Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

LE Magazine noviembre de 2006
imagen

DHEA

Efectos del dehydroepiandrosterone sobre las enzimas gluconeogenic y la absorción de la glucosa en la variedad de células humana del hepatoma, HepG2.

Dehydroepiandrosterone (DHEA), el esteroide suprarrenal humano más abundante, mejora sensibilidad de la insulina y obesidad en animales del ser humano y del modelo. En un estudio anterior, divulgamos que DHEA oral administrado suprime las actividades elevadas de enzimas gluconeogenic hepáticas como glucose-6-phosphatase (G6Pase) en ratones de C57BL/KsJ-db/db. Sin embargo, los mecanismos moleculares por los cuales DHEA mejora resistencia a la insulina no se entienden claramente. En el actual estudio, cultivamos la variedad de células humana HepG2 del hepatoma con DHEA y medimos la actividad enzimática y la expresión de la proteína de G6Pase para investigar el efecto directo de DHEA sobre metabolismo de la glucosa en hepatocitos. DHEA suprimió perceptiblemente la actividad y la expresión de la proteína de G6Pase. Por otra parte, DHEA disminuyó la expresión génica de G6Pase y de la carboxicinasa del fosfoenolpiruvato, que eran máximos en 1 microM DHEA, mientras que el nivel del mRNA de translocase de glucose-6-phosphate era sin cambios. Además, DHEA aumentó la absorción de la desoxiglucosa 2, aunque su efecto fuera mucho más pequeño que el de la insulina. Estos resultados sugieren que DHEA pueda actuar en los pasos múltiples en la regulación del metabolismo de la glucosa en el hígado.

Endocr J. DEC 2005; 52(6): 727-33

Efectos de la tensión de la temprano-vida sobre niveles del comportamiento y del neurosteroid en el hipotálamo de la rata y la corteza del entorhinal.

Ayuda reciente de las pruebas la hipótesis que la exposición a la tensión o el trauma durante niñez temprana puede perturbar la formación de caminos funcionales del cerebro, particularmente, de los circuitos límbicos. Examinamos los efectos de la exposición al trauma temprano de la vida (tensión juvenil) sobre aspectos emocionales y cognoscitivos del comportamiento en edad adulta así como sobre el dehydroepiandrosterone (DHEA) y sus niveles del éster del sulfato (DHEAS) en regiones relevantes del cerebro. La evaluación cuantitativa de los efectos de la exposición a la tensión juvenil fue hecha posts-tensión de 1 mes, y obtenida midiendo: (funciones emocionales (utilizando un campo abierto y pruebas de una respuesta de susto) y cognoscitivas de la tarea del agua-laberinto de Morris), así como concentración de los neurosteroids (DHEA y su éster del sulfato, DHEAS) en el hipotálamo y la corteza del entorhinal. Divulgamos aquí que una exposición a la tensión juvenil llevó a los niveles elevados de ansiedad la posts-tensión de 1 mes. Por otra parte, en una tarea de aprendizaje espacial, el grupo de tensión juvenil realizó más pobre que el grupo de control. Finalmente, una exposición a la tensión juvenil aumentó DHEAS pero no concentraciones de DHEA en el hipotálamo y la corteza del entorhinal. Estos hallazgos indican que una exposición a la tensión juvenil tiene efectos duraderos sobre comportamiento y niveles de DHEAS en el hipotálamo y la corteza del entorhinal. Estos efectos pueden ser de importancia a nuestra comprensión de los desordenes tensión-relacionados de la vida temprana tales como PTSD y depresión importante.

Brain Res Bull. 15 de febrero 2006; 68(6): 419-24

ensayo Placebo-controlado del dehydroepiandrosterone (DHEA) para el tratamiento de la depresión del nonmajor en pacientes con HIV/AIDS.

OBJETIVO: El desorden depresivo importante de Subsyndromal es común entre adultos seropositivos. Este estudio fue diseñado para evaluar la eficacia del dehydroepiandrosterone (DHEA) como tratamiento potencial. MÉTODO: Asignaron cientos cuarenta y cinco pacientes con la depresión o el dysthymia subsyndromal aleatoriamente para recibir DHEA o placebo; el 90% (69 de 77) de los pacientes de DHEA y el 94% (64 de 68) de los pacientes de placebo terminaron el ensayo de ocho semanas. La medida primaria de eficacia era un grado global clínico de la mejora de la impresión de 1 o 2 (mucho o mucho mejorado) más un resultado final de la cuenta <or=8. de Hamilton Depression Rating Scale fueron evaluados usando el análisis de la intento-a-invitación, seguido por un análisis más completo. La seguridad fue evaluada por preguntas sobre efectos secundarios en cada visita de estudio más medidas del recuento celular CD4 y la carga viral del ARN del VIH en la línea de fondo y la dosificación de la semana 8. DHEA era flexible (100-400 mg/día). RESULTADOS: En base de los grados de los clínicos, DHEA era superior en el análisis de la intento-a-invitación, donde estaba el 56% la tasa de respuesta (43 de 77) para el grupo de DHEA contra el 31% (21 de 68) para el grupo del placebo. En el análisis más completo, la tasa de respuesta era el 62% (43 de 69) para el grupo de DHEA, comparado hasta el 33% (21 de 64) para los pacientes de placebo. El número necesario para tratar era 4 en base de datos de la intento-a-invitación y 3,4 en base de datos más completos. Pocos eventos adversos fueron divulgados en grupo del tratamiento, y no se observó ningunos cambios significativos en el recuento celular CD4 o la carga viral del ARN del VIH en cualquier grupo. CONCLUSIONES: Nonmajor pero la depresión persistente es comunes en pacientes con HIV/AIDS, y DHEA aparece ser un tratamiento útil que es superior al placebo en la reducción de síntomas depresivos. El índice de desgaste bajo en este grupo de pacientes físicamente enfermos, así como los pedidos el tratamiento extendido de la abierto-etiqueta, refleja la alta aceptación de esta intervención fácilmente disponible.

Psiquiatría de la J. El 2006 de enero; 163(1): 59-66

Terapia del andrógeno en mujeres.

Los andrógenos en mujeres derivan de la producción ovárica directa o de la conversión periférica del precursor esteroide del sexo suprarrenal, dehydroepiandrosterone, hacia los andrógenos activos. Por lo tanto, la pérdida de función suprarrenal u ovárica, causada por la enfermedad de Addison o el consiguiente a la ooforectomía bilateral, da lugar a la deficiencia severa del andrógeno, clínico asociada a menudo a una pérdida de líbido y de energía. Importantemente, la menopausia fisiológica no lleva necesariamente a la deficiencia del andrógeno, pues la síntesis del andrógeno en los ovarios puede persistir a pesar de la disminución en la producción del estrógeno. Sin embargo, la definición de la deficiencia femenina del andrógeno, según lo proporcionado recientemente por la declaración del consenso de Princeton, no es bastante exacta y puede llevar a la sobre-diagnosis debido al alto predominio de sus criterios de diagnóstico: el andrógeno nivela debajo o dentro de la cuartila más baja de la gama normal y de la disfunción sexual concurrente. Importantemente, la menopausia fisiológica no se asocia necesariamente a deficiencia del andrógeno y por lo tanto no requiere rutinario terapia del andrógeno. Las opciones actuales del reemplazo incluyen la administración de la testosterona o el tratamiento transdérmica del dehydroepiandrosterone, que se han mostrado para dar lugar a mejoras significativas, particularmente en líbido y humor, mientras que los efectos sobre la composición del cuerpo y la función muscular no están bien documentados. Es importante tener presente que el número de ensayos controlados seleccionados al azar todavía está limitado y que no se aprueba actualmente ningunas de las preparaciones disponibles oficialmente para el uso en mujeres. Actualmente, el reemplazo del andrógeno debe ser reservado para las mujeres con la deficiencia severa del andrógeno debido a una causa establecida y a hacer juego muestras y síntomas clínicos.

EUR J Endocrinol. El 2006 de enero; 154(1): 1-11

Relación entre las hormonas androgénicas y la tiesura arterial, sobre la base de medidas longitudinales de la hormona.

Los niveles de circulación de la testosterona (t) disminuyen con edad en hombres. T bajo se ha asociado a enfermedad coronaria y a los factores de riesgo para la ateroesclerosis. Este estudio examina la relación en hombres entre las hormonas androgénicas y la tiesura arterial, un factor de riesgo importante para los eventos cardiovasculares. T, la globulina hormona-obligatoria del sexo (SHBG), y el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEAS) fueron medidos longitudinalmente durante 33 años (continuación 11,8 +/- 8,3 años) en 901 hombres del estudio longitudinal de Baltimore del envejecimiento, del cual 206 (68,1 +/- 13,7 años) experimentaron sonografía a dos caras carótida. Utilizaron a los 901 hombres para caracterizar niveles de hormona edad-asociados mediante modelos de los mezclado-efectos. Los valores de la hormona eran estimados para los 206 hombres a la hora de sonografía. El índice libre de T (FTI) era calculado dividiendo T por SHBG. El índice arterial de la tiesura era calculado de diámetros diastólicos sistólicos y del extremo máximos de la arteria carótida común y de la presión arterial simultánea de la arteria braquial. T, FTI, y DHEAS fueron correlacionados negativamente con edad, la presión de pulso (PP), y el índice de la tiesura (cada P < 0,01), mientras que SHBG fue correlacionado positivamente con índice de la edad y de la tiesura (P < 0,01). Sin embargo, T era la única hormona que predijo el índice de la tiesura después del ajuste para la edad, los PP, la glucosa de ayuno del plasma, el índice de masa corporal, y el colesterol del total. Los valores de T 5-10 año antes del estudio carótida también predijeron el índice de la tiesura (P < 0,05). Así la influencia adversa de T bajo en el sistema cardiovascular en hombres se puede mediar en parte vía los efectos de T sobre la estructura vascular y la función.

J Physiol Endocrinol Metab. El 2006 de febrero; 290(2): E234-42

El tratamiento a corto plazo del dehydroepiandrosterone aumenta la producción del cGMP de la plaqueta en temas masculinos mayores.

OBJETIVO: Varios estudios clínicos y sobre la base de la población sugieren ese dehydroepiandrosterone (DHEA) y su juego del sulfato (DHEA-S) un papel protector contra ateroesclerosis y enfermedad de la arteria coronaria en ser humano. Sin embargo, los mecanismos que son la base de esta acción son todavía desconocidos. Se ha sugerido recientemente que DHEA-S podría retrasar la formación del atheroma con un aumento en la producción del óxido nítrico (NO). DISEÑO Y MÉTODOS DEL ESTUDIO: Veinticuatro temas masculinos envejecidos [edad (medio +/- SEM): 65,4 +/- 0,7 años; gama: 58.2-67.6 años] experimentaron un estudio controlado placebo cegador que recibía DHEA (50 magnesio p.o. diario en la hora de acostarse) o placebo por 2 meses. Concentración cíclica del guanosina-monofosfato de la plaqueta (cGMP) (como marcador de NINGUNA producción) y niveles del suero de DHEA-S, DHEA, IGF-I, insulina, glucosa, estradiol (E (2)), la testosterona, inhibidor plasminógeno del activador (PAI) - 1 perfil del antígeno (PAI-1 AG), de la homocisteina y del lípido fueron evaluadas antes y después del tratamiento de dos meses con DHEA o placebo. RESULTADOS: En la línea de fondo, todas las variables en los dos grupos coincidían. Todos los parámetros eran sin cambios después del tratamiento con placebo. Inversamente, el tratamiento con DHEA (a) aumentó (P < 0,001 contra línea de fondo) el cGMP de la plaqueta (111,9 +/- 7,1 contra 50,1 +/- 4,1 plts de fmol/10(6)), DHEA-S (13,6 +/- 0,8 contra 3,0 +/- 0,3 micromol/l), DHEA (23,6 +/- 1,7 contra 15,3 +/- 1,4 nmol/l), testosterona (23,6 +/- 1,0 contra 17,7 +/- 1,0 nmol/l) y E (2) (72,0 +/- 5,0 contra 60,0 +/- 4,0 pmol/l); y (b) (P < 0,05 contra línea de fondo) PAI-1 disminuidos AG (27,4 +/- 3,8 contra 21,5 +/- 2,5 ng/ml) y colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL) (3,4 +/- 0,2 contra 3,0 +/- 0,2 mmol/l). IGF-I, la insulina, la glucosa, los triglicéridos, el colesterol total, el colesterol de HDL, el colesterol HDL2, el colesterol HDL3, el apolipoprotein A1 (ApoA1), el apolipoprotein B (ApoB) y los niveles de la homocisteina no fueron modificados por el tratamiento de DHEA. CONCLUSIONES: Este estudio muestra que el tratamiento a corto plazo con DHEA aumentó la producción del cGMP de la plaqueta, un marcador de NINGUNA producción, en temas mayores sanos. Este efecto se junta con una disminución los niveles de colesterol de PAI-1 y de LDL así como un aumento en testosterona y E (2) los niveles. Estos hallazgos, por lo tanto, sugieren que la suplementación crónica de DHEA ejerciera efectos antiatherogenic, particularmente en los temas mayores que exhiben niveles de circulación del punto bajo de esta hormona.

Clin Endocrinol (Oxf). El 2006 de marcha; 64(3): 260-4

Dehydroepiandrosterone inhibió la resorción del hueso con el upregulation de OPG/RANKL.

El nivel del plasma del dehydroepiandrosterone (DHEA) disminuye gradualmente junto con el envejecimiento. Los efectos beneficiosos de DHEA como esteroide antienvejecedor, tal como el efecto estimulante sobre sistema inmune, anti-diabetes mellitus, anti-ateroesclerosis, antidemencia, anti-obesidad y anti-osteoporosis se han demostrado en el experimento in vitro y in vivo. Es importante investigar el mecanismo eficaz de DHEA en terapéutica para la osteoporosis posmenopáusica. Aislando y los osteoblasts cultivados (OBs) y los osteoclasts (OCs), analizábamos el efecto de DHEA sobre la viabilidad osteoblastic, regulación de DHEA en la expresión del activador del osteoprotegerin (OPG) /receptor del ligand N-F-kappaB (RANKL) mRNA en OBs, y después observamos la acción de DHEA en la resorción del hueso de OCs en la presencia o la ausencia de OBs. Los resultados mostraron que DHEA mejoró la viabilidad de OBs dentro de la gama de concentración de 0.01-1 microM, especialmente en la concentración de 0,1 microM. DHEA podía aumentar al parecer el ratio de OPG/RANKL mRNA en OBs. En presencia de OBs, DHEA podía disminuir el número y el área de la laguna de la absorción de espéculos. Concluimos, por lo tanto, sólo en presencia de OBs, DHEA podría inhibir la resorción del hueso de OCs, que se puede mediar por OPG/RANKL de OBs.

Célula Mol Immunol. El 2006 de febrero; 3(1): 41-5

Papel de andrógenos y de DHEA en metabolismo del hueso.

Los andrógenos tienen un papel principal en el crecimiento y el mantenimiento de la masa cancelosa y cortical del hueso en hombres. El receptor del andrógeno se expresa en osteoblasts, osteoclasts y células stromal de la médula. Los andrógenos se han mostrado para regular la expresión y la actividad de varios cytokines y factores de crecimiento, y controlan el homeostasis en huesos. Dehydroepiandrosterone (DHEA) tiene un efecto protector contra osteoporosis en mujeres después de menopausia a través del mecanismo del intracrine en los osteoblasts, que DHEA se convierte al estrógeno con la actividad del aromatase.

Calcio de Clin. El 2006 de enero; 16(1): 61-6

Dehydroepiandrosterone aumenta la masa de la beta-célula y mejora la secreción glucosa-inducida de la insulina por los islotes pancreáticos de ratas envejecidas.

El efecto del dehydroepiandrosterone (DHEA) sobre la función de ratas envejecidas, un modelo animal del islote pancreático con la secreción glucosa-inducida empeorada de la insulina, fue investigado. Los parámetros siguientes fueron examinados: análisis morfológico del pancreata endocrino por el immunohistochemistry; niveles de la proteína de receptor de la insulina, de cinasa de IRS-1, de IRS-2, del pi 3, de Akt-1, y de Akt-2; y secreción estática de la insulina en islotes pancreáticos aislados. Los islotes pancreáticos de ratas DHEA-tratadas mostraron una masa creciente de la beta-célula acompañada por el nivel creciente de la proteína Akt-1 pero redujeron niveles de la proteína IR, IRS-1, e IRS-2 y aumentaron la secreción glucosa-estimulada de la insulina. Los actuales resultados sugieren que DHEA pueda ser una droga prometedora para prevenir la diabetes durante el envejecimiento.

FEBS Lett. 9 de enero 2006; 580(1): 285-90

Relación entre los esteroides del sexo del suero y la cuenta masculina de los síntomas del envejecimiento y índice internacional de la función eréctil.

OBJETIVOS: Para determinar la relación entre el total y la subescala decenas de los síntomas masculinos del envejecimiento (AMS) y el índice internacional de los cuestionarios eréctiles de la función (IIEF), edad, y los esteroides del sexo del suero nivelan. MÉTODOS: Un total de 348 pacientes alistados en el estudio contestaron a los cuestionarios del AMS y de IIEF. El análisis hormonal, incluyendo la testosterona total, la testosterona libre (pie), el estradiol (E2), y medida del dehydroepiandrosterone-sulfato (DHEA-S), fue realizado. Consideraban a los pacientes con una cuenta total del AMS de 29 tener síntomas masculinos del envejecimiento y consideraban a los pacientes con una cuenta de IIEF de menos de 26 tener disfunción sexual. RESULTADOS: Aunque los niveles de DHEA-S fueran perceptiblemente más bajos y los niveles E2 eran mayores en los hombres con los síntomas masculinos del envejecimiento según el AMS, los niveles de DHEA-S y del pie eran perceptiblemente más bajos en los hombres con la disfunción sexual, según lo determinado por la cuenta de IIEF. El suero DHEA-S y los niveles y la edad del pie correlacionaron perceptiblemente con las cuentas de IIEF. El AMS total anota correlacionado perceptiblemente solamente con edad. Aunque la testosterona total del suero, los niveles del pie, y de DHEA-S correlacionaran perceptiblemente con los síntomas andrologic del AMS, los niveles del suero E2 correlacionaron con síntomas psicológicos del AMS. CONCLUSIONES: Aunque los síntomas masculinos de envejecimiento y los efectos de cambios hormonales sobre estos síntomas hayan sido polémicos, DHEA-S y E2 pudieron desempeñar algunos papeles importantes en los síntomas de los hombres del envejecimiento.

Urología. El 2005 de sept; 66(3): 597-601

Hormonas de sexo endógenas y síndrome metabólico en hombres del envejecimiento.

FONDO: Los niveles de hormona de sexo en hombres cambian durante el envejecimiento. Estos cambios se pueden asociar a sensibilidad de la insulina y al síndrome metabólico. MÉTODOS: Estudiamos la asociación entre las hormonas de sexo endógenas y las características del síndrome metabólico en 400 hombres independientemente de vida entre 40 y 80 años de la edad en un estudio transversal. Las concentraciones del suero de lípidos, de glucosa, de insulina, de la testosterona total (TT), de SHBG, del estradiol (E2), y del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-S) fueron medidas. La testosterona de Bioavailable (BT) era calculada usando el TT y SHBG. La altura del cuerpo, el peso, la circunferencia de la cintura-cadera, la presión arterial, y la actividad física fueron evaluados. El fumar y el consumo del alcohol eran estimados de uno mismo-informe. El síndrome metabólico fue definido según la definición nacional del programa educativo del colesterol, y la sensibilidad de la insulina era calculada por medio del índice cuantitativo del control de la sensibilidad de la insulina. RESULTADOS: Los análisis de regresión logísticos múltiples mostraron una relación inversa según 1 aumento del sd para circular TT [ratio de las probabilidades (O) = 0,43; intervalo de confianza del 95% (ci), 0.32-0.59], BT (O = 0,62; CI DEL 95%, 0.46-0.83), SHBG (O = 0,46; Ci del 95%, 0.33-0.64), y DHEA-S (O = 0,76; Ci del 95%, 0.56-1.02) con el síndrome metabólico. Cada aumento del sd en los niveles E2 no fue asociado perceptiblemente al síndrome metabólico (O = 1,16; Ci del 95%, 0.92-1.45). Los análisis de regresión linear mostraron que niveles más altos del TT, de BT, y de SHBG fueron relacionados con una sensibilidad más alta de la insulina; los beta-coeficientes (ci del 95%) eran 0,011 (0.008-0.015), 0,005 (0.001-0.009), y 0,013 (0.010-0.017), respectivamente, mientras que no se encontró ningunos efectos para DHEA-S y E2. Las estimaciones fueron ajustadas según edad, fumar, el consumo del alcohol, y la cuenta de la actividad física. El ajuste adicional para los niveles de la insulina y las medidas de la composición del cuerpo atenuó las estimaciones, y las asociaciones eran similares en el grupo libre de enfermedad cardiovascular y de la diabetes. CONCLUSIONES: Una testosterona más alta y los niveles de SHBG en varones del envejecimiento se asocian independientemente a una sensibilidad más alta de la insulina y a un riesgo reducido del síndrome metabólico, a la independiente de los niveles de la insulina y a medidas de la composición del cuerpo, sugiriendo que estas hormonas pueden proteger contra el desarrollo del síndrome metabólico.

J Clin Endocrinol Metab. 2005 mayo; 90(5): 2618-23

Efecto de DHEA sobre la acción abdominal de la grasa y de la insulina en mujeres y hombres mayores: un ensayo controlado seleccionado al azar.

CONTEXTO: La administración de Dehydroepiandro-sterone (DHEA) se ha mostrado para reducir la acumulación de gordo visceral abdominal y para protegerla contra resistencia a la insulina en animales de laboratorio, pero no se sabe si DHEA disminuye obesidad abdominal en seres humanos. DHEA está extensamente - disponible como suplemento dietético sin una prescripción. OBJETIVO: Para determinar si la terapia del reemplazo de DHEA disminuye gordo abdominal y mejora la acción de la insulina en personas mayores. DISEÑO Y AJUSTE: Ensayo seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado conducido en un centro de investigación de origen universitario de los E.E.U.U. de junio de 2001 a febrero de 2004. PARTICIPANTES: Cincuenta y seis personas mayores (28 mujeres y 28 hombres envejecidos 71 [gama, 65-78] años) con la disminución relativa a la edad del nivel de DHEA. INTERVENCIÓN: Asignaron los participantes aleatoriamente para recibir 50 mg/d de DHEA o del placebo a juego por 6 meses. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Las medidas primarias del resultado eran cambio de seis meses en la grasa abdominal visceral y subcutánea medida por respuestas de resonancia magnética de la proyección de imagen y de la glucosa y de la insulina a una prueba de tolerancia de glucosa oral (OGTT). RESULTADOS: De los 56 hombres y mujeres alistados, 52 experimentaron evaluaciones de la continuación. La conformidad con la intervención era el 97% en el grupo de DHEA y el 95% en el grupo del placebo. De acuerdo con análisis de la intención-a-invitación, la terapia de DHEA comparada con placebo indujo disminuciones significativas del área gorda visceral (- 13 cm2s contra +3 cm2s, respectivamente; P = .001) y grasa subcutánea (- 13 cm2s contra +2 cm2s, P = .003). El área de la insulina debajo de la curva (AUC) durante el OGTT fue reducida perceptiblemente después de 6 meses de la terapia de DHEA comparados con el placebo (- 1119 muU/mL por 2 horas contra +818 muU/mL por 2 horas, P = .007). A pesar de los niveles más bajos de la insulina, la glucosa AUC era sin cambios, dando por resultado un aumento significativo en un índice de la sensibilidad de la insulina en respuesta a DHEA comparado con el placebo (+1,4 contra -0,7, P = .005). CONCLUSIÓN: El reemplazo de DHEA podía desempeñar un papel en la prevención y el tratamiento del síndrome metabólico asociado a obesidad abdominal.

JAMA. 10 de noviembre 2004; 292(18): 2243-8

¿Es el dehydroepiandrosterone una hormona?

Dehydroepiandrosterone (DHEA) es una no hormona sino él es un prohormone muy importante secretado en granes cantidades por las glándulas suprarrenales en seres humanos y otros primates, pero no en una especie más baja. Se secreta en mayores cantidades que el cortisol y está presente en la sangre en las concentraciones solamente en segundo lugar al colesterol. Todas las enzimas requeridas para transformar DHEA en los andrógenos y/o los estrógenos se expresan en una manera célula-específica en una serie grande de tejidos periféricos de la blanco, así permitiendo que todos los tejidos andrógeno-sensibles y estrógeno-sensibles hagan localmente y controlen los niveles intracelulares de esteroides del sexo según necesidades locales. Este nuevo campo de la endocrinología se ha llamado intracrinology. En mujeres, después de la menopausia, todos los estrógenos y casi todos los andrógenos se hacen localmente en tejidos periféricos de DHEA que ejerza indirectamente efectos, entre otros, sobre la formación del hueso, adiposidad, músculo, metabolismo de la insulina y de la glucosa, piel, líbido y bienestar. En los hombres, donde la secreción de andrógenos por los testículos continúa para la vida, la contribución de DHEA a los andrógenos se ha evaluado mejor en la próstata donde los cerca de 50% de andrógenos se hacen localmente de DHEA. Tal conocimiento ha llevado al desarrollo del bloqueo combinado del andrógeno (TAXI), un tratamiento que añade un anti-andrógeno puro a la castración médica (agonista de GnRH) o quirúrgica para bloquear el acceso de los andrógenos hechos localmente al receptor del andrógeno. De hecho, el TAXI ha sido el primer tratamiento demostrado para prolongar vida en cáncer de próstata avanzado mientras que los datos recientes indican que pueden permitir control a largo plazo y probablemente la curación en por lo menos el 90% de casos del cáncer de próstata localizado. El nuevo campo del intracrinology o de la formación local de esteroides del sexo de DHEA en tejidos de la blanco ha permitido avances importantes en el tratamiento de los dos cánceres más frecuentes, cáncer a saber del pecho y de próstata, mientras que su uso potencial como HRT fisiológico podría proporcionar bien un equilibrio fisiológico de andrógenos y de estrógenos, las posibilidades emocionantes así de ofrecimiento de la salud de las mujeres en la menopausia.

J Endocrinol. El 2005 de nov; 187(2): 169-96

Correlaciones entre las hormonas, la comprobación, y los parámetros afectivos en el envejecimiento de pacientes no internados urológicos.

OBJETIVO: Para determinar la relación entre las hormonas de sexo, las denuncias físicas, la depresión, la sexualidad, y la satisfacción de la vida en hombres del envejecimiento. MÉTODOS: 263 pacientes no internados envejecidos 40 años y arriba (M=56.2; 40-84 años) fueron reclutados a partir de 6 departamentos de paciente no internado andrological en Alemania para evaluar “síntomas del varón del envejecimiento”. Los temas fueron evaluados por los cuestionarios estandardizados del uno mismo-informe, la comprobación, y el examen endocrinológico. RESULTADOS: La testosterona total y libre así como los niveles de DHEA-S (dehydroepiandrosterone-sulfato) disminuyeron perceptiblemente con edad. SHBG (globulina obligatoria de la hormona de sexo) y LH (hormona luteinizing) creciente; el estradiol permanecía sin cambiar. La inactividad, una disfunción urinaria más baja de los síntomas de la zona, eréctil y orgásmica también aumentaron perceptiblemente con edad. Un nivel bajo de la testosterona fue asociado perceptiblemente a una motivación reducida y a una falta de deseo sexual. Además de niveles reducidos de la testosterona, una motivación reducida también fue predicha por la depresión y un concepto de sí mismo físico empeorado. La actividad reducida, la disfunción eréctil, y los niveles bajos de la testosterona contribuyeron perceptiblemente a la falta de deseo sexual. CONCLUSIONES: Afligen a los hombres del envejecimiento con frecuencia con una amplia gama de disfunción física de las denuncias (e.g cansancio, síntomas de la próstata), eréctil y orgásmica, reflejada en un concepto de sí mismo físico reducido. La evaluación y el tratamiento de alteraciones físicas y afectivas relativas a la edad deben considerar su interacción cercana con variables hormonales y de la forma de vida.

EUR Urol. El 2005 de junio; 47(6): 749-55

Inhibidores esteroides del sulfatase como adiciones nuevas al armamentarium antipsoriático.

El psoriasis es un enigma clínico que afecta a un 1-3% estimado de la población de mundo. El proceso psoriático de la enfermedad, caracterizado por un modelo del cytokine del tipo 1, se supone ser mantenido por una inmunorespuesta de continuación en un “tejido linfoide periférico” ese las formas en piel del lesional y se compone de las células de T, de las células dendríticas, y de los buques dispuestos como una zona T-dependiente en ganglios linfáticos. Dehydroepiandrosterone (DHEA), producido del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEAS) con la actividad enzimática de DHEA-sulfatase, desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la inmunorespuesta del tipo 1 generada en órganos linfoides periféricos. Tomado junto, podría ser razonado que los inhibidores de DHEA-sulfatase pueden tener utilidad en el tratamiento del psoriasis. Además, la adición de inhibidores de DHEA-sulfatase al calcipotriol, que anima el tipo - la inmunorespuesta 2, puede proporcionar una inhibición aditiva o sinérgica del psoriasis subyacente de la inmunorespuesta del tipo 1. Se ha mostrado que el uso tópico del sulfato del colesterol en el ratón sin pelo causa la hiperqueratosis epidérmica, que se puede prevenir por co-uso del colesterol tópico. Por lo tanto, como la inhibición de la conversión del sulfato del colesterol al colesterol puede inducir hiperqueratosis epidérmica y puede abreviar así la ventaja obtenida por la inhibición de DHEAS a la conversión de DHEA, los inhibidores tópicos del sulfatase deben preferiblemente ser co-aplicados con colesterol tópico, aunque es también posible que los efectos inmunológicos beneficiosos de los inhibidores esteroides del sulfatase sobrepasan su estímulo posible de la hiperqueratosis. Alternativamente, la producción de inhibidores específicos de DHEA-sulfatase puede resolver la preocupación antedicha. Los inhibidores de DHEA-sulfatase pueden probar inestimable en el tratamiento del psoriasis.

Med Sci Monit. El 2005 de marcha; 11(3): HY7-9

Continuado en la página 2 de 3