Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine noviembre de 2004
imagen
El suplemento dietético nuevo muestra efectos dramáticos
en la baja del colesterol, de LDL, y de los triglicéridos
Por Jim English

Según los centros para el control y prevención de enfermedades federales, 61 millones de americanos sufren actualmente de enfermedad cardiovascular. La enfermedad cardiovascular cubre un espectro amplio de desordenes, incluyendo la tensión arterial alta, la enfermedad cardíaca coronaria (ataque del corazón y dolor de pecho), el movimiento, la insuficiencia cardiaca congestiva, y los defectos de nacimiento del corazón y de los vasos sanguíneos.

Cada año, los ataques del corazón y el movimiento causan más de 930.000 muertes en los E.E.U.U., explicando el 40% de muertes de todas las causas y haciendo cardiovascular enfermedad el asesino del número-uno de la nación. Mientras que la enfermedad cardiovascular mata sobre todo a la gente envejecida 65 y más viejo, la incidencia de la muerte súbita de la enfermedad cardíaca está subiendo en la gente envejecida 15 a 34.1

Está reduciendo la lipoproteína de baja densidad de los niveles-especial del colesterol de suero (LDL) — una estrategia eficaz, establecida para prevenir enfermedad cardiovascular y reducir eventos y mortalidad coronarios.2,3 desafortunadamente, un informe reciente en la circulación del diario encontró que entre 1988 y 2000, las concentraciones totales del colesterol de suero de la media en la población de los E.E.U.U. disminuida en el solamente 1%.4 y mientras que el 91% de ésos examinados por la asociación americana del corazón (AHA) sentían él eran “importantes para ellos personalmente tener un nivel de colesterol sano,” más poco el de 50% conocían sus propios niveles de colesterol, y el 53% no conocían ni sobrestimaron los niveles de colesterol recomendados para un adulto sano.5

Componiendo el problema, solamente una parte ésos en riesgo de enfermedad cardiovascular están utilizando las estrategias farmacéuticas y alimenticias sabidas para reducir niveles de colesterol. Según las estimaciones basadas en los datos recopilados de la encuesta sobre nacional III el examen de la salud y de la nutrición (NHANES III), solamente 6,6% de 21,1 millones de americanos elegibles para la medicación de colesterol-baja conforme a instrucciones nacionales del programa educativo del colesterol (NCEP) utilizaban tal terapia.6 cuando los investigadores examinaron las respuestas recolectadas a partir de 13.990 pacientes, descubrieron que más poco los de 4% de ésos diagnosticados con la hipercolesterolemia (colesterol elevado) tomaban las vitaminas o los suplementos sabidos para reducir el colesterol.7

Tratado al fracaso persistente de estrategias convencionales para mejorar perceptiblemente perfiles del colesterol y para reducir la incidencia de la enfermedad cardiovascular, una coalición amplia de investigadores médicos y los científicos ahora está pidiendo un aumento masivo en el uso de colesterol-bajar las drogas, particularmente la familia de los productos farmacéuticos conocidos como statins.8

Desafortunadamente, las drogas del statin, mientras que muy son eficaces, también tienen efectos secundarios que comprometan comprensible conformidad paciente. Además, las drogas del statin son costosas utilizar; dependiendo de la droga y de la dosificación, el coste de la terapia del statin se extiende a partir del $63 a $228 por mes.9

Un suplemento nuevamente disponible, totalmente natural se ha mostrado en estudios humanos a niveles-particular perceptiblemente más bajos del colesterol de LDL, de triglicéridos, y de apolipoprotein B-así que ayudaba a reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular. Este suplemento, llamado Sytrinol™, es una opción importante para la gente salud-consciente que busca una manera segura, de manera efectiva, y conveniente de bajar niveles de colesterol sin los efectos secundarios y el costo de drogas.

Colesterol y salud humana
El colesterol es un componente graso (del lípido) encontrado en virtualmente todas las membranas celulares. Además de apoyar integridad celular, el colesterol también se requiere para el transporte de fosfolípidos y de la biosíntesis de los mineralocorticoides (aldosterona), los glucocorticoids (cortisol), y las hormonas de sexo (progesterona, pregnenolone, testosterona, y estradiol). Lejos de poner en peligro salud, el colesterol es esencial para la vida. De hecho, los investigadores italianos han mostrado que cuando los niveles de colesterol de suero son demasiado bajos (menos de 160 mg/dL), la mortalidad en más viejos adultos aumenta realmente.10,11

LDL, conocido popular como “mún colesterol,” es el transportador primario del colesterol en la sangre. En ateroesclerosis, LDL se toma en lesiones en las células endoteliales que alinean las paredes internas de los vasos sanguíneos, formando depósitos en las paredes arteriales. El LDL depositado experimenta la modificación, pues los radicales libres oxidan LDL para formar las células de la espuma que crean una placa gruesa, dura.

En un cierto plazo, la acumulación de la placa puede restringir los buques, el flujo de sangre de inhibición y la reducción de la fuente de oxígeno que alcanza el corazón, el cerebro, y otros órganos.12 si un coágulo (trombo) bloquea una arteria restringida ya por la placa, la sangre y flujo del oxígeno se puede cortar totalmente, llevando a un ataque del corazón (si la obstrucción ocurre en el corazón) o un movimiento (si ocurre en el cerebro).

HDL se refiere comúnmente como “buen” colesterol porque ayuda a quitar exceso de colesterol de depósitos ateroscleróticos y a retrasar el crecimiento de la nueva placa. Los niveles bajos de HDL se han mostrado para ser un factor de riesgo adicional para la mortalidad creciente de la enfermedad de la arteria coronaria y movimientos en los ancianos.13

Cómo el cuerpo maneja niveles de colesterol
Mientras que los niveles de colesterol se pueden influenciar modesto por la modificación dietética cerca del 80% de colesterol no viene de fuentes dietéticas, sino es sintetizado por el hígado.2 el HMG-CoA tarifa-limitador de la enzima (reductasa de la coenzima 3-hydroxy-3-methylglutaryl A) controla la biosíntesis del colesterol.

Normalmente, el hígado regula niveles de colesterol vía un bucle de retroalimentación bioquímico. Cuando los niveles de colesterol son bajos, la producción del hígado de la reductasa HMG-CoA aumenta a la biosíntesis de la velocidad del colesterol. Inversamente, cuando los niveles de colesterol son demasiado altos, el hígado limita la producción de la reductasa HMG-CoA para reducir la producción del colesterol. El funcionamiento apropiado de este mecanismo de reacción es vital para el mantenimiento de los niveles de colesterol sanos.

Desafortunadamente, los hábitos dietéticos modernos (tales como exceso de toma de los ácidos grasos saturada y del transporte) y la forma de vida contribuyen a la interrupción de este sistema, a llevar a los niveles de colesterol elevados y a riesgos crecientes para desarrollar enfermedad cardiovascular. Además, ciertos desordenes genéticos, tales como hipercolesterolemia familiar e hipercolesterolemia recesiva de un autosoma, se saben para aumentar niveles y el riesgo de LDL para desarrollar enfermedad cardiovascular.14

No todo el LDL es igual creado
Para atar con otras moléculas para el transporte a través del sistema circulatorio, los lípidos confían en una clase especializada de proteínas estructurales, llamada las apoproteínas. LDL existe en dos versiones, distinguidas por sus componentes de proteína. El primer, apolipoprotein A, consiste en un grande, la apoproteína llamada proteína “mullida” A que es cardioprotective cuando está encuadernada a LDL. El segundo, apolipoprotein B, consiste en una proteína pequeña, densa llamada la apoproteína B que desempeña un papel principal en enfermedad cardiovascular cuando está encuadernada a LDL. Las partículas de Apolipoprotein-B permiten al colesterol penetrar y alojarse en las paredes vasculares, un paso importante en la iniciación de la formación de placa aterosclerótica.15 la Apo-lipoproteína B es la forma predominante de apolipoprotein, y sobre el 90% de todas las partículas del colesterol de LDL en la sangre lleve el apolipoprotein B, haciéndole a un marcador especialmente exacto (y conveniente) para medir la capacidad de colesterol-depósito de la sangre.16-18

La importancia del apolipoprotein B fue destacada en un informe publicado en 2001 en el diario médico británico The Lancet. En el estudio de AMORIS, los investigadores evaluaron a los marcadores cardiovasculares adentro sobre 175.000 hombres y mujeres durante cinco y una mitad de los años. Además de los marcadores convencionales del lípido, tales como triglicéridos, colesterol total, y LDL: Los ratios de HDL, los investigadores también midieron niveles del apolipoprotein-B. Sus hallazgos revelaron que ésos con los ratios más altos del apolipoprotein B al apolipoprotein A estaban en el riesgo más grande de muerte de un ataque del corazón.19

Estos hallazgos fueron apoyados por un segundo estudio, publicado en 2003 en la circulación del diario. En el estudio de IRAS, los investigadores midieron niveles del apolipoprotein-B en 1.522 individuos y los compararon otra vez con un arsenal de marcadores estándar del lípido (tales como proteína, fibrinógeno, y grueso C-reactivos de los intima-medios de la arteria carótida) para evaluar riesgos de la enfermedad cardiovascular. Encontraron que los niveles elevados del apolipoprotein-B fueron asociados fuertemente a enfermedad cardiovascular, y concluyeron que los niveles del apolipoprotein-B son un mejor calculador del riesgo vascular que los niveles de LDL.20

Dado el vínculo bien documentado entre el apolipoprotein B y la enfermedad cardiovascular, el apolipoprotein-B de medición nivela clínicos y a pacientes de las ofertas un nuevo, altamente específico marcador para evaluar el nivel exacto de LDL en suero y determinar el riesgo individual para desarrollar enfermedad cardiovascular.

Continuado en la página 2 de 3