Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine junio de 2007
imagen

El vínculo mortal entre la enfermedad cardíaca y Alzheimer

Por Edward R. Rosick, HACEN, los MPH, DABHM

Ácidos grasos Omega-3: Vital para el corazón y Brain Health

El aceite de pescado contiene el ácido eicosapentaenoic (EPA) y el ácido docosahexaenoic (DHA), dos ácidos grasos esenciales que sean críticamente importantes en metabolismo de lípido, la modulación de regla, inmune de la presión arterial, y el desarrollo del cerebro. Sin el consumo de comida o de suplementos que contienen los ácidos grasos omega-3, la buena salud no es simplemente posible.

Ahora hay las pruebas incuestionables a que el complemento con los ácidos grasos omega-3 puede ayudar para prevenir y para tratar una variedad de enfermedades crónicas, incluyendo enfermedad cardíaca y Alzheimer. Uno de los primeros estudios en grande en este tema, publicado en 1997, mirado los efectos del consumo de pescados sobre enfermedad cardíaca coronaria y la incidencia de los ataques del corazón en 1.822 hombres.29 hombres que consumieron las dietas ricas en frío-agua pescan, una fuente abundante de los ácidos grasos omega-3, tenían un riesgo grandemente reducido de enfermedad cardíaca o de muerte de un ataque del corazón.

Además de prevenir enfermedad cardíaca, los ácidos grasos omega-3 pueden beneficiar grandemente a ésos con enfermedad cardíaca existente. De acuerdo con un comentario de millares de publicaciones científicas, los expertos cardiovasculares de la salud ahora recomiendan el consumo regular de EPA y de DHA para la prevención de la enfermedad cardiovascular, el tratamiento después de un infarto del miocardio, la prevención de la muerte súbita, y la prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular. Además, estos expertos ahora sugieren que los niveles bajos de los ácidos grasos omega-3 en el cuerpo sean considerados un nuevo factor de riesgo para la muerte cardiaca súbita.30

Además de la protección contra enfermedad cardíaca, los ácidos grasos omega-3 pueden también ayudar a proteger contra demencia devastadora como ocurren en enfermedad de Alzheimer. Un estudio publicó en los archivos de la neurología examinó el año pasado 899 hombres y mujeres sobre una media de más de nueve años para determinar si el DHA tenía un efecto protector contra Alzheimer y otras formas de demenia.31 temas que tenían los niveles más altos del DHA en su circulación sanguínea tenían un 47% marcado más poco arriesgado de desarrollar demencia por todas causas, y un riesgo modesto reducido de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Los ácidos grasos Omega-3 pueden también beneficiar a ésos función cognoscitiva empeorada ya sufridora. En un estudio de los efectos del DHA y suplementación de EPA en pacientes con suaves para moderar la enfermedad de Alzheimer que experimentaban terapia farmacéutica, seis o más meses de la suplementación omega-3 redujeron el índice de disminución cognoscitiva en ésos con la enfermedad de Alzheimer muy suave.32

Los modelos animales de la enfermedad de Alzheimer proporcionan el tormento de pistas en cuanto a cómo los ácidos grasos omega-3 pueden compensar la disminución cognoscitiva. En un estudio reciente publicado en el diario de la neurología, la alimentación DHA-aumentada consumidora disminuyó niveles amiloide-beta en los cerebros de ratones por un 70% notable, incitando los autores del estudio concluir eso el “que DHA dietético podría ser protector contra la producción [amiloide-beta], la acumulación, y la toxicidad rio abajo del potencial.”33 ácidos grasos Omega-3 pueden proteger además el cerebro contra los efectos del suministro de oxígeno inadecuado. Las ratas con una ingestión dietética más alta de los ácidos grasos omega-3 fueron protegidas contra los efectos de la hipoxia cerebral experimental inducida, según lo evidenciado por su capacidad mejorada de navegar un laberinto comparado a los animales de control.34

Vinpocetine protege contra la hipoxia, demencia vascular

Vinpocetine, un agente botánico derivado del menor del Vinca de la flor del bígaro, se ha utilizado para ayudar a manejar desordenes del sistema nervioso central por varias décadas. Vinpocetine es notable en su capacidad de aumentar el flujo de sangre oxígeno-rica al cerebro y de aumentar la utilización del cerebro de la glucosa como combustible.35 estas características sugieren fuertemente que el vinpocetine podría tener usos en las condiciones que luchaban asociadas al flujo de sangre disminuido, incluyendo enfermedad cardíaca y posiblemente enfermedad de Alzheimer.

Vinpocetine trabaja vía varios diversos mecanismos de la acción, que pueden tener ventajas importantes para manejar condiciones vasculares. Un antioxidante potente, vinpocetine trabaja como vasodilatador para relajar los músculos lisos que alinean los vasos sanguíneos, así aumentando el flujo de sangre. Vinpocetine también disminuye la plaqueta y la agregación de glóbulo roja mientras que aumenta la flexibilidad de la membrana de los glóbulos rojos, los efectos que podrían ayudar a prevenir los coágulos de sangre que pueden accionar ataque o el movimiento del corazón. Vinpocetine exhibe además los efectos neuroprotective potentes, protegiendo las células contra el daño inducido por la hipoxia.36

Los estudios de doble anonimato han mostrado que la suplementación del vinpocetine rinde mejoras en pacientes con suave a la demencia vascular moderada (causada por el flujo de sangre inadecuado al cerebro).37-39 en Europa y Japón, el vinpocetine es ampliamente utilizado como terapia del adjunto tratar el movimiento isquémico, una condición en la cual el cerebro sufra de niveles bajos del oxígeno.40

Con el reconocimiento reciente que los niveles bajos de la oxigenación del cerebro son un sello de la enfermedad de Alzheimer, los estudios futuros bien pueden demostrar la capacidad de los vinpocetine de ayudar a luchar los procesos patológicos implicados en enfermedad de Alzheimer.

Conclusión

Lentamente pero inexorable, la medicina de la corriente principal está avanzando lentamente hacia el reconocimiento de la medicina integrante que la mente y el cuerpo son uno. En el caso de enfermedad cardíaca y de enfermedad de Alzheimer, está cada vez más claro que las estrategias alimenticias y otras diseñadas para preservar y para mejorar salud del corazón pueden llevar a cabo las ventajas significativas para la salud del cerebro también. Acumulando pruebas sugiere que las estrategias alimenticias para combatir enfermedad cardíaca e hipoxia pueden ser elementos esenciales en cualquier programa que intente evitar las consecuencias corazón-conmovedoras de la enfermedad de Alzheimer.

Edward R. Rosick, HACE, MPH, DABHM, es médico tablero-certificado en medicina preventiva y holística, y profesor adjunto de la medicina en la universidad de estado de Michigan.

Referencias

1. Disponible en: http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=4478. 4 de abril de 2007 alcanzado.

2. Disponible en: http://www.alz.org/national/documents/Report_2007FactsAndFigures.pdf. 4 de abril de 2007 alcanzado.

3. Grundman M, Thal LJ. Tratamiento de la enfermedad de Alzheimer: análisis razonado y estrategias. Neurol Clin. El 2000 de nov; 18(4): 807-28.

4. Mayeux R, Sano M. Treatment de la enfermedad de Alzheimer. MED de N Inglés J. 25 de noviembre 1999; 341(22): 1670-9.

5. Moreira pi, Smith mA, Zhu X, y otros tensión y neurodegeneration oxidativos. Ana NY Acad Sci. El 2005 de junio; 1043:545-52.

6. de la Torre JC. Base vascular de la patogenesia de Alzheimer. Ana N Y Acad Sci. El 2002 de nov; 977:196-215.

7. Sun X, él G, Qing H, y otros hipoxia facilita la patogenesia de la enfermedad de Alzheimer por la expresión génica de para arriba-regulación BACE1. Proc Acad nacional Sci los E.E.U.U. 5 de diciembre 2006; 103(49): 18727-32.

8. Aliev G, Smith mA, Obrenovich YO, de la Torre JC, Perry G. Role de la tensión y del fracaso oxidativos hypoperfusion-inducidos vasculares de las mitocondrias en la patogenesia de la enfermedad de Azheimer. Neurotox Res. 2003;5(7):491-504.

9. HB del Ni JW, de Matsumoto K, de Li, daño de Murakami Y, de Watanabe H. Neuronal y disminución de la obstrucción permanente de siguiente llana de la acetilcolina central de arterias carótidas comunes bilaterales de la rata. Brain Res. 6 de marzo 1995; 673(2): 290-6.

10. Disponible en: http://www.emedicine.com/neuro/topic13.htm. 5 de abril de 2007 alcanzado.

11. Singh KK. La disfunción mitocondrial es un fenotipo común en el envejecimiento y el cáncer. Ana NY Acad Sci. El 2004 de junio; 1019:260-4.

12. BN de Ames, Shigenaga MK, Hagen TM. Oxidantes, antioxidantes, y las enfermedades degenerativas del envejecimiento. Proc Acad nacional Sci los E.E.U.U. 1 de septiembre 1993; 90(17): 7915-22.

13. Perrig WJ, Perrig P, HB de Stahelin. La relación entre los antioxidantes y el funcionamiento de la memoria en el viejo y muy viejo. J Geriatr Soc. El 1997 de junio; 45(6): 718-24.

14. Zandi PP, Anthony JC, Khachaturian COMO, y otros riesgo reducido de enfermedad de Alzheimer en usuarios de la vitamina antioxidante complementa: el estudio del condado de Cache. Arco Neurol. El 2004 de enero; 61(1): 82-8.

15. Kapelusiak-Pielok M, Adamczewska-Goncarzewicz Z, Dorszewska J, Grochowalska A. Las medidas de protección del alfa-tocoferol en los lípidos de la materia blanca durante hipoxia moderada en ratas. Capas delgadas Neuropathol. 2005;43(2):103-8.

16. Delmas D, Jannin B, Latruffe N. Resveratrol: prevención de propiedades contra alteraciones y el envejecimiento vasculares. Mol Nutr Food Res. 2005 mayo; 49(5): 377-95.

17. LM colgado, Chen JK, Huang SS, Lee RS, Su MJ. El efecto de Cardioprotective del resveratrol, un antioxidante natural derivó de las uvas. Cardiovasc Res. 2000 18 de agosto; 47(3): 549-55. 18. Russo A, Palumbo M, Aliano C, y otros microalimentos del vino rojo como agentes protectores adentro Alzheimer-como insulto inducido. Vida Sci. 11 de abril 2003; 72(21): 2369-79.

19. Savaskan E, Olivieri G, Meier F, y otros resveratrol del ingrediente del vino rojo protege contra neurotoxicidad del beta-amiloide. Gerontología. El 2003 de nov; 49(6): 380-3.

20. Zamin LL, llenburg-Pilla P, Argenta-Comiran R, y otros efecto protector del resveratrol contra la privación de la oxígeno-glucosa en rebanada hippocampal organotypic cultiva: Implicación del camino de PI3-K. Neurobiol SID. El 2006 de oct; 24(1): 170-82.

21. Marambaud P, Zhao H, Davies P. Resveratrol promueve la liquidación de los péptidos amiloide-beta de la enfermedad de Alzheimer. Biol quím. de J. 11 de noviembre 2005; 280(45): 37377-82.

22. Jonas W, Levin J. Essentials de la medicina complementaria y alternativa. Philadelphia, PA: Lippincott Williams y Wilkins; 1999.

23. Extracto del biloba de DeFeudis FV, de Drieu K. Ginkgo (EGb 761) y funciones del CNS: estudios básicos y usos clínicos. Blancos de la droga de Curr. El 2000 de julio; 1(1): 25-58.

24. Bastianetto S, Ramassamy C, Dore S, y otros. El extracto del biloba del Ginkgo (EGb 761) protege las neuronas hippocampal contra la muerte celular inducida por el beta-amiloide. EUR J Neurosci. El 2000 de junio; 12(6): 1882-90.

25. Yao Z, Drieu K, Papadopoulos V. El extracto EGb 761 del biloba del Ginkgo rescata las células neuronales PC12 de la muerte celular beta-amiloide-inducida inhibiendo la formación de ligands neurotoxic difusibles beta-amiloide-derivados. Brain Res. 19 de enero 2001; 889(1-2):181-90.

26. Bridi R, punto de congelación de Crossetti, Steffen VM, Henriques EN. La actividad antioxidante del extracto estandardizado de biloba del Ginkgo (EGb 761) en ratas. Phytother Res. El 2001 de agosto; 15(5): 449-51.

27. Chandrasekaran K, Mehrabian Z, efectos del bilobalide, un componente de Spinnewyn B, y otros de Neuroprotective del extracto del biloba del Ginkgo (EGb 761) en isquemia global del cerebro y en muerte neuronal excitotoxicity-inducida. Pharmacopsychiatry. El 2003 de junio; 36 Suppl 1S89-S94.

28. Logani S, Chen bujía métrica, Tran T, Le T, RB de Raffa. Las acciones del Ginkgo Biloba se relacionaron con la utilidad potencial para el tratamiento de las condiciones que implicaban hipoxia cerebral. Vida Sci. 2000 11 de agosto; 67(12): 1389-96.

29. Daviglus ml, Stamler J, Orencia AJ, y otros consumo de pescados y el riesgo de 30 años de infarto del miocardio fatal. MED de N Inglés J. 10 de abril 1997; 336(15): 1046-53.

30. von Schacky C, Harris WS. Ventajas cardiovasculares de los ácidos grasos omega-3. Cardiovasc Res. 15 de enero 2007; 73(2): 310-5.

31. Schaefer EJ, Bongard V, Beiser COMO, y otros grado de ácido de la fosfatidilcolina del plasma y riesgo docosahexaenoic de demencia y de enfermedad de Alzheimer: el estudio del corazón de Framingham. Arco Neurol. El 2006 de nov; 63(11): 1545-50.

32. Freund-Levi Y, Eriksdotter-Jonhagen M, Cederholm T, y otros tratamiento del ácido graso Omega-3 en 174 pacientes con suave para moderar la enfermedad de Alzheimer: Estudio de OmegAD: un ensayo de doble anonimato seleccionado al azar. Arco Neurol. El 2006 de oct; 63(10): 1402-8.

33. GP de Lim, Calon F, Morihara T, y otros. Una dieta enriquecida con el ácido docosahexaenoic del ácido graso omega-3 reduce carga amiloidea en un modelo envejecido del ratón de Alzheimer. J Neurosci. 23 de marzo 2005; 25(12): 3032-40.

34. de Wilde MC, Farkas E, Gerrits M, Kiliaan AJ, PÁGINA de Luiten. El efecto de las dietas ácido-ricas grasas poliinsaturadas n-3 sobre parámetros cognoscitivos y cerebrovasculares en el hypoperfusion cerebral crónico. Brain Res. 30 de agosto 2002; 947(2): 166-73.

35. Bonoczk P, Gulyas B, presa-Vizi V, y otros papel de la inhibición del canal del sodio en el neuroprotection: efecto del vinpocetine. Brain Res Bull. El 2000 de oct; 53(3): 245-54.

36. [Ningunos autores enumerados]. Vinpocetine. Monografía. Altern Med Rev. El 2002 de junio; 7(3): 240-3.

37. Balestreri R, Fontana L, Astengo F. Una evaluación controlada del placebo de doble anonimato de la seguridad y de la eficacia del vinpocetine en el tratamiento de pacientes con la disfunción cerebral senil vascular crónica. J Geriatr Soc. 1987 mayo; 35(5): 425-30.

38. Hindmarch I, Fuchs HH, Erzigkeit H. Efficacy y tolerancia del vinpocetine en los pacientes ambulantes que sufren de suave para moderar psychosyndromes orgánicos. Internacional Clin Psychopharmacol. 1991;6(1):31-43.

39. CD de Nicholson. Farmacología de los compuestos del nootropics y metabólico del active en relación con su uso en demencia. Psicofarmacología (Berl). 1990;101(2):147-59.

40. Feigin VL, BM de Doronin, Popova TF, Gribatcheva EV, Tchervov DV. Tratamiento de Vinpocetine en movimiento isquémico agudo: un ensayo clínico seleccionado al azar solo-ciego experimental. EUR J Neurol. El 2001 de enero; 8(1): 81-5.

  • Página
  • 1
  • 2