Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine noviembre de 2002

imagen

Página 3 de 4

Síndrome del intestino de Irritiable

cápsulas Entérico-revestidas del hierbabuena-aceite en el tratamiento del síndrome de intestino irritable: un anticipado, ensayo aleatorizado.

Para determinar la eficacia y la tolerabilidad de una formulación entérico-revestida del hierbabuena-aceite (Colpermin), condujimos un estudio clínico anticipado, seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado en 110 pacientes no internados (66 mujeres men/44; 18 a 70 años de edad) con síntomas del síndrome de intestino irritable. Los pacientes tomaron una cápsula (Colpermin o placebo) tres a cuatro veces diariamente, el minuto 15-30 antes de comidas, para un mes. Cincuenta y dos pacientes en Colpermin y 49 en placebo terminaron el estudio. Cuarenta y uno pacientes en Colpermin (el 79%) experimentaron una paliación de la severidad del dolor abdominal (29 eran dolor-libres); 43 (el 83%) tenían menos distención abdominal, 43 (el 83%) habían reducido la frecuencia del taburete, 38 (el 73%) tenían menos borborygmi, y 41 (el 79%) menos flatulencia. Las figuras de correspondencia para el grupo del placebo eran: 21 pacientes (el 43%) con dolor reducido (4 eran dolor-libres), 14 (el 29%) con la distención reducida, 16 (el 32%) con frecuencia reducida del taburete, 15 (el 31%) con menos borborygmi, y 11 (el 22%) con menos flatulencia. Las mejoras del síntoma después de Colpermin eran perceptiblemente mejores que después de placebo (P < 0,05; U-prueba de Mann-Whitney). Un paciente en Colpermin experimentó ardor de estómago (debido a la masticación de las cápsulas) y una desarrolló una erupción de piel transitoria suave. No había cambios significativos en resultados de la prueba de la función hepática. Así, en este ensayo, Colpermin era eficaz y tolerado bien.

J Gastroenterol DEC 1997; 32(6): 765-8

Gestión del estrés para el síndrome de intestino irritable: un ensayo controlado.

Seleccionaron al azar a treinta y cinco pacientes con síndrome de intestino irritable para recibir el tratamiento en un programa de la gestión del estrés o una terapia convencional que incluyeron el Colpermin antiespamódico. El programa de la gestión del estrés implicó un punto medio de seis 40 sesiones mínimas con un fisioterapeuta durante quien ayudaron a los pacientes a entender la naturaleza de sus síntomas, su relación a la tensión y fue enseñado a ejercicios de la relajación. Dos tercios de ésos en el programa de la gestión del estrés encontraron el programa eficaz en el alivio de síntomas y experimentaron menos ataques de menos severidad. Esta ventaja fue mantenida por lo menos 12 meses. Pocos de ésos gestión convencional dada tenían cualquier ventaja. Un programa de la gestión del estrés aparecería estar de valor para los pacientes con síndrome de intestino irritable.

Digestión 1991; 50(1): 36-42

Cápsulas retrasadas del aceite de hierbabuena del lanzamiento (Colpermin) para el síndrome de los dos puntos espásticos: un estudio farmacocinético.

La excreción del mentol (como glucuronide) del aceite de hierbabuena oral injerido contenido en Colpermin fue comparada con el aceite contenido en dos cápsulas de gelatina suaves. La excreción urinaria del total 24 h del mentol era similar en las dos formulaciones en voluntarios sanos, pero los niveles de la excreción del mentol del pico eran más bajos y excreción retrasados con Colpermin. La excreción del mentol fue reducida en los pacientes del ileostomy que tomaron Colpermin y las cantidades moderadas de mentol unmetabolized fueron recuperadas del efluente del ileostomy. Esto es constante con Colpermin que es una forma del retrasar-lanzamiento de aceite de hierbabuena.

Br J Clin Pharmacol el 1984 de oct; 18(4): 638-40

Suplementación de alto contenido de fibra de la dieta en pacientes con el síndrome de intestino irritable (IBS): una comparación del multicentro, seleccionada al azar, abierta del ensayo entre la dieta del salvado de trigo y una goma de guar parcialmente hidrolizada (PHGG).

La suplementación de alto contenido de fibra de la dieta es de uso general en IBS, aunque plantee varios problemas de gestión. La goma de guar parcialmente hidrolizada (PHGG) ha mostrado efectos beneficiosos en los estudios animales y del ser humano, pero su papel potencial en alivio del síntoma de IBS no se ha evaluado todavía. Investigamos PHGG en pacientes de IBS y comparado le a una dieta del salvado de trigo. El dolor abdominal, los hábitos del intestino y el grado total subjetivo fueron evaluados longitudinalmente en 188 pacientes adultos de IBS (139 mujeres y 49 hombres) por 12 semanas. Clasificaron como teniendo hábitos diarrea-predominantes, estreñimiento-predominantes o cambiables del intestino y fueron asignados aleatoriamente a los pacientes a los grupos que recibían la fibra (30 g/day del salvado de trigo) o PHGG (5 g/day). Después de cuatro semanas, se permitió a los pacientes cambiar al grupo, dependiendo de su evaluación subjetiva de sus síntomas. Significantly more pacientes cambiaron de fibra a PHGG (49,9%) que de PHGG a la fibra (10,9%) en cuatro semanas. Por análisis de protocolo mostró que la fibra y PHGG eran eficaces en la mejora de hábitos del dolor y del intestino, pero no se encontró ninguna diferencia entre los dos grupos. Inversamente, el análisis de la intención-a-invitación mostró un éxito perceptiblemente mayor en el grupo de PHGG (el 60%) que en el grupo de la fibra (el 40%). Por otra parte, significantly more pacientes en el grupo de PHGG divulgaron una mayor mejora subjetiva que ésos en el grupo de la fibra. En conclusión, las mejoras en síntomas de la base IBS (dolor y los hábitos abdominales del intestino) fueron observadas con salvado y PHGG, pero estes último fueron toleradas y preferidas mejor por los pacientes, revelando una probabilidad más alta del éxito que el salvado y una probabilidad más baja de los pacientes que abandonaban el régimen prescrito, sugiriendo que puede aumentar las ventajas que derivan de toma de la fibra en IBS, haciéndole una opción válida para considerar para la suplementación de alto contenido de fibra de la dieta.

Dig Dis Sci el 2002 de agosto; 47(8): 1697-704

cápsulas Entérico-revestidas, pH-dependientes del aceite de hierbabuena para el tratamiento del síndrome de intestino irritable en niños.

En un ensayo controlado seleccionado al azar, de doble anonimato, dieron 42 niños con el síndrome de intestino irritable (IBS) cápsulas del aceite de hierbabuena o placebo pH-dependientes, entérico-revestidas. Después de dos semanas, el 75% de ésos que recibían el aceite de hierbabuena habían reducido la severidad del dolor asociada a IBS. El aceite de hierbabuena se puede utilizar como agente terapéutico durante la fase sintomática de IBS.

J Pediatr el 2001 de enero; 138(1): 125-8

Aceite de hierbabuena para el síndrome de intestino irritable: un comentario crítico y un meta-análisis.

OBJETIVO: El aceite de hierbabuena es el componente principal de varios remedios sin receta para los síntomas del síndrome de intestino irritable (IBS). Pues la etiología de IBS no se sabe y el tratamiento es sintomático, hay un mercado listo para tales productos. Sin embargo, las pruebas para apoyar su uso son escasas. El objetivo de este estudio era revisar los ensayos clínicos de extractos de hierbabuena (piperita L. del Mentha X) como tratamiento sintomático para IBS. MÉTODOS: Las investigaciones literarias automatizadas fueron realizadas para identificar todos los ensayos controlados seleccionados al azar del aceite de hierbabuena para IBS. Las bases de datos incluyeron Medline, Embase, bíos, CISCOM, y la biblioteca de Cochrane. No había restricciones en la lengua de la publicación. Los datos fueron extraídos en una moda estandardizada, predefinida, independientemente por ambos autores. Cinco de doble anonimato, ensayos seleccionados al azar, controlados fueron introducidos en un meta-análisis. RESULTADOS: Ocho seleccionados al azar, los ensayos controlados fueron localizados. Indican colectivamente que el aceite de hierbabuena podría ser eficaz para el alivio del síntoma en IBS. Un meta-análisis de cinco placebo-controlados, los ensayos de doble anonimato parece apoyar esta noción. Debido a los defectos metodológicos asociados a la mayoría de los estudios, ningún juicio definitivo sobre eficacia puede ser dado. CONCLUSIÓN: El papel del aceite de hierbabuena en el tratamiento sintomático de IBS no se ha establecido hasta ahora más allá de duda razonable. Los estudios bien diseñados y cuidadosamente ejecutados son necesarios aclarar el problema.

J Gastroenterol el 1998 de julio; 93(7): 1131-5

El aceite de la aceite-alcaravea de la hierbabuena fijó la combinación en dispepsia de la no-úlcera--comparación de los efectos de preparaciones entéricas.

Incluyeron a doscientos veintitrés pacientes con la dispepsia de la no-úlcera (tipo dispepsia o dispepsia esencial/idiopática del dysmotility, también conjuntamente con síndrome de intestino irritable) en un anticipado, seleccionado al azar, referencia y ensayo multicentro controlado de doble anonimato para comparar dos diversas preparaciones de una combinación fija de aceite de hierbabuena y de aceite de alcaravea. El objetivo del ensayo era evaluar la equivalencia de la eficacia y de la tolerabilidad de estas dos preparaciones. La formulación de la prueba consistió en la combinación de la droga en una cápsula revestida entérica que contenía aceite de alcaravea del magnesio 90 el aceite de hierbabuena del magnesio y 50, mientras que una formulación soluble entérica que contenía aceite de alcaravea del magnesio 36 el aceite de hierbabuena del magnesio y 20 fue utilizada como la referencia. El artículo principal de la blanco definido era la diferencia del “ en intensidad del dolor entre el principio y el final de la terapia, ” medido por el paciente en una escala de análogo visual (0 = ningún dolor, 10 = dolor extremadamente fuerte). En 213 pacientes (n = 108 en la preparación de la prueba, n = 105 en la preparación de la referencia) con medidas malas de la línea de fondo de la intensidad del dolor de 6,1 puntos en el grupo de la preparación de la prueba y de 5,9 puntos en la referencia agrupe una disminución estadístico significativa en intensidad del dolor fue observado en los dos grupos (- 3,6 respectivamente. -3,3 puntos; p < 0,001; t-prueba bilateral de la uno-muestra). La eficacia equivalente de ambas preparaciones fue demostrada (p < 0,001; t-prueba unilateral para la equivalencia). En cuanto a variables concomitantes, los resultados en ambos grupos eran también similares. En relación con frecuencia del dolor del “, el ” la eficacia de la preparación de la prueba era perceptiblemente mejor (p = 0,04; t-prueba bilateral para la diferencia). Ambas preparaciones fueron toleradas bien. A pesar de la dosis más alta, la eructación adversa del “ del evento con el ” del gusto de la hierbabuena era menos frecuente en el grupo tratado con la formulación de la prueba, debido a la preparación revestida entérica de la cápsula.

Pharmazie el 1999 de marcha; 54(3): 210-5

Hormonas

¿Se relacionan la disfunción y la depresión autoinmunes de la tiroides?

El objetivo de este estudio era examinar la relación entre la enfermedad de tiroides y la depresión autoinmunes en mujeres perimenopausal. Función de la tiroides [TSH, T4 libre, y anticuerpos de la peroxidasa de la tiroides (TPO-Ab)] y la depresión (usando la escala de la depresión de Edimburgo) fue evaluada seccionado transversalmente así como otros determinantes de la depresión. Los temas eran 583 mujeres perimenopausal aleatoriamente seleccionadas (envejecidas 47 a 54 años) de una cohorte de la comunidad de 6.846 mujeres. Las medidas principales del resultado eran el acontecimiento de la disfunción de la tiroides (T4 y/o TSH libre anormal o los niveles elevados de TPO-Ab) y la presencia concomitante de depresión según la escala de la depresión de Edimburgo. Ni la disfunción bioquímica de la tiroides ni la situación menopáusica fue relacionada con la depresión. Aparte de varios determinantes sicosociales (el acontecimiento de un evento de vida importante, un episodio anterior de la depresión, o problemas financieros), un nivel elevado de TPO-Ab (> o = 100 U/mL) fue asociado perceptiblemente a la depresión (el intervalo de confianza del ratio, de 3,0, del 95% de las probabilidades, 1.3-6.8). Concluimos que las mujeres con los niveles elevados TPO-Ab son especialmente vulnerables a la depresión, mientras que la situación posmenopáusica no aumenta el riesgo de depresión.

J Clin Endocrinol Metab el 1998 de sept; 83(9): 3194-7

Altos niveles de colesterol de suero en personas con los niveles alto-normales del ’ TSH del ‘: ¿debe uno ampliar la definición del hipotiroidismo subclínico?

OBJETIVO: La asociación entre el hipotiroidismo establecido y los niveles ricos en colesterol es bien sabido. El objetivo del actual estudio era investigar el efecto de la administración de la tiroxina (T4) sobre niveles de colesterol en temas hipercolesterolémicos con los niveles de TSH dentro de la gama normal (’ alto-normal TSH del ‘ comparado con el ’ bajo-normal TSH del ‘). DISEÑO Y MÉTODOS: Determinamos niveles de TSH en 110 pacientes consecutivos referidos para la hipercolesterolemia (colesterol de suero >7.5 mmol/l). Ésos con el ’ alto-normal TSH (2.0-4.0 microU/ml) del ‘ así como ésos con el ’ bajo-normal TSH (0.40-1.99 microU/ml) del ‘ fueron asignados aleatoriamente para recibir 25 o 50 el microg T4 diario por dos meses. Así, los grupos A y B (TSH bajo-normal) recibieron 25 y 50 el microg T4 respectivamente y agrupan C y D (TSH alto-normal) recibió 25 y 50 el microg T4 respectivamente. El suero T4, el tri iodothyronine (T3), TSH, el índice libre de la tiroxina, la absorción del T3 de la resina y los autoanticuerpos de la tiroides (ThAab) así como el colesterol total, el colesterol de la lipoproteína de la densidad del cielo y tierra (HDL, LDL), y los triglicéridos eran resueltos antes y en del final del período de dos meses del tratamiento. RESULTADOS: Los niveles de TSH fueron reducidos en todos los grupos. El efecto más llamativo fue observado en el grupo D (niveles de TSH antes: 2.77+/-0.55, después: 1.41+/-0.85 microU/ml, P < 0,01). Los temas en los grupos C y D tenían una probabilidad más alta del tener ThAabs positivo. Una reducción significativa en colesterol total (P < 0,01) y LDL (P < 0,01) fue observada después del tratamiento solamente en el grupo D. En esos temas en el grupo D que eran negativa de ThAab, no había efecto significativo de la tiroxina sobre niveles de colesterol. CONCLUSIONES: Los temas con los niveles alto-normales de TSH combinados con ThAabs pueden, de hecho, tener hipotiroidismo subclínico que presenta con los niveles de colesterol elevados. Es posible que estos pacientes pudieron beneficiarse de la administración de la tiroxina.

EUR J Endocrinol el 1998 de febrero; 138(2): 141-5

Predominio bajo del dolor de cabeza entre mujeres con altos valores de TSH.

El objetivo de este estudio sobre la base de la población seccionado transversalmente grande era examinar una asociación positiva o negativa posible entre la disfunción de la tiroides y el dolor de cabeza. Entre 1995 y 1997, se invitó a los 92.566 adultos en el condado de Nord-Trondelag en Noruega que participaran en una encuesta sobre la salud. Un total de 51.383 (el 56%) respondidos a un cuestionario del dolor de cabeza, de lo que la hormona tiroides-estimulante (TSH) fueron medidos en 28.058 individuos. Éstos incluyeron 15.465 mujeres y a 8.019 hombres sobre 40 años de edad, 1.767 individuos aleatoriamente seleccionados entre 20 y 40 años de edad, y 2.807 (el 97%) con la disfunción de la tiroides. Las asociaciones entre la disfunción de la tiroides y el dolor de cabeza fueron evaluadas en los análisis multivariantes, estimando ratios de las probabilidades del predominio (O) con los intervalos de confianza del 95% (CIs). Los altos valores de TSH fueron asociados al predominio bajo del dolor de cabeza. Esto era la más evidente entre mujeres sin la historia de la disfunción de la tiroides. Entre éstos, el dolor de cabeza era menos probable (OR=0.5, ci 0.3-0.7 del 95%) si TSH > o = 10 mU/l que en mujeres con TSH normal (0.2-4 mU/l). En todos los grupos de la misma edad entre 40 y 80 años, TSH era más bajo entre las víctimas del dolor de cabeza, especialmente migraineurs, que en ésos sin denuncias del dolor de cabeza.

EUR J Neurol el 2001 de nov; 8(6): 693-9


Continuado en la página 4 de 4


imagen


De nuevo al foro de la revista