Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine noviembre de 2002

imagen

Página 4 de 4

La jaqueca diaria con aureola visual se asoció a una malformación arteriovenosa occipital.

Describen a una mujer de 51 años con ataques diarios de la jaqueca con aureola visual. La aureola ocurrió siempre a la derecha y el dolor de cabeza siempre en el lado izquierdo de la cabeza, sugiriendo una lesión estructural en el lóbulo occipital izquierdo. La lesión aparecía ser una malformación arteriovenosa cuyo la borradura casi completa dio lugar a una disminución de la frecuencia de la aureola y de la intensidad del dolor de cabeza. El tratamiento subsiguiente del hipotiroidismo de la frontera con levothyroxine trajo alrededor de una mejora espectacular en frecuencia de la aureola y del dolor de cabeza. El caso se discute teniendo en cuenta nuestra actual comprensión de la patogenesia del ataque de la jaqueca.

Dolor de cabeza el 2001 de febrero; 41(2): 193-7

Hipertensión en desordenes de la tiroides.

La hipertensión es más común en pacientes hypothyroidic que en controles eutiroides en más viejos grupos de la misma edad. El tratamiento de la deficiencia de la tiroides solamente baja la presión arterial en la mayoría de los pacientes. Se reduce Hemodynamically, volumen cardiaco y se eleva la resistencia periférica total. Este último es probablemente secundario a un aumento del tono nervioso comprensivo y a un aumento relativo en respuesta alfa-adrenérgica. En hipertiroidismo, la elevación de la presión arterial diastólica es infrecuente. La hipertensión sistólica es más común en grupos de la misma edad más jovenes. El tratamiento del hipertiroidismo solamente baja la presión arterial sistólica en la mayoría de los pacientes. Un aumento en volumen cardiaco y una disminución de la resistencia periférica total acompañan el hipertiroidismo. La potenciación de la acción de la catecolamina por un exceso de hormona tiroidea se ha invocado como explicación, porque el exceso de la hormona tiroidea es acompañado por los receptores beta-adrenérgicos crecientes en algún tejido, incluyendo corazón.

Norte el 1994 de Endocrinol Metab Clin de junio; 23(2): 379-86

Niveles de hormonas tiroideas y de hormona thyrotropic en el suero de mujeres con la hipertensión arterial perimenopausal.

La prueba realizada en 96 mujeres envejeció entre 43 a 55 años (50,46 +/- 4,7), que no tomaron ninguna drogas durante los tres meses pasados. Dividieron a las mujeres en dos grupos: posmenopáusico premenopausal y temprano. Subdividieron a cada grupo según la presión arterial: con la presión normal y con la hipertensión arterial. La concentración de T4, el T3 y TSH fueron medidos usando un método radioimmunologic. La saturación de las proteínas de portador fue establecida con el T3/test, el resultado cuyo fue utilizado para dividir T4 y el T3 y para obtener FT4I y FT3I respectivamente. Fue encontrado que las mujeres con la hipertensión arterial tienen (p < 0,001) concentración perceptiblemente más alta de TSH. La concentración de T3 y FT3I eran perceptiblemente más altos (p <0.01) en mujeres con la hipertensión arterial en el período posmenopáusico.

Político 1992 de Ginekol; 63(3): 130-3

Enfermedad de tiroides y reproducción femenina.

OBJETIVO: Para revisar la función y la fertilidad menstruales en enfermedad de tiroides, principalmente en hipertiroidismo e hipotiroidismo. También, registrar consecuencias (las 131) de la terapia de I, que se utiliza extensamente en el tratamiento del cáncer de la enfermedad y de tiroides del ’ de los sepulcros, en embarazos subsiguientes y en fertilidad en estos pacientes. DISEÑO: Una búsqueda del ordenador de MEDLINE fue utilizada para identificar estudios relevantes. El tipo de disturbios menstruales y la situación de la fertilidad fueron registrados de todos los estudios encontrados. También, la fertilidad y el peligro genético de los pacientes femeninos con el cáncer de la enfermedad y de tiroides del ’ de los sepulcros que fueron tratados con (131) mí fueron registrados. RESULTADOS: El hipertiroidismo y el hipotiroidismo pueden dar lugar a disturbios menstruales. Las anormalidades menstruales son menos comunes ahora que en serie anterior. En un estudio reciente, encontramos que solamente 21,5% de 214 pacientes thyrotoxic tenían algún tipo de disturbio menstrual, comparado hasta el 50% al 60% en un ciertas más viejas series. Las manifestaciones mas comunes son hypomenorrhea y oligomenorrhea. Según los resultados de biopsias endometriales, la mayoría de las mujeres thyrotoxic siguen siendo ovulatorias. Por otra parte, la incidencia genética del peligro a la terapia del radioyodo en enfermedad del ’ de los sepulcros y carcinoma de la tiroides es muy pequeña; la exposición (131) a I no causa fecundidad reducida, y el riesgo de pérdida de fertilidad no es una contraindicación para su uso en estos pacientes. En hipotiroidismo, la frecuencia de irregularidades menstruales se ha divulgado muy recientemente para ser 23,4% entre 171 pacientes hipotiroideos estudiados. Éste es mucho menos que lo divulgada en los estudios anteriores, que mostraron que el 50% al 70% de pacientes femeninos hipotiroideos tenían anormalidades menstruales. La manifestación más común es oligomenorrhea. El hipotiroidismo severo se asocia comúnmente al fracaso de la ovulación. La ovulación y el concepto pueden ocurrir en hipotiroidismo suave. Estos embarazos, sin embargo, se asocian a menudo a abortos, a los partos muertos o a la precocidad. Estes último pueden ser de mayor importancia clínica en mujeres estériles con infertilidad inexplicada. CONCLUSIONES: Estos nuevos datos, principalmente referentes a anormalidades menstruales en el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, son contrarios con qué se cree y se escribe generalmente en los libros de texto clásicos de la tiroides e indican que tales opiniones deben ser revisadas.

Fertil Steril DEC 2000; 74(6): 1063-70

Investigación para el hipotiroidismo en mujeres estériles.

OBJETIVO: Para determinar la frecuencia de un nivel tiroides-estimulante elevado de la hormona (TSH) en 704 pacientes que buscan el tratamiento para la infertilidad. DISEÑO DEL ESTUDIO: Los sueros a partir de 704 mujeres evaluadas para la infertilidad fueron probados para los niveles de TSH usando mIU/mL (normal, 0.45-4.09) del radioinmunoanálisis. Todas las mujeres tenían por lo menos un año de infertilidad. Excluyeron a las mujeres con una historia sabida de la enfermedad de tiroides del comentario. RESULTADOS: Dieciséis de 704 pacientes (2,3%) habían elevado niveles de TSH y fueron tratados con levothyroxine para normalizar TSH. Ningunas de estas mujeres tenían muestras o síntomas clínicos públicos del hipotiroidismo. De estas mujeres, 11 de 16, o el 69%, tenían disfunción ovulatoria, y 7 (el 64%) se quedaban más adelante embarazadas mientras que en el reemplazo de la tiroides. Cinco de 704 (0,7%) mujeres con la infertilidad que presentó sin una historia de la disfunción ovulatoria no habían elevado niveles de TSH, y ningunos se quedaban embarazadas con el tratamiento. CONCLUSIÓN: El predominio de TSH elevado en 704 mujeres con por lo menos un año de infertilidad era 2,3%. La mayoría de mujeres diagnosticadas con el hipotiroidismo (11 de 16, o el 69%) tenía disfunción ovulatoria. Con el tratamiento para el hipotiroidismo, los embarazos acertados dieron lugar a 7 de 11 (el 64%) de pacientes. Las mujeres con infertilidad y la disfunción ovulatoria deben ser defendidas para el hipotiroidismo. La investigación para el hipotiroidismo como parte de un workup rutinario de la infertilidad en mujeres con la función ovulatoria normal rendirá pocas pruebas anormales.

MED 1999 de J Reprod mayo; 44(5): 455-7

Cáncer de seno

Nutrición y supervivencia después de la diagnosis del cáncer de seno: un comentario de las pruebas.

PROPÓSITO: Para revisar y resumir pruebas de los estudios clínicos y epidemiológicos que han examinado la relación entre los factores alimenticios, la supervivencia y la repetición después de la diagnosis del cáncer de seno. MATERIALES Y MÉTODOS: Los estudios clínicos y epidemiológicos relevantes fueron identificados con una búsqueda de Medline. Las referencias de informes identificados también fueron utilizadas para identificar los artículos publicados adicionales para el comentario crítico. RESULTADOS: Varios factores alimenticios modifican la progresión de la enfermedad y del pronóstico después de la diagnosis del cáncer de seno. El exceso de peso o la obesidad se asocia a un pronóstico más pobre en la mayoría de los estudios que han examinado esta relación. el aumento de peso Tratamiento-relacionado también puede influenciar supervivencia sana, reducir calidad de vida y aumentar el riesgo para las condiciones del comorbid. Cinco de 12 estudios que examinaron la relación entre la grasa dietética y la supervivencia encontraron una asociación inversa, que no era evidente en el ajuste de la energía en la mayor parte de estos estudios. La mayoría de los estudios que examinaron tomas de las verduras o de los alimentos proporcionados por las verduras y la fruta encontró una relación inversa con supervivencia. La toma del alcohol no fue asociada a supervivencia en la mayoría de los estudios que examinaron esta relación. CONCLUSIÓN: Mucho queda aprender sobre el papel de factores alimenticios en supervivencia después de la diagnosis del cáncer de seno. El control de peso sano con énfasis en el ejercicio para preservar o para aumentar la masa magra del músculo y una dieta que incluya verduras alimento-ricas puede ser recomendado. Adieta que tiene verduras adecuadas, fruta, granos enteros y los productos lácteos bajos en grasa y que son bajos en grasa saturada pueden ayudar para bajar riesgo total de la enfermedad en esta población.

J Clin Oncol 2002 1 de agosto; 20(15): 3302-16

Ejercite las preferencias de asesoramiento y programadas de los supervivientes del cáncer.

PROPÓSITO: El ejercicio ha emergido como intervención importante de la calidad de vida para los supervivientes del cáncer, pero la motivación del ejercicio es un desafío. El propósito de este estudio era proporcionar una evaluación completa de las preferencias del ejercicio de los supervivientes del cáncer. DESCRIPCIÓN DEL ESTUDIO: Una encuesta enviada, uno mismo-administrada fue terminada por 307 supervivientes de cáncer de la próstata, del pecho, colorrectal o de pulmón. La encuesta contuvo preguntas sobre variables demográficas y médicas, último ejercicio y preferencias de asesoramiento y programadas del diverso ejercicio. RESULTADOS: Para el ejercicio que aconsejaba, el 84% de participantes dijeron que él prefirió o que lo prefirió quizá para recibir ejercicio que aconsejaba en algún momento durante su experiencia del cáncer. Por otra parte, el 85% prefirieron recibir el asesoramiento del ejercicio cara a cara, y el 77% prefirieron recibirlo de un especialista del ejercicio afiliado con un centro del cáncer. Para el ejercicio que programaba, el 98% prefirieron los ejercicios recreativos, el 81% el caminar preferido, el 57% prefirieron el ejercicio no supervisado (el 57%), y el 56% prefirieron ejercicio de la moderado-intensidad. Además, el 48% prefirieron ejercitar por la mañana, el 44% preferido al ejercicio solamente, el 40% preferido para ejercitar en casa y el 32% preferido para comenzar su programa del ejercicio antes del tratamiento. los análisis del Ji-cuadrado revelaron que una pequeña cantidad de preferencias del ejercicio fueron moderadas por variables demográficas, médicas y del ejercicio. IMPLICACIONES CLÍNICAS: Los resultados de este estudio indican que los supervivientes del cáncer tienen ejercicio único y variado que aconsejan y las preferencias programadas. El cincuenta y seis por ciento de supervivientes del cáncer prefirió ejercitar en la intensidad moderada bastante que en de intensidad alta. el ejercicio de la Moderado-intensidad se ha mostrado previamente para ser relativamente seguro incluso para los supervivientes del cáncer que se avanzan en edad. La llave al éxito para los supervivientes inactivos del cáncer puede ser proporcionar reaseguro que el ejercicio es una modalidad segura y beneficiosa para los supervivientes del cáncer y prescribir un programa del ejercicio que construya su confianza lentamente aumentando el nivel de intensidad del ejercicio.

Cáncer Pract 2002 julio-agosto; 10(4): 208-15

Efectos del control de peso y de la actividad física en la prevención de cáncer: papel del metabolismo endógeno de la hormona.

Exceso del peso corporal y/o de la falta de actividad física se reconocen cada vez más como factores de riesgo importantes para el cáncer de los dos puntos, del pecho, del endometrio y de la próstata. Este papel revisa los efectos de exceso del peso corporal y de la inactividad física sobre el metabolismo endógeno de la hormona (insulina, el sistema de IGF-I/IGFBP y esteroides del sexo) y de alteraciones endocrinas con el riesgo de cáncer del endometrio, del pecho, de la próstata y de los dos puntos.

Ana N Y Acad Sci el 2002 de junio; 963:268-81

Efecto del ejercicio sobre la glándula mamaria de la rata: implicaciones para la carcinogénesis.

La actividad física se ha asociado al riesgo disminuido para desarrollar el cáncer de seno con todo hasta la fecha, el mecanismo sigue siendo desconocido. El propósito de esta investigación era evaluar los efectos del entrenamiento moderado del ejercicio sobre la glándula mamaria normal en un intento por identificar las alteraciones o las diferencias que se pudieron asociar a la inhibición del tumor. Un total de 170 ratas femeninas de Sprague-Dawley fueron seleccionadas al azar a la línea de fondo (n=10), ejercicio (EX; n=80) o grupos del impostor-ejercicio (IMPOSTOR; n=80). El entrenamiento de la rueda de ardilla (20-25 m min-1, el 15% califica, 30 day-1 mínimos, 5 días week-1) fue comenzado en 28 días de la edad (DOA). Los animales fueron matados en 28, 42, 56, 70 y 84 DOA. Las glándulas mamarias fueron evaluadas por la histología y el immunohistochemistry. El extremo terminal florece (TEB), las estructuras susceptibles a la carcinogénesis fue contado. La maduración, el estradiol y la progesterona, y los pesos sexuales del órgano y del músculo también fueron evaluados. No se observó ningunas diferencias en crecimiento, la maduración sexual u hormonas esteroides en respuesta al entrenamiento. No se observó ninguna diferencia en el número de TEBs en ningún timepoint entre EX y el IMPOSTOR. La proliferación fue aumentada perceptiblemente en 56 DOA y tendida para ser aumentada en 42 y 70 DOA en los EX animales mientras que la muerte celular fue aumentada perceptiblemente en 70 DOA y tendida para ser aumentada en 84 DOA en los EX animales. Estos datos no sugieren ninguna diferencia en el número de estructuras agente-susceptibles como resultado de ejercicio moderado. Los cambios en la proliferación de célula y el apoptosis con el entrenamiento del ejercicio sugieren el volumen de ventas alterado de la célula que necesitará el estudio futuro particularmente con importancia a la carcinogénesis.

Acta Physiol Scand el 2002 de junio; 175(2): 147-56

Diferencias sociales de la tensión y del estado-a-estado en mortalidad relacionada que fuma y que fuma en los Estados Unidos.

Este papel divulga sobre la relación entre el stressfulness del ambiente social, fumar y tasas de mortalidad para los neoplasmas malos del sistema respiratorio y de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD). Un acercamiento macrosocial fue empleado con los 50 estados de la porción de Estados Unidos como las unidades de análisis….Los resultados muestran que las poblaciones que experimentan niveles más altos de eventos agotadores fuman más pesadamente y experimentan eventual una mortalidad más alta del cáncer de pulmón y de COPD. Estas relaciones son robustas: se replican por períodos del momento diferente, para diversas medidas de las variables independientes y dependientes, y con diversos métodos analíticos.

MED el 1994 del Soc Sci de enero; 38(2): 373-81

Influencia de las circunstancias de la guerra en características morfológicas del tumor en pacientes con el cáncer de seno.

La influencia de las circunstancias de la guerra en características morfológicas del tumor en pacientes con el cáncer de seno no se ha estudiado hasta ahora. El objetivo de este estudio es investigar si las circunstancias de la guerra han influenciado incidencia del cáncer de seno. El estudio cubrió ambos los pacientes en quienes durante un período de observación diagnosticaron a un cáncer de seno así como los que murieron de la misma enfermedad en el mismo período. Tres fuentes de datos fueron utilizadas: 1) Los archivos del centro de la oncología y de la radioterapia del ” partido del “ del hospital de la universidad (UHS): los datos del hospital de 768 pacientes fueron revisados. La muestra de la guerra consistió en 380 pacientes envejecidos 59.4+/-12.1 (31 a 86) (5 varones incluyendo), mientras que la muestra de la preguerra fue compuesta de 388 pacientes envejecidos 58.4+/-12.7 (19 a 88) (tres varones incluyendo); 2) El registro de la muerte del departamento de patología de UHS con 162 analizaba a las personas cuyas muertes fueron causadas por el cáncer de seno en el período de seis años entre 1988 y 1993. La lista de 162 pacientes muertos incluyó a 79 personas que murieron del cáncer de seno diagnosticado en ese período (1988 a 1993) y otras 83 personas que habían sido diagnosticados antes que período; 3) El registro de la biopsia del departamento de patología de UHS con 851 biopsias del pecho se realizó entre 1988 y 1993. El cáncer de seno es predominante una enfermedad femenina (99,1%). Las circunstancias de la guerra influenciaron de la tarifa de T, de N y de M. (El sistema de TNM refiere a las etapas del cáncer.) El índice del N2, N3, ml era visible más alto en el período de la guerra. Había significantly more diagnosis histológicas malas encontradas en nuevos pacientes y también significantly more pacientes murieron debido al cáncer de seno. La tensión y otras circunstancias de la guerra tienen indudablemente un impacto negativo en los marcadores numerosos del cáncer de seno, que hemos probado en este estudio.

Coll Antropol el 2002 de junio; 26(1): 99-106

Índice Glycemic: descripción de implicaciones en salud y enfermedad.

El concepto glycemic del índice es una extensión de la hipótesis de la fibra, sugiriendo que el consumo de la fibra reduce el índice de afluencia nutritiva de la tripa. El índice glycemic tiene importancia particular a esas enfermedades occidentales crónicas asociadas a obesidad y a resistencia a la insulina centrales. Los estudios tempranos mostraron que las comidas almidonadas del carbohidrato tienen efectos muy diversos sobre respuestas de sobremesa de la glucosa en sangre y de la insulina en temas sanos y diabéticos, dependiendo del índice de digestión. Una gama de factores asociados al consumo de alimentos era más adelante mostrada para alterar el índice de absorción de la glucosa y glycemia e insulinemia subsiguientes. En esta etapa, la documentación sistemática de las diferencias que existen entre las comidas del carbohidrato era considerada esencial. La clasificación glycemic resultante del índice de comidas proporcionó una clasificación fisiológica numérica de las comidas relevantes del carbohidrato en la prevención y el tratamiento de enfermedades tales como diabetes. Desde entonces, las dietas del bajo-glycemic-índice se han mostrado a una excreción urinaria más baja del C-péptido en temas sanos, mejoran control glycemic en temas diabéticos, y reducen los lípidos del suero en temas hiperlipidémicos. Además, el consumo de dietas bajo-glycemic del índice se ha asociado a concentraciones más altas del HDL-colesterol y, en estudios ficticios grandes, al riesgo disminuido de desarrollar la diabetes y la enfermedad cardiovascular. los estudios del Caso-control también han mostrado asociaciones positivas entre el índice glycemic dietético y el riesgo de dos puntos y los cánceres de seno. A pesar de inconsistencias en los datos, los hallazgos suficientes, positivos han emergido para sugerir que el índice glycemic dietético es de importancia potencial en el tratamiento y la prevención de enfermedades crónicas.

J Clin Nutr el 2002 de julio; 76(1): 266S-73S


imagen


De nuevo al foro de la revista