Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine agosto de 2005
imagen

Mujeres y enfermedad cardíaca coronaria

Un nuevo enfoque a la prevención coronaria de la enfermedad cardíaca Por el Dr. Sergey Dzugan

La enfermedad cardíaca coronaria (CHD) es la causa de la muerte principal en el mundo occidental. Aunque los médicos y los pacientes tiendan a pensar en CHD como enfermedad de un hombre, es la causa de la muerte principal entre mujeres en los E.E.U.U. Debido a esta idea falsa, los médicos pueden no poder buscar esta condición en mujeres o no poder reconocer sus señales de peligro, que pueden diferenciar entre mujeres y hombres.

Los factores de riesgo numerosos contribuyen al riesgo de CHD, incluyendo factores sin poder modificarse tales como edad y antecedentes familiares, y a los factores de riesgo modificables tales como nivel de colesterol, nivel de la homocisteina, y tensión arterial alta. Porque la incidencia de CHD en mujeres aumenta menopausia marcado siguiente (cuando los niveles de hormonas ováricas caen dramáticamente), los investigadores han especulado que las hormonas femeninas pueden desempeñar un papel cardioprotective. Los estudios recientes tales como la iniciativa de la salud de las mujeres (WHI), sin embargo, no han podido demostrar una relación entre la terapia de reemplazo hormonal convencional (HRT) y la protección contra CHD. Como resultado de tales estudios, muchas mujeres y médicos han evitado HRT, temiendo que puede aumentar riesgo de CHD.

Creemos que los ensayos tales como el WHI no pudieron demostrar un efecto cardioprotective de las hormonas femeninas por varias razones: a saber, ese estos ensayos utilizaron formas de hormonas que no son bioquímico idénticas a ésas encontradas naturalmente en mujeres; que los ensayos utilizaron un “único” dosificando estrategia; y que los ensayos no completaron un ciclo las hormonas para imitar el ciclo menstrual normal. Nuestra experiencia clínica sugiere que una forma refinada de HRT, que llamamos terapia hormonorestorative, u hormonorestoration, pueda ofrecer de hecho el cardioprotection ayudando minimice varios factores de riesgo de CHD.

CÓMO LA ENFERMEDAD CARDÍACA CORONARIA SE CONVIERTE

Las arterias coronarias son los vasos sanguíneos que envuelven alrededor del corazón y suministran el músculo cardíaco oxígeno y alimentos.

La enfermedad cardíaca coronaria (CHD) ocurre cuando las paredes de la arteria vencen endurecido y estrechado a la acumulación de los depósitos grasos llamados placa. Pues la placa estrecha las arterias coronarias, el flujo de sangre al músculo cardíaco se disminuye gradualmente, disminuyendo el oxígeno del corazón y la fuente nutritiva.

En un cierto plazo, CHD puede debilitar el músculo cardíaco y fomentar el desarrollo de la insuficiencia cardiaca congestiva, una condición en la cual el corazón no pueda bombear con eficacia sangre al resto del cuerpo.

Introducción

En este artículo, examinamos los principios de terapia hormonorestorative y de dos antecedentes en los cuales individualizó el hormonorestoration ayudado para reducir factores de riesgo cardiovasculares múltiples en mujeres. Además, revisamos los factores de riesgo de CHD, síntomas, y diagnosis, junto con las estrategias convencionales e integrantes para la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardíaca. Proponemos que una estrategia individualizada de la terapia hormonorestorative represente una novela con todo acercamiento potente a reducir riesgo de CHD en mujeres.

CHD es el tipo más común de enfermedad cardíaca. Según la asociación americana del corazón, CHD mata a 241.622 mujeres en los E.E.U.U. cada año, comparado a 67.542 vidas perdidas al cáncer de pulmón y a 41.514 al cáncer de seno. El treinta y ocho por ciento de mujeres de los E.E.U.U. (comparadas hasta el 25% de hombres) muere en el plazo de un año de sufrir un ataque del corazón.1 CHD afecta a las mujeres de todos los grupos raciales y étnicos, aunque las mujeres afroamericanas son más probables morir de CHD que las mujeres caucásicas.1

La edad es un factor de riesgo importante para CHD. Las mujeres tienden a desarrollar CHD más adelante en vida que lo hacen los hombres, experimentando un mayor riesgo después de sus años reproductivos.2 después de menopausia, las mujeres tienen problemas del corazón tan a menudo como lo hacen los hombres. Se piensa que las hormonas femeninas naturales pueden ayudar a proteger el corazón de una mujer contra CHD antes de menopausia. A medida que su esperanza de vida continúa aumentando, las mujeres pasan más tiempo en la fase posmenopáusica de vida, que puede aumentar riesgo de CHD. CHD es el convertirse en rápido una causa importante de la morbosidad y de la mortalidad en mujeres del envejecimiento, particularmente con crecimiento rápido en el número de mujeres envejecidas 65 y encima.

La controversia de HRT

Es un hecho bien conocido de que CHD es infrecuente en mujeres antes de la edad de 40. El cambio más grande del cuerpo de una mujer en este tiempo es la producción decreciente de la mayoría de las hormonas esteroides. Esto puede llevar a una pérdida de efectos cardioprotective hormonales, porque el sistema cardiovascular es controlado por las señales endocrinas múltiples.3 hasta hace poco tiempo, fue creído generalmente que la incidencia disminuida de CHD en mujeres antes de que la menopausia fuera mediada por un efecto protector del estrógeno sobre las arterias coronarias, alcanzada modulando niveles de colesterol de suero.4 sin embargo, la otra investigación sugiere que las mejoras estrógeno-inducidas en colesterol de suero expliquen solamente una mitad de las ventajas clínicas observadas del estrógeno.4-7 fue presumido que un efecto atheroprotective del estrógeno se puede mediar por el efecto directo de esta hormona sobre las células musculares lisas vasculares.8 de hecho, los datos muestran que el estrógeno puede aumentar la dilatación de arterias e inhibir la respuesta de los vasos sanguíneos a lesión y el desarrollo de la ateroesclerosis.4

Pocos estudios han explorado la relación entre los niveles del andrógeno y CHD en mujeres. La idea que DHEA protege contra ateroesclerosis fue propuesta por Kask en 1959.Un 9 ciertos datos muestran que el sulfato del dehydroepiandrosterone del suero (DHEA-S) y los niveles del andrógeno disminuyen con edad, y que los niveles en la gama fisiológica normal están correlacionados con más poco arriesgado de la ateroesclerosis de la arteria carótida.10 está creciendo el ayuda para una ventaja posible de la suplementación de DHEA en la prevención de eventos cardiovasculares en mujeres, predominante con un efecto estrogenic.11-13 la testosterona puede regular la fisiología vascular directamente con el estímulo de los receptores del andrógeno y la inhibición de la formación de placas, e indirectamente después de la conversión a estradiol.14 sin embargo, las pruebas referentes la eficacia de DHEA y a la testosterona en la protección del sistema cardiovascular siguen siendo poco concluyentes y autorizan estudio adicional.

Comparación de Triest y
Premarin® con naturalmente
Estrógenos de ocurrencia en mujeres

Estrógenos en mujeres:

En mujeres, los estrógenos existen normalmente en aproximadamente el ratio siguiente:
Estriol 60-80%
Estradiol 10-20%
Estrona 10-20%

Triest:

La composición de Triest puede variar dependiendo de las recomendaciones del doctor que prescribe. La formulación más común de Triest es:
Estriol el 80%
Estradiol el 10%
Estrona el 10%

Premarin®:

Estrógenos equinos conjugados,
consistir en el sulfato de la estrona y los estrógenos equinos.

HRT convencional ha sido el tema de mucha mala publicidad estos últimos años, que ha asustado muchas mujeres y a sus doctores lejos del uso de todos los tipos de hormonas. Puesto que las hormonas son críticas para la función normal y el bienestar del cuerpo humano, ésta representa un desastre catastrófico de la salud. Mientras que muchos de nosotros han oído que el estrógeno es peligroso, debe haber algo más a la historia, desde todos los hombres, las mujeres, y los niños tienen naturalmente estrógenos en sus cuerpos. Las declaraciones combinadas que el estrógeno es dañino pasan por alto el ampliar la imagen.

De hecho, el cuerpo produce varios estrógenos, cuyo los tres más importantes son estriol, estradiol, y estrona. Estradiol y la estrona se consideran generalmente ser procarcinogenic (capaz de estimular cambios cacerígenos).El estriol 15 se ha importunado como un estrógeno mucho más seguro y, de hecho, puede disminuir realmente el riesgo de cambios neoplásticos.16 sin embargo, es importante observar que el estradiol y la estrona desempeñan papeles importantes en el cuerpo, como lo hacen todas las hormonas, y pueden ser peligrosos solamente en casos de desequilibrio hormonal. Los estrógenos no existen en el aislamiento sino que por el contrario se contrarrestan. Ayudan a determinar aspecto físico femenino, pueden mejorar la piel y las condiciones del hueso, pueden ayudar con la lubricación de membranas mucosas, permitir la ovulación, y apoyar el sistema nervioso central, entre otras acciones.16

Según los críticos, el estrógeno no es la única “mala” hormona. La progesterona también ha venido recientemente bajo fuego en la comunidad médica. Debe ser observado, sin embargo, que muchos de los mal efectos divulgados atribuidos a la progesterona se presentaron de los análogos sintéticos de la progesterona llamados las progestinas. A diferencia de la progesterona, las progestinas no son bioquímico idénticas a los compuestos encontrados naturalmente en los cuerpos de las mujeres. Estas progestinas sintéticas pueden producir los efectos secundarios que no ocurren generalmente con progesterona del bioidentical.17 de hecho, la progesterona puede ser útil para los hombres y las mujeres en equilibrio y la compensación de los efectos fuertes del estrógeno.

Hasta hace unos años, la terapia de reemplazo hormonal era considerada un tratamiento de primera línea para prevenir CHD en mujeres.18 después de la publicación de la continuación del reemplazo del corazón y del estrógeno/de la progestina (EL SUYO II)19 y WHI20 los estudios, investigadores demandó que HRT no sólo no proporcionó ninguna ventaja cardioprotective para las mujeres, pero de hecho hizo el riesgo apenas opuesto, cada vez mayor de CHD. El examen del diseño de éstos estudia, sin embargo, revela que no utilizaron las formas de la hormona que son bioidentical a ésas encontradas naturalmente en el cuerpo humano. HRT sintético utiliza típicamente 0,625 mg/d de estrógenos equinos conjugados y 2,5 mg/d del acetato del medroxyprogesterone (progestina). El cuerpo humano no produce estas hormonas (Premarin® o Provera®) y no tiene así ninguna deficiencia de ellas. Sin embargo, nuestros cuerpos pueden ser deficientes de hormonas naturales tales como estrógeno total (que incluya estriol, estrona, y estradiol) y progesterona, entre otros.

FACTORES DE RIESGO PARA LA ENFERMEDAD CARDÍACA CORONARIA

Los factores de riesgo para la enfermedad cardíaca coronaria se pueden clasificar como sin poder modificarse y modificables.

Los factores de riesgo sin poder modificarse para CHD incluyen:

• edad
• género
• pertenencia étnica
• antecedentes familiares de CHD (teniendo familiares cercanos con enfermedad cardíaca).

Los factores de riesgo modificables para CHD incluyen:

• rico en colesterol
• alta homocisteina
• tensión arterial alta
• diabetes
• síndrome metabólico
• alta proteína C-reactiva (CRP)
• siendo gordo u obeso
• el fumar
• forma de vida sedentaria
• alto nivel de tensión.

Estos últimos años, la constelación de hipertensión (presión arterial elevada), el dyslipidemia (desorden del lípido), la intolerancia de la resistencia a la insulina/de la glucosa, la obesidad, y un estado proinflammatory (reconocido clínico por CRP elevado) se ha definido como el síndrome metabólico o síndrome X. Cerca de 47 millones de personas de en los E.E.U.U. tienen síndrome metabólico21 y están así en el riesgo creciente para CHD.22

La tensión arterial rica en colesterol y alta, dos otros factores de riesgo para CHD, es muy común entre mujeres del envejecimiento. Los aproximadamente 40% de mujeres sobre 55 han elevado el colesterol de suero y los aproximadamente 52% de mujeres sobre 45 han elevado la presión arterial.23

Los estudios epidemiológicos múltiples han mostrado que la homocisteina elevada del plasma es un factor de riesgo independiente para CHD.24,25 un aumento de 5 mumol/L en homocisteina eleva riesgo de CHD tanto como un aumento de 0,5 mmol/L (20 mg/dL) en colesterol.26

La diabetes es un factor de riesgo cardiovascular prominente en las mujeres, aumentando CHD arriesga tres a siete veces, comparadas con dos a tres veces un mayor riesgo en hombres.9 además, la elevación suave de los niveles de la línea de fondo de la alto-sensibilidad CRP se asocia a un riesgo a largo plazo más alto para CHD.27,28

El fumar y la obesidad son dos otros factores de riesgo para CHD en mujeres.29,30 el fumar puede ser un contribuidor especialmente importante a la enfermedad cardíaca en mujeres, pues las tarifas que fuman están disminuyendo menos en mujeres que en hombres.La obesidad 23 se asocia a la calcificación de la arteria coronaria, a un marcador de la presencia y a grado de la ateroesclerosis coronaria subclínica y clínica.31

La forma de vida sedentaria y la inactividad física también elevan riesgo cardiovascular en mujeres. Los aproximadamente 25% de mujeres enganchan según se informa no a actividad física continua asiduo.23 además, la prueba evidente apoya una asociación causal independiente entre los factores de riesgo sicosociales tales como depresión, aislamiento social, y falta de ayuda social de la calidad y las causas y el pronóstico de CHD.32

Continuado en la página 2 de 4