Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine enero de 2007
imagen

Prevención de Sarcopenia


Mantenga la masa sana del músculo como usted envejece
Por el borde de la voluntad

Estrategias alimenticias para la masa óptima del músculo

Varios alimentos, incluyendo la creatina, la vitamina D, y proteína, han mostrado gran promesa en sarcopenia de lucha.

Creatina. La atrofia del músculo comúnmente - visto en más viejos adultos viene principalmente de una pérdida de rápido-contracción nerviosa (tipo fibras de músculo de II) que se recluta durante los movimientos de alta intensidad, tales como levantamiento de pesas y esprintar. Éstas son las fibras lo más profundo posible afectadas por la creatina del suplemento dietético. Los diversos estudios han encontrado que cuando la creatina se da a más viejos adultos que estén participando en el entrenamiento del ejercicio de resistencia, ayuda a fuerza del aumento y a Massachusetts magro del cuerpo.13-15 según un grupo de investigación, la suplementación de la creatina en más viejos adultos puede ayudar a atenuar la pérdida relativa a la edad de fuerza muscular así como a mejorar su capacidad de realizar tareas vivas funcionales.14

Vitamina D. Mientras que los científicos han sabido de largo que la vitamina D desempeña un papel importante en salud del hueso, los estudios recientes sugieren que sea también esencial para la masa del músculo que mantiene en gente del envejecimiento. Las ayudas de la vitamina D preservan el tipo fibras de músculo de II que son atrofia propensa en los ancianos. Los científicos observaron recientemente que las ayudas de la vitamina D apoyan el músculo y el tejido del hueso, y que los niveles bajos de la vitamina D considerados en más viejos adultos se pueden asociar a la formación del hueso y a la función de músculo pobres. Así, asegurar la toma adecuada de la vitamina D puede ayudar a reducir la incidencia de la osteoporosis y del sarcopenia en gente del envejecimiento.16

Proteína. Muchos más viejos adultos encuentran difícil obtener bastante proteína de alta calidad de fuentes dietéticas. La proteína, que se deriva de los productos lácteos, puede ayudar a envejecer a adultos para optimizar su toma de la proteína y para protegerla contra pérdida del músculo. El suero tiene un biológico excepcionalmente alto valor-que es, él contiene los aminoácidos en las proporciones que son similares a ésas requeridas por los seres humanos. Las proteínas con un valor biológico más alto son generalmente superiores a las proteínas de baja calidad en Massachusetts del músculo que mantiene. Un estudio encontró la proteína para ser especialmente eficaz en preservar la masa magra del cuerpo en más viejos adultos.17

Sarcopenia: Qué usted necesita conocer
  • Sarcopenia, la pérdida relativa a la edad de masa magra del músculo, fuerza, y función, puede evitar que las personas mayores realicen las tareas más básicas de la vida diaria, y aumenta grandemente su riesgo de sufrir caídas y otros accidentes serios.
  • Sarcopenia es un proceso multifactorial de la enfermedad que puede resultar de niveles de hormona subóptimos, de proteína dietética inadecuada, de otros desequilibrios alimenticios, de la falta de ejercicio, de la tensión oxidativa, y de la inflamación.
  • La prevención y tratar de sarcopenia requiere un acercamiento integrado que incorpore estrategias dietéticas, el reemplazo de la hormona, la suplementación alimenticia, y el ejercicio.
  • Más viejos adultos deben esforzarse asegurar una toma adecuada de la proteína de alta calidad, el consumo abundante de frutas y verduras, y una toma reducida de las comidas de grano de cereal.
  • Porque los factores hormonales pueden afectar perceptiblemente a la masa del músculo, todos los adultos sobre 40 deben experimentar la sangre anual que prueba para seguir sus niveles de hormona. En caso de necesidad, las deficiencias de hormonas esenciales tales como hormona de crecimiento, DHEA, y la testosterona se pueden dirigir usando terapia de reemplazo hormonal del bioidentical.
  • Varios alimentos, incluyendo la creatina, la vitamina D, y proteína, han mostrado gran promesa en sarcopenia de lucha. Otros alimentos tales como ácidos grasos omega-3, compuestos de la carnitina, y la glutamina del aminoácido tienen efectos biológicos que puedan ser beneficiosos en promover Massachusetts sano del músculo.
  • El ejercicio regular, particularmente entrenamiento del peso, es esencial para Massachusetts del músculo que preserva y cada vez mayor. Además del músculo del edificio, el entrenamiento de la fuerza promueve movilidad, aumenta aptitud, y mejora salud del hueso.

Alimentos adicionales del interés

Al desarrollar un régimen completo del suplemento para prevenir o para tratar sarcopenia, varios otros alimentos merecen la consideración. Éstos incluyen los ácidos grasos omega-3, los compuestos de la carnitina, y la glutamina del aminoácido. Aunque los científicos tengan todavía estudiar sus efectos específicos en relación con sarcopenia, estos alimentos tienen actividades biológicas y mecanismos de la acción que sugieran un papel potencialmente beneficioso en promover Massachusetts sano del músculo.

Por ejemplo, omega-3 el ácido graso EPA (ácido eicosapentaenoic) se ha encontrado para preservar la masa del músculo bajo diversas condiciones fisiológicas.18 como EPA, el omega-3 el ácido graso DHA (ácido docosahexaenoic) tiene efectos antiinflamatorios, que los científicos creen que puede estar de valor en sarcopenia el manejo.19,20

Las formulaciones de la carnitina se saben para ayudar a aumentar funcionamiento atlético y pueden ayudar a promover la masa sana del músculo en más viejos adultos que sean sarcopenia propenso.La glutamina 21 es el aminoácido más abundante del cuerpo; conjuntamente con el entrenamiento de la resistencia, se ha divulgado para ayudar a aumentar Massachusetts del músculo.22

Importancia crítica del ejercicio

El ejercicio es críticamente importante en sarcopenia de prevención y de manejo. El ejercicio estimula el lanzamiento de las hormonas que promueven Massachusetts sano del músculo. Éstos incluyen la hormona de crecimiento, que actúa en el cuerpo, así como factores de crecimiento locales, tales como factor de crecimiento del mechano.3,23 ayudas del ejercicio combaten la pérdida de músculo esencial y de hueso considerados con el envejecimiento,24 y pueden aumentar los efectos de otras intervenciones, tales como terapia de reemplazo hormonal.

Aunque cualquier ejercicio sea mejor que ningún ejercicio, no todas las formas de ejercicio son iguales. El ejercicio aeróbico es grande para el sistema cardiovascular y para mantener niveles de las grasas de cuerpo bajos, pero es solamente suavemente eficaz en preservar la masa magra del cuerpo que usted tiene ya. Cuando los atletas quieren aumentar la masa magra, utilizan el entrenamiento de la resistencia como su método preferido. Así, el acoplamiento a una cierta forma de entrenamiento de la resistencia (usando pesos, máquinas, bandas, u otros dispositivos) es esencial para ésos que intentan preservar o aumentar su Massachusetts del músculo. Los centros para el control y prevención de enfermedades federales han publicado las instrucciones para el ejercicio de resistencia para más viejos adultos, observando que además del músculo del edificio, el entrenamiento de la fuerza puede promover movilidad, mejorar aptitud relativa a la salud, y mejorar salud del hueso.25

Conclusión

Millones de gente harán débiles y frágiles como envejecen debido a la pérdida severa de Massachusetts del músculo. Las buenas noticias son, usted no tienen que ser uno de ellos.

Adoptando un régimen que incluya las modificaciones dietéticas, terapia de reemplazo hormonal como suplementos indicados, alimenticios, y ejercicio, es posible mejorar dramáticamente la masa magra del músculo en virtualmente cualquier edad. Las ayudas óptimas de la masa del músculo mejoran fuerza, función, y salud y bienestar totales, incluso en edad avanzada. Puesto que es lejos más fácil prevenir o reducir la progresión de la pérdida del músculo que es tratarlo más adelante en vida, tiene sentido de comenzar su programa de la sarcopenia-prevención hoy.

Referencias

1. Lynch GS. Drogas emergentes para el sarcopenia: el perder relativo a la edad del músculo. Drogas de la emergencia de Opin del experto. El 2004 de nov; 9(2): 345-61.

2. Leifke E, Gorenoi V, Wichers C, y otros cambios relativos a la edad de las hormonas de sexo del suero, insulina-como el crecimiento factor-1 y los niveles obligatorios de la globulina de la sexo-hormona en hombres: datos seccionados transversalmente de una cohorte masculina sana. Clin Endocrinol (Oxf). DEC 2000; 53(6): 689-95.

3. Señales de Goldspink G. Mechanical, el empalmar del gen de IGF-I, y adaptación del músculo. Fisiología (Bethesda.). El 2005 de agosto; 20:232-8.

4. Karakelides H, Sreekumaran NK. Sarcopenia del envejecimiento y de su impacto metabólico. Biol del revelador del top de Curr. 2005;68:123-48.

5. Campbell WW, Crim bujía métrica, Dallal GE, VR joven, Evans WJ. Requisitos crecientes de la proteína en personas mayores: nuevos datos y nuevas valoraciones retrospectivas. J Clin Nutr. El 1994 de oct; 60(4): 501-9.

6. VR joven. Aminoácidos y proteínas en relación con la nutrición de personas mayores. Envejecimiento de la edad. 1990 julio; 19(4): S10-S24.

7. Campbell WW, Evans WJ. Requisitos de la proteína de personas mayores. EUR J Clin Nutr. El 1996 de febrero; 50 Suppl 1S180-3.

8. Efectos patofisiológicos de Frassetto L, de Morris RC, del Jr., de Sellmeyer DE, de Todd K, de Sebastian A. Diet, de la evolución y del envejecimiento- de la inversión posts-agrícola de los ratios del potasio-a-sodio y del base-a-cloruro en la dieta humana. EUR J Nutr. El 2001 de oct; 40(5): 200-13.

9. Frassetto L, Morris RC, Jr., bicarbonato de Sebastian A. Potassium reduce la excreción urinaria del nitrógeno en mujeres posmenopáusicas. J Clin Endocrinol Metab. El 1997 de enero; 82(1): 254-9.

10. Hameed M, Orrell RW, Cobbold M, Goldspink G, Harridge SD. Expresión de las variantes del empalme de IGF-I en músculo esquelético humano joven y viejo después del alto ejercicio de resistencia. J Physiol. 15 de febrero 2003; 547 (pinta 1): 247-54.

11. Hameed M, Lange KH, Andersen JL, y otros. El efecto de la hormona de crecimiento humano recombinante y del entrenamiento de la resistencia sobre la expresión de IGF-I mRNA en los músculos de hombres mayores. J Physiol. 15 de febrero 2004; 555 (pinta 1): 231-40.

12. Gruenewald DA, Matsumoto. Terapia de la suplementación de la testosterona para más viejos hombres: ventajas y riesgos potenciales. J Geriatr Soc. El 2003 de enero; 51(1): 101-15.

13. Brose A, Parise G, Tarnopolsky mA. La suplementación de la creatina aumenta fuerza isométrica y las mejoras de la composición del cuerpo después de la fuerza ejercitan el entrenamiento en más viejos adultos. J Gerontol un Biol Sci Med Sci. El 2003 de enero; 58(1): 11-9.

14. El LA de Gotshalk, Volek JS, Staron RS, y otros suplementación de la creatina mejora funcionamiento muscular en más viejos hombres. Med Sci Sports Exerc. El 2002 de marcha; 34(3): 537-43.

15. Chrusch MJ, paladio de Chilibeck, República eo Tchad KE, Davison KS, Burke DG. La suplementación de la creatina combinó con el entrenamiento de la resistencia en más viejos hombres. Med Sci Sports Exerc. DEC 2001; 33(12): 2111-7.

16. Montero-Odasso M, Duque G. Vitamin D en el sistema musculoesquelético del envejecimiento: una fuerza auténtica que preserva la hormona. Mol Aspects Med. El 2005 de junio; 26(3): 203-19.

17. Dangin M, Boirie Y, Guillet C, Beaufrere B. Influence de la tarifa de la digestión de la proteína en volumen de ventas de la proteína en temas jovenes y mayores. J Nutr. El 2002 de oct; 132(10): 3228S-33S.

18. Tisdale MJ. Tratamientos clínicos del anticachexia. Nutr Clin Pract. El 2006 de abril; 21(2): 168-74.

19. Roubenoff R. Catabolism del envejecimiento: ¿es un proceso inflamatorio? Cuidado de Curr Opin Clin Nutr Metab. 2003 mayo; 6(3): 295-9.

20. Ácidos grasos de Fritsche K. como moduladores de la inmunorespuesta. Annu Rev Nutr. 2006;26:45-73.

SR. de 21 Gomes, Tirapegui J. Relation de ciertos suplementos alimenticios y funcionamiento físico. Arco Latinoam Nutr. DEC 2000; 50(4): 317-29.

22. RB de Kreider. Suplementos dietéticos y la promoción del crecimiento del músculo con ejercicio de resistencia. MED de los deportes. El 1999 de febrero; 27(2): 97-110.

23. Mastorakos G, Pavlatou M, amanti-Kandarakis E, GP de Chrousos. Ejercicio y el sistema de la tensión. Hormonas (Atenas). El 2005 de abril; 4(2): 73-89.

24. Bajo SL, Eser P, Daly R. El efecto del ejercicio y de la nutrición sobre el mechanostat. J Musculoskelet neuronal obra recíprocamente. El 2005 de julio; 5(3): 239-54.

25. Disponible en: http://www.cdc.gov/nccdphp/dnpa/physical/growing_stronger/spotlight.htm. 15 de agosto de 2006 alcanzado.

  • Página
  • 1
  • 2