Liquidación de la primavera de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine mayo de 2002

imagen

Página 3 de 4

Influencia de la suplementación de la luteína en el pigmento macular, evaluada con dos técnicas objetivas.

PROPÓSITO: El pigmento macular (P.M.) puede proteger contra la degeneración macular relativa a la edad. Este estudio fue conducido para determinar el grado de cambios en la densidad macular del pigmento como consecuencia de la suplementación oral con luteína. Un segundo propósito era comparar dos técnicas de medida objetivas. MÉTODOS: En la primera técnica, los mapas de la reflexión fueron hechos con un oftalmoscopio de exploración del laser. La substracción de Digitaces de los mapas y de la comparación de la reflexión del registro entre el área foveal y un sitio temporal de 14 grados proporcionó estimaciones de la densidad de la P.M. En la segunda técnica, la reflexión espectral del fondo de la fóvea fue medida con un reflectómetro del fondo y analizada con un modelo óptico detallado, para llegar los valores de densidad de la P.M. Ocho temas participaron en este estudio. Tomaron a 10 la luteína del magnesio por el día por 12 semanas. La concentración de la luteína del plasma fue medida en los intervalos de cuatro semanas. RESULTADOS: Después de 4 semanas, el nivel de sangre malo de luteína había aumentado a partir de la 0,18 a 0,90 microM. Permanecía a este nivel en el período de la toma y disminuyó a 0,28 microM 4 semanas después de la terminación. La medida de la densidad de la P.M. mostró una variación del dentro-tema del 10% con los mapas de la P.M. y el 17% con análisis de la reflexión espectral. La densidad de la P.M. mostró un aumento de cuatro semanas linear malo de 5,3% (P: < 0,001) y 4,1% (P: = 0. 022), respectivamente. CONCLUSIONES: La suplementación con luteína aumentó perceptiblemente la densidad de la P.M. Analizar mapas de la reflexión con un oftalmoscopio de exploración del laser proporcionó estimaciones muy confiables de la P.M.

Invierta a Ophthalmol Vis Sci el 2000 de oct; 41(11): 3322-6

Concentraciones de la luteína y de la zeaxantina en membranas externas del segmento de la barra de la retina humana perifoveal y periférica.

PROPÓSITO: Además de la actuación como filtro óptico, el pigmento macular (del carotenoide) ha sido presumido para funcionar como un antioxidante en la retina humana inhibiendo la peroxidación de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga. Sin embargo, en su ubicación de la más de alta densidad de las capas (prereceptoral) internas de la retina foveal, un requisito específico para la protección antioxidante no sería predicho. El propósito de este estudio era determinar si la luteína y la zeaxantina, los carotenoides principales que comprenden el pigmento macular, están presentes en las membranas externas del segmento de la barra (ROS) donde la concentración de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, y la susceptibilidad a la oxidación, es la más alta. MÉTODOS: Las retinas de ojos dispensadores de aceite humanos fueron disecadas para obtener dos regiones: un anillo anular de 1,5 - a 4 milímetros de excentricidad que representa los centralis del área excepto la fóvea (retina perifoveal) y la retina restante fuera de esta región (retina periférica). El ROS y las membranas retinianas (ROS-agotadas) residuales fueron aislados de estas regiones con la centrifugación diferenciada y su la pureza comprobadas por electroforesis del gel de poliacrilamida y análisis del ácido graso. La luteína y la zeaxantina eran analizadas por cromatografía líquida de alto rendimiento y sus concentraciones expresadas en relación con la proteína de la membrana. La preparación de membranas y el análisis de carotenoides fueron realizados paralelamente en las retinas bovinas para la comparación a una especie del nonprimate. Las concentraciones del carotenoide también fueron determinadas para el epitelio retiniano del pigmento cosechado de ojos humanos. RESULTADOS: Las membranas del ROS preparadas de regiones perifoveal y periféricas de retina humana fueron encontradas para estar de pureza elevada según lo indicado por la presencia de una banda densa del opsin en los geles de proteína. El análisis del ácido graso de las membranas humanas del ROS mostró un enriquecimiento característico de las membranas residuales en relación con del ácido docosahexaenoic. Las membranas preparadas de las retinas bovinas tenían los perfiles de la proteína y composición de ácido graso similares a ésos de las retinas humanas. El análisis del carotenoide mostró que la luteína y la zeaxantina estaban presentes en el ROS y membranas retinianas humanas residuales. La concentración combinada de luteína más la zeaxantina era el 70% más arriba en el ROS humano que en membranas residuales. La luteína más la zeaxantina en membranas humanas del ROS era concentradas 2,7 veces más en el perifoveal que la región retiniana periférica. La luteína y la zeaxantina fueron detectadas constantemente en epitelio retiniano humano del pigmento en las concentraciones relativamente bajas. CONCLUSIONES: La presencia de luteína y de zeaxantina en membranas humanas del ROS menciona la posibilidad que funcionan como los antioxidantes en este compartimiento de célula. El hallazgo de una concentración más alta de estos carotenoides en el ROS de la retina perifoveal presta la ayuda a su papel protector propuesto en la degeneración macular relativa a la edad.

Invierta a Ophthalmol Vis Sci el 2000 de abril; 41(5): 1200-9

El papel de la tensión oxidativa en la patogenesia de la degeneración macular relativa a la edad.

La degeneración macular relativa a la edad (AMD) es la causa principal del registro ciego en el mundo desarrollado, pero su patogenesia sigue siendo mal entendida. La tensión oxidativa, que refiere a daño celular causó por los intermedios reactivos del oxígeno (ROI), se ha implicado en muchos procesos de la enfermedad, especialmente desordenes relativos a la edad. Rois incluye radicales libres, el peróxido de hidrógeno, y el oxígeno de la camiseta, y son a menudo los subproductos del metabolismo del oxígeno. La retina es particularmente susceptible a la tensión oxidativa debido a su alto consumo de oxígeno, su parte elevada de ácidos grasos poliinsaturados, y su exposición a la luz visible. Los estudios ines vitro han mostrado constantemente que lesión retiniana fotoquímica es atribuible a la tensión oxidativa y que las vitaminas antioxidantes A, C, y E protegen contra este tipo de lesión. Además, hay prueba evidente que sugiere que el lipofuscin está derivado, por lo menos en parte, de segmentos externos oxidatively dañados del fotorreceptor y que es sí mismo una sustancia photoreactive. Sin embargo, las relaciones entre los niveles dietéticos y del suero de las vitaminas antioxidantes y la enfermedad macular relativa a la edad están menos claras, aunque un efecto protector de las altas concentraciones del plasma de alfa-tocoferol se haya demostrado convincentemente. El pigmento macular también es creído para limitar daño oxidativo retiniano absorbiendo la luz azul entrante y/o apagando Rois. Muchos factores de riesgo supuestos para AMD se han ligado a una falta de pigmento macular, incluyendo género femenino, densidad de la lente, uso del tabaco, color ligero del iris y sensibilidad visual reducida. Por otra parte, el estudio del Caso-control de la enfermedad ocular encontró que los altos niveles del plasma de luteína y de zeaxantina fueron asociados a riesgo reducido de AMD neovascular. El concepto que AMD se puede atribuir a la tensión oxidativa acumulativa está tentando, pero sigue siendo sin probar. Con objeto de reducir daño oxidativo, el efecto de los suplementos alimenticios del antioxidante sobre el inicio y el curso natural de la enfermedad macular relativa a la edad se está evaluando actualmente.

Surv Ophthalmol 2000 septiembre-octubre; 45(2): 115-34

La oxidación de la proteína y la pérdida de actividad de la proteasa pueden llevar a la formación de la catarata en la lente envejecida.

Sobre el 95% de la masa seca de la lente de ojo consiste en las proteínas especializadas llamadas los crystallins. Las lentes envejecidas están conforme a la formación de la catarata, en la cual el daño, la interconexión, y la precipitación de crystallins contribuyen a una pérdida de claridad de la lente. La catarata es una de las causas principales de la ceguera, y se estima que sobre 50.000.000 personas sufra de esta incapacidad. El daño a los crystallins de la lente aparece ser en gran parte atribuible a los efectos de la radiación ULTRAVIOLETA y/o de las diversas especies activas del oxígeno (radicales del oxígeno, 1O2, H2O2, etc.). El daño de Photooxidative a los crystallins de la lente es retrasado normalmente por una serie de enzimas y de compuestos antioxidantes. Crystallins que experimentan daño oxidativo suave es degradado rápidamente por un sistema de proteasas lenticulares. Sin embargo, la oxidación y la interconexión extensas disminuyen seriamente la susceptibilidad proteolítica de los crystallins de la lente. Así, en la lente joven la combinación de antioxidantes y de proteasas sirve prevenir daño y la precipitación del crystallin en la formación de la catarata. La lente envejecida, sin embargo, exhibe capacidad antioxidante disminuida y capacidades proteolíticas disminuidas. La pérdida de actividad proteolítica puede realmente ser parcialmente atribuible al daño oxidativo que las proteasas (como cualquier otra proteína) pueden sostener. Proponemos que el índice de daño del crystallin aumente mientras que la capacidad antioxidante disminuye con edad. La actividad más baja de la proteasa de las células envejecidas de la lente puede ser escasa de hacer frente a tales índices de daño del crystallin, y los crystallins desnaturalizados pueden comenzar a acumular. Mientras que sube la concentración de crystallins oxidatively desnaturalizados, las reacciones de la interconexión pueden producir los agregados insolubles que son refractivos a la digestión de la proteasa. Tal esquema podría explicar muchos eventos que se saben para contribuir a la formación de la catarata, así como varios que han aparecido estar sin relación.

MED libre 1987 del Biol de Radic; 3(6): 371-7

Densidad óptica del pigmento macular en una muestra del Mid West.

OBJETIVO: Para evaluar la distribución de la luteína macular de los pigmentos (P.M.) (l) y de la zeaxantina (z) en una muestra sana más representativa de la población en general que estudios del pasado y determinar qué factores dietéticos y características personales pudieron explicar las diferencias interindividuales grandes en la densidad de estas P.M. DISEÑO: Estudio del predominio en una población autoseleccionada. PARTICIPANTES: Doscientos ochenta voluntarios sanos del adulto, consistiendo en 138 hombres y 142 mujeres, entre las edades de 18 y 50 años, reclutadas de la población en general. MÉTODOS: La densidad óptica de la P.M. fue medida psicofísico en 460 nanómetro por medio de un campo de la prueba de 1 grado. El suero era analizado para el contenido del carotenoide y de la vitamina E con la cromatografía líquida de alto rendimiento inversa. Las tomas usuales de alimentos durante el último año eran resueltas mediante un cuestionario de la frecuencia de la comida. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Densidad óptica de la P.M. RESULTADOS: La densidad óptica mala de la P.M. midió 0,211 +/- 0,13, que es el aproximadamente 40% más bajo que la media divulgada en más pequeño, menos estudios del representante. La densidad de la P.M. era el 44% más bajo en la parte inferior contra el quintile superior del suero L y de las concentraciones de Z. Semejantemente, la densidad de la P.M. era el 33% más bajo en la parte inferior comparada con el quintile superior de la toma de L y de Z. La densidad de la P.M. era el 19% más bajo en temas azul-gris-observados que en temas con los iris marrón-negros. Cuando todas las variables eran consideradas juntas en un modelo linear general de determinantes de la P.M., (P < 0,05) las relaciones significativas fueron encontradas estadístico entre la densidad de la P.M. y el suero L y Z, toma dietética de L y de Z, toma de la fibra, y color del iris. CONCLUSIONES: Estos datos sugieren que los valores de la P.M. en esta población adulta sana sean más bajos que en muestras selectas más pequeñas. Por otra parte, estos datos indican que la P.M. está relacionada con el suero L y Z, toma dietética de L y de Z, toma de la fibra, y color del iris.

Oftalmología el 2001 de abril; 108(4): 730-7

El papel potencial de xantofilas dietéticas en catarata y la degeneración macular relativa a la edad.

Las xantofilas del carotenoide, luteína y zeaxantina, acumulan en la lente de ojo y la región macular de la retina. Las concentraciones de la luteína y de la zeaxantina en el macula son mayores que ésas encontradas en plasma y otros tejidos. Una relación entre la densidad óptica del pigmento macular, un marcador de la luteína y la concentración de la zeaxantina en el macula, y la densidad óptica de la lente, un antecedente de cambios cataractous, se ha sugerido. Las xantofilas pueden actuar para proteger el ojo contra la fototoxicidad ultravioleta vía el amortiguamiento de especie reactiva del oxígeno y/o de otros mecanismos. Algunos estudios de observación han mostrado que las tomas abundantes de la luteína y de la zeaxantina, particularmente de ciertas comidas xantofila-ricas tienen gusto de espinaca, del bróculi y de los huevos, se asocian a una reducción significativa en el riesgo para la catarata (el hasta 20%) y para la degeneración macular relativa a la edad (el hasta 40%). Mientras que la patofisiología de la catarata y de la degeneración macular relativa a la edad es compleja y contiene componentes ambientales y genéticos, los estudios de la investigación sugieren que los factores dietéticos incluyendo las vitaminas y las xantofilas antioxidantes puedan contribuir a una reducción en el riesgo de estas enfermedades oculares degenerativas. La investigación adicional es necesaria confirmar estas observaciones.

J Coll Nutr el 2000 de oct; 19 (5 Suppl): 522S-527S


Continuado en la página 4 de 4



De nuevo al foro de la revista