Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine abril de 2007

imagen

Protección apuntada para los ojos

con la ventaja ancilar a la piel y a las arterias Por Jon Cross, el Doctor en Medicina y Jen Karetnick. Revisado y critiqued por Richard Kratz, Doctor en Medicina (miembro científico del comité consultivo de Life Extension)

De los cinco sentidos humanos, la visión es quizás la más preciosa de todos, pues permite que consideremos y que naveguemos el mundo alrededor de nosotros. Con cada año de paso, sin embargo, los adultos llegan a ser más probables para desarrollar el Vision-robo de condiciones tales como degeneración macular y cataratas. Mientras que las cataratas se pueden tratar quirúrgico, la degeneración macular puede llevar a la ceguera permanente.

Afortunadamente, zeaxantina, luteína, y ayuda estructural muy necesaria de la oferta de la meso-zeaxantina para el macula del envejecimiento. Derivado de las frutas y verduras coloridas, la luteína y la zeaxantina protegen tejidos delicados del ojo contra los peligros de la tensión oxidativa y de la luz azul de alta energía. A diferencia de la luteína y de la zeaxantina, la meso-zeaxantina no se encuentra en la dieta, sino se convierte generalmente en la retina de la luteína injerida.1 zeaxantina, luteína, y meso-zeaxantina ejercen los efectos del amplio-espectro, no sólo ayudando a proteger los ojos, pero también proporcionando la ayuda esencial para la piel y el sistema cardiovascular.

Xantofilas: La propia protección solar de la naturaleza

Como los alimentos bien conocidos betacaroteno y licopeno, la zeaxantina y la luteína son carotenoides, los pigmentos brillantemente coloreados que ocurren naturalmente en una variedad de plantas, particularmente frutas y verduras. Técnico, la zeaxantina y la luteína pertenecen a una clase de carotenoides conocidos como xantofilas, que se encuentran en frutas y verduras diverso hued, predominante en esos amarillo coloreado, naranja, y verde. Las xantofilas sirven como protecciones solares naturales en las plantas, protegiéndolas contra los efectos perjudiciales de la energía luz-derivada excesiva.

Las fuentes ricas de la comida de zeaxantina incluyen las pimientas anaranjadas, maíz amarillo dulce, la ligamaza, los mangos, las naranjas, y los melocotones. La luteína se encuentra en verduras frondosas verde oscuro, bróculi, espárrago, maíz amarillo dulce, calabaza, kiwi, calabaza, y guisantes.2 yemas de huevo también se cargan con zeaxantina y luteína, probablemente aún más que las frutas y verduras.2 algunos científicos ahora creen que eso la consumición de un huevo al día puede ayudar confer a algunos de los efectos beneficiosos de estos carotenoides, mientras que no al contrario afecta al colesterol de suero.La luteína 3 es lejos más frecuente que la zeaxantina en el cuerpo humano y la dieta, aunque la zeaxantina aparece ser un antioxidante más químicamente potente.4

Mientras que las deficiencias dietéticas a corto plazo de la zeaxantina y de la luteína no se han mostrado para causar enfermedad directamente, los científicos creen que estos carotenoides pueden ser se saben qué mientras que condicional esencial alimento-que es, los alimentos que, cuando son presentes en cantidades óptimas, pueden ofrecer efectos enfermedad-preventivos importantes.El agotamiento de 5 largos plazos de la zeaxantina y de la luteína se asocia a las enfermedades oculares, a la piel de envejecimiento, y a la ateroesclerosis, también por lo menos un tipo del cáncer (cáncer de vejiga).5-8 esto puede ser debido a una capacidad disminuida de defender contra asalto libre-radical en ciertos tejidos-más del cuerpo notablemente, los ojos.5

Los científicos han demostrado en varias ocasiones los efectos protectores de la zeaxantina, de la luteína, y de la meso-zeaxantina sobre los ojos. Las altas concentraciones de estos carotenoides se encuentran en el macula, un área especializada de la retina del ojo que es responsable de la visión detallada debido a su alta concentración de células de cono de luz-detección. El macula aparece como punto amarillo en la retina, debido a la presencia de zeaxantina, de luteína, y de meso-zeaxantina.9 por consiguiente, estos carotenoides se refieren comúnmente como pigmentos maculares.

Aunque otros carotenoides se puedan encontrar en las comidas que comemos, sólo la zeaxantina y la luteína acumulan en el macula. Si está tomada como suplemento, la meso-zeaxantina se absorbe en la circulación sanguínea y aumenta con eficacia niveles maculares del pigmento.10 estos carotenoides protegen la retina absorbiendo los rayos ultravioletas dañinos y la luz azulverde, que pueden dañar la retina y llevar eventual a la pérdida de la visión.9 pueden ser pensados así en como protecciones solares naturales para los ojos.

La lente de ojo es también rica en zeaxantina y luteína.9 la lente se centra la luz que entra en el ojo en la retina del ojo. La salud óptima de la lente de ojo es esencial para proteger contra cataratas.

El guardar contra la degeneración macular

La degeneración macular relativa a la edad causa la muerte irreversible de los fotorreceptores (sensores ligeros) en los ojos, y no tiene actualmente ninguna curación. Es la causa más común de la pérdida de la visión en los ancianos, y se espera que su predominio suba a medida que la población continúa envejeciendo.

Más de 17 millones de americanos tienen muestras o síntomas de la enfermedad, y más de 2 millones están funcionalmente ciegos. La enfermedad avanzada se considera en el 7% de adultos sobre la edad de 75, y temprano o la enfermedad intermedia se encuentra en el 25% de ésos sobre 65. Las estrategias eficaces para minimizar o reducir la progresión de la degeneración macular se necesitan desesperadamente, pues esta enfermedad causa incapacidad significativa y calidad de vida disminuida. Además, la degeneración macular se liga fuertemente a la enfermedad cardiovascular y cerebrovascular.11

El factor de riesgo principal para la degeneración macular relativa a la edad es la pérdida o la densidad disminuida del pigmento macular.12 el fumar es un factor de riesgo adicional, debido a su efecto perjudicial sobre el pigmento macular. En la degeneración macular, los depósitos anormales llamados drusen se convierten en la retina y el macula, dañando esta capa celular. Un subtipo de la enfermedad, llamado degeneración macular mojada, implica además la formación de vasos sanguíneos anormales que crezcan debajo de la retina.

Las modificaciones dietéticas han emergido como estrategia segura, rentable que puede retrasar el inicio y reducir la progresión de la degeneración macular relativa a la edad. Los científicos han estado estudiando los efectos de alimentos antioxidantes sobre la degeneración macular relativa a la edad por casi 20 años.13 en 1994, el estudio de control de caso de la enfermedad ocular mostró que un aumento en zeaxantina dietética de los carotenoides-particular y luteína-disminuido el riesgo de desarrollar la degeneración macular mojada.4

Un jalón en los tratamientos que se convertían para la degeneración macular era el ensayo antioxidante de la suplementación de la luteína (PASADO) de 2004, que mostró que el complemento con luteína y otros alimentos mejoró las muestras y los síntomas de la enfermedad. Después de complementar con luteína y otros alimentos por un año, los temas de ensayo demostrados mejoraron densidad macular del pigmento, así como mejoras en diversos aspectos de la función visual, incluyendo sensibilidad del contraste y agudeza visual.14

Los carotenoides recientes en el estudio relativo a la edad de la enfermedad ocular (CAREDS) de 2006 un vástago de la salud de las mujeres Iniciativa-conocida una correlación entre la degeneración macular relativa a la edad y la ingestión dietética de las mujeres de la zeaxantina y de la luteína. Este ensayo examinó a casi 1.800 mujeres, envejecidas 50-79, que tenía una toma alta o baja de la zeaxantina o de la luteína en el inicio de la iniciativa de la salud de las mujeres. En temas bajo edad de 75, ésos con tomas más altas de la luteína más la zeaxantina (el magnesio 3 o más diariamente) tenían un 43% más poco arriesgado para la degeneración macular relativa a la edad intermedia comparada a las que consumieron apenas 0,75 magnesios o menos de luteína y de zeaxantina diarias.15

Ahora en curso, el ensayo de CAREDS II examinará los efectos de la zeaxantina, de la luteína, y de la toma del ácido graso omega-3 sobre la progresión y otros aspectos de la degeneración macular relativa a la edad. Los estudios de doble anonimato y placebo-controlados anticipados y clínicos a largo plazo son necesarios aclarar más lejos la relación entre los carotenoides y la degeneración macular relativa a la edad.15

Deficiencia de la Meso-zeaxantina confirmada en la degeneración macular

Han mostrado los pacientes con la degeneración macular para tener 30% menos meso-zeaxantina en su macula comparado a los ojos sanos.16 una razón de esta deficiencia de la meso-zeaxantina es una falta de luteína injerida. Otra explicación para la meso-zeaxantina que falta observada en la degeneración macular puede ser la incapacidad para convertir adecuadamente la luteína a la meso-zeaxantina en la retina.

Los científicos condujeron un estudio de la autopsia de ojos donados para medir niveles de luteína, de zeaxantina, y de meso-zeaxantina en las retinas de ésos con y sin la degeneración macular. Como se esperaba, los niveles de los tres carotenoides fueron reducidos en ésos con la degeneración macular comparada a los temas del control. El hallazgo más significativo, sin embargo, era la disminución aguda de la meso-zeaxantina en relación con la zeaxantina en los maculas de ésos con la degeneración macular.17 este estudio post mortem ayudado para confirmar otro estudia la indicación de la importancia de los tres carotenoides en mantener la integridad estructural del macula.

Algunas personas con la degeneración macular relativa a la edad tienen dificultad en la sintetización de la meso-zeaxantina de la luteína en el cuerpo, de tal modo creando una deficiencia severa de la meso-zeaxantina en sus maculas. Los estudios recientes usando un dispositivo que mide el grueso del macula mostraron que en respuesta a la suplementación de la meso-zeaxantina, densidad macular del pigmento creciente.10 científicos ahora creen que esa gente que tienen una alta toma de la luteína y de la zeaxantina (de cualquier fuentes o suplementos dietéticos) y que también toma meso-zeaxantina suplemental tendrá una incidencia muy baja de la degeneración macular.

Vital Protection Against Cataracts

Además de prevenir y de reducir la progresión de la degeneración macular relativa a la edad, la zeaxantina y la luteína pueden proteger contra el desarrollo y la progresión clínica de cataratas. Las cataratas ocurren como las lentes de los ojos llegado a ser gradualmente y sin dolor opacas, llevando a la visión empeorada. Una proporción grande de americanos mayores exhibe una cierta muestra de cataratas.

El estudio de la salud de las enfermeras examinó el impacto de 12 años de consumo del carotenoide en la formación de la catarata en más de 77.000 enfermeras de sexo femenino sobre la edad de 45. Después de controlar para los factores tales como edad y de fumar, las mujeres con la toma más alta de la zeaxantina y la luteína tenían un 22% más poco arriesgado de la extracción de la catarata (definida como cataratas bastante severas para requerir retiro quirúrgico). Una toma más frecuente de las comidas de la espinaca y de la col rizada-dos ricas adentro luteína-también fue ligada a un moderado más poco arriesgado de la catarata.18

Otro estudio examinó los efectos de la luteína y de la vitamina E sobre la función visual en adultos con las cataratas relativas a la edad. Diecisiete pacientes con las cataratas clínico diagnosticadas participaron en esto seleccionada al azar, estudio placebo-controlado. Complementaron con el magnesio 15 el magnesio de la luteína, 100 de la vitamina E (como alfa-tocoferol), o un placebo, tres veces a la semana por hasta dos años. Los niveles visuales del funcionamiento y del suero de la luteína y de la vitamina E fueron medidos cada tres meses. Los que complementaron con luteína demostraron mejoras en funcionamiento visual, incluyendo sensibilidad de la agudeza visual y del resplandor. Por el contrario, la función visual fue mantenida simplemente en el grupo de la vitamina E, mientras que realmente deterioraba en el grupo del placebo. Una toma más alta de la luteína puede ayudar así a mejorar la función visual en adultos con las cataratas relativas a la edad.19

A pesar de los hallazgos que sugieren que la toma abundante de la luteína, de la zeaxantina, y de la meso-zeaxantina pueda ayudar a reducir los riesgos de estas dos enfermedades de vista-robo primarias,9 que el FDA no ha aprobado salud calificada demanda que estos alimentos pueden ayudar a prevenir la degeneración macular relativa a la edad o cataratas. Estudios más completos serán necesarios para asegurar esta aprobación.20

Ventajas para la salud de la piel

Las subsidios por enfermedad de la zeaxantina y de la luteína no se limitan a los ojos. Apenas mientras que estos carotenoides protegen el macula y la lente del ojo, pueden proteger semejantemente la piel contra cambios relativos a la edad perjudiciales, tales como flexibilidad, hidración, y contenido reducidos del lípido.

En un estudio placebo-controlado titulado “pruebas clínicas de la luteína y de la zeaxantina en salud de la piel,” una combinación de luteína oral consumida y tópico administrada produjo las ventajas numerosas para la piel. Estas mejoras incluidas en la hidración de la piel, la elasticidad de piel, y la concentración de lípidos superficiales de la piel. La oxidación del lípido, que lleva para pelar el envejecimiento, también fue disminuida. Éstos pelan subsidios por enfermedad eran los más grandes de los temas que consumió suplementos orales de la luteína y aplicó una formulación tópica de la luteína. Notablemente, era suplementos-bastante de la luteína que la toma de la luteína de la comida fuente-que llevó a las mejoras en la juventud de la piel.6

Pruebas de la protección cardiovascular

La zeaxantina y la luteína pueden también ayudar a prevenir ateroesclerosis, un contribuidor primario a los ataques del corazón, movimientos, y enfermedad vascular periférica.

En el estudio de dieciocho meses de la ateroesclerosis de Los Ángeles, los científicos siguieron 573 hombres y mujeres de mediana edad que estaban libres de enfermedad cardiovascular sintomática. Los temas con niveles de sangre más altos de la línea de fondo de zeaxantina y de luteína demostraron una disminución del grueso carótida de los intima-medios en la realización del estudio. Puesto que el grueso carótida creciente de los intima-medios significa la progresión de la enfermedad aterosclerótica, estos hallazgos sugieren que zeaxantina y luteína ayudadas para proteger contra ateroesclerosis temprana.8 investigadores especulan que los efectos antioxidantes de la zeaxantina y de la luteína son probablemente responsables de sus efectos cardioprotective.

Dosificación, absorción, y seguridad

Los estudios epidemiológicos indican que los seres humanos necesitan consumir el magnesio aproximadamente 6-20 del diario de la luteína y de la zeaxantina para realizar sus efectos sobre la salud beneficiosos.4 mientras que las dietas ricas en frutas, verduras, y yema de huevo pueden aumentar niveles de zeaxantina y de luteína, puede ser difícil alcanzar cantidades óptimas con fuentes dietéticas solamente. la Meso-zeaxantina, que compone el 25% de la densidad estructural del pigmento macular, está virtualmente ausente de todas las dietas. Complementando con zeaxantina, la luteína, y la meso-zeaxantina pueden ser la mejor manera de asegurarse de que usted está injiriendo cantidades óptimas de estos alimentos críticos.

La zeaxantina y la luteína son solubles en la grasa, y pueden ser mejor absorbente cuando está consumida con una fuente de grasas dietéticas. Ciertas medicaciones de colesterol-baja, incluyendo el cholestyramine (Questran®) y el colestipol (Colestid®) pueden reducir la absorción de carotenoides solubles en la grasa. El aceite mineral, el aceite de maíz, y el olestra pueden también inhibir la absorción de la zeaxantina y de la luteína.21

La zeaxantina y la luteína se consideran caja fuerte y pozo tolerados, sin los efectos nocivos o las toxicidades divulgados en las dosis del diario del magnesio hasta 40 por dos meses. Puesto que los estudios en mujeres embarazadas y madres de oficio de enfermera todavía no se han conducido, estas mujeres deben obtener la zeaxantina y la luteína con fuentes dietéticas hasta que más información esté disponible.21

Conclusión

Para la mayoría de los adultos, una vida sin el regalo de la visión es simplemente inimaginable. Con todo como tan muchas aflicciones relativas a la edad, los problemas de la visión como cataratas y la degeneración macular relativa a la edad se aceptan comúnmente como consecuencia inevitable del crecimiento más vieja.

Afortunadamente, una estrategia alimenticia dinámica que incorpora la toma abundante de los antioxidantes zeaxantina del carotenoide, la luteína, y la meso-zeaxantina pueden proporcionar la protección apuntada para sus ojos, mientras que las subsidios por enfermedad adicionales que confieren para la piel y corazón.

Referencias

1. Deshuese el RA, Landrum JT, Hime GW, y otros estereoquímica de los carotenoides maculares humanos. Invierta a Ophthalmol Vis Sci. 1993 mayo; 34(6):2033-40.

2. Sommerburg O, Keunen JE, CA del pájaro, van Kuijk FJ. Frutas y verduras que son fuentes para la luteína y la zeaxantina: el pigmento macular en ojos humanos. Br J Ophthalmol. El 1998 de agosto; 82(8): 907-10.

3. Goodrow EF, Wilson TA, SC de Houde, y otros consumo de un huevo por día aumenta concentraciones de la luteína y de la zeaxantina del suero en más viejos adultos sin la alteración de concentraciones del colesterol del lípido y de la lipoproteína del suero. J Nutr. El 2006 de oct; 136(10): 2519-24.

4. Seddon JM, Ajani UA, Sperduto RD, y otros carotenoides dietéticos, vitaminas A, C, y E, y degeneración macular relativa a la edad avanzada. Grupo de estudio del Caso-control de la enfermedad ocular. JAMA. 9 de noviembre 1994; 272(18): 1413-20.

5. Semba RD, Dagnelie G. ¿Son la luteína y la zeaxantina alimentos condicional esenciales para la salud del ojo? Med Hypotheses. El 2003 de oct; 61(4): 465-72.

6. Disponible en: www.nutraingredients.com/news-by-health/news.asp?id=70549&idCat=125&k=lutein-skin-health. 25 de enero de 2007 alcanzado.

7. RJ colgado, Zhang ZF, Rao JY, y otros efectos protectores de los carotenoides del plasma sobre el riesgo de cáncer de vejiga. J Urol. El 2006 de sept; 176(3): 1192-7.

8. Dwyer JH, Paul-Labrador MJ, fan J, Shircore, NC de Merz, Dwyer kilómetro. Progresión del grueso carótida de los intima-medios y de los antioxidantes del plasma: el estudio de la ateroesclerosis de Los Ángeles. Biol de Arterioscler Thromb Vasc. El 2004 de febrero; 24(2): 313-9.

9. Moeller SM, Jacques PF, Blumberg JB. El papel potencial de xantofilas dietéticas en catarata y la degeneración macular relativa a la edad. J Coll Nutr. El 2000 de oct; 19 (5 Suppl): 522S-7S.

10. RA del hueso, Landrum JT, Alvarez-Correa C, Etienne V, Ruiz CA. Respuesta macular del pigmento y del suero a la suplementación dietética con Meso-zeaxantina. Reunión anual de ARVO. 4 de mayo de 2003; Fort Lauderdale, FL: 405/B380 abstracto.

11. Friedman DS, O'Colmain BJ, Munoz B, y otros predominio de la degeneración macular relativa a la edad en los Estados Unidos. Arco Ophthalmol. El 2004 de abril; 122(4): 564-72.

12. Landrum JT, RA del hueso, Doctor en Medicina de Kilburn. El pigmento macular: un papel posible en la protección contra la degeneración macular relativa a la edad. Adv Pharmacol. 1997;38:537-56.

13. Newsome DA, Swartz M, leone NC, Elston RC, cinc de Miller E. Oral en la degeneración macular. Arco Ophthalmol. El 1988 de febrero; 106(2): 192-8.

14. Un S más rico, montantes W, Statkute L, y otros Doble-enmascarado, placebo-controlado, ensayo aleatorizado de la luteína y suplementación antioxidante en la intervención de la degeneración macular relativa a la edad atrófica: los veteranos DURAN el estudio (ensayo antioxidante de la suplementación de la luteína). Optometría. El 2004 de abril; 75(4): 216-30.

15. Moeller SM, Parekh N, el chapucero L, y otros las asociaciones entre la degeneración macular relativa a la edad intermedia y la luteína y la zeaxantina en los carotenoides en enfermedad ocular relativa a la edad estudian (CAREDS): estudio ancilar de la iniciativa de la salud de las mujeres. Arco Ophthalmol. El 2006 de agosto; 124(8): 1151-62.

16. Para el tratamiento y la prevención de la degeneración macular: Presentación del PowerPoint de Quantum Nutritionals.

17. Deshuese el RA, Landrum JT, Dixon Z, y otros la luteína y la zeaxantina en los ojos, el suero, y la dieta de temas humanos. Ojo Res del Exp. El 2000 de sept; 71(3): 239-45.

18. Chasan-Taber L, WC de Willett, Seddon JM, y otros. Un estudio anticipado de las tomas del carotenoide y de la vitamina A y riesgo de extracción de la catarata en mujeres de los E.E.U.U. J Clin Nutr. El 1999 de oct; 70(4): 509-16.

19. Olmedilla B, Granado F, Blanco I, Vaquero M. Lutein, pero no alfa-tocoferol, suplementación mejora la función visual en pacientes con las cataratas relativas a la edad: 2 y de doble anonimato, estudio experimental placebo-controlado. Nutrición. El 2003 de enero; 19(1): 21-4.

20. Banda de Trumbo, Ellwood kc. Tomas de la luteína y de la zeaxantina y riesgo de degeneración macular relativa a la edad y de cataratas: una evaluación usando el sistema prueba-basado del comentario de Food and Drug Administration para las demandas de la salud. J Clin Nutr. El 2006 de nov; 84(5): 971-4.

21. [Ningunos autores enumerados]. Luteína y zeaxantina. Monografía. Altern Med Rev .2005 junio; 10(2): 128-35.