Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine febrero de 2005
imagen

Previniendo arritmia una guía alimenticia a mantener su corazón ritmo

Por William Davis, Doctor en Medicina, FACC
COMIDAS RICAS EN MAGNESIO

 

Tamaño de la porción

Magnesio
contenido (magnesio)

Almendras

(1 onza; 24 nueces)

78

Alcachofas

(1 taza)

101

Cebada

(1 taza, crudo)

158

Habas, negro

(1 taza, cocinada)

120

Habas, Lima

(1 taza, cocinada)

101

Nueces de Brasil

(1 onza; 6-8 nueces)

107

Halibut

(prendedero del 1/2)

170

Avellanas, avellanas

(1 onza.)

46

Salvado de la avena

(1 taza, crudo)

221

Harina de avena

(1 taza, cocinada)

56

Semillas de calabaza

(1 onza; 142 semillas)

151

Arroz, marrón

(1 taza, cocinada)

84

Sojas

(1 taza, cocinada)

148

Espinaca

(1 taza cocinada)

163

Mezcla del rastro

(1 taza)

235

Nueces

(1 onza; 14 mitades)

45

Harina de trigo, grano entero

(1 taza)

166

Fuente: Base de datos nutritiva nacional del USDA para la referencia estándar, lanzamiento 17.

CoQ10 consolida el músculo cardíaco

La coenzima Q10 (CoQ10) se encuentra en las mitocondrias humanas, las centrales eléctricas generadoras de energía de las células de cuerpo. CoQ10 tiene sido en el proyector porque colesterol-baja fricciones del statin se creen para agotar los niveles CoQ10 en tejido del músculo, así causando recientemente los dolores comunes del músculo sufridos por muchos usuarios del statin.17 CoQ10 también tienen un efecto en membranas celulares estabilizadoras, una propiedad que pudo tener potencial para influenciar ritmos del corazón.18

Las arritmias ocurren comúnmente cuando hay debilidad anormal del músculo cardíaco (como después de ataque del corazón), de una infección viral del corazón, o del espesamiento anormal del músculo cardíaco, que es común en gente con la tensión arterial alta. Ambas situaciones son irritantes al corazón y pueden hacerlo eléctricamente inestable y de tal modo generar arritmia.

Los considerables datos acumularon durante los últimos 20 años han mostrado que la suplementación CoQ10 puede beneficiar a gente con el músculo cardíaco debilitado. Cuando el 30% o más de la cámara contráctil principal del corazón- dejado ventrículo-se daña, la insuficiencia cardiaca congestiva puede resultar. En un estudio de 1.715 pacientes conducidos en Italia, la suplementación diaria con el magnesio 50 de CoQ10 produjo la mejora sustancial en la facilidad de la respiración, del edema, de la presión arterial, y de las palpitaciones (una sensación subjetiva que sugiere arritmia).19 en otro estudio italiano grande, 2.664 pacientes con el paro cardíaco moderado que complementó con el magnesio 50-150 del diario CoQ10 por tres meses vieron mejoras similares.20

En un comentario de nueve estudios más pequeños que intentaron determinar si la suplementación CoQ10 mejora la fuerza del músculo cardíaco ventricular izquierdo, los datos reunidos sugirieron la ventaja modesta.21 si CoQ10 reduce mortalidad-que es, reduce el riesgo de arritmia-restos fatales inciertos, pues ningún estudio hasta la fecha ha examinado específicamente esta pregunta. Totales, sin embargo, los datos son constantes en mostrar que la gente siente y respira mejor, sufre menos edema en las piernas, experimenta menos palpitaciones, y pueden ejercitar más de largo al tomar CoQ10.

Las más convincentemente son las pruebas de la eficacia de CoQ10 en la reducción de la tensión arterial alta. Un comentario de literatura que examinaba ocho estudios mostró que la suplementación CoQ10, en las dosis diarias que se extendían generalmente a partir del magnesio el 50 al magnesio 200, redujo la presión arterial sistólica por una media de 16 milímetros hectogramo y la presión arterial diastólica del corte por una media de 10 milímetros hectogramo.21 datos adicionales de investigadores en la Universidad de Texas sugieren que CoQ10 pueda regresar substancialmente músculo cardíaco anormal que espesa, o “hipertrofia,” resultando de la tensión arterial alta.22,23 algunos pero no todas las drogas anti-hipertensas de la prescripción alcanzan este efecto deseable. La tensión arterial alta y su músculo cardíaco espesado asociado son la base de varias variedades de ritmo anormal del corazón, especialmente fibrilación atrial.

Solamente un número limitado de estudios examina específicamente si CoQ10 reduce ritmos anormales, además de consolidar grueso del músculo cardíaco y del corazón de la regresión. En un pequeño estudio indio, los participantes que tomaron el magnesio 120 del diario CoQ10 vieron un descenso dramático de 25,3% en ritmos anormales del corazón durante la recuperación del ataque del corazón, comparado a 9,5% que la disminución en ésas administró un placebo.24 en un pequeño japonés estudie el examen de los efectos de la suplementación CoQ10 en 27 temas con la tensión arterial alta y la diabetes, los registradores de 24 horas del corazón-ritmo (conocidos como registradores de Holter) documentó una disminución sustancial de la frecuencia de ritmos ventriculares irregulares.25

Un agente alimenticio seguro, de manera efectiva que está virtualmente libre de efectos secundarios, CoQ10 puede ayudar a disminuir

el riesgo a largo plazo de arritmias con sus acciones en substancialmente la baja de la presión arterial, de la hipertrofia ventricular anormal de la regresión, y el aumento de fuerza muscular ventricular izquierda. No está claro si CoQ10 tiene una acción directa en la reducción de arritmia o si ayuda simplemente correcto a las condiciones subyacentes que llevan a la arritmia. CoQ10 es mejor usado como agente preventivo para disminuir la probabilidad de desarrollar arritmias o como adjunto a los tratamientos prescritos de la anti-arritmia.

Espino
(Oxyacantha del Crataegus)

El espino muestra promesa

El espino (oxyacantha del Crataegus) es un árbol europeo pequeño, nativo cuyas bayas, flores, y hojas se han utilizado terapéutico desde las Edades Medias. En tiempos modernos, el espino ha dibujado la atención como ayuda en tratar la insuficiencia cardiaca congestiva. Un meta-análisis reciente de ocho ensayos clínicos que implicaban a un total de 632 pacientes afirmó el valor del espino en tratar paro cardíaco, con efectos incluyendo disnea y cansancio disminuidos, y aumentó capacidad del ejercicio.26 Hawthorne también se ha mostrado para reducir la presión arterial.27 un estudio mostraron perceptiblemente menos palpitaciones y arritmias en ésas que tomaban el espino.27 un ensayo clínico grande está en curso ahora examinar si la reducción en arritmia traduce a mejores resultados. (Según lo observado anterior, algunos estudios de la medicación de la anti-arritmia han mostrado que la irregularidad reducida del ritmo no traduce necesariamente a mejores resultados.) Aunque las pruebas clínicas del papel del espino en la prevención y la reducción de arritmia sigan siendo algo limitadas, éste es un suplemento prometedor que lleva el mirar.

Conclusión

La arritmia del corazón implica muchas cuestiones complejas que puedan desconcertar incluso a los cardiólogos más experimentados. Paradójico, la estrategia al parecer obvia de suprimir latidos del corazón anormales no lleva necesariamente a los resultados mejorados.

Los acercamientos alimenticios se deben utilizar como estrategias complementarias para la supresión o el tratamiento del ritmo del corazón. Pueden proporcionar métodos prácticos para prevenir la aparición de varias variedades de arritmias comunes, así como dirigen algunas de las condiciones que hacen arritmias convertirse en el primer lugar. Los ricos del aceite de pescado en los ácidos grasos omega-3, el magnesio, y CoQ10 son tres suplementos potentes que pueden desempeñar un papel crucial en la formación de un programa eficaz de la arritmia-prevención.

El Dr. William Davis es autor, conferenciante, y cardiólogo practicante que se centra en la regresión de la enfermedad coronaria. Él es autor de la pista su placa, y puede ser entrado en contacto con en www.trackyourplaque.com.

Referencias

1. ¿Alternativa apetitosa del aceite-uno de Albert C. Fish a las drogas antiarrítmicas? Lanceta. 1 de mayo 2004; 363(9419): 1412-3.

2. Remueva las rebabas el ml, Fehily, Gilbert JF, y otros los efectos de cambios en grasa, los pescados, y las tomas de la fibra en muerte y el reinfarto del miocardio: ensayo de la dieta y del reinfarto (DARDO). Lanceta. 30 de septiembre 1989; 2(8666): 757-61.

3. Ningunos autores enumerados. Suplementación dietética con los ácidos grasos poliinsaturados n-3 y la vitamina E después del infarto del miocardio: resultados del ensayo de GISSI-Prevenzione. Lanceta. 7 de agosto 1999; 354(9177): 447-55.

4. Marchioli R, Barzi F, Bomba E, y otros protección temprana contra muerte súbita por los ácidos grasos poliinsaturados n-3 después del infarto del miocardio: análisis del tiempo-curso de los resultados del Gruppo Italiano por el nell'Infarcto Miocardico (GISSI) - Prevenzione de Sopravvivenza del della del estudio del lo. Circulación. 23 de abril 2002; 105(16): 1897-903.

5. Consumo de Albert cm, de Hennekens CH, de O'Donnell CJ, y otros de pescados y riesgo de muerte cardiaca súbita. JAMA. 7 de enero 1998; 279(1): 23-8.

6. Uauy R, aceites de Valenzuela A. Marine: las subsidios por enfermedad de los ácidos grasos n-3. Nutrición. 2000 julio-agosto; 16 (7-8): 680-4.

7. HL de la floración. Comentario sucinto de la fibrilación atrial: las consideraciones de la actualización del tratamiento a la luz de AFIRMAN y COMPITEN CON. Clin Cardiol. El 2004 de sept; 27(9): 495-500.

8. Jahangiri A, Leifert WR, zueco GS, McMurchie EJ. Terminación de la actividad contráctil asincrónica en miocitos atriales de la rata por los ácidos grasos poliinsaturados n-3. Mol Cell Biochem. El 2000 de marcha; 206 (1-2): 33-41.

9. Harris WS. ¿Son omega-3 que los ácidos grasos los moduladores alimenticios más importantes de la enfermedad cardíaca coronaria arriesgan? Representante de Curr Atheroscler. El 2004 de nov; 6(6): 447-52.

10. Eisenberg MJ. Deficiencia y muerte súbita del magnesio. Corazón J. el 1992 de la de agosto; 124(2): 544-9.

11. Anderson TW, LeRiche WH, MacKay JS. Muerte súbita y enfermedad cardíaca isquémica. Correlación con dureza del abastecimiento de agua local. MED de N Inglés J. 10 de abril 1969; 280(15): 805-7.

12. Disponible en: http://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/nutrients/en. 12 de noviembre de 2004 alcanzado.

13. Eisenberg MJ. Deficiencia del magnesio y arritmias cardiacas. MED del estado J de NY. El 1986 de marcha; 86(3): 133-6.

14. JR de Purvis, ders del disor- de Movahed A. Magnesium y enfermedades cardiovasculares. Clin Cardiol. El 1992 de agosto; 15(8): 556-68.

15. Chungkin MK. Vitaminas, suplementos, medicinas herbarias, y arritmias. Rev. 2004 de Cardiol marzo-abril; 12(2): 73-84.

16. El magnesio en los investigadores de ensayo de los coronaries (MAGIA). La administración temprana del magnesio intravenoso a los pacientes de alto riesgo con el infarto del miocardio agudo en el magnesio en ensayo de los coronaries (MAGIA): un ensayo controlado seleccionado al azar. Lanceta. 19 de octubre 2002; 360(9341): 1189-96.

17. Rundek T, Naini A, Sacco R, Coates K, DiMauro S. Atorvastatin disminuye el nivel de la coenzima Q10 en la sangre de pacientes en riesgo de enfermedad cardiovascular y del movimiento. Arco Neurol. El 2004 de junio; 61(6): 889-92.

18. Rauchova H, Drahota Z, Lenaz G. Function de la coenzima Q en la célula: algunas propiedades bioquímicas y fisiológicas. Physiol Res. 1995;44(4):209-16.

19. Estudio multicentro de Lampertico M, de Comis S. italian en la eficacia y seguridad de la coenzima Q10 como terapia complementaria en paro cardíaco. Clin Investig. 1993; 71 (8 Suppl): S129-33.

20. CA de Baggio E, de Gandini R, de Plancher, estudio multicentro de Passeri M, de Carmosino G. italian en la seguridad y eficacia de la coenzima Q10 como terapia adjunctive en paro cardíaco. CoQ10 cavó a investigadores de la vigilancia. Mol Aspects Med. 1994; 15 Suppl: s287-94.

21. Comentario de Rosenfeldt F, de Hilton D, de Pepe S, de Krum H. Systematic del efecto de la coenzima Q10 en ejercicio físico, hipertensión y paro cardíaco. Biofactors. 2003;18(1-4):91-100.

22. Disfunción diastólica de Langsjoen pH, de Langsjoen pH, de Folkers K. Isolated del miocardio y su respuesta al tratamiento CoQ10. Clin Investig. 1993; 71 (8 Suppl): S140-4.

23. Langsjoen P, Langsjoen P, Willis R, Folkers K. Treatment de la hipertensión esencial con la coenzima Q10. Mol Aspects Med. 1994; 15 Suppl: S265-72.

24. El RB de Singh, vaga GS, Rastogi A, y otros ensayo placebo-controlado seleccionado al azar, de doble anonimato de la coenzima Q10 en pacientes con el infarto del miocardio agudo. Droga Ther de Cardiovasc. El 1998 de sept; 12(4): 347-53.

25. Fujioka T, Sakamoto Y, estudio de Mimura G. Clinical de las arritmias cardiacas usando un registrador electrocardiográfico continuo de 24 horas (5to informe) — acción antiarrítmica de la coenzima Q10 en diabéticos. MED de Tohoku J Exp. DEC 1983; 141 Suppl: 453-63.

26. Pittler Mh, Schmidt K, extracto de Ernst E. Hawthorn para tratar paro cardíaco crónico: meta-análisis de ensayos aleatorizados. MED de la J. 1 de junio 2003; 114(8): 665-74.

27. Tauchert M, Gildor A, extracto WS 1442 del Crataegus de la Alto-dosis de Lipinski J. en el tratamiento del paro cardíaco de la etapa II de NYHA. Herz. El 1999 de oct; 24(6): 465-74; discusión 475.