Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine diciembre de 2006
imagen

Estrategias naturales para el insomnio de manejo

Por el Dr. Sergey A. Dzugan

Q: Soy una mujer de 45 años. Aunque mi salud total sea buena, he sufrido del insomnio crónico por más de 15 años. Me refiero que la falta de sueño puede aumentar mi riesgo de desarrollar enfermedades importantes. ¿Hay una conexión entre el insomnio crónico y el desarrollo de la enfermedad? ¿Qué puedo hacer para alcanzar sueño bueno, relajante? ¿He oído que las ayudas del sueño de la prescripción llevan el lado efecto-son allí cualquier otra solución para mi insomnio?

A: El insomnio es un trastorno del sueño caracterizado por la dificultad que baja o que permanece dormida, o sueño no-restaurativo. El insomnio que ocurre la mayoría de las noches y dura un mes o más se considera insomnio crónico.

En sociedades occidentales, los trastornos del sueño y la privación crónicos del sueño son comunes. El ciclo de vida diario, o el ritmo circadiano, incluye períodos de sueño y de vela. Este (significado “alrededor de un día ") ritmo circadiano se refiere comúnmente como el reloj biológico, y las ayudas regulan diversas funciones corporales. Mientras que programan a los seres humanos para el resto diurno de la actividad y de la noche, una proporción grande de la población adulta sufre de caer de la dificultad dormida, de la dificultad que permanece dormida, o despertando temprano.

En sociedades industrializadas, la mayoría de la gente pasa a la mayoría de su tiempo dentro, y ha limitado así la exposición a la luz natural. Mientras que la iluminación eléctrica es generalmente suficiente tener en cuenta la opinión visual normal, puede no apoyar adecuadamente ritmos neuroendocrinos normales, tales como ritmos circadianos. El insomnio relacionado con el trabajo en turnos se ha convertido en un problema de salud importante. Por ejemplo, los estudios recientes han encontrado que muy pocos trabajadores de noche experimentan regularmente sueño diurno relajante y restaurativo.

El sueño es un no lujo, sino bastante un componente importante de la salud. Una cantidad sana de sueño es crucial para una forma de vida vibrante y productiva. Se cree extensamente que siete a ocho horas de sueño a la noche son óptimas para la buena salud.

Con tan muchos americanos sufriendo de insomnio crónico, las prescripciones para las ayudas farmacéuticas del sueño están en un punto más alto. Desafortunadamente, estas drogas pueden llevar a la dependencia y producir a veces efectos secundarios adversos.

Ahora examinaremos los problemas de salud numerosos asociados a insomnio, a los factores que contribuyen a los trastornos del sueño, y a las estrategias que usted puede utilizar para alcanzar sueño sano y relajante.

Insomnio: Un factor de riesgo para la enfermedad

Aunque los trastornos del sueño crónicos sean hoy común, mucha gente está inconsciente de los efectos sobre la salud potencialmente graves de cantidades inadecuadas de sueño. Esto puede ser porque la comunidad médica se ha centrado solamente recientemente en la importancia del sueño en promover buena salud.

La prueba científica emergente indica que el sueño escaso puede tener efectos perjudiciales sobre salud. Un número creciente de estudios ha ligado sueño inadecuado o dormir en las horas impares al riesgo creciente de enfermedades importantes tales como enfermedad cardíaca, cáncer, diabetes, y obesidad. El insomnio también se ha ligado a la eficacia disminuida del trabajo, al predominio creciente de problemas emocionales y psicológicos, a hospitalizaciones más frecuentes, e incluso a mortalidad creciente. Una explicación posible es que tensión crónica y acompañamiento del overstimulate del insomnio el sistema nervioso comprensivo, fijando la etapa para la enfermedad.

El insomnio tiene varias asociaciones clínico significativas. Los pacientes con insomnio crónico tienen índices más altos de enfermedades psicológicas y físicas. El sueño puede influenciar cómo funcionan los sistemas nerviosos, hormonales, e inmunes. La privación del sueño en temas sanos da lugar a cambios fisiológicos adversos numerosos, incluyendo efectos sobre el equilibrio comprensivo/parasimpático del metabolismo del lípido y de la glucosa, de la función endocrina, de sistema nervioso, y la presión arterial. El insomnio crónico se ha asociado a un riesgo modesto creciente de eventos coronarios y al desarrollo de condiciones crónicas tales como obesidad, diabetes, e hipertensión.

Por otra parte, los trastornos del sueño pueden desempeñar un papel primario en la patofisiología de la enfermedad cardiovascular. La restricción del sueño da lugar a los cambios fisiológicos indeseables adicionales que incluyen la elevación del nivel del cortisol de la tarde, la debilitación del control de la glucosa, y la inflamación creciente. Los científicos han documentado recientemente una asociación entre la privación del sueño y los disturbios metabólicos y la acción empeorada de la insulina. El insomnio crónico puede ser una parte de la conexión patofisiológica entre la tensión y el síndrome metabólico, y puede contribuir al envejecimiento prematuro y a la mortalidad temprana. Inversamente, el dormir siete a ocho horas cada noche se asocia a una mortalidad más baja de todas las causas.

Los desordenes durmientes relacionados con el trabajo en turnos transportan el riesgo significativo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales. La privación del sueño se ha ligado a la proteína C-reactiva elevada de la alto-sensibilidad, marcador de la inflamación que se correlaciona con riesgo de la enfermedad cardiovascular. La duración del sueño puede ser un regulador importante del peso corporal y del metabolismo. Una asociación entre el sueño limitado (menos de siete a ocho horas) y el índice de masa corporal creciente (BMI) se ha divulgado en estudios de población grandes. Los científicos han encontrado que los adultos que duermen menos de siete horas a la noche tienen un riesgo perceptiblemente más alto de la obesidad, quizás porque el sueño inadecuado puede producir un desequilibrio de las hormonas que regulan apetito.

En los Estados Unidos, en donde contratan a una proporción significativa de trabajadores a trabajo en turnos, el cáncer es la segunda causa de la muerte principal. Los científicos han propuesto que el melatonin, una hormona producida normalmente en la noche, puede modular la relación entre el trabajo en turnos y el cáncer. Puesto que el melatonin muestra efectos cáncer-preventivos potenciales contra diversos tumores, es posible que un nivel bajo del melatonin causado por la exposición de la noche a la luz aumenta la tendencia hacia el desarrollo del tumor. La exposición a la luz en la noche puede ser una razón de los índices más altos de pecho y de cánceres colorrectales en países desarrollados, pues puede suprimir la producción nocturna normal de melatonin por la glándula pineal. Los niveles disminuidos del melatonin pueden aumentar riesgo del cáncer de seno a través de varios mecanismos, incluyendo el aumento del lanzamiento del estrógeno en los ovarios.

Varios estudios han encontrado que el sueño escaso, perturbador, o arrítmico puede aumentar el riesgo para el pecho y los cánceres de colon, enfermedad cardíaca, y diabetes. Esto puede ocurrir porque los trastornos del sueño afectan a la producción de las hormonas y de las proteínas más importantes que desempeñan papeles en estas enfermedades.

El trabajo escaso del sueño y de la noche puede afectar a la frecuencia y a la cantidad de secreciones hormonales, que pueden llevar a las distorsiones en cortisol, melatonin, hormona de crecimiento, y ritmos estimulantes de la hormona de la tiroides (TSH). El sueño diurno y el trabajo de la noche se asocian a menudo a la función endocrina perturbada, que podría explicar ciertos problemas de salud. Enciéndase y el melatonin tiene efectos fisiológicos y del comportamiento sobre el cuerpo. El Melatonin puede reducir temperatura del cuerpo de la base e inducir somnolencia. La luz en la noche puede aumentar temperatura del cuerpo, vigilancia, y funcionamiento. Los estudios recientes sugieren que la pérdida de sueño ejerza efectos negativos sobre la cognición, el funcionamiento, y la salud.

La limitación crónica del sueño también se asocia a aumentos significativos en accidentes, la interrupción social, y disturbios psiquiátricos. Además, algunos científicos creen que la falta de sueño podría ser factor clave en patologías tales como síndrome, jaqueca, y fibromyalgia crónicos del cansancio.

Causas del insomnio

Los problemas del sueño se asocian a factores múltiples, y pueden ser síntomas secundarios (definido como imperceptible por la prueba normal) de enfermedades establecidas o subclínicas. El insomnio se asocia generalmente a diversos desordenes físicos y psicológicos, a tratamientos, y a condiciones ambientales. Ciertas enfermedades físicas pueden ser una causa del insomnio crónico. Los desordenes del corazón (insuficiencia cardiaca congestiva), de los pulmones (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, enfisema), y del sistema digestivo (úlcera péptica, reflujo gastroesofágico, ardor de estómago) pueden interferir con sueño relajante. Las dolencias tales como alergias, artritis, cáncer, fibromyalgia, ampliación de la glándula de próstata, flashes calientes, enfermedad de la enfermedad de Alzheimer, de Parkinson, hipertiroidismo, apnea de sueño, síndrome agitado de la pierna, y calambres de pierna son causas muy comunes e importantes del insomnio, particularmente en una más vieja gente.

Los niveles anormales de ciertas hormonas se han observado en la gente que sufría de insomnio crónico. Algunos estudios han divulgado los niveles del cortisol de la hormona de tensión y de los niveles bajos del melatonin en pacientes con insomnio crónico. Por otra parte, el envejecimiento normal se asocia a la secreción alterada de la hormona de crecimiento, una hormona asociada a sueño profundo. Los niveles bajos del estrógeno pueden causar los flashes calientes, que pueden interrumpir sueño normal.

Varios desordenes que tienen una base psicológica o psiquiátrica pueden también contribuir al insomnio. La depresión, la ansiedad, el desorden bipolar, el desorden de la hiperactividad del déficit de atención (ADHD), y la esquizofrenia pueden causar insomnio. Más los de 90% de pacientes deprimidos experimentan insomnio. La tensión crónica y los factores malsanos de la forma de vida (falta de ejercicio, de hábitos alimentarios irregulares, de hábitos pobres el dormir, de consumo excesivo del cafeína, de fumar, y de alcohol de consumición) pueden accionar insomnio. El diez a quince por ciento de casos crónicos del insomnio puede resultar de abuso de sustancia, especialmente del alcohol, de la cocaína, y de los sedativos. Mientras que el alcohol puede promover inicialmente sueño, se ha asociado a sueño y a vela hechos fragmentos algunas horas más adelante.

Las medicaciones tales como antidepresivos, drogas usadas para tratar asma y la tensión arterial alta, corticosteroides, diurética, moldes de histamina, y estimulantes respiratorios pueden causar insomnio. Varios estudios han divulgado que el trabajo en turnos puede interrumpir el ritmo circadiano del cuerpo y llevar al insomnio crónico. Los factores ambientales (ruido, luz, calor) y el trabajo excesivo del ordenador también se han asociado a insomnio.

Estrategias para el insomnio de manejo

La gestión eficaz del insomnio se debe dirigir en la condición que causa el insomnio. Por ejemplo, si la razón del insomnio es flashes calientes, el primer paso debe ser un análisis de sangre de los niveles de hormona. La restauración de los niveles jóvenes de hormonas básicas será un segundo paso.

Si usted es una mujer de 45 años, es una buena idea evaluar sus niveles de hormona (pregnenolone incluyendo, DHEA, estrógeno total, progesterona, testosterona, y TSH). Después, trabajo con su proveedor de asistencia sanitaria para substituir las hormonas deficientes, y para utilizar el melatonin y otros suplementos que pueden calmar su cuerpo y ayudar a la dominación del restablecimiento del sistema nervioso parasimpático en la noche.

El Melatonin es la hormona que regula el reloj biológico del cuerpo. Mientras que la gente envejece, sus cuerpos producen menos melatonin, que puede llevar a dormir de la dificultad. Mucha gente toma el melatonin suplemental en la hora de acostarse para ayudarles para caer dormido. La dosis recomendada del melatonin se extiende a partir de la 0,3 al magnesio 6, dependiendo de necesidades individuales.

Muchas hierbas y alimentos pueden ayudar a manejar el insomnio, usado solamente o conjuntamente con medicaciones de la prescripción. Las vitaminas de S-adenosylmethionine (lo mismo), de B, el inositol, y los ácidos grasos omega-3 pueden ser útiles para el insomnio relacionado con los desordenes de humor. El magnesio mineral se sabe para promover la relajación, y puede ser útil para los individuos con insomnio. El kava de la hierba puede ser útil para la ansiedad y el insomnio, pues promueve la relajación del músculo y puede ayudar a animar sueño. El té de manzanilla es popular para manejar insomnio suave. Los aceites esenciales del bálsamo de la lavanda y de limón tienen efectos que calman que puedan promover la relajación y dormir. La valeriana, una hierba usada con frecuencia para el insomnio severo, aparece ser tan eficaz como algunas medicaciones de la prescripción para tratar insomnio. Actuando como sedativo, hace más fácil dormido descendente y permite que el cuerpo entre ciclos de un sueño más profundo. Una dosis del magnesio 400 de la valeriana tardado 30 minutos antes de hora de acostarse es generalmente eficaz.

El efecto secundario más común del uso del kava es disturbios gastrointestinales suaves en algunas personas. Kava también se ha asociado a las erupciones de piel y a la ampliación de los alumnos de los ojos. Kava no se debe combinar con las drogas o las sustancias que actúan en el sistema nervioso central, tal como alcohol o benzodiacepinas. Los individuos con problemas del hígado no deben utilizar kava. El uso del kava se debe limitar generalmente a tres meses. La manzanilla debe ser evitada por la gente que utiliza los anticoagulantes. La manzanilla puede causar la absorción gástrica retrasada, que podría alterar la absorción de drogas concomitante administradas. La manzanilla se ha asociado a las reacciones alérgicas raras que pueden accionar reacciones bronquiales de la constricción o de la piel. La manzanilla debe ser evitada por la gente con alergias al ragweed, al aster, a los crisantemos, o al polen de la artemisa. Los aceites esenciales del bálsamo de la lavanda y de limón no están para el uso interno, excepto bajo supervisión médica. El uso tópico de estos aceites esenciales se ha asociado infrecuentemente a dermatitis de contacto alérgico. La valeriana se ha asociado a los efectos secundarios ocasionales del cansancio y del dolor abdominal. Consulte siempre a su médico de la atención sanitaria antes de comenzar un programa de la suplementación alimenticia o herbaria.

Aquí están algunas sugerencias a ayudar a mejorar su sueño:

  • Evite las drogas, el cafeína, la nicotina, y el alcohol estimulantes tarde en el día. Si usted utiliza las medicaciones que pueden ser estimulantes, tómelas mucho antes de que hora de acostarse.
  • Intento para no tomar siestas durante el día.
  • Avoid que come una comida grande por la tarde.
  • Ejercite regularmente, pero intente no ejercitar cerca de hora de acostarse.
  • Reduzca los niveles de tensión escuchando las cintas de la relajación, tomando baños calientes, y meditar.

La realización de sueño relajante es críticamente importante para la salud que mantiene y la protección contra enfermedad. Un programa acertado para alcanzar cantidades adecuadas de sueño sano, relajante implica el tratar de cualesquiera condiciones de salud subyacentes, equilibrio óptimo de la hormona, hábitos sanos de incorporación de la forma de vida, y utilizar las hierbas y los alimentos que promueven la relajación.

La nota de redactor: Los que no pueden alcanzar sueño relajante usando acercamientos naturales pueden considerar medicaciones del sueño de la prescripción. Para reducir el riesgo de tolerancia, hable a su médico sobre tardar el magnesio 5-10 al magnesio de Ambien® una noche, 1-2 de Klonopin® la segunda noche, y el magnesio 22-44 de Tranxene® la tercera noche, y repetición de este ciclo para evitar tardar a la misma droga dos noches en fila.