Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

LE Magazine julio de 2008
Extractos

Ácidos grasos Omega-3

El consumo de pescados a largo plazo se asocia a la protección contra arritmia en personas sanas en un estudio mediterráneo de la región- Atica.

FONDO: Los hábitos dietéticos se han asociado de largo a muchas manifestaciones de la enfermedad cardiovascular. OBJETIVO: Intentamos investigar si una dieta enriquecida con el consumo de los pescados y del ácido graso n-3 está asociada a los cambios en la duración potencial de la acción eléctrica, según lo representado por la duración del cuarto de galón en un electrocardiograma de reclinación, en una muestra sobre la base de la población de adultos griegos. DISEÑO: Durante 2001 y 2002, alistamos aleatoriamente 1514 hombres (18-87 y viejo) y a 1528 mujeres (18-89 y viejo) estratificadas por la distribución de la edad y del sexo (en el censo de 2001 Griegos) del área de la Atica, Grecia. Estudiamos vario demográfico, antropométrico, la forma de vida, dietéticas, y los factores bioclinical de los participantes. Los hábitos dietéticos (consumo de pescados incluyendo) fueron evaluados usando un cuestionario validado de la comida-frecuencia. Todos los temas experimentaron electrocardiografía con un avance 12 superficial, en el cual, junto con varios otros índices, la duración del cuarto de galón fue medida, y el cuarto de galón tarifa-corregido corazón (QTc) era calculado (corregido usando la tarifa de Bazett). La hipótesis probada fue evaluada con análisis de regresión linear múltiple, después del control para la situación de actividad física, el sexo, la edad, la toma de la medicación, y varios otros factores de confusión potenciales. RESULTADOS: Comparado con nonconsumers de los pescados, los que consumieron >300 g fish/wk tenían 13,6% malos un QTc más bajo (P<0.01). Estos hallazgos fueron confirmados después del ajuste para la edad, el sexo, la situación de actividad física, BMI, los vicios de fumar, la toma de nueces, y otros factores de confusión. Por otra parte, comparado con nonconsumers de los pescados, los que consumieron >or=300 g fish/wk tenían una probabilidad más baja 29,2% del tener intervalos >0.45 s (P=0.03) de QTc. CONCLUSIONES: El consumo a largo plazo de pescados se asocia a un intervalo más bajo de QTc en gente de libre-consumición sin ningunas pruebas de la enfermedad cardiovascular. Así, la toma de los pescados parece proporcionar la protección antiarrítmica en un nivel de la población.

J Clin Nutr. 2007 mayo; 85(5): 1385-91

Efectos antiarrítmicos de los ácidos grasos omega-3.

El aceite de pescado, y los ácidos grasos omega-3 particularmente, se han encontrado para reducir niveles del plasma de triglicéridos y para aumentar niveles de lipoproteína de alta densidad en pacientes con hypertriglyceridemia marcado, y una preparación del farmacéutico-grado ha recibido recientemente la aprobación de los E.E.U.U. Food and Drug Administration para comercializar con este fin. Sin embargo, en banco la investigación estudia y los ensayos clínicos, pruebas de propiedades antiarrítmicas clínico significativas también se han detectado en asociación con toma del ácido graso omega-3. El hallazgo más significativo de este conjunto de datos era discutible la reducción en la incidencia de la muerte súbita en supervivientes del infarto del miocardio en el Gruppo Italiano por el nell'Infarto Miocardico (GISSI) - ensayo de Prevenzione y la recomendación subsiguiente de Sopravvivenza del della del estudio del lo para la administración del aceite de pescado como parte del régimen del postinfarction en Europa. Este artículo revisa detalladamente los estudios básicos y clínicos de la investigación del aceite de pescado como entidad antiarrítmica, las formas de preparación y/o la administración que aparecen poseer estas propiedades y las que no lo hagan, los tipos de arritmias (fibrilación ectopy y atrial ventricular así como taquiarritmias ventriculares) que han sido afectadas beneficioso por la administración del aceite de pescado, y los mecanismos supuestos y sabidos por los cuales las acciones beneficiosas son ejercidas.

J Cardiol. 21 de agosto 2006; 98 (4A): 50i-60i

Consideraciones de la seguridad con terapia del ácido graso omega-3.

Se ha sugerido que el efecto antitrombótico potencial de aceites de pescado puede aumentar teóricamente el riesgo para sangrar, que puede ser una preocupación de la seguridad por pacientes individuales. Sin embargo, las pruebas del ensayo clínico no han apoyado la sangría creciente con la toma del ácido graso omega-3, incluso cuando están combinadas con otros agentes que pudieron también aumentar la sangría (tal como aspirin y warfarin). Otra preocupación potencial de la seguridad es la susceptibilidad de las preparaciones del ácido graso omega-3 para experimentar la oxidación, que contribuye a la toxicidad paciente de la intolerancia y del potencial. Finalmente, una gran cantidad de consumo de pescados puede dar lugar a las experiencias adversas debido a la presencia potencial de toxinas ambientales tales como mercurio, bifeniles polychlorinated, dioxinas, y otros contaminantes. Los riesgos de exposición a las toxinas ambientales y de hipervitaminosis con el consumo de pescados se reducen substancialmente con los procesos de la purificación usados para desarrollar suplementos del aceite de pescado y preparaciones concentrados seleccionados de la prescripción. Así, en elegir que las terapias a recomendar, clínicos del aceite de pescado deben ser conscientes de la información disponible al mejor evalúan su seguridad relativa, que incluye los E.E.U.U. Food and Drug Administration (FDA) y la declaración consultiva de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) con respecto al consumo de pescados, el significado de cierto etiquetado (tal como “verificación” a través de la farmacopea de los E.E.U.U.) y las diferencias en requisitos reguladores del FDA entre los suplementos del aceite de pescado y las preparaciones sin prescripción del aceite de pescado de la prescripción, y cómo todo el esto es importante para el tratamiento óptimo de pacientes.

J Cardiol. 19 de marzo 2007; 99 (6A): 35C-43C

Intervenciones para prevenir la fibrilación atrial postoperatoria en los pacientes que experimentan cirugía de corazón.

FONDO: La fibrilación atrial postoperatoria es una complicación común de la cirugía cardiaca y se ha asociado a la incidencia creciente de otras complicaciones incluyendo movimiento postoperatorio, se ha aumentado longitud del hospital de la estancia y ha coste creciente de la hospitalización. La prevención de la fibrilación atrial es una meta clínica razonable y, por lo tanto, muchos ensayos aleatorizados ha evaluado la eficacia de intervenciones farmacológicas y no-farmacológicas. Revisamos sistemáticamente la literatura y preparamos meta-análisis para entender mejor el papel y los efectos de diversas terapias profilácticas contra la fibrilación atrial postoperatoria. OBJETIVOS: Para evaluar los efectos de las intervenciones farmacológicas y no-farmacológicas para prevenir la fibrilación atrial de la cirugía posts-cardiaca. ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA: Buscamos la CENTRAL, MEDLINE, EMBASE y CINAHL a partir de la fecha realizable más temprana al junio de 2003. Damos referencias buscadas de informes y de comentarios anteriores. Buscamos los libros y los CD-ROM abstractos de reuniones científicas anuales de la universidad americana de la cardiología, asociación americana del corazón, sociedad norteamericana del establecimiento del paso y electrofisiología y organización europea del corazón entre 1997-2003. No hay restricciones de la lengua aplicadas. CRITERIOS DE SELECCIÓN: Randomised controló los ensayos que comparaban intervenciones farmacológicas o intervenciones no-farmacológicas con el tratamiento del control, placebo o el cuidado usual para la prevención de la fibrilación atrial postoperatoria en puente posts-coronario de la arteria que injertaba o combinó CABG y cirugía valvular. RECOPILACIÓN DE DATOS Y ANÁLISIS: Calidad de ensayo evaluada dos revisores y datos extraídos. Entraron en contacto con a los autores del estudio para la información adicional. RESULTADOS PRINCIPALES: Cincuenta y ocho estudios fueron incluidos con un total de 8.565 participantes. Las intervenciones incluidas eran amiodarona, moldes beta, solatol y establecimiento del paso. Los resultados favorecieron el tratamiento para la fibrilación atrial postoperatoria. Los datos para el movimiento favorecieron el tratamiento por un tamaño no significativo de 0,81, intervalo de confianza del 95% 0,51 a 1,28 del efecto. Semejantemente, una indicación positiva para la longitud de la estancia fue derivada pero no era también significativa con una diferencia de -0,66, intervalo de confianza del 95% -0,95 a -0,37 del medio cargado. Un resultado positivo para el coste de la hospitalización a favor del tratamiento fue alcanzado, pero la estadística no es significativo debido a la energía baja y a las desviaciones estándar grandes: una diferencia de -2717, intervalo de confianza del 95% 7.518 a 2.084 del medio cargado. Los betabloqueadores tenían la magnitud más grande de efecto a través de 28 ensayos (4074 pacientes) con un ratio de las probabilidades (al azar) de 0,35, intervalo de confianza del 95% 0,26 a 0,49. A través de todo el tratamiento, el ratio de las probabilidades favoreció el tratamiento con un ratio (al azar) de 0,43, intervalo de confianza del 95% 0,37 a 0,51. LAS CONCLUSIONES DE LOS REVISORES: La intervención se favorece a través de las tres intervenciones farmacológicas estudiadas y de la una intervención no-farmacológica, estableciendo el paso. La longitud de los datos de la estancia favoreció el tratamiento (- el intervalo de confianza de 0,66, del 95% -0,95 a -0,37).

Rev. 2004 el 18 de octubre del sistema de la base de datos de Cochrane; (4): CD003611

Profilaxis de la amiodarona para la fibrilación atrial de pacientes de alto riesgo después de injertar de puente coronario: un estudio anticipado, doble-cegador, placebo-controlado, seleccionado al azar.

OBJETIVOS: La fibrilación atrial (AF) ocurre a menudo en los pacientes después de bypass de la arteria coronaria que injertan (CABG) y puede dar lugar a morbosidad y a mortalidad crecientes. Los estudios anteriores usando el electrocardiograma señal-hecho un promedio P-onda (P-SAECG) han mostrado que los pacientes con una duración filtrada más larga de la P-onda (FPD) tienen un de alto riesgo del AF después de CABG. Hemos mostrado que los pacientes con FPD > o = el ms 124 y un voltaje de la media cuadrática del ms pasado 20 de la P-onda 20 < o = el microV 3,7 tienen un riesgo creciente de AF después de cirugía. Por consiguiente, el objetivo de este estudio era investigar independientemente de si la administración peri-operativa profiláctica de la amiodarona podría reducir la incidencia del AF en este grupo de alto riesgo que experimentaba CABG identificado por P-SAECG. MÉTODOS Y RESULTADOS: En este estudio anticipado, doble-cegador, placebo-controlado, seleccionado al azar, 110 pacientes recibieron la amiodarona (n = 55) o el placebo (n = 55). Durante CABG, dos pacientes de ambos grupos murieron. La amiodarona fue dada como día de dósis simple oral del magnesio 600 un antes y a partir de los días 2 a 7 después de la cirugía. Además, la amiodarona también fue administrada intravenoso durante cirugía en un bolo del magnesio 300 para 1 h y como una dosis total del mantenimiento de 20 mg/kg del peso sobre 24 h en el primer día que seguía cirugía. La punto final primaria era el acontecimiento del AF después de CABG. La punto final secundaria era la longitud de la hospitalización de la estancia después de CABG. Las características de la línea de fondo eran similares en ambos grupos del tratamiento. La incidencia del AF postoperatorio era perceptiblemente más alta en el grupo del placebo comparado con el grupo de la amiodarona (85 contra el 34% de pacientes, P < 0,0001). La terapia profiláctica con amiodarona redujo perceptiblemente los cuidados intensivos (1,8 +/- 1,7 contra 2,4 +/- 1,5 días, P = 0,001) y la longitud de la hospitalización de la estancia (11,3 +/- 3,4 contra 13,0 +/- 4,3 días, P = 0,03). En el grupo de la amiodarona, las concentraciones de amiodarona y el desethylamiodarone diferenciaron perceptiblemente entre los pacientes con el AF y el ritmo del sino (amiodarona: 0,96 +/- 0,5 contra 0,62 +/- 0,4 microg/mL, P = 0,02; desethylamiodarone: 0,65 +/- 0,2 contra 0,48 +/- 0,1 microg/mL, P = 0,04). CONCLUSIÓN: La incidencia del AF postoperatorio entre pacientes de alto riesgo fue reducida perceptiblemente por un tratamiento profiláctico de la amiodarona dando por resultado un rato más corto de la estancia de la Unidad de Cuidados Intensivos y del hospital. Nuestros datos apoyan el uso profiláctico de la amiodarona en período peri-operativo en pacientes en de alto riesgo para el AF después de CABG.

Corazón J. el 2006 del EUR de julio; 27(13): 1584-91

Toma y riesgo ácidos alfa-linolenic dietéticos de muerte cardiaca súbita y de enfermedad cardíaca coronaria.

FONDO: el ácido Alfa-linolenic, un ácido graso de la intermedio-cadena n-3 encontrado sobre todo en plantas, puede disminuir el riesgo de la enfermedad cardíaca coronaria fatal (CHD) con una reducción en las arritmias ventriculares fatales y la muerte cardiaca súbita (SCD). MÉTODOS Y RESULTADOS: Examinamos anticipado la asociación entre la ingestión dietética del ácido alfa-linolenic evaluada vía los cuestionarios actualizados de la comida-frecuencia y el riesgo del SCD, del otro CHD fatal, y del infarto del miocardio no fatal (MI) entre 76.763 mujeres que participaban en el estudio de la salud de las enfermeras que estaban libres de cáncer y terminaron un cuestionario dietético en la línea de fondo en 1984. Durante 18 años de continuación, identificamos 206 641 otras de CHD muertes de SCDs, y 1604 MIs no fatal. Después de controlar para los factores de riesgo coronarios y otros ácidos grasos, incluyendo los ácidos grasos de cadena larga n-3, la toma del ácido alfa-linolenic fue asociada inverso al riesgo de SCD (P para la tendencia, 0,02) pero no al riesgo del otro CHD fatal o de MI no fatal. Comparado con las mujeres en el quintile más bajo de la toma ácida alfa-linolenic, ésos en los 2 quintiles más altos tenían un 38% hasta un riesgo más bajo del 40% SCD. Esta relación inversa con riesgo de SCD era linear y seguida siendo significativa incluso entre mujeres con las altas tomas de los ácidos grasos de cadena larga n-3. CONCLUSIONES: Estos datos anticipados sugieren que eso ingestión dietética el aumento del ácido alfa-linolenic pueda reducir el riesgo de SCD pero de no otros tipos de CHD fatal o el MI no fatal en mujeres. La especificidad de la asociación entre el ácido alfa-linolenic y SCD apoya la hipótesis que estos ácidos grasos n-3 pueden tener propiedades antiarrítmicas.

Circulación. 22 de noviembre 2005; 112(21): 3232-8

Una breve historia de la muerte cardiaca súbita y de su terapia.

En el final del siglo XIX, había pruebas experimentales y clínicas que la obstrucción de la arteria coronaria causa la fibrilación ventricular y la muerte súbita y que la fibrilación se podría terminar por descargas eléctricas. La figura dominante en aquel momento era McWilliam, que se quejó en 1923 de que “poca atención fue prestada a la nueva visión durante muchos años.” Esto permanecía tan por muchas décadas. No era hasta los años 60 que la profesión médica era enterada de la magnitud del problema de la muerte súbita y comenzó a instalar unidades de cuidado coronario donde las arritmias podrían ser supervisadas y la desfibrilación pronto podría ser entregada. Este acercamiento fue promovido por juliano en 1961. Los jalones que permitieron este desarrollo eran desfibrilación a pecho abierto de Beck, desfibrilación del cerrado-pecho por Zoll, masaje cardiaco por Kouwenhoven y otros, y desarrollo del defibrillator de DC por Lown. En 1980, Mirowski y otros implantó el primer defibrillator implantable del cardioverter (ICD) en un paciente. Después de eso, el uso del ICD creciente exponencial. Varios ensayos aleatorizados, en gran parte en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria y la disfunción ventricular dejada o en pacientes con arritmias mortales documentadas, mostraron más allá de duda que el ICD es superior a la medicación antiarrítmica en la prevención de muerte súbita, aunque varios ensayos no mostraran ningún efecto. Los ensayos en las drogas antiarrítmicas eran decepcionantes. Los moldes del canal del sodio y los moldes “puros” del canal del potasio aumentan realmente mortalidad, los moldes del canal del calcio no tienen ningún efecto, y, aunque la amiodarona reduzca muerte arrítmica, no tenía ningún efecto sobre mortalidad total en los 2 ensayos más grandes. Solamente los betabloqueadores se han demostrado reducir la incidencia de la muerte súbita, pero su efecto aparece no ser relacionado con la supresión de arritmias pero bastante con la reducción en tarifa del sino. Las drogas que previenen eventos isquémicos, o disminuyen su impacto, tal como anticoagulantes, los statins, angiotensina-convirtiendo los inhibidores enzimáticos, y los antagonistas del aldosteron, todos reducen la incidencia de la muerte súbita.

Pharmacol Ther. El 2003 de oct; 100(1): 89-99

El aceite de pescado dietético reduce el acontecimiento de afterdepolarizations tempranos en miocitos ventriculares del cerdo.

El aceite de pescado reduce muerte cardiaca súbita en pacientes del infarto del miocardio de los posts. Las arritmias peligrosas para la vida en paro cardíaco se asocian a las anormalidades de la repolarización que llevan a EAD (1) formación. Examinamos los efectos del aceite de pescado incorporado omega3-PUFAs (2) en la formación de EAD en miocitos del cerdo. Los cerdos fueron alimentados a ricos de una dieta en el aceite del aceite de pescado o de girasol (control) por 8 semanas. Los miocitos fueron aislados con la disociación enzimática y remiendo-afianzados con abrazadera. La susceptibilidad a la formación de EAD fue probada usando E4031 (5 microM), molde de I (Kr). La dieta del aceite de pescado en cerdos dio lugar a la incorporación creciente de omega3-PUFAs en la sarcolema de los miocitos comparados a la dieta del control y causó un acontecimiento reducido de E4031-induced EADs en miocitos del cerdo. Un potencial de acción más corto, una prolongación reducida del potencial de acción en respuesta a E-4031 y una reactivación reducida de I (el Ca, L) por omega3-PUFAs puede explicar la reducción observada en EADs. Los ricos de una dieta en aceite de pescado protegen contra la formación de EAD.

J Mol Cell Cardiol. El 2006 de nov; 41(5): 914-7

La relación entre el consumo de pescados y la incidencia del movimiento. El estudio complementario epidemiológico de NHANES I (encuesta sobre nacional el examen de la salud y de la nutrición).

OBJETIVO: Para evaluar el nivel de consumo de pescados como movimiento de las FO r del factor de riesgo. MÉTODOS: Los participantes eran miembros del estudio complementario epidemiológico nacional de la encuesta sobre I el examen de la salud y de la nutrición, un estudio ficticio longitudinal de una muestra nacional. Fueron incluidos en este análisis blanco y las mujeres negras y los hombres envejecieron 45 a 74 años cuando estaban examinadas en 1971 a 1975 quién no divulgó una historia del movimiento en aquel momento. La continuación media para los supervivientes era 12 años (máximo, 16 años). La medida principal del resultado era movimiento del incidente (fatal y no fatal). El consumo de pescados en la línea de fondo fue obtenido de un cuestionario de tres meses de la frecuencia de la comida. RESULTADOS: Las mujeres blancas envejecieron 45 a 74 años que consumieron pescados que una semana tenía más de una vez un riesgo edad-ajustado de incidencia del movimiento solamente sobre mitad el de las mujeres que nunca consumieron pescados. Este efecto persistió después de controlar para las variables múltiples del riesgo del movimiento (riesgo relativo, 0,55; intervalo de confianza del 95% [ci], 0,32 a 0,93). El consumo de pescados una semana comparada con nunca no fue asociado más de una vez a riesgo edad-ajustado del movimiento en los hombres blancos envejecidos 45 a 74 años (riesgo relativo, 0,85; 95%CI, 0,49 a 1,46). En mujeres negras y hombres combinados envejeció 45 a 74 años, cualquier consumo de pescados comparado con nunca fue asociado perceptiblemente al riesgo ajustado reducido del movimiento (riesgo relativo, 0,51; 95%CI, 0,30 a 0,88).

MED del interno del arco. 11 de marzo 1996; 156(5): 537-42

Efectos de la suplementación dietética del aceite de pescado sobre aggregability de la plaqueta y de la fluidez de la membrana de la plaqueta en temas normolipemic con y sin la alta plasma Lp (a) concentraciones.

El propósito de este estudio era comparar el efecto relativo de los ácidos grasos n-3 sobre la función de los lípidos y de la plaqueta del plasma en temas normolipemic (n = 8) con el plasma Lp (a) nivela mayor de 30 mg/dl y temas normolipemic (n = 7) sin el plasma perceptible Lp (a) las concentraciones. Seis semanas de la suplementación dietética (3,8 g EPA y plasma perceptiblemente reducida TGs de 2,9 g DHA/d) (P menos de 0,005) en ambos grupos mientras que ningunos cambios del plasma TC, LDL-C, HDL-C, y Lp (a), respectivamente, fue encontrado. El colágeno o la agregación trombina-estimulada de la plaqueta y el colágeno o la generación trombina-inducida TXB2 de las plaquetas disminuyeron por el aproximadamente 45% en Lp (a) - negativa y Lp (a) - los donantes positivos de la plaqueta después de una ingestión dietética de 6 semanas. Cuatro más semanas sin la suplementación n-3 restauraron los valores del tratamiento previo de TGs, del aggregability de la plaqueta y del lanzamiento TXB2. Las propiedades biofísicas de plaquetas del normolipemics con y sin la alta plasma Lp (a) las concentraciones revelaron una pedido estructural similar de plaquetas en 37 grados de C usando DPH, TMA-DPH, o 6-AS como puntas de prueba fluorescentes. También los cambios temperatura-dependientes similares en fluidez de la plaqueta a partir de 37 grados de C a 17 grados de C fueron observados en preparaciones de la plaqueta de Lp (a) - positivo y de Lp (a) - los temas negativos. Sin embargo, no se encontró ningunos cambios sutiles en la orden estructural de las plaquetas debido a las tomas nutritivas en todos los temas (n = 15, 19-28 años) usando técnica de la polarización de la fluorescencia. Los actuales datos sugieren un comportamiento in vitro similar de la plaqueta de temas normolipemic con y sin altos niveles del plasma de Lp (a) (que se considere un riesgo para la ateroesclerosis prematura) en contraste con aggregability de la plaqueta y fluidez de la plaqueta en ciertas etapas hiperlipidémicas.

Ateroesclerosis. El 1991 de junio; 88 (2-3): 193-201

Continuado en la página 3 de 4