Liquidación de la primavera de Life Extension

Extractos

LE Magazine noviembre de 2004
imagen
Salud oral

Enfermedad periodontal y enfermedad cardiovascular: epidemiología y mecanismos posibles.
FONDO: Muchos estudios epidemiológicos tempranos divulgaron una asociación entre la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, otros estudios no encontraron ninguna asociación o tendencia no significativa. Este informe resume las pruebas de los estudios epidemiológicos y de los estudios que se centraron en mecanismos que contribuían potenciales para proporcionar una imagen más completa de la asociación entre la enfermedad cardíaca periodontal y. TIPOS DE ESTUDIOS REVISADOS: Los autores resumen los estudios longitudinales divulgados hasta la fecha, porque representan el del más alto nivel de las pruebas disponibles mirando la conexión entre la enfermedad periodontal y la enfermedad cardíaca. Los autores también revisan muchos del caso-control y de los estudios transversales publicados, así como hallazgos de estudios de laboratorio clínicos, animales, y básicos. RESULTADOS: Las pruebas sugieren un moderado asociación-pero no un causal relación-entre enfermedad periodontal y enfermedad cardíaca. Los resultados de algunos estudios del caso-control indican que la infección patógena periodontal subgingival se puede asociar al infarto del miocardio. Los estudios de laboratorio básicos señalan a la plausibilidad biológica de esta asociación, puesto que las bacterias orales se han encontrado en atheromas carótidas y algunas bacterias orales pueden ser asociadas a la agregación de la plaqueta, un evento importante para la trombosis. Los estudios animales han mostrado que la formación del atheroma se puede aumentar por la exposición a los patógeno periodontales. CONCLUSIONES: La acumulación de pruebas epidemiológicas, ines vitro, clínicas, y animales sugiere que la infección periodontal pueda ser un factor de riesgo que contribuye para la enfermedad cardíaca. Sin embargo, las preocupaciones legítimas se han presentado sobre la naturaleza de esta relación. Éstas son investigaciones tempranas. Puesto que incluso un riesgo moderado contribuido por enfermedad periodontal a la enfermedad cardíaca podría contribuir a la morbosidad y a la mortalidad significativas, es imprescindible que otros estudios estén conducidos para evaluar esta relación. Un particularmente estudio importante que se realizará es la investigación clínico de una reducción significativa posible en enfermedad cardíaca resultando de la prevención o del tratamiento de la enfermedad periodontal.

Abolladura Assoc de J. El 2002 de junio; 133 Suppl: 14S-22S

La elevación de marcadores sistémicos se relacionó con las enfermedades cardiovasculares en la sangre periférica de los pacientes del periodontitis.

FONDO: Periodontitis es un campo común, infección a menudo undiagnosed, crónica de los tejidos favorables de los dientes, asociados epidemiológico a enfermedades cardiovasculares. Puesto que han identificado la proteína C-reactiva (CRP) y a otros marcadores sistémicos de la inflamación como factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, investigamos si estos factores fueron elevados en periodontitis. MÉTODOS: Pacientes adultos consecutivos con el periodontitis (localizado n = 53; generalizado n = 54), y los controles sanos (n = 43), todos sin ningún otro desorden médico, fueron reclutados y las muestras de sangre periféricas fueron recogidas. RESULTADOS: Los pacientes con periodontitis generalizado y periodontitis localizado tenían niveles más altos del punto medio CRP que controles (1,45 y 1,30 contra 0,90 mg/l, respectivamente, P = 0,030); los 52% de pacientes generalizados del periodontitis y los 36% de los pacientes localizados del periodontitis eran seropositivos para interleukin-6 (IL-6), comparado hasta el 26% de los controles (P= 0,008). Los niveles del plasma IL-6 eran más altos en pacientes del periodontitis que en controles (P = 0,015). Los leucocitos también fueron elevados en periodontitis generalizado (7,0 x 10(9) /L) compararon al periodontitis y a los controles localizados (6,0 y 5,8 x 10(9) /L, respectivamente, P= 0,002); este hallazgo fue explicado sobre todo por números más elevados de neutrófilos en el periodontitis (P= 0,001). IL-6 y CRP correlacionaron con uno a, y CRP y los niveles IL-6 correlacionaron con los neutrófilos. Los hallazgos actuales para el periodontitis eran controlados para otros factores sabidos asociados a enfermedades cardiovasculares, incluyendo edad, la educación, el índice de masa corporal, fumar, la hipertensión, el colesterol, y la seropositividad para CMV, pneumoniae del Chlamydia, y los píloros de Helicobacter. CONCLUSIONES: Periodontitis da lugar a niveles sistémicos más altos de CRP, de IL-6, y de neutrófilos. Estos factores inflamatorios elevados pueden aumentar actividad inflamatoria en lesiones ateroscleróticas, potencialmente aumentando el riesgo para los eventos cardiacos o cerebrovasculares.

J Periodontol. El 2000 de oct; 71(10): 1528-34

Asociaciones potenciales entre la enfermedad respiratoria crónica y la enfermedad periodontal: análisis de la encuesta sobre nacional III. el examen de la salud y de la nutrición.

FONDO: Las asociaciones entre la salud oral pobre y la enfermedad pulmonar crónica se han divulgado recientemente. El actual estudio evaluó estas asociaciones potenciales analizando datos de la encuesta sobre nacional III el examen de la salud y de la nutrición (NHANES III), que documenta la salud general y la situación alimenticia de Estados Unidos aleatoriamente seleccionados sujeta a partir de 1988 a 1994. MÉTODOS: Este estudio seccionado transversalmente, retrospectivo de la base de datos de NHANES III incluyó una población del estudio de 13.792 temas > o = 20 años de edad con por lo menos 6 dientes naturales. Una historia de la bronquitis y/o del enfisema fue registrada del cuestionario médico, y una variable dividida en dos combinó ésos con o la bronquitis crónica y/o el enfisema, junta considerados como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD). La función pulmonar sujeta era estimada calculando el ratio del volumen expiratorio forzado (FEV) después de 1 segundo (FEV1) capacidad vital de /forced (FVC). El estado de salud oral fue evaluado del índice de DMFS/T (resumen de la experiencia acumulativa de la carie), de la sangría gingival, de la recesión gingival, de la profundidad que sondaba gingival, y del nivel periodontal del accesorio. Los análisis de peso insuficiente fueron utilizados para el examen inicial de los datos, y un análisis cargado fue realizado en un modelo de regresión logístico final que ajustaba según edad, sexo, raza y pertenencia étnica, educación, renta, frecuencia de visitas dentales, diabetes mellitus, el fumar, y uso del alcohol. RESULTADOS: La edad media de todos los temas era 44,4 +/- 17,8 años (medio +/- SD): COPD = 51,2 +/- 17,9 años y temas sin COPD = 43,9 +/- 17,7 años. Los temas con una historia de COPD tenían pérdida más periodontal del accesorio que temas sin COPD (1,48 +/- 1,35 milímetros contra 1,17 +/- 1,09 milímetros, P = 0,0001). Los temas con la pérdida mala del accesorio (MAL) > o = 3,0 milímetros tenían un riesgo más alto de COPD que ésos que tenían MAL < 3,0 milímetros (ratio de las probabilidades, 1,45; Ci del 95%, 1,02 a 2,05). Una tendencia fue observada en esa función pulmonar aparecía disminuir con el aumento de pérdida periodontal del accesorio. CONCLUSIONES: Los hallazgos del actual análisis apoyan los informes recientemente publicados que sugieren una asociación entre la enfermedad periodontal y COPD.

J Periodontol. El 2001 de enero; 72(1): 50-6

Correlaciones entre la artritis reumatoide y la enfermedad periodontal. Un comentario.

Este comentario mira las considerables semejanzas entre la enfermedad periodontal y la artritis reumatoide (RA). Mientras que la etiología de estas dos enfermedades puede diferenciar, los mecanismos patógenos subyacentes son notable similares y es posible que los individuos que manifiestan periodontitis y el RA pueden sufrir de un dysregulation sistémico subyacente de la unificación de la respuesta inflamatoria. A la luz de estos hallazgos, las implicaciones para el uso de enfermedad-modificar medicaciones en la gestión de estas dos condiciones inflamatorias crónicas son evidentes. Fomente los estudios longitudinales y los estudios medicación-basados de la intervención se requieren determinar apenas cómo estas dos condiciones son de cerca aliadas.

J Clin Periodontol. El 2003 de sept; 30(9): 761-72

Comparación de la composición del cuerpo y de la enfermedad periodontal usando técnicas de evaluación alimenticias: Tercera encuesta sobre nacional el examen de la salud y de la nutrición (NHANES III).

OBJETIVOS: El objetivo de este estudio era investigar la asociación de la composición del cuerpo (obesidad) y de la enfermedad periodontal usando las técnicas de evaluación alimenticias simples, baratas disponibles en la tercera encuesta sobre nacional el examen de la salud y de la nutrición (NHANES III). MATERIAL Y MÉTODOS: Los temas caucásicos, envejecidos 18 años y arriba, participando en NHANES III, fueron utilizados para este estudio. El peso, la altura, la circunferencia de la cintura, la circunferencia de la cadera, el grueso del skinfold (s), y las medidas bioelectrical del análisis de la impedancia fueron realizados y utilizados en el cálculo del índice de masa corporal (BMI), el ratio de la cintura-a-cadera (WHR) (grasa visceral), la suma del registro de S (grasa subcutánea), y la masa sin grasa (FFM). Los datos eran analizados usando SPSS. ANOVA unidireccionales, factoriales, los análisis multivariantes, y los análisis de la curva de regresión fueron realizados. p<0.05 fue utilizado para rechazar la hipótesis nula. RESULTADOS: Ajustando según edad, género, historia de la diabetes, el fumar actual, y situación socioeconómica, las correlaciones significativas fueron encontradas estadístico entre el periodontitis y WHR, BMI, FFM, y a veces CONCLUSIÓN del S.: Este estudio, indicando correlaciones significativas entre la composición del cuerpo y la enfermedad periodontal (con WHR siendo el más significativo, seguido por BMI, FFM, y S), mostró semejanzas a ésas observadas en otros problemas de salud obesidad-relacionados. Esto consolidó las discusiones que la enfermedad periodontal y ciertas enfermedades sistémicas obesidad-relacionadas son relacionadas, con el metabolismo gordo anormal posiblemente siendo un factor importante.

J Clin Periodontol. El 2003 de abril; 30(4): 321-7

Osteoporosis: un factor de modificación posible en pérdida oral del hueso.

Ha estado aumentando interés en la correlación entre la osteoporosis sistémica, la pérdida oral del hueso, la pérdida del diente, y los factores de riesgo para estas condiciones. Porque la severidad de la pérdida alveolar del hueso aumenta con edad, se ha presumido de largo que puede, en parte, ser relacionado con las condiciones sistémicas que también predisponen al paciente a la osteoporosis/al osteopenia. El propósito de este papel es revisar los factores de riesgo para la osteoporosis y el periodontitis, así como las pruebas que la pérdida de mineral oral del hueso se puede relacionar con el osteopenia sistémico. Hay también pruebas que las terapias diseñadas para influenciar densidad mineral del hueso sistémico, tal como reemplazo de la hormona y terapia del bisphosphonate, se pueden asociar a menos pérdida del diente y a una pérdida más lenta de hueso alveolar, respectivamente.

Ann Periodontol. El 1998 de julio; 3(1): 312-21

Pérdida del diente y densidad esquelética del hueso en mujeres posmenopáusicas sanas.

Las asociaciones entre la situación dental y la densidad esquelética del hueso fueron investigadas en un grupo de 329 mujeres posmenopáusicas sanas con densidad normal del hueso. Deshuese la densidad mineral (BMD) de la espina dorsal lumbar, el cuello femoral y el radio distal fueron medidos por absorptiometry dual o de fotón único. De sigue habiendo el número de los dientes fue contado y la presencia de dentaduras completas fue observada por un médico de la enfermera. Cuarenta y ocho mujeres (el 15%) llevaron una dentadura maxilar y/o de la mandíbula completa: 22 (el 7%) eran totalmente desdentados y 26 adicionales (el 8%) tenían un canto desdentado. Entre mujeres sin las dentaduras completas (n = 281), las relaciones lineares positivas significativas fueron observadas entre el número de dientes y el BMD en la espina dorsal (p < 0,05) y el radio (p < 0,01), controlando por años desde menopausia, paquete-años de fumar, la educación y el índice de masa corporal. El BMD no diferenció entre los grupos con y sin las dentaduras. Sin embargo, las mujeres que adquirieron las dentaduras después de la edad de 40 años tenían BMD espinal y radial malo perceptiblemente más bajo que las mujeres que adquirieron años de las dentaduras a la edad de 40 años o anterior (en el radio, 0,584 +/- 0,015 g/cm2 de v 0,630 +/- 0,017, p < 0,05; en la espina dorsal, 1,043 +/- 0,031 g/cm2 de v 1,124 +/- 0,029, p = 0,05). En análisis de regresión linear, las correlaciones independientes significativas fueron encontradas entre todas las mujeres (n = 329) entre el número de dientes y envejecen (parcial r = -0,19, p < 0,001), los paquete-años de uso del cigarrillo (parcial r = -0,23, p < 0,001) y los años de educación (parcial r = +0,11, p < 0,05). Estas asociaciones entre la situación y el BMD dentales apoyan la hipótesis que la pérdida sistémica del hueso puede contribuir a la pérdida del diente.

Osteoporos internacional. El 1994 de marcha; 4(2): 104-9

Infección periodontal y nacimiento prematuro: resultados de un estudio anticipado.

FONDO: Los estudios anteriores han sugerido que la infección periodontal crónica se puede asociar a nacimientos prematuros. Los autores condujeron un estudio anticipado para probar para esta asociación. MÉTODOS: Reclutaron a un total de 1.313 mujeres embarazadas del centro de investigación perinatal del énfasis en la universidad de Alabama en Birmingham. Termine periodontal, médico, las evaluaciones del comportamiento de .and fueron hechas entre 21 y 24 gestaciones de las semanas. Después de entrega, los informes médicos fueron consultados para determinar la edad gestacional de cada niño en el nacimiento. De estos datos, los autores calculaban relaciones entre la enfermedad periodontal y el nacimiento prematuro, mientras que ajustaban según fumar, paridad (el estado o el hecho de llevar al descendiente), raza, y edad maternal. Los resultados fueron expresados como ratios de las probabilidades e intervalos de confianza del 95%, o CIs. RESULTADOS: Los pacientes con enfermedad periodontal severa o generalizada habían ajustado los ratios de las probabilidades (ci del 95%) de 4,45 (2.16-9.18) según entrega prematura (es decir, antes de edad gestacional de 37 semanas). El ratio ajustado de las probabilidades aumentó con el aumento de precocidad a 5,28 (2.05-13.60) antes de la edad gestacional de 35 semanas y a 7,07 (1.70-27.4) antes de la edad gestacional de 32 semanas. CONCLUSIONES: Los datos de los autores muestran una asociación entre la presencia de periodontitis en las 21 a 24 gestaciones y el nacimiento prematuro subsiguiente de las semanas. Otros estudios son necesarios determinar si el periodontitis es la causa. IMPLICACIONES CLÍNICAS: Mientras que este estudio anticipado grande ha mostrado una asociación significativa entre el nacimiento y el periodontitis prematuros en las 21 a 24 gestaciones de las semanas, ni él u otros estudios hasta la fecha fueron diseñados para determinar si el tratamiento del periodontitis reducirá el riesgo de nacimiento prematuro. Hasta que finalice una respuesta a esta pregunta importante, sigue siendo apropiado aconsejar a mujeres embarazadas sobre la importancia de la buena salud oral.

Abolladura Assoc de J. El 2001 de julio; 132(7): 875-80

Los problemas de salud y su relación de las mujeres al periodontitis.

FONDO: La aparición de asociaciones propias de cada sexo entre el periodontitis y ciertos desordenes sistémicos ha incitado a investigadores investigar la posibilidad de asociaciones entre el periodontitis y los problemas de salud de las mujeres específicas. Los autores revisan las relaciones potenciales entre el periodontitis y los cambios hormonales y sus ramificaciones con respecto a resultados del embarazo, enfermedad cardiovascular, o CVD, y osteoporosis. MÉTODOS: Cambia en niveles de hormona, tales como los que ocurran durante pubertad, embarazo, la menstruación y la menopausia, así como los que ocurren con el uso de suplementos hormonales, se han asociado de largo al desarrollo de la gingivitis. Además, los anaerobios bacterianos se han encontrado para cambiar durante el ciclo hormonal normal. En periodontitis, la respuesta inflamatoria da lugar a la ulceración de los gingivae y a la entrada subsiguiente de células bacterianas, de productos bacterianos, de fragmentos peptidoglycan y de enzimas hidrolíticas en la circulación sistémica. El resultado es una respuesta sistémica de cytokines crecientes y de mediadores biológicos, así como niveles crecientes de anticuerpos del suero. RESULTADOS: Algunos investigadores han encontrado que las mujeres embarazadas con periodontitis eran 7,5 veces más probables tener un niño prematuro del bajo-nacimiento-peso que los temas del control. Otros investigadores divulgaron que el riesgo de nacimiento prematuro fue relacionado directamente con la severidad del periodontitis. Semejantemente, los investigadores han ligado periodontitis al CVD. Muchos estudios han indicado que el estrógeno ejerce un efecto protector contra el desarrollo del CVD, y muchas pruebas sugieren que cuando la terapia de reemplazo hormonal se administra a las mujeres posmenopáusicas, este efecto continúe. Una relación entre el periodontitis y la osteoporosis se ha establecido, tales que una pérdida más clínica del accesorio se ha observado en gente osteoporotic. CONCLUSIONES: La literatura sugiere que una investigación más propia de cada sexo sea esencial determinar las estrategias necesarias para prevenir y para tratar resultados del embarazo, el CVD y la osteoporosis adversos con la modificación de la hormona y el control del periodontitis. IMPLICACIONES CLÍNICAS: Los dentistas deben asumir mayor responsabilidad de la salud total de sus pacientes, y adquieren el conocimiento de condiciones sistémicas relevantes para obrar recíprocamente significativo con los colegas médicos.

Abolladura Assoc de J. El 2002 de marcha; 133(3): 323-9

Relación de la enfermedad periodontal al grueso de pared de los intima-medios de la arteria carótida: el riesgo de la ateroesclerosis en estudio de las comunidades (ARIC).

Periodontitis se ha ligado a la enfermedad cardiovascular clínica pero no a la ateroesclerosis subclínica. El propósito de este estudio era determinar si el periodontitis está asociado al grueso de pared de los intima-medios de la arteria carótida (IMT). Los datos seccionados transversalmente sobre 6.017 personas envejecidas 52 a 75 años fueron obtenidos del riesgo de la ateroesclerosis en el estudio 1996 a de las comunidades el examen 1998. La variable dependiente era IMT carótida >/=1 milímetro. Periodontitis fue definido por el grado de la pérdida >/=3 milímetro del accesorio: ningunos/suave (el <10%), moderado (el 10% al <30%), o severo (el >/=30%). Covariates incluyó edad, el sexo, la diabetes, el colesterol de LDL, el colesterol de HDL, los triglicéridos, la hipertensión, fumar, el ratio de la cintura-cadera, la educación, y el centro de la raza/del estudio. Las probabilidades de IMT >/=1 milímetro eran más altas para el periodontitis severo (O ci 1,73 a 2,53 de 2,09, del 95%) y periodontitis moderado (O 1,40, ci 1,17 a 1,67) comparado sin periodontitis. En un modelo de regresión logístico multivariable, el periodontitis severo (O 1,31, ci 1,03 a 1,66) fue asociado a IMT >/=1 milímetro, mientras que ajustaba según los otros factores en el modelo. Estos resultados proporcionan la primera indicación que el periodontitis puede desempeñar un papel en la patogenesia de la formación del atheroma, así como en eventos cardiovasculares.

Biol de Arterioscler Thromb Vasc. El 2001 de nov; 21(11): 1816-22

Continuado en la página 2 de 3