Liquidación de la primavera de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine marzo de 2003

imagen

Efectos secundarios de la medicación

Incidencia de las reacciones de droga adversas en pacientes hospitalizados: un meta-análisis de estudios anticipados.

OBJETIVO: Para estimar la incidencia de las reacciones de droga adversas serias y fatales (ADR) en internos. ORÍGENES DE DATOS: Cuatro bases de datos electrónicas fueron buscadas a partir de 1966 a 1996. SELECCIÓN DEL ESTUDIO: De 153, seleccionamos 39 estudios anticipados de hospitales de los E.E.U.U. EXTRACCIÓN DE DATOS: Los datos extraídos independientemente por dos investigadores eran analizados por un modelo de los al azar-efectos. Para obtener la incidencia total de ADRs en pacientes hospitalizados, combinamos la incidencia de ADRs que ocurría mientras que en el hospital más la incidencia de ADRs que causaba la admisión al hospital. Excluimos errores en la administración de la droga, el incumplimiento, la sobredosis, la tenencia ilícita de drogas, fracasos terapéuticos, y ADRs posible. ADRs serio fue definido como los que la hospitalización requerida, inhabilitaba permanentemente, o dado lugar a muerte. SÍNTESIS DE LOS DATOS: La incidencia total de ADRs serio era el intervalo de confianza de 6,7% (95% [ci], 5,2% a 8,2%) y de ADRs fatal eran 0,32% (ci del 95%, 0,23% a 0,41%) de pacientes hospitalizados. Estimábamos que en 1994 en conjunto 2.216.000 (1,721,000-2,711,000) hospitalizamos a pacientes teníamos ADRs serio y 106.000 (76,000-137,000) tenían ADRs fatal, haciendo estas reacciones entre la cuarta y sexta causa de la muerte principal. CONCLUSIONES: La incidencia de ADRs serio y fatal en hospitales de los E.E.U.U. fue encontrada para ser extremadamente alta. Mientras que nuestros resultados se deben ver con la circunspección debido a heterogeneidad entre estudios y pequeños prejuicios en las muestras, estos datos sin embargo sugieren que ADRs represente un problema clínico importante.

JAMA 1998 15 de abril; 279(15): 1200-5

Reducción del colesterol de LDL por el 25% al 60% en pacientes con hipercolesterolemia primaria por el atorvastatin, un nuevo inhibidor de la reductasa HMG-CoA.

Este ensayo clínico de seis semanas, de doble anonimato evaluó respuestas del parámetro del lípido a diversas dosificaciones del atorvastatin en pacientes con hipercolesterolemia primaria. Atorvastatin es un nuevo inhibidor de la reductasa de la coenzima A (HMG-CoA) de 3 hydroxy-3-methylglutaryl en fase de desarrollo. Después de terminar una fase dietética de la placebo-línea de fondo de ocho semanas, asignaron 81 pacientes aleatoriamente para recibir placebo o 2,5, atorvastatin del magnesio 5, 10, 20, 40 o 80 una vez diariamente por seis semanas. Las reducciones del colesterol del plasma LDL de la línea de fondo eran relativas a la dosis, con la reducción del 25% a del 61% de la dosis mínima a la dosis máxima del atorvastatin del magnesio 80 una vez al día. Las reducciones totales del colesterol y del apolipoprotein B del plasma eran también relativas a la dosis. Previamente, las reducciones en el colesterol de LDL de la magnitud observada en este estudio se han considerado solamente con medicación de la combinación. En este estudio, el atorvastatin fue tolerado bien por los pacientes hiperlipidémicos, tenía un perfil de seguridad aceptable, y con tal que mayor reducción en colesterol que otros inhibidores previamente divulgados de la reductasa HMG-CoA.

Biol 1995 de Arterioscler Thromb Vasc mayo; 15(5): 678-82

Un breve papel de comentario de la eficacia y de la seguridad del atorvastatin en ensayos clínicos tempranos.

Los datos preclínicos y clínicos sobre el atorvastatin, un nuevo inhibidor de la reductasa de la coenzima A (HMG-CoA) de 3 hydroxy-3-methylglutaryl, indican que tienen actividad superior en tratar una variedad de desordenes dyslipidemic caracterizados por elevaciones en el colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL-C) y/o los triglicéridos. Los resultados para los pacientes seleccionados al azar en estudios tempranos de la eficacia y de la seguridad fueron combinados en una base de datos y analizados. Este análisis incluyó a un total de 231 pacientes atorvastatin-tratados (131 con la hipercolesterolemia (HC), 63 con la hiperlipidemia combinada (CH), 36 con el hypertriglyceridemia (HTG), y uno con el hyperchylomicronemia (tipo de Fredrickson V)). Trataron a los pacientes con una dieta de colesterol-baja (institutos nacionales de la dieta nacional del paso de programa educativo del colesterol de la salud 1 o de una dieta más rigurosa) y 2,5, 5, 10, 20, 40 o 80 mg/día del atorvastatin o del placebo. La eficacia fue basada en el por ciento cambia de línea de fondo en el colesterol total, triglicéridos totales, LDL-C, colesterol de la lipoproteína muy de baja densidad (VLDL-C), colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL-C), apolipoprotein B (apo B) y non-HDL-C/HDL-C. La seguridad fue evaluada en todos los pacientes seleccionados al azar. Atorvastatin parecía bajar preferencial eso los componentes del lípido y de la lipoproteína elevados más dentro de cada estado dyslipidemic: LDL-C en pacientes con HC, los triglicéridos y VLDL-C en pacientes con el HTG, o los tres en pacientes con el CH. Atorvastatin bien-fue tolerado con un perfil de seguridad similar a otras drogas en su clase.

Ateroesclerosis 1997 mayo; 131(1): 17-23

Efectos de la droga adversos, conformidad, y dosis iniciales de las drogas de antihypertensive recomendadas por el comité nacional común contra el directorio de los médicos.

FONDO: Los problemas de la conformidad son causas comunes del tratamiento inadecuado de la hipertensión, con el 16% al 50% de pacientes que abandonan el tratamiento en el plazo de un año. Los eventos adversos relativos a la dosis de la droga (ADEs) causan con frecuencia problemas de la conformidad, y mucho ADEs ocurre con las dosis iniciales de las drogas de antihypertensive. Así, es un principio establecido para iniciar terapia del antihypertensive en las dosis bajas para evitar ADEs que disminuyen la calidad de vida de los pacientes y reducen conformidad. ¿Sin embargo, cuáles son las dosis efectivas más bajas de las drogas de antihypertensive? OBJETIVO: Para comparar las dosis iniciales recomendadas en el directorio de los médicos (PDR) con ésas recomendadas por el sexto informe del comité nacional común sobre la detección, la evaluación, y el tratamiento de la tensión arterial alta (JNC VI). MÉTODOS: Comentario del último informe de JNC VI (1997) y las 1999 y 2000 ediciones del PDR y de la literatura médica. RESULTADOS: El JNC VI recomienda dosis iniciales substancialmente más bajas para 23 (el 58%) de 40 drogas, comparado con el PDR. Además, para 37 (el 82%) de 45 drogas, las instrucciones de PDR no sugieren dosis iniciales más bajas para los viejos o frágiles pacientes que para adultos más jovenes. CONCLUSIONES: Aunque el PDR sea la referencia de la droga usada más por los médicos, no refleja las dosis iniciales más bajas que son recomendadas por el JNC VI para muchas de las drogas de antihypertensive prescritas. Porque la evitación de ADEs es esencial para la conformidad que mantiene con terapia del antihypertensive, y porque mucho el antihypertensive ADEs es relativo a la dosis, los médicos deben conocer el muy más bajo, eficaz, menos dosis ADE-propensas. Los pacientes y los médicos se beneficiarían estableciendo mecanismos para hacer esta información fácilmente disponible a todos los médicos practicantes.

Arco interno MED 2001 26 de marzo; 161(6): 880-5

Terapia de reemplazo hormonal y riesgo menopáusicos de cáncer ovárico.

CONTEXTO: La asociación entre la terapia de reemplazo hormonal menopáusica y el cáncer ovárico es confusa. OBJETIVO: Para determinar si la terapia de reemplazo hormonal usando el estrógeno solamente, la estrógeno-progestina solamente, o estrógeno solamente y estrógeno-progestina aumenta riesgo de cáncer ovárico. DISEÑO: Un estudio ficticio 1979-1998 de participantes anteriores en el proyecto de demostración de la detección del cáncer de seno, un programa de cribado a escala nacional del cáncer de seno. DETERMINACIÓN: Veintinueve centros clínicos de los E.E.U.U. PARTICIPANTES: Un total de 44 241 mujeres posmenopáusicas (edad media en el comienzo de la continuación, de 56,6 años). MEDIDA PRINCIPAL DEL RESULTADO: Cáncer ovárico del incidente. RESULTADOS: Identificamos a 329 mujeres que desarrollaron el cáncer ovárico durante la continuación. En los análisis dependientes del tiempo ajustados según edad, el tipo de la menopausia, y el uso del contraceptivo oral, uso del estrógeno solamente fueron asociados nunca perceptiblemente al cáncer ovárico (ratio de la tarifa [RR], 1,6; intervalo de confianza del 95% [ci], 1.2-2.0). La duración cada vez mayor del estrógeno-solamente utiliza fue asociada perceptiblemente al cáncer ovárico: RRs para 10 a 19 años y 20 o más años eran 1,8 (ci del 95%, 1.1-3.0) y 3,2 (ci del 95%, 1.7-5.7), respectivamente (valor de P para la tendencia <.001), y nosotros observaron un aumento del 7% (ci del 95%, 2%-13%) en el RR por el año de uso. Observamos RRs perceptiblemente elevado con el aumento de la duración del uso del estrógeno-solamente a través de todos los estratos de otros factores de riesgo de cáncer ovárico, incluyendo mujeres con histerectomia. El RR para el uso de la estrógeno-progestina después de que el uso anterior del estrógeno-solamente fuera 1,5 (ci del 95%, 0.91-2.4), solamente el RR para el uso de la estrógeno-progestina-solamente era 1,1 (ci del 95%, 0.64-1.7). El RRs por menos de dos años y dos o más años de uso de la estrógeno-progestina-solamente eran 1,6 (ci del 95%, 0.78-3.3) y 0,80 (ci del 95%, 0.35-1.8), respectivamente, y allí no eran ninguna prueba de una respuesta de la duración (valor de P para la tendencia =.30). CONCLUSIÓN: Las mujeres que utilizaron terapia del reemplazo del estrógeno-solamente, particularmente por 10 o más años, estaban en el riesgo perceptiblemente creciente de cáncer ovárico en este estudio. Las mujeres que utilizaron terapia a corto plazo del reemplazo de la estrógeno-progestina-solamente no estaban en el riesgo creciente, sino el riesgo se asociaron a la posterior investigación a corto plazo y más a largo plazo de las autorizaciones de la terapia del reemplazo de la estrógeno-progestina.

JAMA 2002 17 de julio; 288(3): 334-41

Continuado en la página 3 de 3

imagen


De nuevo al foro de la revista