Venta del cuidado de piel de Life Extension

Extractos

LE Magazine agosto de 2006
imagen

CoQ10

Niveles bajos de la coenzima Q10 del plasma como factor pronóstico independiente para la progresión del melanoma

FONDO: Los niveles anormalmente bajos del plasma de la coenzima Q10 (CoQ10) se han encontrado en pacientes con el cáncer del pecho, del pulmón, o del páncreas. OBJETIVO: Un estudio anticipado de pacientes con el melanoma fue conducido para evaluar la utilidad de los niveles del plasma CoQ10 en predecir el riesgo de metástasis y la duración del intervalo metástasis-libre. MÉTODOS: Entre enero de 1997 y agosto de 2004, los niveles del plasma CoQ10 fueron medidos con cromatografía líquida de alto rendimiento en 117 pacientes consecutivos del melanoma sin clínico o las pruebas instrumentales de la metástasis según la comisión mixta americana sobre criterios del cáncer y en 125 voluntarios hechos juego sin el sospechoso pigmentaron clínico lesiones. Excluyeron a los pacientes que tomaban CoQ10 o colesterol-que bajaban medicaciones y ésas con una diagnosis de la diabetes mellitus del estudio. Los métodos estadísticos múltiples fueron utilizados para evaluar diferencias entre los pacientes y los temas del control y entre los pacientes que lo hicieron (32,5%) y no lo hicieron (67,5%) desarrollan metástasis durante la continuación. RESULTADOS: Los niveles CoQ10 eran perceptiblemente más bajos en pacientes que en los temas del control (prueba de t: P < .0001) y en los pacientes que desarrollaron metástasis que en el subgrupo metástasis-libre (prueba de t: P < .0001). El análisis de regresión logístico indicó que los niveles del plasma CoQ10 eran un calculador significativo de la metástasis (P = .0013). El ratio de las probabilidades para la enfermedad metastática en pacientes con los niveles CoQ10 que eran menos de 0,6 mg/l (el valor inferior de la gama medida en una población normal) eran 7,9, y el intervalo metástasis-libre eran casi dobles en pacientes con los niveles CoQ10 0,6 mg/l o más arriba (análisis de Kaplan-Meier: P < .001). LIMITACIONES: Un estudio con una muestra más grande, que se está reclutando actualmente, y una continuación más larga aumentará el poder estadístico y permitirá sin duda alguna a estadísticas de la supervivencia ser obtenido. CONCLUSIONES: El análisis de nuestros hallazgos sugiere que los niveles del plasma CoQ10 de la línea de fondo sean un factor pronóstico potente y independiente que se puede utilizar para estimar el riesgo para la progresión del melanoma.

J Acad Dermatol. El 2006 de febrero; 54(2): 234-41

La coenzima Q diferenciado modula la expresión génica de la peroxidasa del glutatión de la hidroperóxido del fosfolípido y la producción de los radicales libres en células malas y no malignas de la próstata.

El objetivo de este estudio era investigar el papel de la coenzima Q en la abundancia del mRNA de PHGPx y de la producción reactiva de la especie del oxígeno (ROS) en dos diversas variedades de células de la próstata humana, una línea no de las células cancerosas (PNT2) y una línea de las células cancerosas (PC3). Los resultados mostraron que las células malas diferencian marcado en su respuesta a la coenzima Q comparada a las células no malignas, sin cambios en la expresión de PHGPx y la mayor producción del ROS. Además la suplementación de la coenzima Q bajó perceptiblemente el crecimiento de la célula de la línea del cáncer PC3 sin afectar al PNT2. Si estos resultados se confirman con experimentos adicionales, podría representar una novela y un acercamiento interesante en el uso biomédico de la coenzima Q10 en terapia del cáncer.

Biofactors. 2003;18(1-4):265-70

Asociado myopathy esquelético con terapia del inhibidor del transcriptase del revés del nucleósido: ventaja potencial de la terapia de la coenzima Q10.

El Zidovudine (ZDV) se ha asociado a la fibra “desigual-roja” myopathy, debido a sus efectos sobre las mitocondrias del miocito. Esto es generalmente reversible con el cese de ZDV. Divulgamos a un hombre de 52 años, que desarrolló en 1985 la fibra desigual-roja los 14 años myopathy después de la diagnosis de la infección VIH mientras que en la terapia ZDV-basada eficaz del antiretroviral de la combinación (ARTE). Lo trataron con la coenzima antioxidante mitocondrial Q10 e hizo una recuperación excelente, sin el cambio de artes. Esto sugiere una terapia nueva para la posterior investigación apuntada en myopathy inducida ZDV, potencialmente permitiendo la continuación de tratamientos antivirus incluyendo ZDV.

La internacional J STD AYUDA. DEC 2005; 16(12): 827-9

Valoración de seguridad de la coenzima Q10 (Kaneka Q10) en temas sanos: un ensayo de doble anonimato, seleccionado al azar, placebo-controlado.

El perfil de seguridad de la coenzima Q10 (Kaneka Q10) en las altas dosis para los temas sanos fue evaluado en un estudio de doble anonimato, seleccionado al azar, placebo-controlado. Kaneka Q10 en forma de la cápsula fue tomado por 4 semanas en las dosis de 300, 600, y 900 mg/día por un total de ochenta y ocho voluntarios adultos. Los eventos adversos no serios fueron observados en cualquier grupo. Los eventos adversos fueron divulgados en 16 voluntarios con placebo, en 12 voluntarios con la dosis del magnesio 300, en 20 voluntarios con el magnesio 600, la dosis y en 16 voluntarios con la dosis del magnesio 900. Los eventos lo más comúnmente posible divulgados incluyeron síntomas del frío común y efectos gastrointestinales tales como dolor abdominal y heces suaves. Estos eventos no exhibieron ninguna dosis-dependencia y fueron juzgados para no tener ninguna relación a Kaneka Q10. Los cambios observados en hematología, bioquímica de la sangre, y urinálisis no eran relativos a la dosis y fueron juzgados para no ser clínico significativos. La concentración del plasma CoQ10 después de que el retiro de ocho meses casi fuera lo mismo que ése ante la administración. Estos hallazgos mostraron que Kaneka Q10 bien-fue tolerado y caja fuerte para los adultos sanos en la toma de hasta 900 mg/día.

Regul Toxicol Pharmacol. El 2006 de abril; 44(3): 212-8

Ensayo placebo-controlado seleccionado al azar, de doble anonimato de la coenzima Q10 en pacientes con el infarto del miocardio agudo.

Los efectos del tratamiento oral con la coenzima Q10 (120 mg/d) fue comparado por 28 días en 73 (el grupo de la intervención A) y 71 (los pacientes del grupo del placebo B) con el infarto del miocardio agudo (AMI). Después del tratamiento, la angina de pecho (9,5 contra 28,1), las arritmias totales (9,5% contra 25,3%), y la función ventricular izquierda pobre (8,2% contra 22,5%) (P < 0,05) fueron reducidas perceptiblemente en el grupo de la coenzima Q que grupo del placebo. Los eventos cardiacos totales, incluyendo muertes cardiacas y el infarto no fatal, también fueron reducidos perceptiblemente en el grupo de la coenzima Q10 comparado con el grupo del placebo (15,0% contra 30,9%, P < 0,02). El grado de la enfermedad cardiaca, la elevación en enzimas cardiacas, y la tensión oxidativa en la entrada al estudio eran comparables entre los dos grupos. Los peróxidos del lípido, las conjugaciones del dieno, y el malondialdehído, que son indicadores de la tensión oxidativa, mostraron una mayor reducción en el grupo del tratamiento que en el grupo del placebo. Los antioxidantes vitamina A, E, y C y el betacaroteno, que eran más bajos inicialmente después del AMI, aumentaron más en el grupo de la coenzima Q10 que en el grupo del placebo. Estos hallazgos sugieren que la coenzima Q10 pueda proveer de efectos protectores rápidos en pacientes el AMI si esté administrada en el plazo de 3 días del inicio de síntomas. Más estudios en un número más grande de pacientes y de continuación a largo plazo son necesarios confirmar nuestros resultados.

Cardiovasc droga Ther. El 1998 de sept; 12(4): 347-53

Utilidad de la coenzima Q10 en cardiología clínica: un estudio a largo plazo.

Durante un período de ocho años (1985-1993), tratamos a 424 pacientes con las diversas formas de enfermedad cardiovascular añadiendo la coenzima Q10 (CoQ10) a sus regímenes médicos. Las dosis de CoQ10 se extendieron a partir del 75 a 600 mg/día de palabra (magnesio de la media 242). El tratamiento fue dirigido sobre todo por la respuesta clínica del paciente. En muchos casos, los niveles CoQ10 fueron empleados con el objetivo de producir un nivel de sangre entera mayor o igual 2,10 micrograms/ml (media 2,92 micrograms/ml, n = 297). Siguieron a los pacientes para una media de 17,8 meses, con una acumulación total de 632 años pacientes. Omitieron a once pacientes de este estudio: 10 debido al incumplimiento y uno quién experimentó náusea. Dieciocho muertes ocurrieron durante el período del estudio con 10 atribuibles a las causas cardiacas. Dividieron a los pacientes en seis categorías de diagnóstico: cardiomiopatía isquémica (ICM), cardiomiopatía dilatada (DCM), disfunción diastólica primaria (PDD), hipertensión (HTN), prolapso de válvula mitral (MVP) y enfermedad cardíaca valvular (VHD). Para el grupo entero y para cada categoría de diagnóstico, evaluamos respuesta clínica según la escala funcional de la asociación del corazón de Nueva York (NYHA), y encontramos la mejora significativa. De 424 pacientes, el 58% mejoraron por una clase de NYHA, el 28% por dos clases y 1,2% por tres clases. Una mejora estadístico significativa en la función del miocardio fue documentada usando los parámetros ecocardiográficos siguientes: grueso de pared ventricular izquierdo, cuesta de la afluencia de la válvula mitral y acortamiento fraccionario. Antes del tratamiento con CoQ10, la mayoría de los pacientes tomaban a partir una a cinco medicaciones cardiacas. Durante este estudio, requisitos totales de la medicación caídos considerablemente: el 43% parado entre una y tres drogas. El solamente 6% de los pacientes requirieron la adición de una droga. No se observó ningunos efectos secundarios evidentes del tratamiento CoQ10 con excepción de un solo caso de la náusea transitoria. En conclusión, CoQ10 es un tratamiento adjunctive seguro y de manera efectiva para una amplia gama de enfermedades cardiovasculares, produciendo respuestas clínicas de satisfacción mientras que facilita la carga médica y financiera de la terapia del multidrug.

Mol Aspects Med. 1994; 15 Suppl: s165-75

Efectos de la coenzima Q10 en la enfermedad de Parkinson temprana: pruebas de la reducción de la disminución funcional.

FONDO: La enfermedad de Parkinson (paladio) es un desorden neurológico degenerativo para el cual no se ha mostrado ningún tratamiento para reducir la progresión. OBJETIVO: Para determinar si una gama de dosificaciones de la coenzima Q10 es segura y tolerada bien y podría reducir la disminución funcional en el paladio. DISEÑO: Multicentro, seleccionado al azar, paralelo-grupo, ensayo placebo-controlado, de doble anonimato, de dosificación-alcance. DETERMINACIÓN: Clínicas académicas de los desordenes de movimiento. PACIENTES: Ochenta temas con el paladio temprano que no requirió el tratamiento para su incapacidad. INTERVENCIONES: Asignación al azar al placebo o a la coenzima Q10 en las dosificaciones de 300, 600, o 1200 mg/d. MEDIDA PRINCIPAL DEL RESULTADO: Los temas experimentaron la evaluación con la escala de alimentación unificada de la enfermedad de Parkinson (UPDRS) en la investigación, la línea de fondo, y las visitas de 1, 4, 8, 12-, y 16 meses. Fueron seguidos por 16 meses o hasta incapacidad requerir el tratamiento con levodopa se había convertido. La variable primaria de la respuesta era el cambio en la cuenta total en el UPDRS de la línea de fondo a la visita pasada. RESULTADOS: Los cambios malos ajustados del total UPDRS eran +11,99 para el grupo del placebo, +8,81 para el grupo de 300 mg/d, +10,82 para el grupo de 600 mg/d, y +6,69 para el grupo de 1200 mg/d. El valor de P para el análisis primario, una prueba para una tendencia linear entre la dosificación y el cambio malo en la cuenta total de UPDRS, was.09, que cumplió nuestros criterios especificados primero para una tendencia positiva para el ensayo. Un análisis especificado primero, secundario era la comparación de cada grupo del tratamiento con el grupo del placebo, y la diferencia entre los 1200 mg/d y grupos del placebo era significativa (P =.04). CONCLUSIONES: La coenzima Q10 era segura y tolerada bien en las dosificaciones de hasta 1200 mg/d. Menos incapacidad desarrollada en temas asignó a la coenzima Q10 que en ésos asignados al placebo, y la ventaja era la más grande de los temas que recibían la dosificación más alta. La coenzima Q10 aparece reducir el deterioro progresivo de la función en el paladio, pero estos resultados necesitan ser confirmados en un estudio más grande.

Arco Neurol. El 2002 de oct; 59(10): 1541-50

Continuado en la página 3 de 3