Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine junio de 2002

imagen

DHEA
Y MEDICINA ANTIENVEJECEDORA

imagen

El proceso del envejecimiento se ata inextricablemente a una disminución de hormonas beneficiosas, tales como hormona de crecimiento, tiroides y DHEA, y un aumento en las hormonas cuyos niveles elevados son claramente dañinos, por ejemplo la insulina y el cortisol.

El descenso dramático en niveles de DHEA observó durante paralelos del envejecimiento el desarrollo de síndromes degenerativos tales como immunosenescence, ateroesclerosis, osteoporosis, disminución cognoscitiva, humor deprimido y aumentó el riesgo de cáncer. Los ancianos sufren de una disminución en la secreción de DHEA y de una subida del cortisol. Ésos con los niveles muy bajos de DHEA y niveles más altos de cortisol son más probable de sufrir de demencia. Los efectos neuroprotective del reemplazo de DHEA pueden ser la ventaja antienvejecedora más importante, puesto que en última instancia no hay nada tan importante como retrasando el envejecimiento del cerebro.

- por Ivy Greenwell

¿Puede substituyendo DHEA con ayuda oral, sublingual o transdérmica de la ruta previnieron los desordenes degenerativos del envejecimiento? ¿Es seguro? La investigación mantiene el contestar de estas preguntas la respuesta afirmativa. Al mismo tiempo, la imagen es compleja. DHEA aparece ser metabolizado diferentemente en hombres que en mujeres, y por lo tanto tiene efectos algo diferentes. Puede ser más crucial a los hombres para la protección cardiovascular, con todo el efecto del antidepresivo puede ser más fuerte para las mujeres, que son también más probables divulgar un aumento en líbido, y muestra la mejora en grueso de piel y Massachusetts del hueso. Interesante, la subida del estradiol del suero y la testosterona está más comúnmente - considerado en las mujeres (Legrain 2000; Baulieu 2000). A este punto, la mayoría de estudios señala a las ventajas antienvejecedoras del reemplazo de DHEA que no pueden ser ignoradas simplemente.

Reemplazo de la hormona para más viejos hombres y las mujeres posmenopáusicas

imagen

“Andropause,” también designado “deficiencia parcial del andrógeno en el varón del envejecimiento,” es caracterizado por síntomas tales como disminución en masa del músculo y fuerza, aumento en grasas de cuerpo, especialmente alrededor del abdomen, piel seca, reducción en la líbido, cansancio, pérdida de desordenes de la masa y de humor del hueso tales como depresión y apatía. La respuesta simple parece ser testosterona y reemplazo de DHEA. Los médicos de la corriente principal están comenzando lentamente a aceptar la necesidad del reemplazo de la testosterona, pero están más todavía inconscientes de la necesidad de substituir DHEA también.

Uno de los estudios más emocionantes en la importancia de DHEA para más viejos hombres fue publicado por Morley (1997). Morley encontró que testosterona bioavailable (también conocida como la “testosterona libre,” testosterona del significado no limitadas a la atar-globulina de la hormona de sexo [SHBG]), correlacionada mejor con los diversos marcadores de la función física y cognoscitiva. DHEA, a su vez, correlacionó bien con los niveles de testosterona bioavailable. Es bien sabido que ambo la testosterona libre y DHEA disminuyen dramáticamente con el envejecimiento. También se sabe que DHEA se puede convertir fácilmente a la testosterona, y en ese sentido DHEA y su servicio sulfatado de la forma como precursores para la testosterona. Pero los valores obtenidos en este estudio indicaron una implicación más grande de DHEA en la regulación de los niveles de testosterona libre. Como Morley lo pone, “el índice de disminución de la testosterona bioavailable fue paralelo a casi exactamente el de DHEA.” Los viajes libres de la testosterona en la circulación sanguínea limitan a la albúmina, una proteína en el suero que puede servir como portador para las diversas sustancias necesarias por los tejidos. Morley sugiere que DHEA facilite el atascamiento de la testosterona a la albúmina. Si esta hipótesis está correcta, después DHEA sería una adición muy agradable al reemplazo de la testosterona. La testosterona total no disminuye como rápidamente con el envejecimiento en hombres; es la pérdida de testosterona libre que sea crucial. La dosis correcta de DHEA aumentaría probablemente DHEA y la entrega de la testosterona libre a los receptores del tejido.

Varios otros estudios han confirmado las ventajas del reemplazo de DHEA. Por ejemplo, un estudio checo investigó los efectos de DHEA transdérmico (magnesio 50 en gel) sobre los hombres de diversas edades (edad media 52). Los autores encontraron que DHEA cutáneo fue absorbido bien y convertido rápidamente a DHEA-S, androstenediona, y entonces los metabilitos estrogenic y androgénicos, incluyendo estradiol y la testosterona. Las correlaciones negativas fueron encontradas entre DHEA y la lipoproteína (a), DHEA-S y colesterol, y DHEA, DHEA-S, testosterona y los triglicéridos. Es decir como subieron los niveles de DHEA, los niveles de diversos lípidos del suero entraron abajo de una manera que indicó ventajas cardioprotective. Había, sin embargo, una disminución de DHEA endógeno. Debido a la breve duración del estudio, la conclusión principal que puede ser exhausta es que la ruta transdérmica del uso de DHEA (gel) aumenta perceptiblemente los niveles de esos esteroides que sean los metabilitos de DHEA.

La suplementación de DHEA puede estar de la mayoría de la ayuda a los hombres y a las mujeres sobre 70, puesto que su producción natural ha sufrido generalmente una disminución profunda por esa edad. Un estudio reciente investigó los efectos 50 del magnesio DHEA oral por el día por seis meses sobre hombres y mujeres entre las edades de 72 y 74. En respuesta al reemplazo de DHEA, ambos sexos mostraron un aumento en densidad mineral del hueso, total y en espina dorsal lumbar, y un aumento total en masa magra del cuerpo combinó con una disminución de Massachusetts gordo. El reemplazo de DHEA también dio lugar a IGF-1 creciente y a testosterona total. Al mismo tiempo, un pequeño estudio experimental placebo-controlado en una universidad de la clínica de la impotencia de Viena encontró que la suplementación con 50 el magnesio DHEA dio lugar a una mejora en la función eréctil sin un aumento en el PSA o el volumen de la próstata. Tales hallazgos indican que el reemplazo de DHEA puede por lo menos invertir en parte cambios envejecimiento-relacionados en el mayor, aumentando el sentido del bienestar y de la función sexual.

Hablando de la próstata, el miedo que se aumenta a menudo cuando se trata de cualquier reemplazo del andrógeno es la posibilidad del riesgo creciente de cáncer de próstata. Algunos hallazgos inesperados en los estudios animales sugieren que eso comenzar el tratamiento de DHEA pueda de hecho ayudar temprano para prevenir el cáncer de próstata. En un estudio de McCormick y de Rao (1999), las ratas trataron con DHEA antes de la exposición al agente carcinógeno aparecían ser resistentes al cáncer de próstata que se convertía. Pues el estado de los autores, “DHEA inhibe la inducción ambas del cáncer de próstata cuando es crónico la administración se comienza antes de la exposición cancerígena, y cuando se retrasa la administración hasta que sea preneoplásico las lesiones de la próstata está presente.” Mientras que el ácido retinóico resultó ser el inhibidor más potente de la inducción del cáncer de próstata, DHEA produjo resultados suficientemente dramáticos para hacer los autores nombre ambo ácido retinóico y DHEA como “los agentes más activos” para el chemoprevention del cáncer de próstata.

Otro estudio de Rao confirmó eso, las “dosis no tóxicas de la protección confer significativa de DHEA contra carcinogénesis de la próstata en ratas.” Además, los hallazgos indican que DHEA es eficaz también en estados avanzados de inducción y puede inhibir la progresión de lesiones precancerosas al cáncer invasor. Sabemos que DHEA puede ayudar a prevenir ciertas clases de cáncer. Asimismo, algunos médicos holísticos creen que si se comienza el reemplazo del andrógeno temprano bastante, DHEA y la ayuda de la testosterona previenen realmente el cáncer de próstata (aunque como precaución, los médicos holísticos también recomiendan suplementos tales como cinc, palma enana americana, los ácidos grasos omega-3, licopeno y los flavonoides [té verde, soja], así como ejercicio regular). Más investigación es obviamente necesaria. Por ahora, tenemos los hallazgos de un estudio in vitro usando las células cancerosas de la próstata de la cultura, mostrando eso mientras que la supuesta “forma fuerte” de testosterona, crecimiento estimulado de la célula del dihydrotestosterone (DHT), DHEA no tenía ningún efecto. Asimismo, los pacientes con el cáncer de próstata no aparecen tener niveles más altos de DHEA que controles sanos, según lo confirmado por un estudio reciente hecho en la universidad de Viena (Schatzl 2000). Sin embargo, es demasiado temprano hacer cualquier declaración firme sobre DHEA y el riesgo de cáncer de próstata. (Nota de la precaución: Nuestro conocimiento es incompleto, y es mejor errar en el lado de la precaución. Los hombres diagnosticados con el cáncer de próstata no deben tomar DHEA.)

imagen
Un pequeño placebo controló el estudio experimental en una universidad de la clínica de la impotencia de Viena encontró que la suplementación con 50 el magnesio DHEA dio lugar a una mejora en la función eréctil sin un aumento en el PSA o el volumen de la próstata.

Debido a los riesgos implicados en la terapia de reemplazo hormonal de la corriente principal para las mujeres posmenopáusicas, los científicos han dado vuelta a su atención a DHEA como alternativa posible. Varios estudios han explorado los efectos del tratamiento a corto plazo con DHEA sobre mujeres posmenopáusicas. Vale el observar de que mientras que en hombres los niveles de disminución de DHEA en una moda linear, en mujeres allí son una caída dramática del 40% durante la sexta década, reflejando menopausia. Esto es debido al hecho de que una porción del DHEA de las mujeres es producida por los ovarios. Después de que menopausia que la producción ovárica de andrógenos disminuye o aún que cesa normalmente con ovárico atrofíe. Los hallazgos recientes del Rancho Bernardo Study indican que las mujeres en el rango de edad 50 a 89 tienen niveles inferiores de DHEA que hombres y, cuál es potencialmente más preocupante, un ratio más alto de cortisol/DHEA-S. Estes último se pueden relacionar con el riesgo más alto de las mujeres para la osteoporosis y la disminución en la función del cerebro, incluyendo mayor susceptibilidad a la depresión y a la enfermedad de Alzheimer.

Hay un interés especial en la capacidad de DHEA de mejorar el sentido del bienestar en mujeres posmenopáusicas. Este efecto aparece correlacionar con la subida de los niveles de circular endorphins beta, sabidos para disminuir con menopausia. Un estudio italiano reciente comparó las mujeres que tomaban a 50 el magnesio del sulfato de DHEA con las mujeres que usaban el remiendo del estradiol de la bajo-dosis (50 microgramas), y a las mujeres que tomaban el sulfato de ambos DHEA y que usaban el remiendo del estradiol de la bajo-dosis. Los tres grupos mostraron una mejora similar en los niveles de endorphins beta y una disminución de síntomas menopáusicos. El grupo que recibía DHEA o DHEA más el remiendo del estradiol también mostró niveles más altos de DHEA, de DHEA-S, de androstenediona y de testosterona. Además, el grupo que recibe estradiol solamente o los niveles crecientes también mostrados combinados de la terapia de estradiol, de estrona y de hormona de crecimiento. La capacidad de la suplementación de DHEA de aumentar los niveles de andrógenos está a favor de la deseabilidad de la terapia combinada, puesto que restaura un perfil endocrino más equilibrado.

Otro estudio italiano investigó los efectos 50 del magnesio DHEA sobre mujeres posmenopáusicas según su edad (50 a 55 para el postmenopause temprano contra 60 a 65 para el último postmenopause) y el peso (normal contra el exceso de peso, BMI 26 a 30). El estudio encontró un aumento en DHEA, DHEA-S, androstenediona, testosterona y dihydrotestosterone en todas las mujeres. Los niveles de globulina hormona-obligatoria del sexo disminuyeron solamente en las mujeres que eran más viejas y gordas. Todos los grupos mostraron una subida triple en endorphins beta, así como un aumento en el allopregnanolone (un neurosteroid con un efecto que calma). Además, todos los grupos mostraron un descenso en cortisol y gonadotropinas. Mujeres más jovenes experimentaron una mejora en síntomas menopáusicos. No había efecto sobre el endometrio uterino, que es buenas noticias para esas mujeres que sean molestadas por la sangría de la brecha al usar el corriente-tipo terapia de reemplazo hormonal.

El efecto del antidepresivo puede ser las mejores noticias de todos. Un estudio separado del mismo equipo de investigadores encontró un aumento significativo en niveles del beta-endorphin del plasma en las mujeres que usaban el magnesio 100 de DHEA oral. Los autores presumen que DHEA podría aumentar el sentido del bienestar restaurando el control neuroendocrino de la secreción del beta-endorphin por el pituitary.

imagen
Hay un interés especial en la capacidad de DHEA de mejorar el sentido del bienestar en mujeres posmenopáusicas. Este efecto aparece correlacionar con la subida de los niveles de circular endorphins beta, sabidos para disminuir con menopausia.

Un estudio alemán, asimismo usando 50 el magnesio DHEA oral, encontró efectos similares en mujeres con la deficiencia inicial de DHEA debido al hypofunction suprarrenal. Los niveles del suero de DHEA, de androstenediona y de testosterona subieron en la gama normal; globulina hormona-obligatoria del sexo disminuida. Las mujeres divulgadas mejoraron el sentido total del bienestar, menos ansiedad y depresión, menos comportamiento obsesivo, una líbido más fuerte y una satisfacción más sexual. Un efecto negativo era una baja del colesterol de HDL. Los efectos secundarios de menor importancia incluyeron el oiliness creciente del pelo de la piel y del cuero cabelludo, acné, el más sudar, y aumentaron el crecimiento del facial y del pelo del cuerpo (en los antebrazos, por ejemplo), embrutecer y el oscurecimiento del facial y del pelo del cuerpo, y la profundización de la voz. Estos efectos secundarios son androgénicos en la naturaleza, es decir, relacionada con las hormonas masculinas, especialmente el dihydrotestosterone (DHT). El efecto secundario más frecuente del reemplazo de DHEA en mujeres es simplemente el acné, que algunas mujeres encuentran bastante suave para controlar con una loción tópica.

Desafortunadamente, es muy difícil controlar la manera que el cuerpo elige convertir DHEA. En mujeres (pero no en hombres), la testosterona y su forma más fuerte, DHT, van generalmente encima de considerablemente cuando se toma DHEA; de hecho, los niveles de DHT pueden triplicar. Una solución es bajar la dosis. Las mujeres producen naturalmente menos DHEA que hombres, y su dosis del reemplazo debe ser más baja que para los hombres. Algunos médicos holísticos recomiendan no más el magnesio que 25 de DHEA cada otro día. Los hombres no parecen tener ninguna efectos secundaria al tomar incluso dosis grandes de DHEA, aunque haya habido algunos informes anecdóticos de ancianos, los hombres testosterona-deficientes que desarrollan acné. Una teoría está ésa en mujeres (es decir en entorno predominante estrogenic), la conversión de DHEA es principalmente androgénica, mientras que en hombres (es decir en entorno predominante androgénico), es principalmente estrogenic. Más investigación sobre el metabolismo de DHEA es necesaria antes de que la cuestión de las diferencias del sexo pueda ser resuelta.

El hallazgo repetido del bienestar mejorado en mujeres en el reemplazo de DHEA es especialmente interesante a la luz de los hallazgos de Rancho Bernardo Study que DHEA bajo, pero no la deficiencia de otras hormonas de sexo, correlativos con la depresión en más viejas mujeres. Un estudio japonés encontró semejantemente una correlación inversa significativa entre el humor y los niveles de DHEA, pero no entre el humor y otros esteroides.


Continuado en la página 2 de 2


De nuevo al foro de la revista

  • Página
  • 1
  • 2