Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine octubre de 2007
Informe

Depresión que lucha y mejora de la cognición con los ácidos grasos Omega-3


Por Laurie Barclay, Doctor en Medicina

Ventajas de Omega-3s en embarazo

En el otro extremo del espectro de la edad, la consumición de los mariscos durante embarazo se liga para mejorar resultados neurodevelopmental en niñez. Hasta cierto punto, estos hallazgos eran inesperados, dado preocupaciones por daño potencial al bebé del contenido del mercurio en algunos pescados. Los investigadores evaluaron datos a partir de 11.875 mujeres embarazadas que participaban en el estudio longitudinal de Avon de padres y de niños.19

Asombrosamente, las mujeres que siguieron la recomendación de su doctor de limitar su toma de los mariscos durante embarazo a 340 gramos de semanario tenían el 48% un mayor riesgo que sus niños estarían en el cuarto más bajo de cuentas verbales del índice de inteligencia, comparado con las madres que comieron más de 340 gramos de pescados semanales. Las madres que comieron menos mariscos también tenían un mayor riesgo que sus niños tendrían problemas con comportamiento social, habilidades de motor, la comunicación, y el desarrollo social.

Traduciendo estos hallazgos a los estudios clínicos, los investigadores en la universidad de Australia occidental asignaron aleatoriamente a 98 mujeres embarazadas para recibir el aceite de pescado de la alto-dosis (2200 magnesio DHA más el magnesio 1100 EPA diario) o el placebo (aceite de oliva) a partir de 20 semanas del embarazo hasta entrega. Ni las mujeres ni los científicos sabían asignaron qué mujeres al aceite de pescado hasta que el estudio fuera completo.20

Aunque los niños en ambos grupos tuvieran tasas de crecimiento similares en 2,5 años de edad, los cuyas madres recibieron el aceite de pescado durante embarazo tenían coordinación perceptiblemente mejor de la ojo-mano.

Las ventajas de omega-3 también extienden a los niños llevados prematuramente. Se han encontrado para tener niveles disminuidos de DHA en corteza del cerebro. Los niños prematuros y de término alimentados el DHA han aumentado agudeza visual cortical y resultados cognoscitivos.21 de hecho, algunas fórmulas infantiles ahora se enriquecen con los ácidos grasos omega-3 en respuesta a las recomendaciones que embarazada y las mujeres del oficio de enfermera mantienen una ingestión dietética adecuada del DHA para cubrir sus propias necesidades crecientes así como los del feto o del niño.22

¿Cuánto es bastante?

La obsesión de América con delgadez durante las últimas tres décadas nos ha llevado a despreciar todas las grasas dietéticas, incluyendo los ácidos grasos beneficiosos omega-3 tales como EPA y DHA. El resultado ha sido una onda de marea de la depresión, del déficit de atención/del desorden de la hiperactividad (ADHD), y de otras diagnosis psiquiátricas.23,24 que la incidencia de la depresión ha subido más arriba con cada década del siglo XX, como tienen costes de la atención sanitaria para las medicaciones de antidepresivo y el otro tratamiento de la salud mental.25

En Norteamérica hoy, la toma diaria de la media de EPA más el DHA es solamente 130 el magnesio, cortocircuito lejano descendente de los ácidos grasos totales diarios 1000-2000 del magnesio omega-3 recomendados por algunos clínicos para la salud óptima, el humor, y la función cognoscitiva. De acuerdo con ensayos clínicos, las dosificaciones del magnesio 1000-4000 pueden ofrecer las ventajas máximas para ésos con humor deprimido.26

“Aunque el mecanismo exacto de la acción es todavía desconocido, acumulando pruebas sugiere que el diario 1000-2000 del magnesio de EPA puede ser útil en el tratamiento de suave para moderar la depresión,” al Dr. Yamina Osher, autor importante de un comentario reciente de 12 ensayos clínicos de PUFAs en la depresión, desorden bipolar, y otros desordenes de humor27 y un miembro de la facultad de ciencias de la salud en Ben Gurion University en la cerveza Sheva, Israel, dice Life Extension.

Investigación adicional

Los investigadores están investigando actualmente si una dieta deficiente en los ácidos grasos esenciales omega-3 aumenta el riesgo para la depresión, la agresión, y el suicidio asociado a alcoholismo. Los científicos están comparando el efecto de los ácidos grasos omega-3 con el del placebo en alcohólicos agresivos, mujeres con la depresión durante embarazo, y attempters del suicidio.

Las ventajas terapéuticas adicionales se están explorando, incluyendo el uso de omega-3 en desorden de déficit de atención y en autismo, pero todavía hay la prueba insuficiente en la cual basar conclusiones firmes.

Otros comentarios recientes de la investigación han observado la necesidad de ensayos clínicos bien-controlados.28-32

Implicaciones para el tratamiento

A pesar de esta imagen inacabada, el comité sobre la investigación sobre tratamientos psiquiátricos de la asociación psiquiátrica americana invitó a científicos que participaran en el subcomité de los ácidos grasos Omega-3. Este equipo de expertos convocó en 2006 a los estudios publicados comentario y a ésos presentados en las reuniones científicas que evaluaron el efecto de los ácidos grasos omega-3 en desorden depresivo importante, desorden bipolar, esquizofrenia, demencia, desorden de personalidad límite e impulsivity, y ADHD.

Sus conclusiones, que fueron aprobadas por tres comités separados de la asociación psiquiátrica americana, declararon que los estudios sobre la base de la población y los estudios del tejido apoyan un efecto protector de la toma esencial del ácido graso omega-3, particularmente de EPA y del DHA, en desordenes de humor. Un comentario de los ensayos controlados seleccionados al azar mostró riesgos insignificantes y una ventaja estadístico significativa de los ácidos grasos omega-3 en la depresión del comandante y en la depresión bipolar, con menos pruebas de la ventaja en esquizofrenia.33,34

“Las pruebas sugieren que los ácidos grasos omega-3 sean importantes para la función óptima de la salud humana y del cerebro,” a Marlene P. Freeman, Doctor en Medicina, autor importante del comentario psiquiátrico americano de la asociación, dicen Life Extension. “En algunos estudios, investigadores han demostrado un efecto beneficioso de los ácidos grasos omega-3 sobre desordenes de humor, y más investigación está en curso. Los individuos con desordenes serios de la salud mental deben recibir una evaluación completa y conocer siempre sus opciones del tratamiento.”

“Como profesionales, animamos cualquier persona con la depresión u otros desordenes para conseguir la atención médica que merecen,” dice al Dr. Freeman, que es también director del programa de la salud mental de las mujeres y profesor adjunto de la psiquiatría, de obstetricia y ginecología, y de las ciencias alimenticias en la universidad de la universidad de Arizona de la medicina. Ella concluye, “los ácidos grasos Omega-3 pueden ser una parte importante del tratamiento de algunos desordenes psiquiátricos, y en este tiempo los investigadores están imaginando donde caben adentro al tratamiento. Pueden ser un tratamiento eficaz para algunos individuos, con las ventajas médicas importantes.”

Interacciones

Los ácidos grasos Omega-3 del aceite de pescado pueden tener efectos antitrombóticos. Los individuos que tienen desordenes de la sangría y ésos que toman el warfarin (Coumadin®) deben utilizar solamente el aceite de pescado en consulta con un médico.35

Conclusión

Esencial para la estructura y la función sanas, del cerebro ácidos grasos omega-3 puede ser crítico para mantener humor sano y guardar la desolación mental en la bahía. Estos ácidos grasos potentes son esenciales en la vida-ayuda aseguran el desarrollo sano del cerebro en niños, manteniendo un humor sano en edad adulta, y protegiendo el cerebro del envejecimiento contra la disminución y la demencia cognoscitivas. La optimización de su toma de los ácidos grasos omega-3 es no sólo esencial para un cuerpo sano, pero también para una mente sana.

Si usted tiene cualesquiera preguntas sobre el contenido científico de este artículo, llame por favor a uno de nuestros consejeros de la salud en 1-800-226-2370.

Referencias

1. Assisi A, Banzi R, Buonocore C, y otros aceite de pescado y salud mental: el papel de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga n-3 en el desarrollo cognoscitivo y desordenes neurológicos. Internacional Clin Psychopharmacol. El 2006 de nov; 21(6): 319-36.

2. MB de Raeder, Steen VM, SE de Vollset, Bjelland I. Associations entre el uso del aceite de hígado de bacalao y los síntomas de la depresión: El estudio de la salud de Hordaland. Influencia Disord de J. 18 de diciembre 2006.

3. Frangou S, Lewis M, McCrone P. Efficacy del ácido del etilo-eicosapentaenoic en la depresión bipolar: estudio placebo-controlado de doble anonimato seleccionado al azar. Psiquiatría del Br J. El 2006 de enero; 188:46-50.

4. Peet M, Horrobin DF. Un estudio de dosis-alcance de los efectos del etilo-eicosapentaenoate en pacientes con la depresión en curso a pesar del tratamiento al parecer adecuado con las drogas estándar. Arco Gen Psychiatry. El 2002 de oct; 59(10): 913-9.

5. Hallahan B, JR de Hibbeln, Davis JM, Sr. de la guirnalda. Suplementación del ácido graso Omega-3 en pacientes con uno mismo-daño periódico. ensayo controlado seleccionado al azar de doble anonimato del Solo-centro. Psiquiatría del Br J. El 2007 de febrero; 190:118-22.

6. Nieminen LR, Makino KK, Mehta N, y otros relación entre los ácidos grasos omega-3 y esteroides neuroactivos del plasma en alcoholismo, la depresión y controles. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. El 2006 de oct; 75 (4-5): 309-14.

7. BM de Ross. La deficiencia del ácido graso Omega-3 en desorden depresivo importante es causada por la interacción entre la dieta y una anormalidad genético resuelta en metabolismo del fosfolípido. Med Hypotheses. 2007;68(3):515-24.

8. Bourre JM. Efectos de alimentos (en comida) sobre la estructura y la función del sistema nervioso: actualización en los requisitos dietéticos para el cerebro. Parte 2: macronutrients. Envejecimiento de la salud de J Nutr. El 2006 de sept; 10(5): 386-99.

9. Conklin SM, Harris JI, SB de Manuck, y otros ácidos grasos del suero omega-3 se asocia a la variación en humor, personalidad y comportamiento en voluntarios hipercolesterolémicos de la comunidad. Psiquiatría Res. 30 de julio 2007; 152(1): 1-10.

10. Conklin SM, SB de Manuck, Yao JK, JR de Hibbeln, Flory JD, Muldoon frecuencia intermedia. Los ácidos grasos poliinsaturados del fosfolípido del suero se asocian a humor, a comportamiento y a personalidad en adultos sanos de la comunidad. Reunión anual de la sociedad psicosomática americana, marzo de 2007, Budapest, Hungría, extracto 1718.

11. Conklin SM, Gianaros PJ, Brown SM, y otros toma de cadena larga del ácido graso omega-3 se asocia positivamente al volumen corticolimbic de la materia gris en adultos sanos. Neurosci Lett. 29 de junio 2007; 421(3): 209-12.

12. McNamara RK, Hahn CG, Jandacek R, y otros déficits selectivos en el ácido docosahexaenoic del ácido graso omega-3 en la corteza orbitofrontal post mortem de pacientes con desorden depresivo importante. Psiquiatría del Biol. 21 de diciembre 2006.

13. Muldoon frecuencia intermedia, Conklin S, Ryan cm, Yao J, Hibbeln J, SB de Manuck. La función cognoscitiva y el ácido graso omega-6 y omega-3 equilibran. Reunión anual de la sociedad psicosomática americana, marzo de 2007, Budapest, Hungría, abstracta.

14. van Gelder BM, Tijhuis M, Kalmijn S, consumo de pescados de Kromhout D., ácidos grasos n-3, y disminución cognoscitiva subsiguiente de 5 y en hombres mayores: el estudio de los ancianos de Zutphen. J Clin Nutr. El 2007 de abril; 85(4): 1142-7.

15. Pinilla FG. El impacto de la dieta y del ejercicio en plasticidad y enfermedad del cerebro. Salud de Nutr. 2006;18(3):277-84.

16. GM del col, Frautschy SA. El ácido Docosahexaenoic protege contra la patología amiloidea y dendrítica en un modelo del ratón de la enfermedad de Alzheimer. Salud de Nutr. 2006;18(3):249-59.

17. Saugstad LF. ¿Son el desorden neurodegenerative y las manifestaciones sicopáticas disfunciones evitables del cerebro con omega-3 dietético adecuado? Salud de Nutr. 2006;18(2):89-101.

18. Freund-Levi Y, Eriksdotter-Jonhagen M, Cederholm T, y otros tratamiento del ácido graso Omega-3 en 174 pacientes con suave para moderar la enfermedad de Alzheimer: Estudio de OmegAD: un ensayo de doble anonimato seleccionado al azar. Arco Neurol. El 2006 de oct; 63(10): 1402-8.

19. JR de Hibbeln, Davis JM, buey C, y otros consumo maternal de los mariscos en embarazo y resultados neurodevelopmental en la niñez (estudio de ALSPAC): un estudio ficticio de observación. Lanceta. 17 de febrero 2007; 369(9561): 578-85.

20. Dunstan JA, Simmer K, Dixon G, Prescott SL. Evaluación cognoscitiva en 21/2 año que sigue suplementación del aceite de pescado en embarazo: un ensayo controlado seleccionado al azar. Niño Ed neonatal fetal del arco SID. 21 de diciembre 2006.

21. McNamara RK, SE de Carlson. Papel de los ácidos grasos omega-3 en el desarrollo y la función del cerebro: implicaciones potenciales para la patogenesia y la prevención de la psicopatología. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. El 2006 de oct; 75 (4-5): 329-49.

22. Vidailhet M. Omega 3: ¿hay una situación de la deficiencia en niños jovenes? Arco Pediatr. El 2007 de enero; 14(1): 116-23.

23. KA de Bruinsma, Taren DL. Dieta, toma esencial del ácido graso, y depresión. Rev. el 2000 de Nutr de abril; 58(4): 98-108.

24. Wells COMO, leyó el nanovatio, Laugharne JD, Ahluwalia NS. Alteraciones en humor después de cambiar a una dieta baja en grasa. Br J Nutr. El 1998 de enero; 79(1): 23-30.

25. Weissman milímetro, Klerman GL. Depresión: comprensión actual y tendencias cambiantes. Annu Rev Public Health .1992; 13:319-39.

26. CA de Logan. Ácidos grasos Omega-3 y depresión importante: una cartilla para el profesional de salud mental. Salud SID de los lípidos. 9 de noviembre 2004; 325.

27. Osher Y, derecho de Belmaker, ensayos clínicos de Nemets B. de PUFAs en la depresión: Avanzado. Psiquiatría del Biol del mundo J. 2006;7(4):223-30.

28. Appleton kilómetro, Hayward RC, Gunnell D, y otros efectos de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga n-3 sobre humor deprimido: comentario sistemático de ensayos publicados. J Clin Nutr. DEC 2006; 84(6): 1308-16.

29. Holtzheimer PE, III y CB de Nemeroff. Tratamientos emergentes para la depresión. Experto Opin Pharmacother. DEC 2006; 7(17): 2323-39.

30. Jorm AF, Allen NOTA, O'Donnell CP, y otros eficacia de los tratamientos complementarios y del esfuerzo personal para la depresión en niños y adolescentes. MED J Aust. 2 de octubre 2006; 185(7): 368-72.

31. Keck PE, Jr., Mintz J, McElroy SL, y otros ensayos de doble anonimato, seleccionados al azar, placebo-controlados del etilo-eicosapentanoate en el tratamiento de la depresión bipolar y rapid que completa un ciclo desorden bipolar. Psiquiatría del Biol. 1 de noviembre 2006; 60(9): 1020-2.

32. van Strater AC, Bouvy PF. Ácidos grasos Omega-3 en el tratamiento de desordenes afectivos: una descripción de la literatura. Tijdschr Psychiatr. 2007;49(2):85-94.

33. P.M. de Freeman, JR de Hibbeln, Wisner kilolitro, y otros ácidos grasos Omega-3: evidencie la base para la investigación del tratamiento y del futuro en psiquiatría. Psiquiatría de J Clin. DEC 2006; 67(12): 1954-67.

34. P.M. de Freeman. Ácidos grasos Omega-3 y depresión perinatal: un comentario de la literatura y de las recomendaciones para la investigación futura. Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. El 2006 de oct; 75 (4-5): 291-7.

35. Disponible en: http://www.pdrhealth.com/drug_info/nmdrugprofiles/nutsupdrugs/fis_0106.shtml. 19 de julio de 2007 alcanzado.

  • Página
  • 1
  • 2