Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine abril de 2005
imagen

Un nuevo paradigma para la prevención del movimiento

Por William Davis, Doctor en Medicina, FACC

“Usted sabe que las medicinas cuando salud usada bien del restablecimiento al enfermo: serán utilizados bien cuando el doctor, así como su comprensión de su naturaleza, entenderá también cuál es el hombre, es qué vida, y qué
la constitución y la salud son. Sepa que éstos bien y usted conocerá sus contrarios; y cuando éste es el caso, usted sabrá bien idear un remedio.”

— Leonardo da Vinci

Conclusión

La reducción de riesgo del movimiento invirtiendo la placa carótida y aórtica se está convirtiendo en una realidad diaria, mientras que más y mejores herramientas están disponibles para nosotros. Para determinar su propio riesgo del movimiento, el mejor y lo más extensamente posible - la herramienta disponible de la proyección de imagen es el ultrasonido carótida, que apunta identificar grueso carótida de la placa o de los intima-medios de más de 1,0 milímetros. Cualquier grado de calcificación de la aorta, tal como eso indicada por una exploración del corazón del CT, es otra medida útil del riesgo. Un ataque isquémico transitorio anterior, o el “mini-movimiento,” también le pone en el riesgo aumentado para el movimiento futuro.

El tratamiento para reducir riesgo es polifacético y debe examinar todas las fuentes de riesgo, tales como síndrome y niveles metabólicos de pequeño LDL, la lipoproteína (a), y proteína C-reactiva. El aceite de pescado es el un ingrediente crucial en cualquier programa de la movimiento-prevención. Otros suplementos se pueden utilizar en una moda apuntada, dependiendo de las fuentes de placa carótida o aórtica. Idealmente, la exploración de la repetición de los carotids se debe realizar algunos años después de que comience su programa de tratamiento para evaluar si usted ha invertido con éxito crecimiento de la placa.

Referencias

1. Clark TG, Murphy frecuencia intermedia, Rothwell P.M. Riesgos a largo plazo de movimiento, de infarto del miocardio, y de muerte vascular en pacientes “poco arriesgados” con un ataque isquémico transitorio no-reciente. Psiquiatría de J Neurol Neurosurg. 2003 mayo; 74(5): 577-80.

2. Amarenco P, Cohen A, Tzourio C, y otros enfermedad aterosclerótica del arco aórtico y el riesgo de movimiento isquémico. MED de N Inglés J. 1 de diciembre 1994; 331(22): 1474-9.

3. Ebrahim S, Papacosta O, Whincup P, y otros placa carótida, grueso del intima medios, factores de riesgo cardiovasculares, y enfermedad cardiovascular frecuente en hombres y mujeres: el estudio regional británico del corazón. Movimiento. El 1999 de abril; 30(4): 841-50.

4. Holandés M, Hak AE, Koudstaal PJ, y otros comparación entre las medidas de ateroesclerosis y riesgo del movimiento: el estudio de Rotterdam. Movimiento. El 2003 de oct; 34(10): 2367-72.

5. El holandés M, Bots ml, Del Sol AI, y otros las placas carótidas aumenta el riesgo de movimiento y subtipos de infartos cerebrales en los ancianos asintomáticos: el estudio de Rotterdam. Circulación. 18 de junio 2002; 105(24): 2872-7.

6. Presión de MacMahon S, de Rodgers A, de Neal B, de Chalmers J. Blood que baja para la prevención secundaria del infarto del miocardio y movimiento. Hipertensión. El 1997 de febrero; 29(2): 537-8.

7. Chobanian sistema de pesos americano, Bakris GL, hora negra, y otros. El séptimo informe del comité nacional común sobre la prevención, la detección, la evaluación, y el tratamiento de la tensión arterial alta: el informe de JNC 7. JAMA. 21 de mayo 2003; 289(19): 2560-72.

8. SE de Nissen, EM de Tuzcu, Libby P, y otros efecto de los agentes del antihypertensive sobre eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad coronaria y presión arterial normal: el estudio de CAMELOT: un ensayo controlado seleccionado al azar. JAMA. 10 de noviembre 2004; 292(18): 2217-25.

9. Jood K, Jern C, Wilhelmsen L, índice de masa corporal de Rosengren A. en media vida se asocia a un primer movimiento en hombres: un estudio de población anticipado durante 28 años. Movimiento. DEC 2004; 35(12): 2764-9.

10. Kernan WN, SE de Inzucchi. Tipo - diabetes 2 Mellitus y resistencia a la insulina: Prevención y gestión del movimiento. Opciones Neurol de la invitación de Curr. El 2004 de nov; 6(6): 443-50.

11. Ford ES, Giles WH, Dietz WH. Predominio del síndrome metabólico entre adultos de los E.E.U.U.: hallazgos de la tercera encuesta sobre nacional el examen de la salud y de la nutrición. JAMA. 16 de enero 2002; 287(3): 356-9.

12. Watarai T, Yamasaki Y, Ikeda M, y otros resistencia a la insulina contribuye al grueso de pared arterial carótida en pacientes con la no-insulina-dependiente-diabetes mellitus. Endocr J. el 1999 de oct; 46(5): 629-38.

13. Bonora E, Kiechl S, Willeit J, y otros ateroesclerosis carótida y enfermedad cardíaca coronaria en el síndrome metabólico: datos anticipados del estudio de Bruneck. Cuidado de la diabetes. El 2003 de abril; 26(4): 1251-7.

14. Landray MJ, Sagar G, Muskin J, y otros asociación de las subfracciones atherogenic de la lipoproteína de baja densidad con ateroesclerosis carótida. QJM. 1998 mayo; 91(5): 345-51.

15. Hodis HN, Mack WJ, Dunn M, y otros lipoproteínas de la Intermedio-densidad y progresión del grueso arterial carótida de los intima-medios de la pared. Circulación. 15 de abril 1997; 95(8): 2022-6.

16. Gronholdt ml, Nordestgaard BG, BM de Wiebe, Wilhjelm JE, Sillesen H. Eco-lucency de las imágenes automatizadas del ultrasonido de placas ateroscleróticas carótidas se asocia a los niveles crecientes de lipoproteínas triglicérido-ricas así como al contenido creciente del lípido de la placa. Circulación. 6 de enero 1998; 97(1): 34-40.

17. Hodis HN, Mack WJ, LaBree L, y otros reducción en grueso de pared arterial carótida usando lovastatin y terapia dietética: un ensayo clínico controlado seleccionado al azar. Ann Intern Med. 15 de marzo 1996; 124(6): 548-56.

18. Wallenfeldt K, Bokemark L, Wikstrand J, Hulthe J, Fagerberg B. Apolipoprotein B/apolipoprotein A-I en relación con el síndrome y el cambio metabólicos en grueso de los intima-medios de la arteria carótida durante 3 años en hombres de mediana edad. Movimiento. El 2004 de oct; 35(10): 2248-52.

19. Peltier M, Iannetta Peltier bujía métrica, Sarano YO, y otros lipoproteína elevada del suero (a) el nivel es marcador independiente de la severidad de la ateroesclerosis aórtica torácica. Pecho. 2002 mayo; 121(5): 1589-94.

20. Zenker G, Koltringer P, hueso G, y otros lipoproteína (a) como indicador fuerte para la enfermedad cerebrovascular. Movimiento. El 1986 de sept; 17(5): 942-5.

21. SC de Rothwell P.M., de Howard, concentración del poder DA, y otros el fibrinógeno y riesgo de movimiento isquémico y de eventos coronarios agudos en 5113 pacientes con ataque isquémico transitorio y movimiento isquémico de menor importancia. Movimiento. El 2004 de oct; 35(10): 2300-5.

22. Mauriello A, Sangiorgi G, Palmieri G, y otros Hyperfibrinogenemia se asocia a la composición y a las complicaciones histocytological específicas de placas carótidas ateroscleróticas en los pacientes afectados por ataques isquémicos transitorios. Circulación. 2000 22 de febrero; 101(7): 744-50.

23. Ridker P.M., utilidad de N. Clinical del cocinero niveles de muy arriba y muy bajos de la proteína C-reactiva a través de la gama completa de las cuentas del riesgo de Framingham. Circulación. 27 de abril 2004; 109(16): 1955-9.

24. Hashimoto H, Kitagawa K, Hougaku H, y otros proteína C-reactiva es un calculador independiente del coeficiente de incremento en ateroesclerosis carótida temprana. Circulación. 3 de julio 2001; 104(1): 63-7.

25. Homocisteina de Tribouilloy cm, de Peltier M, de Iannetta Peltier bujía métrica, y otros del plasma y severidad de la ateroesclerosis aórtica torácica. Pecho. DEC 2000; 118(6): 1685-9.

26. SENIOR de Lentz, Rodionov RN, Dayal S. Hyperhomocysteinemia, disfunción endotelial, y riesgo cardiovascular: el papel potencial de ADMA. Atheroscler Suppl. DEC 2003; 4(4): 61-5.

27. Graham IM, Daly LE, HM de Refsum, y otros homocisteina del plasma como factor de riesgo para la enfermedad vascular. El proyecto europeo de la acción concertada. JAMA. 11 de junio 1997; 277(22): 1775-81.

28. Niveles de la homocisteina de Nygard O, de Nordrehaug JE, de Refsum H, y otros del plasma y mortalidad en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria. MED de N Inglés J. 24 de julio 1997; 337(4): 230-6.

29. Amarenco P, Labreuche J, Lavallee P, Touboul PJ. Statins en la prevención del movimiento y la ateroesclerosis carótida: comentario sistemático y meta-análisis actualizado. Movimiento. DEC 2004; 35(12): 2902-9.

30. Corti R, Fuster V, Fayad ZA, y otros disminución de lípidos por el simvastatin induce la regresión de lesiones ateroscleróticas humanas: la continuación de dos años por proyección de imagen de resonancia magnética no invasor de alta resolución. Circulación. 3 de diciembre 2002; 106(23): 2884-7.

31. Kent SM, Coyle LC, Flaherty PJ, Markwood TT, Taylor AJ. La reducción marcada del colesterol de la lipoproteína de baja densidad debajo de blancos nacionales actuales del programa educativo del colesterol proporciona la reducción más grande de la ateroesclerosis carótida. Clin Cardiol. El 2004 de enero; 27(1): 17-21.

32. Él consumo de K, de Rimm EB, del comerciante A, y otros de pescados y riesgo de movimiento en hombres. JAMA. 25 de diciembre 2002; 288(24): 3130-6.

33. Hino A, Adachi H, Toyomasu K, y otros toma muy con cadena larga de los ácidos grasos N-3 y ateroesclerosis carótida: un estudio epidemiológico evaluado por sonografía. Ateroesclerosis. El 2004 de sept; 176(1): 145-9.

34. Thies F, Garry JM, Yaqoob P, y otros asociación de los ácidos grasos poliinsaturados n-3 con la estabilidad de placas ateroscleróticas: un ensayo controlado seleccionado al azar. Lanceta. 8 de febrero 2003; 361(9356): 477-85.

35. Kris-Etherton P.M., Harris WS, Appel LJ. Consumo de pescados, aceite de pescado, ácidos grasos omega-3, y enfermedad cardiovascular. Biol de Arterioscler Thromb Vasc. 1 de febrero 2003; 23(2): e20-30.

36. Comentario de Rosenfeldt F, de Hilton D, de Pepe S, de Krum H. Systematic del efecto de la coenzima Q10 en ejercicio físico, hipertensión y paro cardíaco. Biofactors. 2003;18(1-4):91-100.

37. Disfunción diastólica de Langsjoen pH, de Langsjoen pH, de Folkers K. Isolated del miocardio y su respuesta al tratamiento CoQ10. Clin Investig. 1993; 71 (8Suppl): S140-4.

38. Langsjoen P, Langsjoen P, Willis R, Folkers K. Treatment de la hipertensión esencial con la coenzima Q10. Mol Aspects Med. 1994; 15 SupplS265-72.

39. Los factores de la CA de Stewart KJ, de Bacher, de Turner K, y otros del ejercicio y de riesgo se asociaron a síndrome metabólico en más viejos adultos. MED de la J Prev. El 2005 de enero; 28(1): 9-18.

40. Seshadri P, Iqbal N, L severo, y otros. Un estudio seleccionado al azar que compara los efectos de una dieta del bajo-carbohidrato y de una dieta convencional sobre subfracciones de la lipoproteína y proteína C-reactiva nivela en pacientes con obesidad severa. MED de la J. 15 de septiembre 2004; 117(6): 398-405.

41. Lara-Castro C, PESO de Garvey. Dieta, resistencia a la insulina, y obesidad: división adentro en los datos para los dieters de Atkins que viven en playa del sur. J Clin Endocrinol Metab. El 2004 de sept; 89(9): 4197-205.

42. Udani J, M resistente, Madsen DC. Bloqueo de la absorción del carbohidrato y de la pérdida de peso: un rastro clínico usando propietario de la marca de la fase 2 fraccionó el extracto de la haba blanca. Altern Med Rev. El 2004 de marcha; 9(1): 63-9.

43. Walsh DE, Yaghoubian V, Behforooz A. Effect de glucomannan sobre pacientes obesos: un estudio clínico. Internacional J Obes. 1984;8(4):289-93.

44. Heilbronn LK, Noakes M, Clifton P.M. El efecto de las dietas restrictas de la energía alta y bajo-glycemic del índice sobre los perfiles en tipo - 2 temas diabéticos del lípido y de la glucosa del plasma con la variación de control glycemic. J Coll Nutr. El 2002 de abril; 21(2): 120-7.

45. Terapia del reemplazo de Arlt W. Dehydroepiandrosterone. MED de Semin Reprod. El 2004 de nov; 22(4): 379-88.

46. Despegue de Villareal, JO de Holloszy. Efecto de DHEA sobre la acción abdominal de la grasa y de la insulina en mujeres y hombres mayores: un ensayo controlado seleccionado al azar. JAMA. 10 de noviembre 2004; 292(18): 2243-8.

47. Wu H, Dwyer kilómetro, fan Z, y otros fibra dietética y progresión de la ateroesclerosis: el estudio de la ateroesclerosis de Los Ángeles. J Clin Nutr. DEC 2003; 78(6): 1085-91.

48. Hackam DG, Peterson JC, Spence JD. ¿Qué nivel de ine del homocyst del plasma (e) debe ser tratado? Los efectos de la terapia de la vitamina sobre la progresión de la ateroesclerosis carótida en pacientes con el ine del homocyst (e) nivelan por encima y por debajo de 14 micromol/L. J Hypertens. El 2000 de enero; 13 (1 pinta 1): 105-10.

49. Toole JF, SR. de Malinow, Chambless LE, y otros bajando la homocisteina en pacientes con el movimiento isquémico para prevenir el movimiento periódico, el infarto del miocardio, y la muerte: la intervención de la vitamina para la prevención del movimiento (VISP) seleccionó al azar ensayo controlado. JAMA. 4 de febrero 2004; 291(5): 565-75.