxidación macronutrient eran también similares entre los grupos.

Internacional J Obes Relat Metab Disord. El 1995 de enero; 19(1): 11-6

Rasgos de la personalidad y costumbres alimenticias en el obeso: autodominio pobre en activos emocionales y del externo de la consumición pero de la personalidad en la consumición refrenada.

Los rasgos de la personalidad pueden dar una comprensión más completa para las costumbres alimenticias en obesidad. El objetivo era describir las costumbres alimenticias (cuestionario holandés de las costumbres alimenticias) en términos de cinco rasgos grandes de la personalidad (personalidad NEA Inventario-revisada) en los pacientes de la obesidad (n=442). La consumición emocional fue asociada fuertemente positivamente al neuroticismo, particularmente impulsividad y depresión, y más futuro ligado a una conciencia más baja considerada principalmente en una autodisciplina más baja, y una extraversión más baja. La consumición del externo fue asociada además principalmente a la impulsividad de las facetas y a la autodisciplina más baja. La consumición Restrained por otra parte fue relacionada con una conciencia más alta, extraversión y franqueza, y un neuroticismo más bajo. Estos resultados implican que el autodominio pobre considerado en impulsividad y una autodisciplina más baja era el más importante para comer debido a las emociones negativas así como en respuesta a estímulos externos de la comida, sugiriendo que la inhibición de la consumición y las dificultades para gobernar unos comportamiento son aspectos importantes de estas costumbres alimenticias. Las tentativas de controlar la toma de comida y el peso corporal considerados en la consumición refrenada fueron asociadas a más fuerzas y ambiciones del carácter, y también a un estilo de una personalidad más saliente con emociones más estables.

Coma Behav. El 2008 de agosto; 9(3): 285-93

Consumición emocional, síntomas depresivos y consumo de alimentos uno mismo-divulgado. Un estudio sobre la base de la población.

Examinamos las asociaciones de la consumición emocional y los síntomas depresivos con el consumo de comidas y de verduras energía-densas dulces y no-dulces/fruta, también centrándose en la interacción posible entre la consumición emocional y síntomas depresivos. Los participantes eran los hombres finlandeses 25-64 años (n=1,679) y las mujeres (n=2,035) del estudio de FINRISK 2007 (DILGOM substudy). La consumición Questionnaire-R18, centro para la escala de la depresión de los estudios epidemiológicos, y un cuestionario del Tres-factor de la frecuencia de la comida de 132 artículos fue utilizada. La consumición emocional y los síntomas depresivos correlacionados positivamente (r=0.31 entre hombres y mujeres), y ambos fueron relacionados con un Massachusetts más alto del cuerpo. La consumición emocional fue relacionada con un consumo más alto de comidas dulces en géneros y de comidas no-dulces en hombres independientemente de síntomas depresivos y de la consumición refrenada. Las asociaciones positivas de síntomas depresivos con las comidas dulces llegaron a ser no significativas después del ajuste para la consumición emocional, pero ésta no era la caja para las comidas no-dulces. Los síntomas depresivos, pero la consumición no emocional, fueron relacionados con un consumo más bajo de verduras/fruta. Estos hallazgos sugieren que la consumición emocional y los síntomas depresivos ambas afecten a opciones malsanas de la comida. La consumición emocional podría ser un factor que explicaba la asociación entre los síntomas y el consumo depresivos de comidas dulces, mientras que otros factores pueden ser más importantes en cuanto a las comidas y a las verduras no-dulces/fruta.

Apetito. 4 de febrero 2010

Continuado en la página 2 de 4