Venta del cuidado de piel de Life Extension

Extractos

LE Magazine julio de 2008
Extractos

Testosterona

Testosterona endógena y mortalidad debido a todas las causas, enfermedad cardiovascular, y cáncer en hombres: Investigación anticipada europea en cáncer en estudio de población anticipado de Norfolk (Épico-Norfolk).

FONDO: La relación entre las concentraciones de la testosterona y la salud endógenas en hombres es polémica. MÉTODOS Y RESULTADOS: Examinamos la relación anticipada entre las concentraciones endógenas de la testosterona y la mortalidad debido a todas las causas, enfermedad cardiovascular, y cáncer en un estudio jerarquizado del caso-control basado en 11.606 hombres envejeció 40 a 79 años examinó en 1993 a 1997 y siguió a 2003. Entre ésos sin cáncer frecuente o enfermedad cardiovascular, todavía compararon a 825 hombres que murieron posteriormente con un grupo de control de 1.489 hombres vivos, hecho juego para la edad y la fecha de la visita de la línea de fondo. Las concentraciones endógenas de la testosterona en la línea de fondo fueron relacionadas inverso con la mortalidad debido a todas las causas (825 muertes), a la enfermedad cardiovascular (369 muertes), y al cáncer (304 muertes). Los ratios de las probabilidades (intervalos de confianza del 95%) para la mortalidad para las cuartilas cada vez mayores de la testosterona endógena comparadas con la cuartila más baja eran 0,75 (0,55 a 1,00), 0,62 (0,45 a 0,84), y 0,59 (0,42 a 0,85), respectivamente (P<0.001 para la tendencia después del ajuste para la edad, la fecha de la visita, el índice de masa corporal, la presión arterial sistólica, el colesterol de la sangre, el tabaquismo, la diabetes mellitus, la toma del alcohol, la actividad física, la clase social, la educación, el sulfato del dehydroepiandrosterone, el glucuronide del androstanediol, y la globulina obligatoria de la hormona de sexo). Un aumento de la testosterona del suero de 6 nmol/L (aproximadamente 1 SD) fue asociado a 0,81 (el intervalo de confianza del 95% 0,71 a 0,92, P<0.01) ratios multivariable-ajustados de las probabilidades para la mortalidad. Las relaciones inversas también fueron observadas para las muertes debido a las causas y al cáncer cardiovasculares y después de la exclusión de las muertes que ocurrieron en los primeros 2 años. CONCLUSIONES: En hombres, las concentraciones endógenas de la testosterona se relacionan inverso con la mortalidad debido a la enfermedad cardiovascular y a toda las causas. La testosterona baja puede ser marcador profético para ésos en de alto riesgo de la enfermedad cardiovascular.

Circulación. 4 de diciembre 2007; 116(23): 2694-701

Riesgos de terapia del reemplazo de la testosterona en hombres del envejecimiento.

La testosterona ha estado disponible para los médicos por varias décadas. Sin embargo, las prescripciones de la testosterona han aumentado estos últimos años en parte debido a la introducción de más nuevos sistemas de envío que son tópicos y tienen buena biodisponibilidad. En los E.E.U.U. solamente, aproximadamente 2 millones de prescripciones para la testosterona fueron escritas en 2002. Esto representa un aumento del 30% a partir de 2001 y un aumento del 170% a partir de 1999. También ha habido un aumento del 500% en ventas de la prescripción en los últimos 10 años. La subida de prescripciones puede estar en la parte debido al reconocimiento cada vez mayor del hipogonadismo en varones o andropause del envejecimiento. El tratamiento referente a hipogonadismo ha aliviado síntomas y ha mejorado la calidad de vida de muchos individuos. Los estudios epidemiológicos apuntan en la dirección de una asociación con morbosidad y mortalidad crecientes, con los estados bajos de la testosterona en varones del envejecimiento. Por ejemplo, hay un predominio más alto de la depresión, de la enfermedad cardíaca coronaria, de la osteoporosis, de las tarifas de la fractura, de la debilidad e incluso de la demencia con los estados bajos de la testosterona. Recientemente, ha habido algunas inquietudes despertadas con respecto a la seguridad a largo plazo de la terapia del reemplazo de la testosterona (TRT) del instituto de la medicina. Las pruebas actuales no sugieren ninguna relación causal entre el cáncer de próstata y la dosificación fisiológica de la testosterona, especialmente con la selección y la supervisión cuidadosas de pacientes. Los riesgos cardiovasculares tienen, guardapolvo, sido neutrales, aunque se hayan hecho las sugerencias que hay propiedades vasodilatadoras positivas con testosterona. El eythrocytosis suave puede ser un efecto secundario común de TRT, pero los eventos thromboembolic se han divulgado raramente en la literatura. Este papel dirige las pruebas hasta la fecha que miran los aspectos de la seguridad de TRT. Las implicaciones médico-legales de TRT para los hombres en este momento también se discuten.

Saf de la droga de Opin del experto. El 2004 de nov; 3(6): 599-606

Testosterona y envejecimiento: ¿qué hemos aprendido desde el instituto del informe de la medicina y lo que miente a continuación?

Un informe 2003 del instituto de la medicina (IOM) examinó la literatura en las ventajas y los riesgos de terapia del reemplazo de la testosterona en más viejos hombres e identificó huecos del conocimiento y necesidades de la investigación. Este comentario resume algunos estudios dominantes publicados desde el informe de IOM. La relación posible de la testosterona al riesgo de cáncer de próstata sigue siendo una preocupación; sin embargo, ningunas nuevas pruebas han emergido para sugerir que la terapia del reemplazo de la testosterona aumenta el riesgo. Los estudios recientes han demostrado que el hipogonadismo en hombres puede ser más frecuente que pensó previamente, se asocian fuertemente a síndrome metabólico, y pueden ser un factor de riesgo para el tipo - diabetes 2 y enfermedad cardiovascular. Los estudios clínicos han mostrado que la terapia del reemplazo de la testosterona en hombres hypogonadal mejora indicadores metabólicos del síndrome y factores de riesgo cardiovasculares. Que mantenía la testosterona concentraciones en la gama normal se ha mostrado para contribuir a la salud del hueso, a la masa magra del músculo, y a la función física y sexual, sugiriendo que la terapia del reemplazo de la testosterona puede ayudar a prevenir debilidad en más viejos hombres. De acuerdo con conocimiento actual, la terapia del reemplazo de la testosterona es poco probable plantear riesgos para la salud importantes en pacientes sin cáncer de próstata y puede ofrecer subsidios por enfermedad sustanciales. Estudios seleccionados al azar más grandes, más a largo plazo son necesarios establecer completamente los efectos de la terapia del reemplazo de la testosterona.

Internacional J Clin Pract. El 2007 de abril; 61(4): 622-32

Testosterona y ateroesclerosis en hombres del envejecimiento: asociación pretendida e implicaciones clínicas.

Dos de los factores de riesgo independientes más fuertes para la enfermedad cardíaca coronaria (CHD) están aumentando edad y el sexo del varón. A pesar de una variación amplia en mortalidad de CHD entre los países, los hombres son constantemente dos veces tan probables morir de CHD que sus contrapartes femeninas. Esta diferencia del sexo se ha atribuido a un efecto protector de las hormonas de sexo femenino, y a un efecto perjudicial de las hormonas de sexo masculinas, sobre el sistema cardiovascular. Sin embargo, pocas pruebas sugieren que la testosterona ejerza daño cardiovascular. De hecho, los niveles del suero de disminución de la testosterona con edad, y la testosterona baja se asocia positivamente a otros factores de riesgo cardiovasculares. Además, la testosterona exhibe varias acciones cardioprotective potenciales. Por ejemplo, el tratamiento de la testosterona se divulga para reducir niveles del suero del interleukin favorable-inflamatorio de los cytokines (IL) - 1beta y el factor de necrosis de tumor (TNF) - alfa, y aumentar niveles del cytokine antiinflamatorio IL-10; para reducir la molécula de adherencia de célula vascular (VCAM) - 1 expresión en células endoteliales aórticas; para promover el músculo liso vascular y la proliferación de célula endotelial; para inducir el vasodilatation y mejorar reactividad vascular, reducir niveles del suero del inhibidor plasminógeno del activador de los factores favorable-trombóticos (PAI) - 1 y fibrinógeno; para reducir el lipoproteína-colesterol de baja densidad (LDL-C); para mejorar sensibilidad de la insulina; y para reducir el índice de masa corporal y Massachusetts visceral de la grasa. Estas acciones de la testosterona pueden ventaja confer cardiovascular puesto que la terapia de la testosterona reduce la formación del atheroma en modelos animales colesterol-alimentados, y reducen isquemia del miocardio en hombres con CHD. Por lo tanto, una hipótesis alternativa es que una disminución relativa a la edad en testosterona contribuye al proceso aterosclerótico. Esto es apoyada por los hallazgos recientes, que sugieren que tanto pues uno en cuatro hombres con CHD tiene niveles del suero de testosterona dentro de la gama clínico hypogonadal. Por lo tanto, la restauración de los niveles del suero de testosterona vía terapia del reemplazo de la testosterona podía ofrecer cardiovascular, así como otro, ventajas clínicas a estos individuos.

Drogas de la J Cardiovasc. 2005;5(3):141-54

Testosterona, diabetes mellitus, y el síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es caracterizado por insensibilidad de la insulina, dyslipidemia central de la obesidad, y la hipertensión. Se reconoce como factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular en hombres; para el momento en que se diagnostique el síndrome metabólico, sin embargo, la mayoría de los hombres se han afianzado ya enfermedad cardiovascular. Una muestra confiable de la detección temprana es necesaria alertar a médicos a ésos en riesgo de síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular. El nivel bajo de la testosterona del suero ha emergido como pronosticador confiable del síndrome metabólico en los hombres cuya deficiencia de la testosterona es genética (síndrome de Klinefelter), yatrogénica después de la cirugía para el cáncer testicular, farmacológico inducida por la hormona de gonadotropina-liberación durante el tratamiento contra el cáncer de la próstata, o una consecuencia natural del envejecimiento. Una mitad de hombres con el tipo - la diabetes 2 mellitus ahora se reconoce como testosterona deficiente. Las pruebas emergentes sugieren que la terapia de la testosterona puede poder invertir algunos aspectos del síndrome metabólico.

Representante de Curr Urol. El 2007 de nov; 8(6): 467-71

Deficiencia del andrógeno, diabetes, y el síndrome metabólico en hombres.

PROPÓSITO DEL COMENTARIO: La carga de la deficiencia del andrógeno en hombres con diabetes y el síndrome metabólico ha llegado a ser cada vez más evidente en estudios sobre la base de la población. Este artículo se centra en los mecanismos que son la base de la relación interdependiente entre estas condiciones. HALLAZGOS RECIENTES: Las diversas definiciones del hipogonadismo, del síndrome metabólico y de la diabetes se han propuesto y se utilizan en la literatura. Los estudios transversales han encontrado eso entre 20 y el 64% de hombres con diabetes para tener hipogonadismo, con las tarifas de un predominio más alto encontradas en los ancianos. El hipogonadismo puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de la diabetes y el síndrome metabólico a través de diversos mecanismos incluyendo cambios en la composición del cuerpo; polimorfismos del receptor del andrógeno; transporte de la glucosa; y efecto antioxidante reducido. Inversamente, la diabetes y el síndrome metabólico pueden ser factores de riesgo para el hipogonadismo a través de algún similar pero sobre todo de mecanismos distintos, tales como peso corporal creciente; niveles obligatorios disminuidos de la globulina de la hormona de sexo; supresión de la producción de la testosterona del lanzamiento de la gonadotropina o de la célula de Leydig; inhibición cytokine-mediada de la producción esteroide testicular; y actividad creciente del aromatase que contribuye al exceso relativo del estrógeno. RESUMEN: La relación entre la diabetes, el síndrome metabólico y la deficiencia del andrógeno es compleja. La suplementación de la testosterona, por las rutas orales o intramusculares y con entrega exógena o endógena, tiene un papel prometedor en esta población aunque otros ensayos clínicos sean necesarios.

Diabetes Obes de Curr Opin Endocrinol. El 2007 de junio; 14(3): 226-34

Efecto de la testosterona sobre sensibilidad de la insulina en hombres con hipogonadismo hypogonadotropic idiopático.

OBJETIVO: Para evaluar la presencia de la resistencia a la insulina (IR) entre una cohorte homogénea de los pacientes masculinos con el hipogonadismo hypogonadotropic idiopático (IHH) e investigar los efectos de la terapia de la testosterona sobre el IR en este grupo específico. MÉTODOS: Veinticuatro pacientes masculinos con IHH y 20 no tratados envejecen, sexo, y los temas sanos eugonadal peso-hechos juego del control fueron reclutados para el estudio. La glucosa del plasma, la insulina del plasma, la testosterona total y libre, la hormona folículo-estimulante, la hormona luteinizing, el estradiol, y los niveles hormona-obligatorios de la globulina del sexo fueron medidos en muestras de sangre de ayuno, y los análisis bioquímicos y hormonales fueron realizados para todos los participantes del estudio. El IR era calculado por la evaluación del modelo del homeostasis de la fórmula y del índice cuantitativo del control de la sensibilidad de la insulina (QUICKI) de la resistencia a la insulina (HOMA-IR). El índice de masa corporal era calculado pesando y midiendo las alturas de todos los participantes del estudio al principio de la investigación. La masa de las grasas de cuerpo y la masa magra del cuerpo eran calculadas como porcentajes del peso corporal por el análisis bioelectrical de la impedancia de la composición del cuerpo. Sustanon 250 (una combinación de 4 testosteronas) fue administrado intramuscular una vez cada 3 semanas por 6 meses a los pacientes masculinos con IHH después de una evaluación antropométrica, bioquímica, y hormonal básica. La respuesta a la terapia fue supervisada por los exámenes clínicos y las medidas regulares de la testosterona del suero. Después de 6 meses del tratamiento de la testosterona, la evaluación antropométrica, bioquímica, y hormonal entera fue repetida 14 días después de la inyección pasada de la testosterona. RESULTADOS: Antes del tratamiento, los pacientes masculinos con IHH tenían concentraciones más arriba de ayuno de la glucosa del plasma, niveles de ayuno más altos de la insulina del plasma, una cuenta más alta de HOMA-IR, y un QUICKI más bajo en comparación con el grupo de control. Después del tratamiento de la testosterona en el grupo paciente, la cuenta de HOMA-IR disminuyó dramáticamente al nivel en el grupo de control. La alta masa de las grasas de cuerpo de los pacientes masculinos con IHH fue reducida perceptiblemente después del tratamiento de la testosterona, concomitante a aumentos significativos en Massachusetts magro del índice de masa corporal y del cuerpo. CONCLUSIÓN: La sensibilidad de la insulina mejora y la masa de las grasas de cuerpo disminuye con terapia a largo plazo del reemplazo de la testosterona.

Endocr Pract. El 2007 de oct; 13(6): 629-35

Un estudio de la respuesta a la dosis de la testosterona en la disfunción sexual y características del síndrome metabólico usando el gel de la testosterona y el undecanoate parenteral de la testosterona.

El objetivo de este estudio era observar los efectos de la respuesta a la dosis del tratamiento de la testosterona (t) sobre síntomas de la disfunción sexual y del síndrome metabólico. Dos cohortes de hombres mayores con hipogonadismo del tarde-inicio fueron seguidas durante 9 meses. Grupo 1, consistiendo en 28 hombres (edad media, 61 años; ng/mL malo del nivel de T 2,07 +/- 0,50,), undecanoate de acción prolongada recibido de T (TU; magnesio 1000); grupo 2, integrado por 27 hombres (edad media, 60 años; ng/mL malo del nivel de T 2,24 +/- 0,41,), gel recibido de T (50 mg/día) por 9 meses. En los pacientes tratados con el gel de T, los niveles del plasma T subieron a partir del 2,24 de +/- 0,41 a de 2,95 de +/- 0,52 (estadístico significativo) en 3 meses, de 3,49 de +/- 0,89 (estadístico significativo) en 6 meses, y 3,80 +/- 0,73 ng/mL en 9 meses (el nivel de T en 6 meses fue comparado con el nivel de T en 3 meses). Con el TU, los niveles del plasma T subieron a partir del 2,08 de +/- 0,56 a de 4,81 de +/- 0,83 (estadístico significativo) en 3 meses, de 5,29 de +/- 0,91 en 6 meses, y 5,40 +/- 0,77 ng/mL en 9 meses. Con el TU, los niveles del plasma T eran estadístico perceptiblemente más altos que con el gel de T con el TU, habían una mayor mejora en síntomas sexuales y en síntomas del síndrome metabólico. Con ambos tratamientos, los cambios en circunferencia de la cintura correlacionaron con los cambios en colesterol de la lipoproteína total, de baja densidad, y de alta densidad. Los parámetros de la seguridad no eran diferentes entre los 2 tratamientos. La administración de T tenía un efecto beneficioso sobre la disfunción sexual y síntomas del síndrome metabólico en hombres mayores. Los niveles más altos del plasma de T generados con el TU que con el gel de T eran claramente más eficaces, indicando que hay una relación del dosis-efecto de T.

J Androl. 2008 enero-febrero; 29(1): 102-5

Composición del cuerpo, síndrome metabólico y testosterona en hombres del envejecimiento.

El proceso del envejecimiento en hombres es marcado por los cambios en la composición del cuerpo (pérdida de la masa sin grasa (FFM) y de músculo esquelético, y el aumento en la masa gorda (FM)) y se asocia a una disminución en testosterona del suero. Las correlaciones entre estos aspectos del envejecimiento y el papel reconocido de la testosterona exógena en la inversión de la pérdida de FFM y del aumento en FM considerado en hombres adultos con hypoandrogenism congénito o adquirido han llevado a la hipótesis que la terapia de la testosterona en hombres del envejecimiento dará lugar a cambios favorables en la composición del cuerpo y puede para mejorar la situación metabólica y/o el riesgo cardiovascular. Los datos de ensayos controlados seleccionados al azar de la terapia de la testosterona en los hombres del envejecimiento que dirigen las puntos finales de la composición del cuerpo y de los componentes del síndrome metabólico y los factores de riesgo cardiovasculares se revisan, y el impacto del predominio cada vez mayor de la obesidad en estas relaciones se considera.

Internacional J Impot Res. 2007 septiembre-octubre; 19(5): 448-57