Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine mayo de 2004
El papel de la nutrición en la degeneración macular
Por Dennis L. Gierhard, doctorado

La degeneración macular es la causa principal de la ceguera en gente sobre la edad de 55, afectando a más de 10 millones de americanos. La enfermedad ocurre cuando la porción central de la retina (el macula) deteriora, dando por resultado la visión o la ceguera empeorada. Las buenas noticias son que los investigadores destacados han identificado los factores dietéticos específicos que pueden prevenir, e incluso parcialmente el revés, este desorden ocular devastador.

La zeaxantina es uno de 700 pigmentos de la planta llamados los carotenoides que proporcionan mucho del color en naturaleza y nuestra dieta. Los carotenoides derivan su nombre del hecho de que el primer pigmento aislado, betacaroteno, era de zanahorias. El betacaroteno es una fuente importante de vitamina A, que es crítica a la visión. Llaman las xantofilas y son quizás los terceros a séptimos carotenoides la zeaxantina y su primo estrechamente vinculado, luteína, más frecuentes de la dieta humana (dependiendo de la selección de la fruta y verdura).1,2 seres humanos no pueden sintetizar estos carotenoides y no deben obtenerlos así de su dieta. La zeaxantina y la luteína recientemente se han llamado “los alimentos condicional esenciales” debido a sus funciones protectoras críticas en el ojo.3

El guardar contra daño ligero
Las plantas sintetizan la zeaxantina y la luteína para cosechar energía ligera y para protegerla contra luz excesiva. Ahora aparece que los seres humanos también utilizan estos pigmentos para proteger el ojo contra la interacción excesiva con los efectos perjudiciales de la luz. Esta función de la zeaxantina es análoga a un sistema de las “gafas de sol de la naturaleza” para los tejidos del ojo. En plantas, la luteína es la más de uso frecuente ayudar a tejidos frondosos verdes para cosechar la luz con seguridad.

Mientras que las plantas utilizan la zeaxantina para cosechar con seguridad la luz, utilizan más importantemente la zeaxantina para proteger contra niveles de luminosidad dañinos. Las verduras frondosas verde oscuro contienen una gran cantidad de ambos pigmentos pero tienen mucho más luteína comparada a la zeaxantina. La zeaxantina es más predominante en muchas del amarillo, de la naranja, y de las frutas y verduras rojas tales como pimientas, maíz, y melocotones.1-6

La luteína y la zeaxantina absorben de las porciones muy de alta energía y la mayoría perjudiciales del espectro ligero (azul ultravioleta). Esta absorción del espectro de alta energía es crítica a la protección de la lente, de la retina, y de las porciones maculares del ojo.1,5,7

Más allá de la protección ocular:
Otras subsidios por enfermedad
de xantofilas

• Riesgos reducidos de varios cánceres (pulmón, postrado, pecho, piel)5,9,12,13
• Inhibición de lesiones premalignas y del apoptosis creciente en los tumores malos5,9,12,13
• Modulación inmune y riesgo reducido de la infección5,9,12-14
• Pele la foto-protección y la quemadura reducida (eritema) en los altos niveles 15 de la ingestióndietética
• Los niveles se correlacionan con los niveles bajos de los marcadores sistémicos de la inflamación como la proteína C-reactiva10,11
• Reducción de los biomarkers numerosos del índice del envejecimiento
• Riesgo disminuido de enfermedad cardiovascular, oxidación disminuida de la lipoproteína, y lesiones tempranas del rosis del atheroscle- (posiblemente por respuesta inflamatoria reducida)12
• Riesgo disminuido de progresión del diabetes tipo II
• Función pulmonar creciente
• Molécula oxidativa (y macra) daño reducido en los tejidos numerosos9,12

Protección contra radicales libres
La luteína y la zeaxantina son antioxidantes solubles en la grasa. Su estructura para con eficacia o “apaga” las reacciones libre-radicales y sus subproductos potencialmente perjudiciales, que colectivamente se llaman “especie reactiva del oxígeno.” La zeaxantina y la luteína tienen una capacidad única de parar las especies reactivas luz-aceleradas o foto-oxidativas del oxígeno que son particularmente selectivas y dañinas a los tejidos y a la piel del ojo.1,5,7

Como otros carotenoides, la zeaxantina se absorbe como una grasa y su absorción es ayudada por la presencia de grasas en la comida de acompañamiento. Porque la biodisponibilidad de carotenoides puede ser muy pobre, es muy importante que los suplementos dietéticos que usted consume han probado biodisponibilidad (algunas fuentes pueden ser tan bajas como el 5% bioavailable para estos pigmentos).8

La zeaxantina y la luteína se transportan del intestino al hígado, donde se empaquetan para el transporte en la superficie de las lipoproteínas de la sangre a los diversos tejidos del cuerpo tales como el ojo. Hay buenas pruebas que las xantofilas protegen lipoproteína-tal como lipoproteína de baja densidad (LDL) — y puede reducir los pasos más tempranos de la ateroesclerosis vía sus mecanismos antioxidantes y antiinflamatorios.10-12

Las xantofilas se concentran en el suprarrenal, la próstata, y las glándulas del pecho y en los riñones. Las cantidades totales más grandes se almacenan en el hígado y (o la grasa) los tejidos adiposos. La propensión de las xantofilas a almacenar en grasa significa que los individuos que son obesos o tener un alto índice de masa corporal (BMI) pueden tener deposición más baja de las xantofilas en tejidos del ojo y del mayor riesgo de enfermedad ocular degenerativa. Los datos de ensayo animales y humanos sugieren que la luteína sea afectada más por esta competencia con los tejidos grasos, que pueden explicar porqué en individuos obesos la zeaxantina muestra capacidad mucho mayor de depositar en el ojo que la luteína.16 otras subsidios por enfermedad atribuibles a la zeaxantina y a la luteína son apoyadas por datos del laboratorio, del animal, y de estudios epidemiológicos, como se muestra abajo.

Descubrimiento de la luteína y de la zeaxantina en el ojo
De los 20 o tan de los carotenoides detectados en nuestra sangre, solamente la zeaxantina y la luteína son utilizadas selectivamente por los ojos.17-21

Estas dos xantofilas se encuentran en casi todas las subdivisiones del ojo,18,19 pero ocurren en concentraciones casi 1.000 veces mayor en la sección del macula de la retina que en cualquier otro tejido en el cuerpo.4 esta concentración extremadamente alta crea un punto amarillo que sea visible al profesional entrenado y se llame el “lutea del macula.” Las xantofilas que dan a macula su color llamativo también se refieren a menudo como los “pigmentos maculares.”

El Dr. americano George Wald del bioquímico era el primer para conectar las xantofilas con salud del ojo en 1945 cuando él identificó provisional el pigmento macular como luteína. (El Dr. Wald ganó más adelante un Premio Nobel Para su investigación sobre el papel de la vitamina A en la visión.23,24)

La era moderna fue iniciada en 1985 cuando dos Miami-basaron a los investigadores, hueso y Landrum, determinado que el pigmento macular era realmente dos compuestos, luteínas y zeaxantinas.17 este grupo, junto con otros, demostraron que la zeaxantina fue concentrada en el centro de la retina, mientras que la luteína era más prominente en los bordes.18,19,20 en 1994, la legislación de DSHEA fue aprobada y un grupo dirigido por el Dr. Seddon en la Facultad de Medicina de Harvard publicó los datos epidemiológicos que sugirieron fuertemente que esa gente que consume las frutas y verduras que contienen la zeaxantina y la luteína ha reducido riesgos de degeneración macular avanzada, la causa principal de la ceguera adquirida en los ancianos.22 en 1997, un grupo en los penachos identificó los mismos dos pigmentos en la lente del ojo humano en proporciones casi iguales; casi al mismo tiempo, los estudios epidemiológicos ligaron los mismos dos pigmentos al riesgo reducido de incidencia, de progresión, y de severidad de la catarata.25-31,32

Protección de la estructura del ojo

El ojo es un órgano altamente complejo que debe cosechar, controlar, enfocarse, y reaccionar con seguridad a la luz a la visión de la producción. La luz incorpora la porción anterior del ojo a través de la córnea clara y flúido-como humor acuoso, y después es enfocada por la lente clara antes de entrar en el vítreo tipo gel. Debe pasar aunque una capa del nervio de ganglios conectó con los fotorreceptores (las barras y los conos) donde las señales ligeras se convierten a las señales eléctricas que se transportan al cerebro. Detrás de los fotorreceptores son las células pigmentadas retinianas llamadas del epitelio de las “niñeras” que alimentan y quitan la basura tóxica de los fotorreceptores constantemente activos. Las células pigmentadas retinianas del epitelio se basan sobre un fino, conectivo, tejido-como la membrana de Bruch llamado estructura de la ayuda, que también sirve crear una barrera hematoencefálica para el transporte de alimentos, de los residuos, y del oxígeno crítico. En la región del macula de la retina, la fuente de sangre coroides debe permanecer en su propio lado de esta membrana.
Con tiempo, el ojo del envejecimiento acumula mayor daño foto-oxidativo de su interacción con la luz. Estos eventos llevan a dos enfermedades oculares frecuentes: cataratas y degeneration.2 macular, 7,33-35 cuadros 1 y 2 en la demostración siguiente de la página las estructuras principales del ojo.

Degeneración macular
La catarata es la causa principal de la ceguera por todo el mundo y es uno de los artículos más costosos del presupuesto federal de Seguro de enfermedad. El segundo problema serio de la visión es degeneración macular relativa a la edad.

La degeneración macular es la causa principal de la ceguera y de la debilitación adquiridas de la visión entre americanos mayores. Se estima que hasta 17 millones de americanos mayores tienen por lo menos muestras tempranas de la enfermedad llamada maculopathy relativo a la edad. El instituto nacional del ojo estima que casi 1,7 millones de americanos mayores tienen la etapa más avanzada de la degeneración macular, y un nuevo caso se diagnostica cada tres minutos. El predominio de la enfermedad aumenta con la edad, afectando a uno en seis americanos envejecidos 55 a 64 y uno en tres americanos sobre 75. De los 1,7 millones afligidos actualmente, los casi 85% tienen la forma más frecuente de la enfermedad, conocida como degeneración macular seca.2,33,34

Los pacientes que son afectados sufren una pérdida gradual de visión central debido a la muerte de las células del fotorreceptor (las barras y los conos) y de sus compañeros cercanos, células pigmentadas retinianas del epitelio. Los fotorreceptores son las células en la retina que realmente “vea” la luz y son esenciales para la visión. Las células pigmentadas retinianas del epitelio son como las “niñeras” para las células del fotorreceptor y son necesarias para la supervivencia del fotorreceptor. La muerte de cualquiera de estos tipos de la célula lleva a la muerte de la otra. El macula contiene la concentración más alta de cono-tipo fotorreceptores que sea responsable de proporcionar color y el detalle fino en el centro del campo de visión. Así, los pacientes con la degeneración macular pierden gradualmente su visión central y con ella, la capacidad de conducir, leen, y ven las caras amadas. Tan malo como éste puede ser, ésos que sufren la enfermedad pueden funcionar en un nivel razonable durante muchos años.

Sin embargo, otro aspecto de la degeneración macular es aún más devastador. Como el fotorreceptor y las células pigmentadas retinianas del epitelio degeneran lentamente, los vasos sanguíneos tienden a crecer de su ubicación normal en el coroides en una ubicación anormal debajo de la retina. Este nuevo crecimiento anormal del vaso sanguíneo se llama neovascularization coroides, o moje la degeneración macular. Los vasos sanguíneos anormales se escapan y sangran, dando por resultado pérdida súbita y severa de visión central. Dependiendo de la ubicación, el tratamiento del laser se puede dar a veces para destruir los vasos sanguíneos. Cuando se pierden las células retinianas, no se substituyen y la pérdida de la visión central puede ser profunda. Las nuevas drogas están actualmente en fase de desarrollo para la degeneración macular mojada, pero su disponibilidad puede ser años lejos.

DIAGRAMA DEL
OJO HUMANO
Cuadro 1

Protección de la lente y del Macula
La alta concentración específica de zeaxantina y de luteína en el macula dio a científicos su primera indirecta que la naturaleza tiene un propósito para estos pigmentos de la planta en salud del ojo.23,24

Dentro de la retina, una parte significativa de las xantofilas reside en la fibra de Henle, una capa de axones en la capa retiniana interna donde las xantofilas pueden filtrar la luz antes de fotorreceptores llamativos ligeros (las barras y los conos) y de las células pigmentadas retinianas muy importantes del epitelio. Esta ubicación sugeriría un papel muy fuerte de las xantofilas en la luz perjudicial de filtración, particularmente la parte azul más perjudicial del espectro.

El centro exacto del macula es donde las concentraciones más altas de zeaxantina dietética y de un isómero relacionado, meso-zeaxantina, se encuentran. En la retina periférica, la luteína domina.18-21 la teoría actual sugiere que el alto pigmento macular, particularmente zeaxantina dietética, proteja la porción del macula más crítico a la visión y expuesto más al daño foto-oxidativo.35 tasas metabólicas muy altas encontradas en la fóvea (el centro del macula) requieren la protección antioxidante adicional.7

La patología macular de la degeneración comienza a menudo en los bordes del macula, en donde las concentraciones maculares del pigmento comienzan a disminuir. Los análisis de los ojos del cadáver han mostrado este enlace directo por el contrario concentraciones maculares del pigmento en las distancias del centro del macula en ojos con la degeneración macular con ésos en ojos hechos juego normales.37 estos experimentos encontraron un descenso significativo en concentraciones del pigmento en ojos con la degeneración macular comparada a los ojos hechos juego normales, una diferencia correspondiente a las concentraciones relativas de zeaxantina en los ojos.

Para resumir, el ojo concentra apenas tres la zeaxantina xantofila-dietética, meso-zeaxantina no-dietética, y luteína-en el macula y otros tejidos oculares. De los 16-20 carotenoides en el suero de sangre, solamente dos se seleccionan para la deposición y la híper-concentración en el ojo. Este proceso altamente selectivo es la distribución más específica del campo entero de la bioquímica del carotenoide.18-21,38

Continuado en la página 2 de 3