Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine julio de 2004
imagen
Prevención de la soja y de cáncer
Por Edward R. Rosick, HACEN, los MPH, ms

La soja contrarresta al cáncer de próstata en hombres
El animal y los estudios humanos han mostrado que los isoflavonas de la soja pueden ayudar a proteger a hombres contra cáncer de próstata reduciendo e incluso previniendo la enfermedad. El cáncer de próstata es el cáncer más común de hombres y de la segunda causa de la muerte principal del cáncer (después de cáncer de pulmón) entre hombres. Al igual que el caso referente a cáncer de seno en mujeres, los estudios epidemiológicos grandes han mostrado que los hombres asiáticos que consumen una gran cantidad de comidas a base de soja tienen una incidencia perceptiblemente más baja del cáncer de próstata comparada a sus contrapartes occidentales.12

Recientemente, en un estudio publicado en la ciencia del cáncer del diario en marzo de 2004, los investigadores encontraron que los productos de la soja, así como otras grapas dietéticas de Extremo Oriente tales como pescados y queso de soja, fueron asociados a un riesgo disminuido de cáncer de próstata en hombres japoneses.13 específicamente, hombres que consumieron las cantidades más grandes de sojas y el queso de soja era el 47% y el 53% menos probables, respectivamente, desarrollar el cáncer de próstata que los que consumieron las cantidades más pequeñas. Además, en los hombres que consumieron la cantidad más grande del natto fermentado de la soja, la incidencia del cáncer de próstata fue reducida un 75% notable.

Los estudios animales tempranos encontraron que esta diferencia es muy probablemente atribuible a los efectos de cáncer-inhibición de los isoflavonas de la soja. En 1999, los investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard que estudiaban ratones con las células cancerosas humanas trasplantadas de la próstata encontraron que ésas alimentaron un alto de la dieta en la regresión experimentada los isoflavonas del tumor de la soja comparada a los ratones alimentaron una dieta de la no-soja.14 los autores del estudio observaron que “nuestros datos sugieren que los productos dietéticos de la soja puedan inhibir crecimiento experimental del tumor de la próstata con una combinación de efectos directos sobre las células del tumor y de efectos indirectos sobre neovasculature del tumor.”

La investigación animal nuevamente publicada presta el fuerte apoyo a esta hipótesis. En un estudio publicado en enero de 2004, la universidad de los investigadores de Colorado alimentó el hexaphosphate del inositol (IP6), un fitoquímico dietético encontrado en los cereales, soja, legumbres, y otras comidas fibra-ricas, a los ratones que habían sido inyectados con las células cancerosas de la próstata. Comparado a los controles, los ratones alimentaron crecimiento hormona-refractario suprimido exhibido IP6 del cáncer de próstata cerca tanto como el 66% cuando estaban comparados a los littermates sin la dieta de IP6-enriched.15

En otro estudio publicado en marzo de 2004, los investigadores japoneses evaluaron los efectos de la Fuji-flavona, un suplemento comercial del isoflavona derivado de productos de la soja, sobre carcinogénesis de la próstata de la rata. Las ratas alimentaron una dieta que contenía a Fujiflavone mostraron una incidencia perceptiblemente más baja de los carcinomas de la próstata que ésos alimentados una dieta soja-libre, llevando a los investigadores a concluir que la “toma de isoflavonas dietéticos puede ser prometedora para la prevención del cáncer de próstata humano.”16

Mientras que los estudios animal-basados son importantes en el avance de conocimiento científico, no todos los resultados de los estudios animales son directamente transferibles a los seres humanos. Afortunadamente, los estudios humanos (además de los informes epidemiológicos previamente conocidos) también apoyan la teoría que los isoflavonas de la soja pueden proteger a hombres contra cáncer de próstata. Uno del más grande de éstos, de un estudio anticipado conducido entre 1976 y 1992 en 12.395 hombres en Loma Linda, California, encontrada que los hombres que bebieron un vidrio de leche de soja más de una vez un día redujeron su riesgo del cáncer de próstata el 70% comparado a los hombres que no bebieron la leche de soja.17 incluso después el ajuste según diversos factores de confusión estadísticos, la reducción del 70% celebró la empresa, llevando a los autores a concluir que “nuestro estudio sugiere que los hombres con el alto consumo de leche de soja estén en el riesgo disminuido de cáncer de próstata. Éste puede también ser el caso para los hombres que consumen con frecuencia otros productos de la soja con el contenido intacto de isoflavonas. . .”

Prevención: La llave
a la buena salud

A pesar de décadas de esfuerzo y del gasto de mil millones de dólares en la investigación, la guerra en cáncer en América ha producido poco más que un estancamiento cada vez más mortal. Mientras que los restos médicos del establecimiento fijados en diagnosis y el tratamiento del cáncer, una legión creciente de investigadores están pidiendo nuevos acercamientos, con énfasis en la prevención del cáncer con el uso de agentes chemopreventive naturales tales como ésos encontrados en frutas y verduras.

Entre el más potente de estos agentes chemopreventive naturales es la soja. La soja y los suplementos a base de soja pueden ayudar en la prevención de una variedad de enfermedades significativas, incluyendo el pecho, próstata, y los cánceres endometriales, así como enfermedad cardíaca. Los nuevos estudios sugieren que la soja pueda incluso proporcionar la protección contra el envejecimiento prematuro de la piel y ayudar a un colesterol dañino más bajo de la lipoproteína de baja densidad (LDL). De hecho, cada mes de paso parece producir la nueva investigación que anuncia efectos enfermedad-que luchan de la soja y salud-que promueven notables.

Finalmente, en caso-control un estudio publicó en enero de 2004, los investigadores japoneses intentados para comprobar si una alta concentración del suero de phytoestrogens reduce el riesgo de cáncer de próstata. Los investigadores recogieron la información de la forma de vida y muestras del suero de más de 14.000 hombres japoneses en 1988-90, que fueron seguidos hasta el 1999. Phytoestrogens y las hormonas de sexo almacenadas en suero fueron medidos en 2002, y 52 encajonan temas y 151 controles fueron identificados. Este estudio estableció claramente que los niveles elevados del suero de los tres phytoestrogens evaluados-genistein, de daidzein, y equol-comunicados un efecto protector fuerte contra cáncer de próstata.18 hombres con los niveles de circulación más altos de genistein, de daidzein, y de equol redujeron su riesgo de cáncer de próstata por el 62%, el 57%, y el 66%, respectivamente.

Efectos positivos sobre el envejecimiento de la piel, colesterol
Los estudios muy recientes sugieren que el genistein del isoflavona de la soja pueda proporcionar la protección contra el envejecimiento de la piel causado por la exposición del sol, y pueden incluso inhibir el cáncer de piel. En un informe publicado el año pasado en el diario de la nutrición, los investigadores en la Facultad de Medicina del monte Sinaí examinaron los efectos del genistein oral y tópico sobre el cáncer de piel inducido por radiación ultravioleta en ratones.19 una reducción significativa en la formación del cáncer fueron encontrados en animales que bebió el agua fortificada con el genistein o hizo el isoflavona de la soja aplicar directamente a su piel. Por otra parte, los investigadores también mostraron que el genistein aplicado directamente a la piel humana disminuye substancialmente la cantidad de photodamage por la radiación ultravioleta. Los autores del estudio indicaron que “el genistein del isoflavona de la soja tiene antiphotocarcinogenic potente y los efectos antiphotoaging y tendrán usos prometedores en el campo de la dermatología.”

Los estudios múltiples ahora muestran que los isoflavonas de la soja también reducen niveles dañinos de colesterol y de la ateroesclerosis resultante. Los hombres asiáticos, que consumen mucho más soja que americanos, tienen una tasa de mortalidad más baja multiplicada por seis para la enfermedad cardíaca coronaria comparada a los hombres americanos. La diferencia también se considera en las mujeres asiáticas, que tienen una tasa de mortalidad más baja multiplicada por ocho de la enfermedad cardíaca comparada a sus contrapartes de los E.E.U.U.

Los estudios animales han confirmado que los isoflavonas de la soja tienen efectos significativos en la baja del colesterol dañino de LDL,20 como tienen estudios en seres humanos. En dos estudios recientes en la universidad de Minnesota, las mujeres envejecieron 18-70 quién fueron dadas suplementos del isoflavona de la soja vieron una disminución marcada de su colesterol de LDL.21,22 un estudio canadiense aún más reciente examinaron los efectos de los isoflavonas de la soja sobre niveles del colesterol y de la homocisteina, así como sobre la presión arterial, en 41 hombres y mujeres.23 en este estudio seleccionado al azar de la cruce, alimentaron los pacientes una dieta a base de productos lácteos baja en grasa, una dieta bajo en isoflavonas de la soja, o una dieta arriba en isoflavonas de la soja. Después de tres meses, los hombres y las mujeres que comieron o el bajo o dieta del alto-isoflavona tenía niveles perceptiblemente más bajos del colesterol y de la homocisteina de LDL, así como una reducción en la presión arterial, comparada a las que comieron la dieta a base de productos lácteos baja en grasa. Esto llevó a los autores del estudio a concluir que “las comidas de la proteína de soja, sin importar su contenido del isoflavona, pueden mejorar mucho los factores de riesgo del lípido y del nonlipid para [la enfermedad de la arteria coronaria] y justificar así el uso de las comidas de la soja como parte de una estrategia dietética de reducir riesgo [de la enfermedad de la arteria coronaria].”

Una comida simple con las ventajas múltiples
A pesar de la reticencia de la medicina de la corriente principal para admitir que los suplementos naturales tienen cualquier uso en mantener salud humana óptima, los estudios de los isoflavonas de la soja conducidos hasta la fecha deben hacer que incluso el escéptico más ardiente reconoce un lugar en la medicina moderna para la caja fuerte, suplementos comida-basados naturales.

Con prueba científica fuerte mostrar que los isoflavonas de la soja pueden ayudar a prevenir el cáncer del pecho, endometrial, y de próstata, así como protege a hombres y las mujeres contra enfermedad cardíaca, médicos no deben vacilar educar a sus pacientes en la necesidad de incorporar la soja en sus dietas. Los isoflavonas de la soja no sólo protegen contra los dos mas comunes y los asesinos mortales en América hoy, pero la investigación clínica sugiere que también puedan proteger contra la diabetes y la obesidad.24,25

Una legumbre pequeña, indescriptible, soja sin embargo continúa proveyendo de nosotros una cosecha generosa de las subsidios por enfermedad.

Referencias

1. Chemoprevention de Greenwald P. Cancer. BMJ. 23 de marzo 2002; 324(7339): 714-8.

2. Messina MJ. Legumbres y sojas: descripción de sus perfiles y efectos sobre la salud alimenticios. J Clin Nutr. El 1999 de sept; 70 (3 Suppl): 439S-50S.

3. Yamamoto S, Sobue T, Sasaki S, y otros la validez y la reproductibilidad de un uno mismo administraron el cuestionario de la comida-frecuencia para evaluar la toma del isoflavona en una población japonesa en comparación con expedientes y sangre e isoflavonas dietéticos de la orina. J Nutr. El 2001 de oct; 131(10): 2741-7.

4. Barnes S. Effect del genistein encendido in vitro y in vivo modelos del cáncer. J Nutr. El 1995 de marcha; 125 (3 Suppl): 777S-83S.

5. Jordania VC, Morrow M. Tamoxifen, raloxifene, y la prevención de cáncer de seno. Rev. el 1999 de Endocr de junio; 20(3):253-78.

6. SENIOR de los Cummings, Eckert S, KA de Krueger, y otros. El efecto del raloxifene sobre el riesgo de cáncer de seno en mujeres posmenopáusicas: resultados del MÁS ensayo aleatorizado. JAMA. 16 de junio 1999; 281:2189-97.

7. Lee HP, Gourley L, interruptor de Duffy, Esteve J, NE del día. Efectos dietéticos sobre riesgo del cáncer de seno en Singapur. Lanceta. 18 de mayo 1991; 337(8751): 1197-00.

8. Hirose K, Tajima K, Hamajima N. Un estudio de control de caso en grande, hospital-basado de los factores de riesgo de cánceres de seno según la situación menopáusica. Cáncer Res de Japón J. El 1995 de febrero; 86(2): 146-54.

9. Yamamoto S, Sobue T, Kobayashi M, Sasaki S, Tsugane S. Soy, isoflavonas, y riesgo del cáncer de seno en Japón. Cáncer nacional Inst de J. 18 de junio 2003; 95(12): 906-13.

10. Setchell KD. Isoflavona-ventajas y riesgos de la soja de los moduladores selectivos del receptor del estrógeno de la naturaleza (SERMs). J Coll Nutr. El 2001 de oct; 20(5): 354S-62S.

11. Cuerno-Ross PL, EM de Juan, Canchola AJ, Stewart SL, Lee milímetro. Toma de Phytoestrogen y riesgo de cáncer endometrial. Cáncer nacional Inst de J. 6 de agosto 2003; 95(15): 1158-64.

12. Perro de Pomerania M, Strom Y, Yamura Y, y otros determinantes epidemiológicos de cáncer de próstata clínico relevante. Cáncer de la internacional J. 2000 20 de mayo; 89(3): 259-64.

13. Sonoda T, Nagata Y, Mori M, y otros. Un estudio del caso-control de la dieta y del cáncer de próstata en Japón: el efecto protector posible del japonés del al de la tradición adieta. Cáncer Sci. El 2004 de marcha; 95(3): 238-42.

14. JR de Zhou, Gugger Y, Tanaka T, Guo Y, Blackburn GL, Clinton SK. Las fitas sustancias químicas de la soja inhiben el crecimiento del angiogenesis humano transplantable del carcinoma y del tumor de la próstata en ratones. J Nutr. El 1999 de sept; 129(9): 1628-35.

15. Singh RP, Sharma G, Mallikarjuna GU, Dhanalakshmi S, Agarwal C, supresión de Agarwal R. In-vivo del crecimiento hormona-refractario del cáncer de próstata por el hexaphosphate del inositol: inducción insulina-como del factor de crecimiento que ata protein-3 y la inhibición del factor de crecimiento endotelial vascular. Cáncer Res de Clin. 1 de enero 2004; 10 (1 pinta 1): 244-50.

16. Hikosaka A, Asamoto M, Hokaiwado N, y otros efectos inhibitorios de los isoflavonas de la soja sobre la carcinogénesis de la próstata de la rata inducida por piridina amino de 2 la 1 methyl-6-phenylimidazo [4,5-b] (PhIP). Carcinogénesis. El 2004 de marcha; 25(3): 381 - 7. Epub 2003 4 de diciembre.

17. Jacobsen BK, Knutsen SF, Fraser GE. ¿Arriba la toma de la leche de soja reduce incidencia del cáncer de próstata? El estudio adventista de la salud (Estados Unidos). El cáncer causa controles. DEC 1998; 9(6): 553-7.

18. Los phytoestrogens de Ozasa K, de Nakao M, de Watanabe Y, y otros del suero y el riesgo de cáncer de próstata en un caso-control jerarquizado estudian entre hombres japoneses. Cáncer Sci. El 2004 de enero; 95(1): 65-71.

19. Wei H, Saladi R, Lu Y, y otros genistein del isoflavona: photoprotection e implicaciones clínicas en dermatología. J Nutr. El 2003 de nov; 133 (11 Suppl): 3811S-19S.

20. Ms de Anthony, TB de Charkson, Williams JK. Efectos de los isoflavonas de la soja sobre ateroesclerosis: mecanismos potenciales. J Clin Nutr. DEC 1998; 68 (6 Suppl): 1390S-3S.

21. Merz-Demlow SEA, Duncan, Wangen KE, y otros isoflavonas de la soja mejora los lípidos del plasma en mujeres normocholesterolemic, pre-menopáusicas. J Clin Nutr. El 2000 de junio; 71(6): 1462-9.

22. Wangen KE, Duncan, Xu X, Carr TP, ms de Kurzer. Los isoflavonas de la soja mejoran los lípidos del plasma en mujeres posmenopáusicas normocholesterolemic y suavemente hypercholesterolemmic. J Clin Nutr. El 2001 de febrero; 73(2): 225 - 31.

23. Jenkins DJA, Kendall CWC, Jackson cc, y otros los efectos de las comidas altas y del bajo-isoflavona de la soja sobre los lípidos de la sangre, oxidaron LDL, la cisteína del homo, y la presión arterial en hombres y mujeres demic del hyperlipi-. J Clin Nutr. El 2002 de agosto; 76(2): 365-72.

24. Bhathena SJ, TA de Velasquez Papel beneficioso de phytoestrogens dietéticos en obesidad y diabetes. J Clin Nutr. DEC 2002; 76(6): 1191-201.

25. Lund TD, Munson DJ, Haldy YO, Setchell KDR, Lephart ED, Handa RJ. Equol es un anti-andrógeno nuevo que inhibe crecimiento de la próstata y la reacción de la hormona. Biol Reprod. El 2004 de abril; 70(4): 1188-95.

  • Página
  • 1
  • 2