Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine diciembre de 2006
imagen

La conexión mortal entre la diabetes y Alzheimer

Por Edward R. Rosick, HACEN, los MPH, DABHM

Con las tarifas de incidencia que se elevan súbitamente que se espera que se eleven incluso más arriba en el futuro, la diabetes está transformando rápidamente el paisaje de la salud de los Estados Unidos y de otros estados occidentales. No es ninguna exageración ahora para decir telares de esa diabetes como una de las epidemias médicas más costosas, más destructivas del comienzo del siglo XXI.

Ésos afectados con diabetes hacen frente a un anfitrión de las amenazas insidiosas de la salud que incluyen enfermedad cardíaca, impotencia, el movimiento, y la ceguera, para nombrar apenas algunos. La incluso investigación peor, nueva sugiere que ésas con resistencia a la insulina o diabetes estén en un riesgo perceptiblemente más alto de desarrollar uno de desordenes neurológicos más devastadores y más incurables de hoy: Enfermedad de Alzheimer.

La conexión emergente entre la diabetes y Alzheimer es otra razón de peso para los que valoren su salud para abordar aplicaciones la sensibilidad empeorada de la insulina antes de que sea demasiado atrasada. Aunque la diabetes sea una epidemia emergente, es también enteramente las estrategias directas evitables y reversibles que los cambios dietéticos incorporados, las modificaciones de la forma de vida, y suplementación alimenticia.

La sensibilidad óptima de realización y que mantiene del azúcar y de la insulina de sangre puede así ser una de las medidas más importantes que usted puede tomar para protegerse contra un arsenal de peligroso para la vida condición-incluyendo la diabetes y la demencia de mente-destrucción.

El diabetes tipo II aprovisiona de combustible un crecimiento epidémico

Es espantoso, pero poco sorprendente, pensar que casi todo el mundo en América conoce alguien-uno amigo, el pariente, compañero de trabajo-que tiene diabetes. Casi 21 millones de adultos y niños en los Estados Unidos tienen diabetes, mientras que 41 millones de personas de estimado entre las edades de 40 y 74 tienen pre-diabetes.1

Mecanografíe la diabetes de I, que afecta más poco de 2 millones de personas de en los E.E.U.U., ocurre cuando el cuerpo no produce niveles adecuados de insulina, una hormona secretada por el páncreas. Si no presente, insulina no puede hacer su trabajo de la glucosa móvil (azúcar de sangre) en las células. Puesto que todas las células en el cuerpo utilizan la glucosa como combustible, no producir bastante insulina puede ser un problema mortal.

La forma lejos más común de la enfermedad es diabetes tipo II. En los estados avanzados de diabetes tipo II, la gente necesitará a menudo la insulina; en los primeros tiempos, sin embargo, el páncreas secreta a menudo demasiada insulina. Esto ocurre debido a la resistencia a la insulina, una condición en la cual el cuerpo no pueda utilizar la insulina eficientemente para trasladarse la glucosa a las células, haciendo el páncreas trabajar más difícilmente en su trabajo. Durante un período de años y las décadas, el páncreas puede no más producir la suficiente insulina. Es a este punto que el tipo diabéticos de II requiere inyecciones de la insulina, apenas mientras que el tipo diabéticos de I requiere la insulina.

Debe ser observado que mientras que casi toda la gente con diabetes tipo II es insulina resistente, no toda la gente con resistencia-aproximado de la insulina 50 millones de americanos tiene diabetes tipo II. Las tendencias dadas del nacional hacia aún más obesidad y formas de vida sedentarias, sin embargo, muchos de estos individuos están bien en su manera a desarrollar verdadero diabetes tipo II.

La diabetes promueve el dañar de los productos finales avanzados de Glycation

Las muchas maneras de las cuales la resistencia a la insulina y la diabetes pueden dañar su salud ahora son reconocidas extensamente por la mayoría de los doctores. El alto azúcar de sangre puede dañar sus vasos sanguíneos y nervios, que a su vez pueden llevar a las condiciones debilitantes tales como ceguera, daño del riñón, y enfermedad cardíaca, y eventual a una muerte temprana.1 sin embargo, qué muchos médicos de la corriente principal pueden no ser conscientes es que la diabetes puede también llevar a la formación de sustancias perjudiciales conocidas como productos finales avanzados del glycation, o las edades.

El páncreas (amarillo) se sitúa en el lazo del duodeno (tubo gris) y debajo del hígado y de la vesícula biliar. El páncreas produce las enzimas digestivas que pasan en el intestino a través del conducto pancreático (tubo amarillo). La producción de la insulina de la hormona por el páncreas endocrino se muestra la inserción. Una célula beta (roja) secreta la insulina (azul) en un capilar (gris). La insulina regula los niveles de azúcar (glucosa) en la circulación sanguínea. Imagen de John Bavosi /SPL.

Los productos finales avanzados del glycation son las sustancias azúcar-derivadas que forman en el cuerpo humano con la interacción entre los carbohidratos y las proteínas, los lípidos, o los ácidos nucléicos tales como DNA. Una vez que están formadas, las edades afectan al contrario a la estructura y a la función de las proteínas y de los tejidos que contienen estas proteínas. La consideración de que las proteínas están presentes por todas partes en el cuerpo humano, la importancia y el potencial destructivo de los productos finales avanzados del glycation no pueden ser subestimados. Los estudios recientes han mostrado que la formación y la acumulación de edades están aumentadas en diabetes.2 estas proteínas dañadas por el proceso del glycation pueden desempeñar así un papel importante en la patogenesia del diabético complicación-y, pues veremos, en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Los productos finales avanzados del glycation llegan a ser aún más destructivos cuando están juntados con los radicales libres formados durante la producción energética celular. Estos agentes altamente reactivos producen la tensión oxidativa que puede causar daño celular. Los investigadores ahora creen que la tensión oxidativa se puede implicar en la formación de productos finales avanzados del glycation, que a su vez pueden inducir la tensión aún más oxidativa. De hecho, la mayoría de las edades que acumulan en proteínas se producen bajo condiciones de la alta tensión oxidativa. Las nuevas pruebas muestran que la tensión oxidativa puede ser un factor causativo importante en resistencia a la insulina y diabetes tipo II.3,4

Tensión oxidativa, edades implicadas en el desarrollo de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una condición neurológica devastadora que lentamente pero inexorable destruye la capacidad de pensar, robando eventual a una persona de su memoria y de capacidad de funcionar independientemente. Alzheimer entrega un soplo de machacamiento no sólo al individuo afectado, pero también a los miembros de la familia, que luchan con frecuencia para proporcionar los niveles cada vez mayores de cuidado requeridos por el paciente.

Primero descrito por el Dr. Alois Alzheimer hace un siglo, la enfermedad de Alzheimer ahora afecta más de 15 millones de personas de por todo el mundo. Con el envejecimiento rápido de la sociedad (un 30% estimado de la población de los E.E.U.U. serán 65 o más viejo en 2050), hacia arriba de 14 millones de americanos se proyectan desarrollar a Alzheimer en las décadas que vienen.5-7

Mientras que los investigadores médicos tienen todavía establecer claramente una sola causa de la enfermedad de Alzheimer, han destapado algunos de los procesos bioquímicos básicos que son la base de los cambios mentales del sello considerados en Alzheimer.

Primero, las víctimas de Alzheimer exhiben una disminución marcada en niveles de acetilcolina, un neurotransmisor (es decir, mensajero químico del sistema nervioso) que sea vital importante para la formación y la retención de la memoria en ciertas regiones del cerebro.8 segundos, los pacientes de Alzheimer demuestran una acumulación de depósitos amiloideos beta dañinos, o placas seniles, en el cerebro.9 terceros, autopsias del cerebro de los pacientes de Alzheimer muestran muestras del daño oxidativo significativo inducido por los radicales libres. Finalmente, la nueva investigación indica que los productos finales avanzados del glycation pueden también iniciar esta condición temida.10

Una crítica nuevamente publicada examina el papel de edades y de la tensión oxidativa en enfermedad de Alzheimer.10 científicos encontraron que los productos finales avanzados del glycation estaban presentes en cantidades más altas en los cerebros hechos una biopsia de los pacientes que habían muerto de Alzheimer que en los que murieron de otras causas. También presentaron las pruebas que las edades forman en los cerebros de las víctimas de Alzheimer temprano en el proceso de la enfermedad.

Diabetes y Alzheimer: Qué usted necesita conocer
  • La resistencia a la insulina y la diabetes han alcanzado proporciones epidémicas en los Estados Unidos, con casi una mitad de la población afectada ya, una proporción esperada para crecer mucho más grandes en el futuro. La diabetes se asocia a condiciones adversas tales como movimiento, enfermedad cardíaca, y ceguera.
  • A medida que la generación del bebé-auge continúa envejeciendo, se espera que el predominio de la enfermedad de Alzheimer se eleve súbitamente. Alzheimer es una enfermedad incurable que ésa lleva a una pérdida de memoria, cognición, y la capacidad de funcionar independientemente.
  • La diabetes y la enfermedad de Alzheimer comparten varias semejanzas bioquímicas, incluyendo la tensión oxidativa y la presencia de moléculas perjudiciales conocidas como productos finales avanzados del glycation (edades).
  • Los científicos han descubierto que el diabetes tipo II está asociado a un riesgo creciente de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
  • Las estrategias para prevenir o para manejar resistencia a la insulina y la diabetes pueden mantener promesa en la protección contra enfermedad de Alzheimer. Éstos incluyen evitar la grasa saturada, el aumento del consumo de monounsaturated y los ácidos grasos omega-3, la institución de un programa del ejercicio regular, y utilizar la terapéutica natural que se han demostrado para promover el azúcar de sangre sano, incluyendo el magnesio, el cromo, el ácido lipoico, el canela, y el carnosine.

Nueva investigación, el vínculo de los estudios de Diabetes-Alzheimer anterior de la ayuda

Mientras que los niveles decrecientes de acetilcolina y de formación de placas amiloideas beta en el cerebro son característicos de Alzheimer, el daño oxidativo y la acumulación de productos finales avanzados del glycation ocurren en enfermedad de Alzheimer y diabetes. Estas semejanzas bioquímicas pueden ser un vínculo que dice entre las dos enfermedades aparentemente diversas.

En la Conferencia Internacional de la asociación de un Alzheimer llevada a cabo en Madrid en julio de 2006, los científicos presentaron los estudios múltiples que ligaban la diabetes y la enfermedad de Alzheimer.11 por ejemplo, los científicos suecos revelaron hallazgos que asociaban la diabetes de la frontera a un riesgo creciente de desarrollar demencia y a Alzheimer, particularmente en ésos con la presión arterial sistólica muy alta. A lo largo de su estudio de nueve años, la diabetes de la frontera fue asociada a un mayor riesgo del casi 70% de desarrollar demencia y a Alzheimer en individuos sobre la edad de 75. El riesgo fue pronunciado aún más en ésos con la presión arterial sistólica seriamente elevada (180 mmHg o arriba). Los autores concluidos, “nuestros hallazgos tienen implicaciones significativas para la salud pública porque algunos estudios muestran que la regulación empeorada de la glucosa se puede mejorar por los cambios de la forma de vida. Nuestros hallazgos también destacan la necesidad de detectar la diabetes de la frontera para dinámico dirigir diabetes tipo II y demencia.”11

Científicos de Kaiser Permanente en Oakland, CA, divulgado que individuos diabéticos con experiencia muy pobre del control del azúcar de sangre un riesgo dramáticamente creciente de demencia y de Alzheimer. Su estudio de ocho años, que siguió a 22.852 pacientes envejeció 50 o arriba con diabetes tipo II, intentó determinar si la hemoglobina glycosylated elevada, marcador del control a largo plazo del azúcar de sangre, correlacionado con un riesgo creciente de demencia. Encontraron que los pacientes con control muy pobre del azúcar de sangre eran más probables desarrollar demencia. Comparado a ésos con hemoglobina glycosylated normal nivela (< 7), ésos con los niveles mayores de 12 era el 22% más probable desarrollar demencia, mientras que ésos con los niveles mayores de 15 eran los 78% más probables desarrollar demencia. Según los autores del estudio, “el control eficaz del azúcar de sangre puede más poco arriesgado de otra complicación-demencia diabetes-asociada.”

Los investigadores de la Facultad de Medicina del monte Sinaí en New York City discutieron el vínculo entre las toxinas relacionadas con la diabetes y empeoraron la función de memoria. Los productos finales avanzados del glycation se aumentan de gente con diabetes, así como de ésos con enfermedad cardiovascular y de riñón. También se encuentran en los cerebros de la gente con Alzheimer, y los hallazgos del laboratorio sugieren que las edades puedan contribuir a la formación de las placas y de los enredos de Alzheimer. Los investigadores evaluaron a casi 200 personas cognoscitivo sanas envejecidas 70 o más viejo usando pruebas de la memoria y de la capacidad de pensamiento, y midieron niveles de la EDAD en su sangre. Encontraron que se fueron ésos con los niveles más altos de la EDAD perceptiblemente peor en seis diversas pruebas que ésos con los niveles bajos de la EDAD. Esta relación no se podía explicar por factores tales como género, nivel de enseñanza, enfermedad cardíaca, o condiciones relacionadas tales como tensión arterial alta. Los investigadores concluyeron que las intervenciones dietéticas y de la forma de vida para disminuir los productos finales avanzados del glycation en la sangre merecen estudio adicional para prevenir o retrasar la enfermedad de Alzheimer.11

Los investigadores de la escuela de la universidad de Boston de la salud pública divulgaron que los individuos que utilizan el thiazolidenedione (TZD) drogan para bajar sus índices más bajos experimentados del azúcar de sangre de enfermedad de Alzheimer. TZDs se utiliza con dieta y ejercita para tratar diabetes tipo II, solamente o conjuntamente con otras drogas. Bajan el azúcar de sangre ayudando a la insulina del uso de las células de cuerpo más eficientemente para quitar exceso de azúcar de la sangre. Los científicos creen que TZDs puede también influenciar la inflamación y otros procesos de la neurona que se podrían relacionar con el desarrollo de Alzheimer.

Los investigadores de la universidad de Boston estudiaron a los pacientes de la diabetes tratados con TZDs para determinar si TZDs fue asociado a menos nuevos casos de Alzheimer. Usando datos del departamento de los E.E.U.U. de los asuntos de los veteranos, identificaron a 142.328 pacientes que recibieron una primera prescripción para TZDs o la insulina sin las prescripciones anteriores para la medicación o una diagnosis registrada de Alzheimer. Siguieron y después fueron supervisados a los pacientes para la diagnosis de un Alzheimer. Los investigadores encontraron que los pacientes que eran TZDs prescrito tenían índices más bajos de Alzheimer. Estimaban que había los casi 20% menos nuevos casos de Alzheimer en los veteranos que tomaban TZDs que en ésos que tomaban la insulina. Los resultados similares fueron encontrados en una comparación separada entre los usuarios de TZD y los pacientes que comenzaban el metformin, otra droga usada para tratar la diabetes. Según los investigadores, “estos resultados son encouraging y sugieren que TZDs puede proporcionar ventajas importantes más allá de su uso en tratar la diabetes.”11

Mientras que los hallazgos recientes que ligan la diabetes y la enfermedad de Alzheimer pueden parecer como una revelación, los hallazgos anteriores de la investigación sugieren una conexión entre las dos condiciones aparentemente dispares.

Un trabajo extensamente referido que destapó una asociación entre la diabetes y la enfermedad neurodegenerative es a partir de 1999 el estudio de Rotterdam. En este ensayo de la señal conducido en los Países Bajos, siguieron a 6.370 hombres y mujeres mayores sobre una media de dos años. Durante este período, los investigadores observaron a los temas que hicieron dementes de Alzheimer o tenían diabetes. Concluyeron eso que tenía diabetes casi doblada el riesgo de los temas de demencia.12

Un estudio examinó en 2004 la asociación entre el diabetes tipo II, los altos niveles de la insulina, y el riesgo de Alzheimer. Siguieron y fueron examinados a un total de 683 hombres y mujeres para las muestras de Alzheimer y de los niveles crecientes de la insulina. Como en el estudio anterior, los científicos encontraron que los altos niveles de la insulina, que están conectados íntimo con el diabetes tipo II, fueron correlacionados perceptiblemente con un riesgo más alto de desarrollar a Alzheimer.13

El mecanismo posible por el cual la alta insulina nivela se liga a Alzheimer fue aclarado en un estudio 2005 publicado en los archivos de la neurología. Los investigadores mostraron que imitando altos niveles de la insulina (tales como ésos vistos en pacientes con resistencia a la insulina y diabetes tipo II) en 16 hombres sanos que se extendían en edad a partir del 55 a 81, podían elevar los marcadores inflamatorios y los niveles amiloideos beta en el cerebro, dos características de la enfermedad de Alzheimer.14

¿Una explosión inminente en los casos de Alzheimer?

La conexión entre la diabetes y Alzheimer tiene implicaciones importantes de la salud pública, como la generación del nacido en el baby boom se acerca a 60, la edad del riesgo más alto de la enfermedad de Alzheimer. Puesto que casi una mitad de americanos tiene azúcar o diabetes de sangre alto-que-normal, un vínculo confirmado entre la diabetes y Alzheimer podría prever un aumento espectacular en los casos de Alzheimer.11

Los investigadores han propuesto así que las intervenciones existentes a prevenir y la diabetes de la invitación pueden probar útil en enfermedad de Alzheimer que evita. Puesto que muchos tales terapia-incluyendo cambios, ejercicio, los alimentos, y las drogas-ya dietéticos tienen años de investigación y de uso clínico detrás de ellos, éste podría permitir la prueba rápida de su eficacia contra Alzheimer.11

Continuado en la página 2 de 2

  • Página
  • 1
  • 2