Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

LE Magazine octubre de 2008
Extractos

Cáncer de seno

Blancos de la señalización del receptor de la vitamina D en la glándula mamaria.

Desde el descubrimiento del receptor de la vitamina D (VDR) en células mamarias, el papel del camino de la señalización de la vitamina D en la función glandular normal y en cáncer de seno se ha explorado extensivamente. Los estudios ines vitro han mostrado que el ligand de VDR, dihydroxyvitamin 1,25 D (1,25D), modula las proteínas dominantes implicadas en la proliferación, la diferenciación, y la supervivencia de la señalización de células epiteliales mamarias normales. Los efectos antiproliferativos y favorable-diferenciadores similares de 1,25D se han observado en las células VDR-positivas del cáncer de seno, indicando que la transformación por sí mismo no suprime la señalización de la vitamina D. Sin embargo, muchos cáncer de seno transformado pierden sensibilidad a 1,25D secundario a las alteraciones en la vitamina D que metaboliza las enzimas o el downregulation de la función de VDR. A lo largo de los años, nuestro laboratorio se ha centrado en tres áreas generales: (1) definiendo mecanismos de la vitamina D-medió apoptosis en células del cáncer de seno, (2) examinando cambia en el camino de la señalización de la vitamina D durante la transformación, incluyendo el desarrollo de la resistencia de la vitamina D, y (3) usando modelos del ratón para estudiar el impacto del VDR en caminos reguladores del crecimiento en el contexto del desarrollo y del tumorigenesis in vivo. Los recientes desarrollos incluyen la detección de absorción megalin-mediada de la proteína D-obligatoria de la vitamina (DBP) e identificación de CYP27B1 y CYP24 que metabolizan las enzimas en células mamarias, demostración del desarrollo precoz de la glándula mamaria en ratones VDR-nulos, e identificación de los caminos nuevos accionados por 1,25D durante apoptosis. Nuestros estudios preclínicos han sido complementados por datos emergentes de otros grupos que sugerían que el cáncer de seno humano puede ser influenciado por genotipo de VDR y la situación de la vitamina D. Colectivamente, estos estudios han reforzado la necesidad de definir más lejos la regulación y la función del camino de la vitamina D en células en relación con la prevención y el tratamiento del cáncer de seno.

Minero Res del hueso de J. DEC 2007; 22 Suppl 2: V86-90

Toma de la vitamina D y riesgo del cáncer de seno en mujeres posmenopáusicas: el estudio de la salud de las mujeres de Iowa.

La vitamina D, una hormona del prosteroid con actividad antiproliferativa y de la favorable-diferenciación, se piensa para actuar como agente chemopreventive del cáncer. Este estudio evaluó la asociación entre la toma de la vitamina D y el riesgo del cáncer de seno entre mujeres en un estudio ficticio anticipado grande. Siguieron a un total de 34.321 mujeres posmenopáusicas que habían terminado un cuestionario que incluyó uso de la dieta y del suplemento para la incidencia del cáncer de seno a partir de 1986 a 2004. Los riesgos relativos ajustados (RR) para el cáncer de seno eran calculados para la toma dietética, suplemental, y total de la vitamina D entre todas las mujeres. El RR ajustado del cáncer de seno para las mujeres que consumían >800 IU/day contra la vitamina D del total de <400 IU/day era 0,89 (ci del 95%: 0.77-1.03). RRs era más fuerte entre mujeres con la negativa que la situación positiva del ER o de la banda. La asociación de la alta toma de la vitamina D con el cáncer de seno era la más fuerte de los primeros 5 años después de la evaluación dietética de la línea de fondo (RR = 0,66; Ci del 95%: 0.46-0.94 comparado con el grupo de la bajo-toma), y disminuido en un cierto plazo. Los cambios en toma de la vitamina D pudieron haber contribuido en un cierto plazo a la asociación disminuida observada en años posteriores. La toma de la vitamina D de >800 IU/day aparece ser asociada a una pequeña disminución del riesgo de cáncer de seno entre mujeres posmenopáusicas. Los estudios que evalúan todas las fuentes de la vitamina D, especialmente exposición del sol, son necesarios entender completamente la asociación entre la vitamina D y el riesgo del cáncer de seno.

El cáncer causa control. El 2007 de sept; 18(7): 775-82

Vitamina D y prevención del cáncer de seno: análisis reunido.

FONDO: La fotosíntesis inadecuada o la toma oral de la vitamina D se asocia a altas incidencia y tasas de mortalidad de cáncer de seno en estudios ecológicos y de observación, pero la relación de la respuesta a la dosis en individuos no se ha estudiado adecuadamente. MÉTODOS: Una investigación literaria para toda estudia que el riesgo divulgado cerca de cáncer de seno por cuantiles de 25 (OH) D identificó dos estudios con 1.760 individuos. Los datos fueron reunidos para evaluar la asociación de la respuesta a la dosis entre el suero 25 (OH) D y el riesgo de cáncer de seno. RESULTADOS: Los puntos medios de los quintiles reunidos del suero 25 (OH) D eran 6, 18, 29, 37, y 48 ng/ml. Los ratios reunidos de las probabilidades para el cáncer de seno de lo más bajo posible al quintile más alto, eran 1,00, 0,90, 0,70, 0,70, y 0,50 (p trend<0.001). Según el análisis reunido, los individuos con el suero 25 (OH) D de aproximadamente 52 ng/ml tenían 50% más poco arriesgado de cáncer de seno que ésos con el suero <13 ng/ml. Este nivel del suero corresponde a la toma de 4.000 IU/day. Esto excede a la National Academy of Sciences el límite superior de 2.000 IU/day. Un nivel de 25 (OH) D de 52 ng/ml se podría mantener por la toma de 2.000 IU/day y, cuando es apropiado, cerca de 12 minutos/día en el sol, equivalente a la toma oral de 3.000 IU de la vitamina D (3). CONCLUSIONES: Toma de 2.000 IU/day de la vitamina D (3), y, cuando es posible, de la exposición muy moderada a la luz del sol, podría aumentar el suero 25 (OH) D a 52 ng/ml, un nivel se asoció a la reducción por el 50% en la incidencia del cáncer de seno, según estudios de observación.

Bioquímica Mol Biol del esteroide de J. El 2007 de marcha; 103 (3-5): 708-11

(-) - función alfa del receptor del estrógeno de los downregulates de Epigallocatechin-3-gallate en células del carcinoma del pecho MCF-7.

FONDO: (-) - Epigalloca-techin-3-gallate (EGCG) es el catecol más activo presente en el té verde, demostrado para tener acción chemopreventive y para matar a las células cancerosas selectivamente. Pues un estudio anterior encontró que los catecoles podrían competir con 17 beta-estradiol para atar a la alfa del receptor del estrógeno (ERalpha), preguntamos si EGCG podría regular la acción de ERalpha. MÉTODOS: Utilizamos MCF-7, una variedad de células del carcinoma del pecho que tenía un de alto nivel de la expresión de ERalpha. Las células fueron tratadas con diversas concentraciones de EGCG y la viabilidad de la célula fue evaluada por análisis de MTT. ERalpha y la expresión pS2 eran analizados por RT-PCR después de la extracción del ARN. Para definir mejor la acción de EGCG en relación con ERalpha, estudiamos citotoxicidad de EGCG en MCF-7 resistente al tamoxifen (MCF-7tam), MCF-7 tratados con 10 (- 7) M ICI 182.780 por 8 días y en MDA-MB-231, una variedad de células que careció ERalpha por el cytometry de flujo (FCM). RESULTADOS: ERalpha y pS2 mRNA fueron expresados en las muestras tratadas con la concentración baja de EGCG (30 microg/ml). En esta concentración, no hay cambio de la célula perceptible. En cambio, la expresión pS2 fue perdida en las muestras tratadas con 100 microg/ml EGCG para 24h, indicando la alteración de ERalpha. La citotoxicidad de EGCG era más baja cuando ERalpha no estaba presente (MDA-MB-231) o desactivado (por el tamoxifen o ICI 182.780). CONCLUSIONES: ERalpha funcionalmente activo puede tener un papel en la citotoxicidad de EGCG, aumentando la sensibilidad a la droga. Mientras que concentraciones más altas de EGCG también mataron a las células resistentes al tamoxifen o trataron por 10 (- 7) M ICI 182.780, EGCG se debe investigar mejor en las células del carcinoma del pecho tratadas con las drogas apuntadas a los receptores esteroides, como complemento potencial de terapia.

El cáncer detecta Prev. 2007;31(6):499-504

Evaluación de riesgos para la vitamina D.

El objetivo de este comentario era aplicar la metodología de la evaluación de riesgos usada por el tablero de comida y de nutrición (FNB) para derivar un nivel superior tolerable seguro revisado de la toma (UL) para la vitamina D. Los nuevos datos continúan emergiendo con respecto a las subsidios por enfermedad de la vitamina D más allá de su papel en hueso. Las tomas asociadas a esas ventajas sugieren una necesidad de niveles de suplementación, de enriquecimiento de los alimentos, o de ambos que sean más altos que niveles actuales. Una preocupación que prevalece existe, sin embargo, con respecto al potencial para la toxicidad relacionada con las tomas excesivas de la vitamina D. La UL establecida por el FNB para la vitamina D (50 microg, o 2.000 IU) no se basa en pruebas actuales y es vista por muchos como siendo demasiado restrictiva, así acortando la investigación, el desarrollo comercial, y la optimización de la política alimenticia. Los datos humanos del ensayo clínico publicados con posterioridad al establecimiento de la UL de la vitamina D de FNB publicada en 1997 apoyan una UL perceptiblemente más alta. Presentamos una evaluación de riesgos basada en ensayos clínicos humanos relevantes, bien diseñados de la vitamina D. Collectively, la ausencia de toxicidad en los ensayos conducidos en los adultos sanos que utilizaron la dosis de la vitamina D > o = 250 microg/d (vitamina D3 de 10.000 IU) apoyan la selección confiada de este valor como la UL.

J Clin Nutr. El 2007 de enero; 85(1): 6-18

Curcumina y cáncer: Una enfermedad “de la vejez” con una solución “histórica”.

El cáncer es sobre todo una enfermedad de la edad avanzada, y los juegos de ese estilo de vida un papel principal en el desarrollo de la mayoría de los cánceres están bien ahora reconocidos. Mientras que las formulaciones planta-basadas se han utilizado para tratar el cáncer durante siglos, los tratamientos actuales implican generalmente el gas de mostaza venenoso, la quimioterapia, la radiación, y terapias apuntadas. Mientras que las medicinas planta-derivadas tradicionales son seguras, cuáles son los principios activos en ellas y cómo lo haga median sus efectos contra cáncer están quizás la más bien ilustrados por la curcumina, un derivado de la cúrcuma usado durante siglos para tratar una amplia variedad de condiciones inflamatorias. La curcumina es un diferuloylmethane derivado de la especia india, la cúrcuma (popular llamada “polvo de curry ") que se ha mostrado para interferir con caminos múltiples de la señalización de la célula, incluyendo el ciclo celular (cyclin D1 y cyclin E), apoptosis (activación de caspases y abajo-regulación de los productos antiapoptotic del gen), la proliferación (HER-2, EGFR, y AP-1), supervivencia (camino de PI3K/AKT), invasión (MMP-9 y las moléculas de la adherencia), el angiogenesis (VEGF), la metástasis (CXCR-4) y la inflamación (N-F-kappaB, TNF, IL-6, IL-1, COX-2, y 5-LOX). La actividad de la curcumina divulgada contra leucemia y linfoma, los cánceres gastrointestinales, los cánceres genitourinarios, cáncer de seno, carcinoma de células escamosas del cáncer ovárico, de la cabeza y del cuello, cáncer de pulmón, melanoma, los cánceres neurológicos, y sarcoma refleja su capacidad de afectar a blancos múltiples. Así una enfermedad “de la vejez” tal como cáncer requiere un tratamiento “histórico”.

Cáncer Lett. 18 de agosto 2008; 267(1): 133-64