Liquidación de la primavera de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine junio de 2008
Informes

Protección de nuestros ojos contra daño Tiempo-inducido

Por Julius G. Goepp, Doctor en Medicina
Protección de nuestros ojos contra daño Tiempo-inducido

Por la edad de 65 años, casi una mitad de adultos experimentará daño relativo a la edad a su vista.1 la causa principal de la ceguera central relativa a la edad es la degeneración macular, que puede robarnos de la capacidad de leer y de considerar los detalles finos. Las cataratas son una causa frecuente del daño a la lente cristalina del ojo, y pueden dar lugar a ceguera.

la pérdida Edad-asociada de la visión no es inevitable. De hecho, los alimentos tienen gusto de la luteína, zeaxantina, y la meso-zeaxantina proporciona propiedades antioxidantes y de luz-filtraciones críticas a la lente y a las macula-estructuras de ojo esenciales para la visión clara.2,3 no sólo hacen estos alimentos guardan contra la pérdida 4de la visión— las pruebas cada vez mayor sugieren que también protegen contra otras dolencias tales como cáncer y disminución cognoscitiva.5-7

Aunque la visión de deterioro se acepte a menudo como parte inevitable de envejecimiento, estamos aprendiendo hoy que éste no tiene que suceder. Un número notable de estudios clínicos es enseñándonos a cómo las causas mas comunes de la pérdida relativa a la edad de la visión pueden ser prevenir-si tomamos medidas pronto.

Los científicos están encontrando que las deficiencias en ciertos compuestos planta-derivados pueden hacer la visión degradar en un cierto plazo.4 para entender apenas cómo estos alimentos producen sus ventajas, hechemos una ojeada cómo los seres humanos pierden generalmente su visión con edad. Dos culpables importantes son degeneración macular relativa a la edad y cataratas. Ambos son potencialmente evitables si se toman medidas tempranas.8 alimentos como la meso-zeaxantina pueden incluso ayudar a revés que la forma más común de ceguera que aflige el envejecimiento observa.4

Degeneración macular relativa a la edad

La degeneración macular es una causa principal de la ceguera en adultos.9,10 resulta de la pérdida progresiva de células nerviosas de luz-detección en el macula, o de la pieza central de la retina, donde estas células se embalan lo más denso posible. El macula por lo tanto provee de nosotros la cantidad más grande de capacidad visual de la acuidad- de ver los detalles finos.11 como progresa la degeneración macular, la gente pierde la visión central, disminuyendo gradualmente su capacidad de distinguir características faciales, de leer, y de enganchar a las muchas actividades diarias que requieren la visión aguda. Estos efectos son trágicos, desgarradores, y también extremadamente costosos a nuestra sociedad en términos de atención sanitaria.12

Cataratas

Otra principal causa de la ceguera en adultos es las cataratas,1,13 en el cual las interrupciones de la lente hagan la luz doblar y dispersar de las maneras que previenen la formación de una imagen aguda en la retina.14 del exterior, las cataratas completamente desarrolladas dan a lente un aspecto de ser embotadas u opacas. En el interior, el resultado es una pérdida de agudeza visual y de luz que alcance la retina. Como la degeneración macular, la incidencia de cataratas aumenta progresivamente con edad de avance; a diferencia de la degeneración macular, sin embargo, el tratamiento quirúrgico es disponible y eficaz, aunque costoso y no sin riesgo.15

Zeaxantina y Luteína-protección contra el lado oscuro de la luz

Ahora hay considerables pruebas que la zeaxantina y la luteína dietéticas desempeñan un papel importante en la protección contra los estragos de ambos de la degeneración macular y de cataratas.4 concentrado en la lente y la retina, estos carotenoides son, de hecho, responsables del color de oro-amarillo del macula retiniano sano,21,22 que satisface la luz (ULTRAVIOLETA) ultravioleta de función-filtración esencial dos y el daño oxidativo que lucha.

Zeaxantina y Luteína-protección contra el lado oscuro de la luz

Filtrando la luz ULTRAVIOLETA y azul, que es destructiva a las células retinianas,11,23 zeaxantina y luteína actúan como clase de protección solar incorporada.22,23 los alimentos son también antioxidantes potentes, “apagando” los radicales libres destructivos producidos cuando la energía ligera obra recíprocamente con los tejidos delicados dentro del ojo.23-27 la tensión del oxidante es un contribuidor (y un resultado de) a los cambios inflamatorios que acompañan la degeneración macular relativa a la edad,9 que prestan aún más importancia a la función antioxidante de estos alimentos.

Las acciones duales de la zeaxantina y de la luteína como luz-amortiguadores libremente de radical-amortiguamiento, distribuidas estratégico en la lente y la retina, les hacen protectores naturales ideales de la visión.21,23

Pruebas de la zeaxantina y de la luteína en enfermedades oculares

Una ingestión oral más alta de la zeaxantina y de la luteína da lugar a mayores tiendas de estos alimentos en la lente y la retina, previniendo desordenes comunes del ojo. El Dr. Eamonn O'Connell del departamento de oftalmología en el hospital regional de Waterford en las notas de Irlanda, las “pruebas continúa acumulando que la tensión oxidativa es importante en maculopathy relativo a la edad [equivalente a la degeneración macular relativa a la edad] y que los antioxidantes apropiados del origen dietético pueden proteger contra esta condición.”28 en un estudio publicó apenas este año, el Dr. O'Connell y colegas registró la información dietética a partir de 828 temas irlandeses envejecidos 20-60 años, y buscó asociaciones con maculopathy relativo a la edad. De forma preocupante, encontraron que eso la edad cada vez mayor fue asociada directamente a una falta relativa de zeaxantina en la dieta. Eso es particularmente desafortunado, porque otros estudios han mostrado que la toma creciente de la zeaxantina y de la luteína, junto con niveles de sangre más altos de los alimentos, está asociada a índices más bajos de degeneración macular relativa a la edad y de cataratas.21,29

De hecho, los epidemiólogos en el Massachusetts observan y la enfermería del oído en Boston estudió a 356 personas envejecidas 55-80 años con la degeneración macular avanzada, y las comparó con 520 temas del control que tenían otras enfermedades oculares.10 estos científicos encontraron una disminución del 43% de tarifas maculares de la degeneración entre gente con las tomas dietéticas más altas del carotenoide (particularmente zeaxantina y luteína), comparadas con las que tenían las tomas más bajas.

Otro grupo de científicos irlandeses estudió la densidad de los pigmentos maculares, que se componen sobre todo de la zeaxantina, de la luteína, y de la meso-zeaxantina, en 828 temas sanos.2 encontraron una disminución relativa a la edad significativa en la densidad de estos pigmentos maculares protectores vitales, que era peor en fumadores y ésas con antecedentes familiares de la degeneración macular relativa a la edad.

Suplementación Luz-protectora que trabaja
La luteína y la zeaxantina se conocen como carotenoides porque eran de hecho primeras descubiertas en zanahorias.16-18 la zeaxantina y la luteína se pueden encontrar en fuentes dietéticas tales como yemas de huevo y frutas y verduras vibrante coloreadas tales como verdes frondosos oscuros, maíz, y mandarinas.3

Un estudio que obligaba que ayudó a relacionarse la toma de la zeaxantina y de la luteína con la salud macular era el “estudio relativo a la edad grande de la enfermedad ocular” (AREDS). Un grupo de científicos de AREDS estudió a 4.519 participantes envejecidos 60-80 años, estimando su toma alimenticia y conduciendo los exámenes de la vista periódicos para las pruebas de la degeneración macular.30 que encontraron que la gente con la toma más alta de la zeaxantina y de la luteína en sus dietas tenía una disminución de las muestras de la degeneración macular relativa a la edad en el examen de ojo, extendiéndose a partir de la 27% hasta el 55%, dependiendo de la medida específica utilizado. La conclusión de los autores era que una toma más alta de la zeaxantina y de la luteína fue asociada independientemente a una probabilidad disminuida de la degeneración macular relativa a la edad.

Los efectos similares se han divulgado con respecto a las cataratas, otra causa principal de problemas visuales relativos a la edad. Por ejemplo, los investigadores en España estudiaron a 177 adultos 65 años y más viejos, supervisando su ingestión dietética por una semana y comparándola con el acontecimiento de cataratas y la historia del curso de la vida de la exposición del sol.31 como se esperaba, la tarifa de la catarata era la más alta entre ésas con mayor sol del curso de la vida exposición-pero la alta toma de la luteína protegió hombres y mujeres contra cataratas, y la alta toma de la zeaxantina protegida contra cataratas en hombres.

Los investigadores australianos ampliaron esos hallazgos en un estudio de 2.322 personas 40 años y más viejos, que siguieron por cinco años. ¡32 asombrosamente, los científicos encontraron un 40% más de tarifa reducida de las cataratas que ocurrían en el centro de la lente para cada aumento de 1 magnesio en su toma diaria de la luteína y de la zeaxantina! Como los otros investigadores, estos autores concluyeron que la alta ingestión dietética de estos alimentos fue asociada a índices perceptiblemente más bajos de cataratas. Otros estudios epidemiológicos en grande continúan reforzando estas observaciones, con informes de reducciones en índices de la catarata del 18%33 hasta el 32%29 en grupos de personas con las altas ingestiones dietéticas de la luteína y de la zeaxantina.

Qué usted necesita conocer: Prevención de ceguera relativa a la edad
  • La pérdida severa de visión e incluso de ceguera puede afectar a millones de americanos del envejecimiento cada año.

  • La degeneración macular relativa a la edad y las cataratas junta causan la mayor parte de la pérdida de la visión experimentada por los adultos.

  • Ambo la degeneración macular relativa a la edad y las cataratas son los resultados directos de los efectos que castigan de la exposición luminosa sobre las estructuras delicadas en el ojo.

  • Los pigmentos de oro-amarillos naturales llamados zeaxantina y luteína filtran hacia fuera las formas más perjudiciales de luz para proteger el ojo, mientras que sus poderes antioxidantes naturales aumentan que la protección “apagando” radicales libres produjo por la luz.

  • La suplementación diaria con zeaxantina y luteína se ha mostrado para proveer de mejoras espectaculares en estructura y la función del ojo, especialmente en pacientes la degeneración macular relativa a la edad. Un suplemento relacionado llamó la meso-zeaxantina también muestra promesa en promover salud macular.

  • Las dosis de la zeaxantina usadas en estudios del ojo se han extendido de tan poco como 1 mg/día hasta 30 mg/día, y de la luteína a partir de 2,4 mg/día a 30 mg/día sin efectos nocivos.25,36 un ensayo muy grande reciente mostraron que un suplemento que contenía 10-20 mg/día de la luteína y de la zeaxantina juntas produjo las mejores concentraciones de estos pigmentos en la retina.41

  • Como otros alimentos del carotenoide, la luteína y la zeaxantina pueden ser mejor absorbente cuando está consumida con una fuente de grasa dietética. Ciertas medicaciones, las comidas, y las sustancias alimenticias pueden disminuir la absorción de la luteína y de la zeaxantina. Éstos incluyen el cholestyramine y el cholestipol de colesterol-baja de las medicaciones, aceite de maíz, y pectina.3

  • La zeaxantina y la luteína ahora están mostrando gran promesa en la protección de piel así como la prevención de las enfermedades oxidante-relacionadas asociadas a edad de avance, tal como cáncer, enfermedad cardiovascular, y disminución cognoscitiva.

Suplementación Luz-protectora que trabaja

La gente del envejecimiento que no consigue bastante zeaxantina y luteína está en el riesgo substancialmente creciente para las enfermedades oculares. Los los últimos años han considerado una abundancia de estudios científicos que mostraban que estos alimentos pueden diferenciar, especialmente si está comenzado temprano en que el daño luz-relacionado crónico es mínimo.

Animado por estudios anteriores en otras enfermedades oculares,34 el Dr. Richard Bone de la universidad internacional de la Florida y los colegas estaban entre los primeros científicos para mostrar que los suplementos de la luteína en las dosis que se extendían a partir del 2,4 a 30 mg/día, junto con un de dósis simple de la zeaxantina aumentaron la densidad óptica de los pigmentos protectores en el macula, a 25 donde está necesaria la protección más grande. Los resultados similares se han encontrado en los otros estudios,35-37 algunos de los cuales zeaxantina combinada y luteína con otras vitaminas y minerales antioxidantes.36

Un grupo de oftalmólogos italianos también confirmó el poder de la suplementación alimenticia de mejorar la función retiniana.38 los científicos midieron cambios en la función retiniana durante un período de 180 días en pacientes con la degeneración macular relativa a la edad temprana, de la cual 17 recibieron un suplemento antioxidante diario (niconamida la vitamina E del magnesio 15 luteína del magnesio, 20, y del magnesio 18 [una vitamina de B]) y 13 no recibieron ninguna suplementación dietética. El estudio también incluyó a ocho personas con los ojos sanos, cuatro de quién tomó el mismo suplemento y cuatro quién no lo hizo. Los resultados eran actividad obligar-retiniana eran substancialmente más altos para todos los pacientes complementados, mientras que no se consideró ningún cambio beneficioso en grupo no aumentado un de los. Además, la capacidad de detectar la luz en los niveles inferiores fue aumentada del grupo complementado. En las propias palabras de los autores, “los resultados sugieren que eso el aumento del nivel de antioxidantes retinianos [notablemente incluyendo la luteína] pudiera influenciar la función macular temprano en el proceso de la enfermedad, así como en el envejecimiento normal.”

En 2004, un grupo de investigación llevado por el Dr. Stuart Richer de la clínica de ojo médica de los asuntos del veterano en Chicago publicó un ensayo riguroso de la luteína, con o sin los antioxidantes adicionales, en pacientes con la degeneración macular relativa a la edad.39 este estudio cuidadosamente proyecto incluyeron a 90 pacientes durante un período de doce meses, dividido en tres grupos del tratamiento. Un grupo recibió suplementos de la luteína del magnesio del diario 10 solamente, un magnesio recibido segundo grupo de la luteína 10 junto con un antioxidante

la vitamina/la mezcla mineral, y un tercer grupo recibió un placebo. Los expertos del ojo estudiaron niveles retinianos del pigmento así como cambios reales en la visión en la línea de fondo y después de 12 meses del tratamiento. La suplementación produjo ventaja-densidad clara del pigmento retiniano protector creciente perceptiblemente de ambos grupos luteína-complementados, mientras que la agudeza visual aumentó para la luteína-solamente y la luteína más grupos antioxidantes. Los pacientes tratados luteína-solamente también divulgaron una mejora subjetiva en su visión en una escala estándar, mientras que los beneficiarios del placebo no tenían ningún cambio significativo en resultados medidos uces de los. Un estudio subsiguiente del Dr. Richer lo llevó a concluir que las “intervenciones eficaces [suplementos] deben poder restablecer esta barrera protectora [los pigmentos maculares].”40

Meso-zeaxantina
Pruebas de la zeaxantina y de la luteína en enfermedades oculares

Un primo alimenticio de la luteína y de la meso-zeaxantina llamada zeaxantina está atrayendo la atención para su uso en salud del ojo.3,19,20 aunque es notpresent en la dieta típica, meso-zeaxantina se produce de la luteína en la retina.3,20 así como la luteína y la zeaxantina, las ayudas de la meso-zeaxantina comprenden el pigmento macular, la región de la retina del ojo que es crucial a la visión detallada.3 como muchos otros procesos bioquímicos, sin embargo, la conversión de la luteína a la meso-zeaxantina es reducida envejeciendo. Una deficiencia en meso-zeaxantina puede por lo tanto dar lugar a una reducción en densidad macular del pigmento. Además, una falta de luteína injerida o de dificultad en la sintetización de la meso-zeaxantina de la luteína puede reducir más lejos niveles.

Afortunadamente, la meso-zeaxantina se puede obtener como suplemento alimenticio para superar estas deficiencias y para alentar niveles decrecientes con el envejecimiento. Un estudio intrigante mostró que cuando los individuos complementados con meso-zeaxantina, su densidad macular del pigmento aumentaron.19 puesto que la densidad macular óptima del pigmento es crucial a la salud visual, esto sugiere que complementando con meso-zeaxantina-en la adición a consumir la luteína abundante y zeaxantina-puede ayudar a guardar la degeneración macular en la bahía.3

Más detalles sobre cómo se presentan estas ventajas se ponían de manifiesto apenas el año pasado, cuando los científicos suizos encontraron que la luteína, la zeaxantina, o la combinación en las dosis de 10 o 20 mg/día podrían aumentar la densidad de pigmentos maculares.41 de sus pacientes, la concentración media del plasma de estos pigmentos fue aumentada en el doblez hasta 27. Los investigadores encontraron que la luteína hiere para arriba sobre todo en la región más central de la retina, mientras que la zeaxantina fue depositada sobre un área más amplia, sugiriendo otra vez que ambos alimentos sean necesarios para la salud retiniana máxima.

Información todavía más que obligaba sobre cómo ambos suplementos promueven la visión mejorada fue publicada este año.42 oftalmólogos italianos seleccionaron al azar a 27 pacientes con la degeneración macular relativa a la edad temprana para recibir cualquiera un suplemento diario oral que contenía 10 zeaxantina de la luteína del magnesio 1 del magnesio, y otros antioxidantes o ninguna suplementación. Después de 6 y 12 meses, los pacientes complementados mostraron aumentos altamente significativos en actividad eléctrica en las áreas centrales de sus retinas (donde se genera la agudeza visual máxima), mientras que los pacientes no aumentados no mostraron ningún cambio en absoluto. Los investigadores concluyeron que “en los ojos no-avanzados de AMD, una disfunción selectiva en la retina central se puede mejorar por la suplementación con carotenoides [luteína y zeaxantina] y antioxidantes.”42

Está claro ahora que, en las palabras de Francis E. Cangemi, uno de los expertos principales de la nación en la degeneración macular relativa a la edad, los “suplementos alimenticios ha hecho la primera línea de defensa para los clínicos en la lucha de AMD seco.”43 esta declaración fueron hechos en el contexto de un informe 2007 en el estudio de “TOZAL”, evaluando el impacto de un suplemento que contenía el magnesio de la luteína 8 y la zeaxantina 0,4 magnesios junto con el taurino, los ácidos grasos omega-3, y las vitaminas y los minerales antioxidantes para “seca” la degeneración macular relativa a la edad. Ésta es la forma de la enfermedad en la cual no hay “salida” del material de los vasos sanguíneos retinianos.

El suplemento fue proporcionado a 37 más viejos adultos (edad media de 76 años). De los pacientes complementados, el 77% experimentaron la estabilización o la mejora en agudeza visual. Recuerde, éstos son los pacientes cuya agudeza visual disminuiría de otra manera constantemente en un cierto plazo.

Otros efectos de la zeaxantina y de la luteína

Las nuevas ventajas de la zeaxantina y de la luteína en otras enfermedades relativas a la edad están emergiendo diariamente.44 un breve resumen de otras subsidios por enfermedad con estos pigmentos potentes se proporciona abajo.

Gafas de sol internas

Desde acto de la zeaxantina y de la luteína como una forma de “protección solar” para los ojos, los científicos de la visión estudiaron los efectos de estos alimentos de luz-absorción sobre resplandor ligero, de un problema común para los conductores, de pilotos, y de cualquier persona que necesita mantener la buena visión bajo condiciones brillantemente encendidas.37 los científicos encontraron que en 40 temas jovenes sanos, ésos con niveles más altos del pigmento mejoraron en las tareas visuales hechas bajo condiciones del resplandor brillante. Después de 6 meses de la suplementación de la luteína/de la zeaxantina (12 mg/día), la densidad del pigmento fue aumentada perceptiblemente, y los temas se realizaron dramáticamente mejor en todas las tareas del resplandor. ¡Esencialmente, este estudio proveyó de los temas las “gafas de sol internas” que les ayudaron a hacer frente a la luz glaring!

Protección externa de Sun

De manera similar, estos carotenoides pudieron ayudar a trabajar como un protector natural del sol para la piel. Los científicos de Harvard ahora han demostrado que la suplementación con zeaxantina y luteína puede proteger ratones propensos al cáncer de la piel contra la radiación ULTRAVIOLETA perjudicial.45 animales alimentaron el suplemento mostrado tiempo de supervivencia tumor-libre creciente y la incidencia reducida de tumores. Importantemente, los científicos también estudiaron los efectos del “foto-envejecimiento” de la luz, demostrando que la piel de los animales complementados mostró menos cambios relativos a la edad, comparados con los temas del control.

Los cirujanos plásticos en Italia tomaron la medida lógica siguiente de estudiar los efectos de la suplementación sobre piel humana.46 usando voluntarios humanos, los investigadores estudiaron cinco factores de la fisiología de la piel relacionados con la susceptibilidad del envejecimiento y del cáncer, proporcionando suplementos de la zeaxantina y de la luteína oral, tópico, o en la combinación. La suplementación oral y tópica combinada proporcionó el grado más alto de protección antioxidante. Los tratamientos separados proveyeron de una cierta protección, la ruta oral claramente superior en términos de cambios inducidos por la luz UV. Parece probablemente que otros estudios validarán más fuertemente las muchas maneras de las cuales estos alimentos pueden proteger nuestros cuerpos contra los efectos perjudiciales de la luz del sol.

Prevención de cáncer

Los alimentos antioxidantes son pensados para disminuir el riesgo de ciertos cánceres limitando daño oxidativo a la DNA. La asociación fuerte entre la inflamación y el cáncer,47 juntados con los efectos sabidos de la oxidación sobre la inflamación,48 añade al potencial anticáncer de alimentos antioxidantes también. Los poderes antioxidantes de la luteína y de la zeaxantina ahora se están explorando activamente para su potencial como agentes de cáncer-prevención.

Por ejemplo, el epidemiólogo Jianjun Zhang, de la universidad de Arkansas para las ciencias médicas y los colegas estudió a 193 hombres con el cáncer de próstata, comparando sus niveles de sangre de carotenoides (zeaxantina incluyendo y luteína) con los de 197 pacientes cáncer-libres del control. Los temas con los niveles más altos del plasma de estos alimentos esenciales tenían un 55% más poco arriesgado de cáncer de próstata que ésos con los niveles más bajos.5

Otro estudio cuidadosamente proyecto de la toma del carotenoide entre mujeres chinas con el cáncer ovárico encontró resultados semejantemente intrigantes.49 investigadores compararon a 254 mujeres con los cánceres confirmados con 652 pacientes sanos del control, riguroso observando su ingestión dietética según una base de datos del estándar del USDA. Un 55% notable más poco arriesgado de cáncer ovárico fueron vistos en mujeres con los niveles más altos de toma de la luteína y de la zeaxantina. Estos dos estudios riguroso proyecto van un camino largo a establecer las propiedades anticáncer de la luteína y de la zeaxantina.

Fundamentos de la luteína y de la zeaxantina

La luteína y la zeaxantina se conocen como carotenoides porque eran de hecho primeras descubiertas en zanahorias.16-18 la zeaxantina y la luteína se pueden encontrar en fuentes dietéticas tales como yemas de huevo y frutas y verduras vibrante coloreadas tales como verdes frondosos oscuros, maíz, y mandarinas.3

Disminución cognoscitiva

Hay una gran cantidad de pruebas que la disminución cognoscitiva relativa a la edad es en parte el resultado de lesión acumulativa del oxidante a las neuronas. Algunos de los datos más recientes y que obligaban lo más han venido de un programa de investigación francés grande llamado el estudio de “EVA”.50,51 científicos de EVA siguieron a varios miles de más viejos adultos de alto-funcionamiento y encontraron que ésos con escasos valores de los antioxidantes (especialmente carotenoides) en su sangre tenían cuentas constantemente más bajas en pruebas de la cognición.

Un estudio complementario de los participantes de EVA fue publicado en 2007, evaluando específicamente la relación entre los carotenoides del plasma y el funcionamiento cognoscitivo en 589 adultos con una edad media de 74 años.7 participantes con el más bajo de la función cognoscitiva eran casi dos veces tan probables tener niveles bajos de la zeaxantina como eran gente en la cima de su juego cognoscitivo. Como los autores concluyeron, “nuestros resultados sugieren que los niveles bajos del carotenoide podrían desempeñar un papel en la debilitación cognoscitiva.”

Ventajas cardiovasculares

Cualquier alimento con efectos antioxidantes potentes es probable proporcionar las ventajas cardiovasculares significativas, dadas lo que ahora sabemos sobre la oxidación, la inflamación, y la ateroesclerosis. Los científicos están encontrando esto para ser verdades de los carotenoides incluyendo la luteína y la zeaxantina. Los investigadores suecos estudiaron a 89 pacientes con enfermedad de la arteria coronaria y 50 controles sanos.6 temas con enfermedad cardíaca tenían carotenoide más bajo

niveles, especialmente luteína total más la zeaxantina, que pacientes del control. Esos niveles bajos también fueron correlacionados con fumar, la obesidad, la lipoproteína de alta densidad baja (HDL), y la actividad inflamatoria, que son factores de riesgo cardiovasculares establecidos. Si estos niveles bajos son una causa o sigue habiendo un efecto de la tensión oxidativa considerada en enfermedad cardiovascular ser ver-pero estos resultados sugieren fuertemente que los niveles combinados de impulso de la luteína y de la zeaxantina podrían ser protectores. Esa idea es apoyada por una universidad del estudio de Minnesota que muestra en 2007 que los pacientes con los niveles de sangre más altos de carotenoides, incluyendo la zeaxantina y la luteína, tenían los niveles más bajos de las moléculas asociadas a la inflamación, a la tensión oxidativa, y a la disfunción endotelial, que son factores de riesgo sabidos para la enfermedad cardiovascular.52

Resumen

Los estudios científicos modernos han mostrado las ventajas impresionantes para nuestros ojos con meso-zeaxantina, zeaxantina, y luteína. Estos alimentos especializados del carotenoide ayudan a prevenir el daño que experimentamos que los resultados en la degeneración macular y cataratas. La prueba evidente sugiere que la mayoría de la gente del envejecimiento no consiga cantidades adecuadas de zeaxantina y de luteína en sus dietas. Además, el proceso del envejecimiento disminuye la capacidad de nuestro cuerpo de generar la meso-zeaxantina de la luteína, y por lo tanto la suplementación proporciona ventajas potentes en el contexto del envejecimiento. Además, las ventajas de estos carotenoides especializados se aplican en otras partes del cuerpo como well-not solamente en órganos sensibles a la luz como la piel, pero también en otros tejidos como el sistema cardiovascular y el cerebro donde los estragos de la edad nos roban de nuestra salud y vitalidad.

Si usted tiene cualesquiera preguntas sobre el contenido científico de este artículo, llame por favor a un consejero de la salud de Life Extension en 1-800-226-2370.

Referencias

1. Quillen DA. Causas comunes de la pérdida de la visión en pacientes mayores. Médico de la Fam. El 1999 de julio; 60(1): 99-108.

2. Nolan JM, pila J, O HACE, Loane E, Beatty que los factores de riesgo del S. para maculopathy relativo a la edad se asocian a una falta relativa de pigmento macular. Ojo Res del Exp. El 2007 de enero; 84(1): 61-74.

3. Ningunos autores enumerados. Luteína y zeaxantina. Monografía. Altern Med Rev. El 2005 de junio; 10(2): 128-35.

4. Luteína de Delcourt C, de Carriere I, de Delage M, del Barberger-pastel P, de Schalch W. Plasma y zeaxantina y otros carotenoides como factores de riesgo modificables para maculopathy relativo a la edad y la catarata: POLA Study. Invierta a Ophthalmol Vis Sci. El 2006 de junio; 47(6): 2329-35.

5. Zhang J, Dhakal I, empiedra los carotenoides de A, y otros del plasma y el cáncer de próstata: un estudio sobre la base de la población del caso-control en Arkansas. Cáncer de Nutr. 2007;59(1):46-53.

6. Lidebjer C, Leanderson P, Ernerudh J, niveles del plasma de Jonasson L. Low de carotenoides oxigenados en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria. Nutr Metab Cardiovasc SID. El 2007 de julio; 17(6): 448-56.

7. Niveles del carotenoide de Akbaraly NT, de Faure H, de Gourlet V, de Favier A, de Berr C. Plasma y funcionamiento cognoscitivo en una población mayor: resultados de EVA Study. J Gerontol un Biol Sci Med Sci. El 2007 de marcha; 62(3): 308-16.

8. Bressler nanómetro. Detección temprana y tratamiento de la degeneración macular relativa a la edad neovascular. Tablero Fam Pract de J. El 2002 de marcha; 15(2): 142-52.

9. Patel M, Chan cc. Aspectos de Immunopathological de la degeneración macular relativa a la edad. Semin Immunopathol. 26 de febrero 2008.

10. Seddon JM, Ajani UA, Sperduto RD, y otros carotenoides dietéticos, vitaminas A, C, y E, y degeneración macular relativa a la edad avanzada. Grupo de estudio del Caso-control de la enfermedad ocular. JAMA. 9 de noviembre 1994; 272(18): 1413-20.

11. Whitehead AJ, yeguas JA, Danis RP. Pigmento macular: un comentario del conocimiento actual. Arco Ophthalmol. El 2006 de julio; 124(7): 1038-45.

12. Bandello F, Agustín A, el Sahel JA, y otros asociación entre la agudeza visual y costes médicos y no médicos en pacientes con la degeneración macular relativa a la edad mojada en Francia, Alemania e Italia. Envejecimiento de las drogas. 2008;25(3):255-68.

13. Chitchumroonchokchai C, Bomser JA, Glamm JE, Failla ml. Xantofilas y peroxidación del lípido del alfa-tocoferol y señalización UVB-inducidas disminución de la tensión de células epiteliales de la lente humana. J Nutr. DEC 2004; 134(12): 3225-32.

14. Meyer CH, suplementación de Sekundo W. Nutritional para prevenir la formación de la catarata. Revelador Ophthalmol. 2005;38:103-19.

15. SG de Morris D, de Fraser, cirugía de Gray C. Cataract e implicaciones de la calidad de vida. Envejecimiento de Clin Interv. 2007;2(1):105-8.

16. Lucarini M, Lanzi S, D'Evoli L, Aguzzi A, Lombardi-Boccia G. Intake de la vitamina A y de los carotenoides de la población italiana--resultados de un estudio italiano de la dieta total. Internacional J Vitam Nutr Res. 2006 mayo; 76(3): 103-9.

17. NI de Krinsky, Johnson EJ. Acciones del carotenoide y su relación a la salud y a la enfermedad. Mol Aspects Med. DEC 2005; 26(6): 459-516.

18. García-Closas R, Berenguer A, Jose TM, y otros fuentes dietéticas de vitamina C, vitamina E y carotenoides específicos en España. Br J Nutr. El 2004 de junio; 91(6): 1005-11.

19. RA del hueso, Landrum JT, Alvarez-Correa C, Etienne V, Ruiz CA. Respuesta macular del pigmento y del suero a la suplementación dietética con Meso-zeaxantina. Reunión anual de ARVO. 4 de mayo de 2003; Fort Lauderdale, FL: 405/B380 abstracto.

20. Deshuese el RA, Landrum JT, Hime GW, Cains A, Zamor J. Stereochemistry de los carotenoides maculares humanos. Invierta a Ophthalmol Vis Sci. 1993 mayo; 34(6): 2033-40.

21. Ribaya-Mercado JD, Blumberg JB. Luteína y zeaxantina y sus papeles potenciales en la prevención de la enfermedad. J Coll Nutr. DEC 2004; 23 (6 Suppl): 567S-87S.

22. Delcourt C. Application del nutrigenomics en salud del ojo. Foro Nutr. 2007;60:168-75.

23. Ahmed SS, manganeso de Lott, Marco DM. Las xantofilas maculares. Surv Ophthalmol. El 2005 de marcha; 50(2): 183-93.

24. Matuszak Z, Bilska mA, Reszka KJ, CF de Chignell, Bilski P. Interaction del oxígeno molecular de la camiseta con melatonin e indoles relacionados. Photochem Photobiol. El 2003 de nov; 78(5): 449-55.

25. RA del hueso, Landrum JT, LH de Guerra, Ruiz CA. Los suplementos dietéticos de la luteína y de la zeaxantina aumentan concentraciones maculares de la densidad y del suero del pigmento de estos carotenoides en seres humanos. J Nutr. El 2003 de abril; 133(4): 992-8.

26. WG de Siems, Sommerburg O, van Kuijk FJ. El licopeno y el betacaroteno se descomponen más rápidamente que la luteína y la zeaxantina sobre la exposición a los diversos favorable-oxidantes in vitro. Biofactors. 1999;10(2-3):105-13.

27. Trevithick-Sutton cc, CS de Foote, Collins M, JR de Trevithick. Los carotenoides retinianos zeaxantina y luteína limpian radicales del superóxido y de hidróxido: una quimioluminescencia y estudio del ESR. Mol Vis. 2006;12:1127-35.

28. Factores de O'Connell ED, de Nolan JM, de la pila J, y otros de la dieta y de riesgo para maculopathy relativo a la edad. J Clin Nutr. El 2008 de marcha; 87(3): 712-22.

29. Moeller SM, Voland R, el chapucero L, y otros las asociaciones entre la catarata nuclear relativa a la edad y la luteína y la zeaxantina en la dieta y el suero en los carotenoides en la enfermedad ocular relativa a la edad estudian (CAREDS), un estudio ancilar de la iniciativa de la salud de las mujeres. Arco Ophthalmol. El 2008 de marcha; 126(3): 354-64.

30. SanGiovanni JP, Chew EY, Clemons TE, y otros. La relación del carotenoide y de la vitamina A dietética, de la toma de E, y de C con la degeneración macular relativa a la edad en un estudio del caso-control: No. 22 del informe de AREDS. Arco Ophthalmol. El 2007 de sept; 125(9): 1225-32.

31. Rodriguez-Rodriguez E, RM de Ortega, López-Sobaler, y otros. La relación entre la toma y las cataratas nutritivas antioxidantes en una más vieja gente. Internacional J Vitam Nutr Res. El 2006 de nov; 76(6): 359-66.

32. HT del Vu, Robman L, Hodge A, McCarty CA, HORA de Taylor. Luteína y zeaxantina y el riesgo de catarata: el proyecto de la discapacidad visual de Melbourne. Invierta a Ophthalmol Vis Sci. El 2006 de sept; 47(9): 3783-6.

33. WG de Christen, Liu S, Glynn RJ, Gaziano JM, enterrando JE. Carotenoides, vitaminas C y E, y riesgo dietéticos de catarata en mujeres: un estudio anticipado. Arco Ophthalmol. El 2008 de enero; 126(1): 102-9.

34. Dagnelie G, Zorge ES, McDonald TM. La luteína mejora la función visual en algunos pacientes con la degeneración retiniana: un estudio experimental vía Internet. Optometría. El 2000 de marcha; 71(3): 147-64.

35. Khachik F, de Moura FF, Chew EY, y otros. El efecto de la suplementación de la luteína y de la zeaxantina sobre los metabilitos de estos carotenoides en el suero de personas envejeció 60 o de más viejo. Invierta a Ophthalmol Vis Sci. DEC 2006; 47(12): 5234-42.

36. Trieschmann M, Beatty S, Nolan JM, y otros cambia en concentraciones de la densidad óptica y del suero del pigmento macular de sus carotenoides constitutivos que siguen la luteína y la zeaxantina suplementales: el estudio de LUNA. Ojo Res del Exp. El 2007 de abril; 84(4): 718-28.

37. Stringham JM, BR de Hammond. Pigmento macular y funcionamiento visual bajo condiciones del resplandor. Optom Vis Sci. El 2008 de febrero; 85(2): 82-8.

38. Falsini B, Piccardi M, Iarossi G, y otros influencia de la suplementación antioxidante a corto plazo en la función macular en maculopathy relativo a la edad: un estudio experimental incluyendo la evaluación electrophysiologic. Oftalmología. El 2003 de enero; 110(1): 51-60.

39. Un S más rico, montantes W, Statkute L, y otros Doble-enmascarado, placebo-controlado, ensayo aleatorizado de la luteína y suplementación antioxidante en la intervención de la degeneración macular relativa a la edad atrófica: los veteranos DURAN el estudio (ensayo antioxidante de la suplementación de la luteína). Optometría. El 2004 de abril; 75(4): 216-30.

40. Un S más rico, Devenport J, Lang JC. ÚLTIMO II: Respuestas temporales diferenciadas de la densidad óptica del pigmento macular en pacientes con la degeneración macular relativa a la edad atrófica a la suplementación dietética con xantofilas. Optometría. 2007 mayo; 78(5): 213-9.

41. Schalch W, Cohn W, acumulación de Barker FM, y otros de la xantofila en la retina humana durante la suplementación con luteína o zeaxantina - el estudio de LUXEA (acumulación del ojo de la xantofila de la luteína). Bioquímica Biophys del arco. 15 de febrero 2007; 458(2): 128-35.

42. Parisi V, Tedeschi M, Gallinaro G, y otros carotenoides y antioxidantes en estudio italiano maculopathy relativo a la edad: modificaciones multifocales del electroretinograma después de 1 año. Oftalmología. El 2008 de febrero; 115(2): 324-33.

43. FE de Cangemi. Estudio de TOZAL: un estudio de control de caso abierto de un antioxidante y de un suplemento orales omega-3 para AMD seco. BMC Ophthalmol. 2007;73.

44. Influencia de Sun Z, de Yao H. The de la di-acetilación de los grupos de hidróxido en la actividad de la anti-tumor-proliferación de la luteína y zeaxantina. Asia Pac J Clin Nutr. 2007; 16 Suppl 1:447-52.

45. Astner S, Wu A, Chen J, y otros luteína/zeaxantina dietéticas reduce parcialmente el photoaging y photocarcinogenesis en los ratones sin pelo crónico UVB-irradiados Skh-1. Piel Pharmacol Physiol. 2007;20(6):283-91.

46. Palombo P, Fabrizi G, Ruocco V, y otros efectos a largo plazo beneficiosos del tratamiento antioxidante oral/tópico combinado con los carotenoides luteína y zeaxantina en piel humana: un estudio de doble anonimato, placebo-controlado. Piel Pharmacol Physiol. 2007;20(4):199-210.

47. Sostenga GL, EL-Omar YO. Aspectos genéticos de la inflamación y del cáncer. Bioquímica J. 2008 1 de marzo; 410(2): 225-35.

48. Mecanismos de Libby P. Inflammatory: la base molecular de la inflamación y de la enfermedad. Rev. de Nutr DEC 2007; 65 (12 pintas 2): S140-6.

49. Zhang M, CD de Holman, Binns CW. Toma de carotenoides específicos y el riesgo de cáncer ovárico epitelial. Br J Nutr. El 2007 de julio; 98(1): 187-93.

50. La tensión oxidativa de Berr C, de Richard MJ, de Roussel, de Bonithon-Kopp C. Systemic y el funcionamiento cognoscitivo en la EVA sobre la base de la población estudian. Etude du Vieillissement Arteriel. MED libre del Biol de Radic. 1998 mayo; 24 (7-8): 1202-8.

51. Berr C, Balansard B, Arnaldo J, Roussel, disminución de Alperovitch A. Cognitive se asocia a la tensión oxidativa sistémica: el estudio de EVA. Etude du Vieillissement Arteriel. J Geriatr Soc. El 2000 de oct; 48(10): 1285-91.

52. Hozawa A, Jacobs dr Jr, Steffes MW, Doctor en Medicina grueso, Steffen LM, ADO de Lee. Relaciones de las concentraciones de circulación del carotenoide con varios marcadores de la inflamación, de la tensión oxidativa, y de la disfunción endotelial: el desarrollo del riesgo de la arteria coronaria en tendencias longitudinales adultas jovenes de los adultos (CARDIA) /Young en los antioxidantes (YALTA) estudia. Clin quím. El 2007 de marcha; 53(3): 447-55.