Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine marzo de 2007

imagen

La garra del gato

Una selva tropical Herb Quells Inflammation, inmunidad de las ayudas, y cáncer de las luchas Por Javier M. de Pison
La garra del gato cosechado

Han utilizado al natural a central y a Suramérica, la garra del gato para los centenares de años en medicina popular tradicional para tratar una variedad de denuncias de la salud. Las subsidios por enfermedad reputadas de esta hierba indígena han llevado a científicos en los Estados Unidos y otros países a examinar de cerca sus efectos en el cuerpo. Sus hallazgos sugieren que este agente botánico poco conocido ejerza los efectos antiinflamatorios y antioxidantes potentes que apoyan la reparación de la DNA, la salud común, la función inmune, y la división celular normal.1

La garra del gato primero fue popularizada por el científico natural alemán Arturo Brell, que emigró en 1926 de Munich a Pozuzo, una pequeña ciudad fundada por los colonos alemanes en la selva tropical peruana. El Dr. Brell utilizó la garra del gato para tratar su dolor reumático. Él trató más adelante a otro colono alemán, Luis Schuler, que había sido diagnosticado con el cáncer de pulmón terminal. Después de que otras terapias hubieran fallado, Sr. Schuler comenzó a consumir el té de la raíz de la garra del gato tres veces al día. Él mejoró notable, y un año más tarde estaba al parecer libre de cáncer.

Las dos especies sabidas de la garra del gato son guianensis de Uncaria, usado tradicionalmente para la herida que cura, y el tomentosa de Uncaria, que tiene aplicaciones medicinales numerosas y se encuentra lo más comúnmente posible en suplementos. La garra del gato es una fuente rica de phytochemicals: sus más de 30 componentes sabidos incluyen por lo menos 17 alcaloides, junto con los glucósidos, los taninos, los flavonoides, las fracciones del esterol, y otra los compuestos. Los científicos atribuyeron previamente la eficacia de la garra del gato a los compuestos llamados los alcaloides del oxindole;, sin embargo, los extractos de la garra del gato soluble en agua 1 que no contienen cantidades significativas de alcaloides fueron encontrados más recientemente para poseer efectos antioxidantes y antiinflamatorios fuertes. Este hallazgo llevó a investigadores a concluir que los ésteres ácidos quínicos son los componentes activos del extracto de la garra del gato soluble en agua.2

Un antioxidante potente y antiinflamatorio

Los extractos de la garra del gato demuestran efectos antioxidantes potentes en el amortiguamiento de los radicales peligrosos del peroxyl y del superóxido. El análisis del laboratorio indica que el poder antioxidante de la garra del gato excede el de muchos extractos de frutas, de verduras, de cereales, y de plantas medicinales.3

La inflamación crónica es la base de muchas enfermedades que plaguen a adultos del envejecimiento, y la garra del gato es un agente antiinflamatorio potente. El extracto de la garra del gato inhibe la producción de factor-alfa de la necrosis del tumor, mensajero inflamatorio que fije la etapa para la inflamación aguda y crónica.La garra de 4 gatos inhibe además la activación de factor-Kappa nuclear beta, un “interruptor inflamatorio” que se asocie al cáncer y a otras enfermedades mortales.La garra de 5,6 gatos también disminuyó el lanzamiento experimental inducido de la prostaglandina E2, mediador inflamatorio asociado a condiciones tales como artritis.4

La garra del gato alivia malestar de la artritis

La artritis puede ser una de las condiciones lo más físicamente posible de incapacidad asociadas al envejecimiento. El extracto de la garra del gato suprime la inflamación para promover la estructura y la función comunes sanas, así como alivia el dolor y el malestar de artritis.

Los científicos descubrieron recientemente que la garra del gato puede proteger el cartílago, el tejido ese funcionan como un amortiguador de choque en las superficies comunes donde los huesos se encuentran. La pérdida de cartílago, que es una característica de definición de la osteoartritis, ocurre cuando la avería del cartílago pasa su regeneración. Cuando las células humanas del cartílago fueron expuestas a junta-destruir interleukin-1 beta, la garra del gato ayudó a niveles del restablecimiento de junta-protector insulina-como el crecimiento factor-1. Suprimiendo los agentes inflamatorios que pueden degradar el cartílago, mientras que activa un bioquímico cartílago-protector, la garra del gato puede ayudar a preservar el cartílago sano en juntas del envejecimiento.7

En un ensayo clínico, los científicos encontraron que la garra del gato ofreció el alivio para los adultos que sufrían de osteoartritis. Cuarenta y cinco pacientes con la osteoartritis de la rodilla participaron en esto seleccionada al azar, ensayo placebo-controlado, cuatrisemanal. Los que recibieron la preparación de la garra de un gato vieron reducciones significativas en el dolor asociado a actividad física. En el plazo de apenas una semana de comenzar la terapia de la garra del gato, los médicos y los pacientes registraron la mejora significativa en evaluaciones subjetivas del dolor de la osteoartritis. Los científicos atribuyeron los efectos de artritis-alivio de la garra del gato a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.4

La garra del gato puede beneficiar semejantemente a la gente que sufre de artritis reumatoide, de una condición dolorosa marcada por la inflamación común severa y de tiesura. En un ensayo clínico de doce meses de 41 temas que experimentaban el tratamiento farmacéutico para la artritis reumatoide, el complemento con el extracto de la garra del gato llevó a la mejora en juntas dolorosas e hinchadas. Esta mejora en dolor común puede ayudar a la gente que sufre de inhabilitar artritis reumatoide para recuperar la capacidad funcional de realizar actividades de la vida diaria.8

La garra del gato: Qué usted necesita conocer
  • La selva tropical del Amazonas se considera un tesoro de plantas medicinales sin descubrir. La gente indígena ha utilizado de largo la garra del gato para tratar la inflamación, la artritis, úlceras estomacales, e infecciones, y los científicos creen este gran potencial de los asimientos peruanos de la vid como agente terapéutico botánico para la salud humana.
  • Los científicos han confirmado que la garra del gato comunica efectos antioxidantes y antiinflamatorios potentes, y pueden ayudar así a manejar las enfermedades asociadas a la tensión y a la inflamación oxidativas.
  • Las ayudas de la garra del gato protegen el cartílago común y han exhibido eficacia en el alivio del dolor común, indicando que puede ser útil para la gente que sufre de artritis.
  • El extracto de la garra del gato mejora a los marcadores de la salud del sistema inmune en animales y seres humanos, sugiriendo que puede ayudar a defender contra invasores infecciosos.
  • La garra del gato protege la DNA celular contra daño y apoya la reparación de la DNA dañada. Protegiendo estos modelos genéticos se considera esencial en la protección contra cáncer.
  • La garra del gato puede ayudar a la lucha contra cáncer promoviendo la división celular sana, promoviendo la muerte de las células de la leucemia (cáncer de la sangre), e inhibiendo la proliferación de las células del cáncer de seno.
  • La garra del gato es generalmente segura y tolerada bien, pero no se debe utilizar por las mujeres embarazadas o del oficio de enfermera, los niños jovenes, la gente que toma medicaciones del antihypertensive, ésas con condiciones autoinmunes, o individuos que experimentan trasplantes del órgano o del tejido.

La garra del gato impulsa salud inmune

Los estudios del animal y del ser humano sugieren que, además de exhibir efectos antioxidantes y antiinflamatorios potentes, la garra del gato impulse naturalmente el sistema inmune, consolidando sus defensas contra la multitud de patógeno encontrados cada día en el aire, el agua, y el ambiente.

En un estudio de los efectos de la garra del gato sobre el sistema inmune de ratas, ocho semanas de la suplementación de la garra del gato elevaron perceptiblemente la cuenta del glóbulo blanca de los animales, sugiriendo una capacidad mejorada de luchar apagado a invasores infecciosos. Los hombres adultos que complementaron con la garra del gato por seis meses además experimentaron un aumento en su cuenta de glóbulo blanca, indicando la función inmune aumentada.9

Otro estudio clínico indica que la garra del gato puede ayudar a impulsar la eficacia de vacunas. Cuando los adultos complementados con la garra del gato por dos meses antes de recibir una vacunación de la pulmonía, sus títulos del anticuerpo (una indicación de la inmunidad a la pulmonía) seguían siendo en niveles más altos cinco meses más largos que en los temas del control. Este hallazgo sugiere que cuando está utilizada con una vacuna, la garra del gato confiera protección adicional contra el virus de la pulmonía.10

La garra del gato aumenta la reparación de la DNA

Los experimentos del laboratorio ofrecen las pruebas que los efectos de la garra del gato amplían al nivel celular y pueden para ayudar a preservar la integridad de la DNA, el modelo genético de las células de cuerpo. Un componente vital de la célula, DNA es altamente vulnerable dañar del asalto libre-radical, que puede contribuir a la iniciación del cáncer y de otras enfermedades mortales.

Para comprobar si el extracto de la garra del gato puede proteger la DNA delicada contra la tensión oxidativa, los científicos condujeron un estudio de células epiteliales humanas cultivadas. Encontraron que un extracto acuoso de la garra del gato protegió a las células epiteliales contra la muerte inducida por la radiación ultravioleta, aumentando la capacidad de las células de reparar daño ultravioleta-luz-inducido de la DNA.11

Aunque la quimioterapia desempeñe un papel críticamente importante en el tratamiento contra el cáncer contemporáneo, su gran desventaja es que puede dañar la DNA en células sanas. Cuando los voluntarios del adulto que habían experimentado previamente la quimioterapia complementaron con el extracto de la garra del gato soluble en agua por ocho semanas, exhibieron daño marcado disminuido de la DNA y aumentaron la reparación de la DNA. Los participantes también demostraron un aumento en la proliferación de glóbulo blanca. Esto es un hallazgo importante, pues la quimioterapia suprime típicamente las cuentas de glóbulo blancas y aumenta así su susceptibilidad a las infecciones. La garra del gato puede proporcionar así la DNA crucial y la ayuda blanca del glóbulo a los enfermos de cáncer que experimentan la quimioterapia.12

La garra del gato suprime la proliferación del cáncer

Los hallazgos emocionantes del laboratorio sugieren que la garra del gato pueda ser un aliado potente en la lucha contra cáncer previniendo la división celular anormal que caracteriza esta enfermedad temida.

En un hallazgo con usos potenciales importantes en el campo de la salud de las mujeres, el extracto de la garra del gato previno la proliferación de las células humanas del cáncer de seno en el laboratorio.La garra de 13 gatos también exhibe actividad contra las células de la leucemia (cáncer de las células sangre-que producen en médula). Los investigadores europeos encontraron que la garra del gato inhibió las células humanas de la leucemia del crecimiento en el laboratorio e inducido les experimentar programó la autodestrucción (apoptosis). Ciertos componentes en la garra del gato no sólo pararon crecimiento de la célula cancerosa, pero mataron a las células cancerosas francamente.14

Aunque el mecanismo exacto por el cual la garra del gato contradice el cáncer no se entienda todavía completamente, los científicos creen que su capacidad de regular ciertos cytokines del sistema inmune puede ayudar a consolidar la defensa del cuerpo contra cáncer.15,16

Seguridad y dosificación

La garra del gato es generalmente haber tolerado bien y considerado no tóxico. Según informes, su solamente efecto secundario potencial es diarrea. Sin embargo, puesto que la garra del gato puede estimular el sistema inmune, debe ser evitado por ésos que experimentan trasplantes de órgano, injertos de piel, y terapia inmunosupresiva. Mientras que las pruebas sugieren que la garra del gato pueda beneficiar a víctimas de la artritis reumatoide, no debe ser utilizada a largo plazo en gente con desordenes autoinmunes (tales como lupus o esclerosis múltiple) hasta que otros estudios estén disponibles. Las mujeres y los niños embarazadas o de amamantamientos bajo edad de tres deben evitar usando la garra del gato.1,17

Las preparaciones de la garra del gato comercial varían en la dosificación y la normalización de componentes activos. La dosificación típica de la preparación de la garra de un gato es el magnesio hasta 350 diario, estandardizado para contener los ésteres del alquilo del carboxy del 8%.1

La nota de redactor: Las preparaciones de la garra de algún gato disponible en el comercio contienen los compuestos llamados los alcaloides tetracíclicos del oxindole (TOAs) y los alcaloides pentacíclicos del oxindole (POAs) en los niveles que pueden tener un efecto anti-hipertenso, y no se deben utilizar así con las drogas del antihypertensive (sangre-presión-baja). Esta advertencia no aplica a los extractos de la garra del gato (tales como el que está usado por Life Extension) ese uso un proceso de extracción de agua patentado de la ultrafiltración de quitar compuestos de molecularidad elevada del TOA y del POA del peso y de limitar su concentración máxima a 0,05%.

Conclusión

Las propiedades salud-que promueven de los extractos de la garra del gato ejemplifican porqué los científicos creen que la vida vegetal rica de la selva tropical del Amazonas puede contener agentes medicinales sin descubrir incontables con los usos para la salud humana.

Utilizado para los centenares de años por las culturas indígenas, la garra del gato demuestra los efectos antioxidantes y antiinflamatorios, así como capacidades de inmune-modulación potentes. Como tal, la garra del gato está emergiendo como nuevo agente importante para aliviar malestar común, proteger la integridad de la DNA, staving apagado la infección, y aumentar la defensa del cuerpo contra cáncer.

Referencias

1. Williams JE. Comentario de propiedades antivirus e inmunomoduladores de plantas de la selva tropical peruana con un énfasis particular en Una de Gato y Sangre de Grado. Altern Med Rev. DEC 2001; 6(6): 567-79.

2. Sheng Y, Akesson C, Holmgren K, Bryngelsson C, Giamapa V, Pero RW. Un ingrediente activo del agua de la garra del gato extrae la identificación y la eficacia del ácido quínico. J Ethnopharmacol. 15 de enero 2005; 96(3): 577-84. Cubierto por no. de la patente. 6.039.238 y 6,23,675.

3. Pilarski R, Zielinski H, Ciesiolka D, actividad antioxidante de Gulewicz K. de extractos etanólicos y acuosos de tomentosa de Uncaria (Willd.) DC. J Ethnopharmacol. 8 de marzo 2006; 104 (1-2): 18-23.

4. Piscoya J, Rodriguez Z, Bustamante SA, Okuhama NN, Miller MJ, Sandoval M. Efficacy y seguridad de la garra del gato liofilizado en la osteoartritis de la rodilla: mecanismos de la acción del guianensis de Uncaria de la especie. Inflamm Res. El 2001 de sept; 50(9): 442-8.

5. Sandoval-Chacon M, Thompson JH, Zhang XJ, y otros acciones antiinflamatorias de la garra del gato: el papel del N-F-kappaB. Alimento Pharmacol Ther. DEC 1998; 12(12): 1279-89.

6. Extracto de Akesson C, de Lindgren H, de Pero RW, de Leanderson T, de Ivars F. An de división celular de inhibición del tomentosa de Uncaria y actividad de N-F-Kappa B sin la inducción de muerte celular. Internacional Immunopharmacol. DEC 2003; 3 (13-14): 1889-900.

7. Miller MJ, Ahmed S, Bobrowski P, Haqqi TM. Las acciones chrondoprotective de un producto natural son asociadas a la activación de la producción IGF-1 por los chondrocytes humanos a pesar de la presencia de IL-1beta. MED de Altern del complemento de BMC. 7 de abril 2006; 6:13.

8. MUR E, Hartig F, Eibl G, ensayo de doble anonimato de Schirmer M. Randomized de un extracto del alcaloide-chemotype pentacíclico del tomentosa del uncaria para el tratamiento de la artritis reumatoide. J Rheumatol. El 2002 de abril; 29(4): 678-81.

9. Sheng Y, Bryngelsson C, Pero RW. Reparación aumentada de la DNA, función inmune y toxicidad reducida de C-MED-100*, un extracto acuoso nuevo del tomentosa de Uncaria. J Ethnopharmacol. El 2000 de febrero; 69(2): 115-26.

10. Lamm S, Sheng Y, Pero RW. Respuesta persistente a la vacuna neumocócica en los individuos complementados con un extracto soluble en agua nuevo del tomentosa de Uncaria, C-Med-100*. Phytomedicine. El 2001 de julio; 8(4): 267-74.

11. Mammone T, Akesson C, Gan D, Giampapa V, Pero RW. Un extracto soluble en agua del tomentosa de Uncaria (la garra del gato) es un reforzador potente de la reparación de la DNA en culturas de órgano primarias de la piel humana. Phytother Res. El 2006 de marcha; 20(3): 178-83.

12. Sheng Y, Li L, Holmgren K, Pero RW. Aumento de la reparación de la DNA de extractos acuosos de tomentosa de Uncaria en un estudio voluntario humano. Phytomedicine. El 2001 de julio; 8(4): 275-82.

13. Riva L, Coradini D, Di Fronzo G, y otros. Los efectos antiproliferativos de los extractos y de las fracciones del tomentosa de Uncaria sobre el crecimiento de la variedad de células del cáncer de seno. Res anticáncer. 2001 julio-agosto; 21 (4A): 2457-61.

14. Bacher N, Tiefenthaler M, Sturm S, y otros alcaloides de Oxindole del tomentosa de Uncaria induce apoptosis en células agudas de la proliferación, de la leucemia linfoblástica de G0/G1-arrested y de bcl-2-expressing. Br J Haematol. El 2006 de marcha; 132(5): 615-22.

15. Hayakawa Y, Smyth MJ. Reconocimiento y supresión inmunes naturales de tumores. Cáncer Res de los Adv. 2006;95:293-322.

16. Spellman K, quemaduras JJ, Nichols D, inviernos N, Ottersberg S, Tenborg M. Modulation de la expresión del cytokine por las medicinas tradicionales: un comentario de immunomodulators herbarios. Altern Med Rev. El 2006 de junio; 11(2): 128-50.

17. Disponible en: http://www.pdrhealth.com/drug_info/nmdrugprofiles/herbaldrugs/100580.shtml. 4 de diciembre de 2006 alcanzado.

* El C-MED 100® ahora se comercializa bajo marca registrada AC-11®