Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine marzo de 2005
imagen

Falso y engañoso

El ataque infundado del medio en la vitamina E

El 10 de noviembre de 2004, los investigadores en la Facultad de Medicina prestigiosa de la Universidad John Hopkins lanzaron un estudio que asustó el mundo. Según este informe, la vitamina E no sólo es ineficaz, pero también acorta las vidas de los que la utilicen.1

Puesto que la vitamina E es un suplemento dietético popular, los medios dieron vuelta a este informe negativo en una de las noticias superiores del día.

Life Extension recibió las llamadas numerosas que buscaban una refutación a este informe que aparecía desacreditar el valor de la vitamina E. en vez de publicar una respuesta reaccionaria mal informada, sin embargo, los investigadores de Life Extension examinaron meticuloso cada detalle del informe.

Qué encontramos revela que este ataque en la vitamina E es infundado. La razón principal que los medios bajaron para esta charada es que los autores de este informe negativo trabajan en Johns Hopkins, un bastión de la medicina del establecimiento.

Los investigadores del Life Extension Foundation no eran los únicos para identificar defectos numerosos en el informe. Otros científicos alimenticios nos inundaron con sus críticas que demostraban que las demandas y las conclusiones de este estudio de la vitamina E eran infundadas.

Porqué no somos en polarización negativa

La base para el ataque negativo en la vitamina E era un análisis de 19 estudios finales que evaluaban los efectos de diversas dosis del tocoferol alfa sobre grupos de la población. Muchos de los temas del estudio habían desarrollado ya enfermedad seria.

Por los últimos siete años, en Life Extension hemos sugerido que los que toman solamente el tocoferol alfa (la vitamina E) pudo encontrar problemas de salud porque el tocoferol alfa desplaza el tocoferol gamma críticamente importante en el cuerpo.2

De hecho, desde el 1 de enero de 1998, hemos promovido las ventajas del tocoferol gamma y hemos impulsado fuertemente a nuestros miembros consumir esta forma de la vitamina E.3 de un punto de vista del prejuicio, habría estado en nuestro interés de decir, “mirar este informe negativo sobre alfa tocoferol-le dijimos tomar el tocoferol gamma hace mucho tiempo.”

Mientras que una cantidad enorme de datos verifica la importancia del tocoferol gamma, el informe negativo sobre el tocoferol alfa que emana de Johns Hopkins todavía no tiene ninguna base de hecho.

Aunque concurran los científicos en Johns Hopkins que el tocoferol gamma puede ser una forma esencial de la vitamina E, éste de ninguna manera no presta crédito al informe alfa horrendamente dañado del tocoferol lanzado por los investigadores que trabajan en esta misma institución.

Omisiones flagrantes

El informe de la vitamina E de Johns Hopkins contiene tan muchos defectos técnicos que sus conclusiones no tienen ninguna base de hecho.1

Uno de estos defectos es tan evidente que incluso alguien sin la comprensión de la medicina molecular o del análisis estadístico podría reconocerla fácilmente. De los millares de estudios humanos en la vitamina E archivada en la biblioteca nacional de la medicina, los autores del informe negativo seleccionaron apenas 36 estudios.

Cuando no podrían atribuir bastantes muertes a la vitamina E en 17 de estos 36 estudios, redujeron más lejos el número de estudios que se incluirán en su análisis a solamente 19. Los estudios omitidos habían sido incluidos, el Johns Hopkins que los investigadores no habrían podido atacar la vitamina E como siendo “acortamiento de la vida.”

Que seguían habiendo la base para la vitamina que atacaba E era el análisis de los 19 estudios seleccionados. De acuerdo con estos estudios mano-seleccionados, los investigadores de Johns Hopkins proclamaron que la vitamina suplemental E no era eficaz en vida que extendía y pudo haber acortadola levemente en gente seriamente enferma. Omitted era todos los estudios positivos que mostraban disminuciones del riesgo de la enfermedad en ésos que tomaban la vitamina suplemental E.4-23

En vez de plantear preguntas sobre los estudios omitidos del positivo en la vitamina E, los medios hyped este informe seriamente dañado proclamando que los expertos dicen que los suplementos de la vitamina E deben ser evitados.

¿Qué expertos?

El informe de Johns Hopkins no era un nuevo estudio de los seres humanos y de la vitamina E. En lugar, era un comentario de los últimos estudios seleccionados que evaluaban sobre todo los efectos de variar dosis del tocoferol alfa. La mayoría de temas del estudio había desarrollado ya enfermedad crónica, con alguno confinado a las clínicas de reposo.

El informe fue publicado en la edición en línea de los anales de la medicina interna, un diario médico respetado. Menos que un mes más adelante, sin embargo, algunos de los mejores científicos del mundo había soltado una fuego-tormenta de las críticas y de las refutaciones, desafiando el diseño del estudio, las metodologías, el prejuicio de la selección, los hallazgos, y las conclusiones. Aunque las refutaciones debunking el informe de Johns Hopkins fueran fijadas en los anales del Web site de la medicina interna,1 fueron ignoradas totalmente por los medios de noticias. Quizás los medios no quisieran que el mundo descubriera que sus informes sensationalized apenas de algunas semanas eran anteriormente infundados. Aquí está un extracto de la primera refutación encontrada en los anales del Web site de la medicina interna:

“El meta-análisis de Miller y otros tiene parte convertida del paisaje público, debido a los títulos sensacionales en periódicos en todo el mundo: “Altas dosis de la vitamina E muerto,” “el defecto fatal de la e de la vitamina,” “consecuencias mortales de la sobredosis de la vitamina E.” La prensa de pared a pared hace que parece como una de las advertencias más importantes de la salud de nuestra era, pero este meta-análisis no es nada más que una tempestad en una tetera elaborada cerveza de un estudio estadístico que muchos epidemiólogos no darían mucho crédito a.

Para los médicos (o sus pacientes) incapaces de leer más allá de los títulos alarmantes, aquí es la historia: Los autores combinaron los hallazgos en 19 estudios previamente publicados en la vitamina E durante los 12 años pasados. Virtualmente todos no pudieron mostrar a ningún estadístico significativo daño-mucho menos ningún aumento en muertes. Sin embargo, combinando los 19 viejos estudios, los autores creen que han encontrado un aumento estadístico significativo en muertes de todas las causas de la mortalidad.

Creo que los autores diagonales están claros cuando citan 0,4% aumentos evidente en mortalidad por todas causas en las dosis sobre la vitamina E de 400 IU mientras que no proporcionan casi ningún comentario en centenares de estudios excelentes que no muestren ningún aumento en por todas causas mortalidad-mientras que también demuestran ventajas de la suplementación de la vitamina E. Ciertamente como los médicos evalúan el riesgo de la vitamina E, sus ventajas documentadas se deben descomponer en factores en la ecuación. Con todo los autores no pueden totalmente reconocer las ventajas de la vitamina E que fueron divulgadas en muy los mismos estudios esos ellas incluyeron en su propio meta-análisis: Reducción en el riesgo de enfermedad de Alzheimer, corazón y enfermedad del vaso sanguíneo, degeneración macular relativa a la edad y varias formas de cáncer.

¿Se informa cómo estrecho este meta-análisis? Creo que el hecho de forma aplastante es que el aumento en mortalidad era apenas 39 de 10,000 para ésos que tomaban 400 IU de la vitamina E o más. Ése es menos que una una mitad del un por ciento de aumento en la mortalidad por todas causas, que puede incluir las inundaciones, hambre, terremotos, homicidios, suicidios y accidentes!”1

Observe la significación de la frase pasada arriba: porque el estudio de Johns Hopkins es autor de “mortalidad por todas causas considerada,” si asesinaran o muriera a un usuario de la vitamina E en un accidente, éste habría contado como persona cuya vida fue acortada porque él tomó la vitamina E. ¡Cuando decimos este estudio de Johns Hopkins es infundado, nosotros no está exagerando!

Algunos investigadores de Hopkins endosan la vitamina E

Johns Hopkins es una institución enorme cuyos científicos tienen opiniones diversas sobre el valor de suplementos. Johns Hopkins, por ejemplo, era un pionero temprano en el descubrimiento de las ventajas del tocoferol gamma, y continúa publicando la demostración de la investigación que ésta puede ser la forma preferible de la vitamina E.

El 23 de enero de 2004, los medios divulgaron que “Johns Hopkins endosa la vitamina E para la degeneración macular relativa a la edad.” Este informe fue basado en una demostración del estudio que las dosis diarias del magnesio 400 de la vitamina E junto con vitamina C, el betacaroteno, y otros alimentos redujeron la probabilidad de la progresión de una enfermedad ocular que cegaba. Hasta que este estudio fuera lanzado, no había tratamiento probado para reducir la progresión de la degeneración macular relativa a la edad (AMD).24,25

En un informe publicado en los archivos de la oftalmología, los investigadores de Johns Hopkins concluidos, “si cada americano con AMD intermedio tomó estas vitaminas y minerales, más de 300.000 personas podrían evitar pérdida AMD-asociada de la visión durante los cinco años próximos.”25

Más de 1,6 millones de americanos sobre la edad de 60 tienen degeneración macular relativa a la edad, que es la causa más común de la discapacidad visual y de la ceguera en los E.E.U.U.

Claramente, no todos los científicos de Johns Hopkins se oponen a los suplementos de la vitamina E.

Continuado en la página 2 de 2

  • Página
  • 1
  • 2