Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

LE Magazine agosto de 2006
imagen

Boro

Efecto del boro dietético sobre el mineral, el estrógeno, y el metabolismo de la testosterona en mujeres posmenopáusicas.

Un estudio fue hecho para examinar los efectos del aluminio, del magnesio, y del boro sobre metabolismo mineral importante en mujeres posmenopáusicas. Esta comunicación describe algunos de los efectos del boro dietético sobre 12 mujeres entre las edades de 48 y 82 contenidas en una unidad metabólica. Un suplemento del boro de 3 mg/día afectó marcado a varios índices del metabolismo mineral de siete mujeres que consumían una dieta del bajo-magnesio y de cinco mujeres que consumían una dieta adecuada en magnesio; las mujeres habían consumido una dieta convencional que suministraban cerca de 0,25 boros/el día del magnesio por 119 días. La suplementación del boro redujo marcado la excreción urinaria del calcio y del magnesio; la depresión parecía más marcada cuando el magnesio dietético era bajo. La suplementación del boro presionó la excreción urinaria del fósforo por el magnesio bajo, pero no por el adecuado-magnesio, las mujeres. La suplementación del boro elevó marcado las concentraciones del suero de 17 beta-estradiol y de testosterona; la elevación parecía más marcada cuando el magnesio dietético era bajo. Ni el alto aluminio dietético (1000 mg/día) ni una interacción entre el boro y de aluminio afectaron a las variables presentadas. Los hallazgos sugieren que la suplementación de una dieta del bajo-boro con una cantidad de boro encontrada comúnmente en las dietas altas en frutas y verduras induzca cambios en las mujeres posmenopáusicas constantes con la prevención de la pérdida del calcio y de la desmineralización del hueso.

FASEB J. el 1987 de nov; 1(5): 394-7

Dieta, nutrición, y salud del hueso.

La nutrición es un factor “modificable” importante en el desarrollo y el mantenimiento de la masa del hueso y en la prevención de la osteoporosis. La mejora de la toma del calcio en edad prepuberal traduce para ganar en masa del hueso y, con factor genético, al logro de la masa máxima del hueso (PBM), el de alto nivel de la masa del hueso alcanzada en la realización del crecimiento fisiológico. Los individuos con un PBM más alto alcanzado en edad adulta temprana estarán en más poco arriesgado para la osteoporosis que se convierte más adelante en vida. Alcanzó el PBM, es importante mantiene la masa del hueso ganada y reduce la pérdida. Esto es posible adoptando una consumición del comportamiento correcto asociada a la actividad física regular y al estilo de vida correcto. La dieta se equilibra alimenticio con la aportación calórica adecuada al requisito del individuo. Esto es moderado en la proteína (1 g/kg/muere), normal en grasa y los carbohidratos proporcionan 55-60% de la aportación calórica. Una toma moderada de proteínas se asocia a metabolismo normal del calcio y el does'nt altera probablemente volumen de ventas del hueso. Una toma adecuada de comidas álcali-ricas puede ayudar a promover un efecto favorable de la proteína dietética sobre el esqueleto. La intolerancia a la lactosa puede mala absorción determinada del calcio o puede disminuir la toma del calcio por la eliminación de la leche y de los productos lácteos. Los ácidos grasos Omega-3 pueden “abajo-regular” cytokines favorable-inflamatorios y protegerlos contra pérdida del hueso disminuyendo la reabsorción osteoclasta de la activación y del hueso. La dieta es caracterizada por la comida que contiene la alta cantidad de calcio, de potasio, de magnesio y de cantidad baja de sodio. Si es imposible alcanzar el requisito con solamente dieta, es necesidad el suplemento del calcio y de la vitamina D. Otras vitaminas (Vit. A, C, E, K) y el mineral (fósforo, fluoruro, hierro, cinc, cobre y boro) se requieren para el metabolismo normal del hueso, así él es toma adecuada de la necesidad de estos componentes dietéticos. Es recomendable reduce la toma ácida del etanol, del cafeína, de las fibras, fítica y ossalic. La eficacia de phytoestrogens está realmente bajo investigación. Algunas drogas pueden interferir con calcio y otros alimentos y producir un efecto desfavorable sobre salud del hueso.

Clin Ter. 2005 enero-abril; 156 (1-2): 47-56

Retraso de la pérdida natural del hueso por tomas más altas de minerales y de vitaminas específicos.

Para la prevención o la inhibición temprana de la pérdida posmenopáusica y relativa a la edad del hueso, las intervenciones alimenticias pudieron ser una primera opción. Para algunas vitaminas y minerales un papel importante en metabolismo del hueso se sabe o se sugiere. El calcio y la vitamina D apoyan densidad mineral del hueso y son componentes básicos en la mayoría de las estrategias preventivas. El magnesio está implicado en varias actividades que apoyan la fuerza del hueso, preservación, y remodelándola. El flúor y el estroncio tienen hueso-formación de efectos. Sin embargo, las altas cantidades de ambos elementos pueden reducir fuerza del hueso. El boro es especialmente eficaz en caso de la vitamina D, del magnesio, y de la deficiencia del potasio. La vitamina K es esencial para la activación del osteocalcin. La vitamina C es un estímulo importante para las proteínas osteoblast-derivadas. Aumentando las cantidades recomendadas (los E.E.U.U. RDA 1989), las tomas adecuadas (los E.E.U.U. DRI 1997), o las tomas normales presuntas de los componentes mencionados de la comida pueden llevar a una considerable reducción o aún prevención de la pérdida del hueso, especialmente en últimas mujeres posmenopáusicas y los ancianos.

Rev Food Sci Nutr de Crit. 2001 mayo; 41(4): 225-49

Efecto del boro sobre ratas deficientes de la d de la vitamina.

Los efectos de diversos niveles de boro dietético fueron determinados en ratas deficientes de la vitamina D. Las dietas deficientes de la vitamina D que contenían 0,158 PPM o 2,72 PPM de boro fueron alimentadas a las ratas para 11 w, y el calcio, el magnesio, y la absorción y el equilibrio evidentes del fósforo fueron medidos en la duodécima semana. Valores evidentes más altos de la absorción y de la balanza para el calcio y el fósforo fueron observados en las ratas con un boro dietético más alto, pero muy pocas diferencias fueron consideradas en peso del cuerpo, peso del órgano, y parámetros del hueso. Las medidas de la balanza representaron la situación actual de las ratas después de que 12 w en las dietas, pero otras medidas representaran una acumulación sobre el curso de la vida de la rata, incluyendo un período de la cría con la vitamina amplia D y el boro. Los datos demostraron que cuando las ratas son la vitamina D deficiente, según lo indicado por hypocalcemia, el nivel de boro en la dieta afecta al equilibrio mineral.

Biol Trace Elem Res. El 1991 de marcha; 28(3): 243-55

Tratamientos naturales para la osteoartritis.

La osteoartritis (OA) es la forma más común de enfermedad común. Aunque el OA fuera previamente probablemente un desorden progresivo, degenerativo, ahora se sabe que la detención o la revocación espontánea de la enfermedad puede ocurrir. Las medicaciones convencionales son a menudo eficaces para el alivio del síntoma, pero pueden también causar efectos secundarios significativos y no reducen la progresión de la enfermedad. Varias sustancias naturales se han mostrado para ser por lo menos tan eficaces como las drogas del antiinflamatorio no esteroideo en el alivio de los síntomas del OA, y las pruebas preliminares sugieren que algunos de estos compuestos puedan ejercer una influencia favorable en el curso de la enfermedad.

Altern Med Rev. El 1999 de oct; 4(5): 330-41

Análisis elemental del hueso femoral de pacientes con el cuello fracturado del fémur o de la osteoartrosis

La composición elemental del hueso ha sido determinada por la emisión y la espectrometría de masa atómicas inductivo juntadas para probar la hipótesis que los cambios en concentraciones elementales importantes o de menor importancia pueden contribuir al riesgo de fractura. El hueso femoral fue obtenido de pacientes en la operación para el tratamiento de la fractura y comparado con el de pacientes con osteoartrosis y de un grupo de control de la autopsia. Los datos sugieren que no haya diferencias principales en la composición elemental del hueso en pacientes con las fracturas comparadas con el grupo de control. El hueso adyacente a juntas con osteoartrosis tiende a ser mineralizado menos (por volumen trabecular del hueso de la unidad) que el hueso del control y el hueso de pacientes de la fractura, y tiene concentraciones perceptiblemente más bajas de boro, ventaja y, cinc. Estas observaciones pueden reflejar el volumen de ventas más rápido del hueso cerca de la junta artrítica.

Hueso. El 1996 de febrero; 18(2): 151-7

La importancia de la nutrición del boro para el cerebro y la función psicológica.

El nutriture del boro (b) se ha relacionado con el hueso, metabolismo del mineral y de lípido, utilización de la energía, y función inmune. Pues las pruebas acumulan que B es esencial para los seres humanos, es importante considerar relaciones posibles entre el nutriture de B y cerebro y función psicológica. Cinco estudios conducidos en nuestro laboratorio se revisan. Las evaluaciones de la actividad eléctrica del cerebro en ambos animales y seres humanos encontraron que la privación de B da lugar a la actividad eléctrica disminuida del cerebro similar a ésa observada en la desnutrición no específica. Las evaluaciones de la función cognoscitiva y psicomotora en seres humanos encontraron que la privación de B da lugar a degradación de las prestaciones en tareas de la velocidad y destreza del motor, atención, y memoria a corto plazo. Sin embargo, poca ayuda fue encontrada para los informes anecdóticos que la suplementación con cantidades fisiológicas de ayudas de B alivia los síntomas somáticos y psicológicos de la menopausia. Los paralelos entre los efectos alimenticios y toxicológicos de B en cerebro y la función psicológica se presentan, y los mecanismos biológicos posibles para los efectos dietéticos se revisan. Los hallazgos apoyan la hipótesis que el nutriture de B es importante para el cerebro y la función psicológica en seres humanos.

Biol Trace Elem Res. Invierno 1998; 66 (1-3): 299-317

Boro dietético, función del cerebro, y funcionamiento cognoscitivo.

Aunque el boro del elemento de rastro tenga todavía ser reconocido como alimento esencial para los seres humanos, los datos recientes de los estudios animales y del ser humano sugieren que el boro pueda ser importante para la función mineral del metabolismo y de la membrana. Para investigar más lejos el papel funcional del boro, la electrofisiología del cerebro y el funcionamiento cognoscitivo fueron evaluados en respuesta a la manipulación dietética del boro (aproximadamente 0,25 contra aproximadamente 3,25 el magnesio boron/2000 kcal/día) en tres estudios con los más viejos hombres y las mujeres sanos. los diseños del Dentro-tema fueron utilizados para evaluar respuestas funcionales en todos los estudios. El análisis espectral de datos electroencephalographic mostró efectos del boro dietético en dos de los tres estudios. Cuando la toma baja del boro fue comparada a la alta toma, había (p < 0,05) un aumento significativo en proporción a actividad de baja fricción, y una disminución en proporción a actividad de la alto-frecuencia, un efecto observado a menudo en respuesta a la desnutrición general y toxicidad de metales pesados. El funcionamiento (e.g., tiempo de respuesta) en diversas tareas cognoscitivas y psicomotoras también mostró un efecto del boro dietético. Cuando estaba puesto en contraste con la alta toma del boro, el boro dietético bajo dio lugar a degradación de las prestaciones perceptiblemente (p < 0,05) en las tareas que acentuaban la destreza manual (estudios II e III); coordinación de la ojo-mano (estudio II); atención (todo estudia); opinión (estudio III); codificación y memoria a corto plazo (todo estudia); y memoria a largo plazo (estudio I). Colectivamente, los datos de estos tres estudios indican que el boro puede desempeñar un papel en la función del cerebro humano y el funcionamiento cognoscitivo, y proporcionan pruebas adicionales que el boro es un alimento esencial para los seres humanos.

Rodee la salud Perspect. El 1994 de nov; 102 7:65 del Suppl - 72