Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine julio de 2002

imagen

Cimetidina (Tagamet®)
Para el tratamiento contra el cáncer

imagen
por el Dr. Michele Morrow, el tablero certificó el médico de cabecera y al consejero médico de Life Extension

La cimetidina (marca Tagamet®) es una droga usada históricamente para reducir la producción de ácido de estómago. La investigación publicada que data más de 20 años muestra que esta droga pudo hacer un mayor impacto en medicina si estuvo utilizada como terapia del cáncer bastante que como tratamiento para los desordenes gástricos.

Puesto que la cimetidina es tan bien sabido pues una medicación del molde H2 para reducir la secreción del ácido de estómago, su papel en el tratamiento contra el cáncer se ha pasado por alto grueso. Esta misma falsa valoración ocurrió cuando aspirin primero fue recomendado para prevenir un ataque o un movimiento del corazón. Los doctores estuvieron acostumbrados a prescribir aspirin para aliviar dolor y la inflamación, pero eran desconocidos con el concepto de tomar aspirin para prevenir enfermedad cardiovascular y eventos trombóticos.

imagen

Ahora es la asistencia estándar para un paciente que ha tenido un ataque o un movimiento del corazón que se colocarán en aspirin mientras no haya contraindicaciones individuales. Hasta la fecha, las ventajas probadas de la cimetidina para tratar el cáncer no han sido reconocidas por la comunidad médica. Los resultados de un estudio a estrenar en pacientes de cáncer de colon pueden proporcionar bastantes pruebas que obligan para convencer a oncólogos que la cimetidina es una terapia complementaria eficaz.

En este artículo, discutimos la investigación que verifica las ventajas anticáncer de la cimetidina y revelamos contra qué tipos de cimetidina del cáncer de colon se ha mostrado para ser eficaz. La marca para la cimetidina es Tagamet®, que es sin receta vendido y como medicación de la prescripción.

El primer estudia sugerir que la cimetidina (Tagamet®) pudo ser eficaz contra cáncer fue publicada a finales de los años 70. Los científicos pensaron inicialmente que la cimetidina trabajó aumentando la función inmune. Estudios posteriores mostraron que la cimetidina funciona vía varios diversos caminos para inhibir la propagación y la metástasis de la célula del tumor.

En 1988 un anticipado, seleccionado al azar, estudio controlado placebo investigó el efecto de la cimetidina sobre la supervivencia de 181 pacientes con el cáncer gástrico. Fueron dados la cimetidina en una dosis del magnesio 400 dos veces al día o del placebo por dos años o hasta muerte. El estudio encontró que ésos cimetidina dada tenían una tasa de supervivencia perceptiblemente prolongada particularmente en pacientes con más serio (la etapa II e IV) enfermedad.[1] Este hallazgo es especialmente notable a la luz de lo que sabemos hoy sobre el mecanismo de la acción de la cimetidina.

En 1994, un estudio fue realizado que demostró que apenas siete días de tratamiento con la cimetidina (cinco días de preoperativo y dos días de postoperatorio) disminuyeron la tasa de mortalidad de tres años a partir de la 41% hasta el 7% en enfermos de cáncer colorrectales. Otra observación era que los tumores de los pacientes tratados tenían un índice perceptiblemente más alto de infiltración al lado de los linfocitos.[2] Estos linfocitos de la infiltración del tumor (HASTA QUE) son un buen indicador pronóstico porque son parte de la inmunorespuesta del cuerpo al tumor. Con más HASTA presente, el cuerpo es más capaz de atacar y de eliminar el tumor. Estas observaciones llevaron a la comunidad científica a presumir que la cimetidina funcionó aumentando la inmunorespuesta al cáncer de alguna manera.

El último estudio publicado en el diario británico del cáncer, enero de 2002, fue conducido con la colaboración de 15 instituciones en Japón. Después de que la cirugía para quitar el tumor primario siguiera por IV quimioterapia del Mitomycin, dieron todos los pacientes 200 el magnesio de 5-FU oral o el magnesio 200 de 5-FU con el magnesio 800 de la cimetidina oral diario por 12 meses consecutivos. Siguieron a los pacientes por 10 años. El estudio mostró una mejora más que triple en de diez años
supervivencia de los pacientes de cáncer de colon de duques C que fueron dados la cimetidina. Interesante, las formas menos agresivas de cáncer de colon (el duque A o B) no respondió tan notable a la adición de cimetidina en este estudio como los duques más agresivos C.[3]

Cómo la cimetidina trabaja

La cimetidina es un inhibidor competitivo de los receptores de la histamina en las células del estómago ese ácido secreto. Ata a estos receptores, llamados los receptores H2, y no permite que la histamina ate. La histamina es responsable de señalar estas células para secretar el ácido. Si la cimetidina está presente, las células no consiguen la señal de producir el ácido que reduce así el pH del estómago.

Cómo los pacientes de cáncer de colon pueden determinar si la cimetidina es eficaz para ellos

Los pacientes de cáncer de colon deben preguntar que envíen su espécimen del tumor a un laboratorio para determinar la expresión del antígeno de Lewis de las células cancerosas.

Lewis los antígenos de X y de Lewis A es ligands superficiales de la célula en las células cancerosas que se adhieren a una molécula encontrada en los vasos sanguíneos llamados E-selectin. La adhesión de células cancerosas a E-selectin en una pared del vaso sanguíneo inicia el proceso metastático.

En un estudio, el aproximadamente 70% de cánceres de colon examinados expresaron niveles de estos Lewis antigens.* otros cánceres tales como pecho y pancreático se han demostrado para expresar estos antígenos de Lewis también.

Puesto que la cimetidina inhibe la expresión de E-selectin en los vasos sanguíneos, células cancerosas en la circulación sanguínea que Lewis expreso los antígenos de X o de Lewis A no puede atar a los vasos sanguíneos y establecer un tumor metastático. Estas células en lugar de otro se eliminan eventual.

Para determinar la expresión del antígeno de Lewis de sus células cancerosas, entre en contacto con:

Laboratorios de IMPATH
57.a calle del oeste 521
Nueva York, NY 10019
Teléfono: 1-800-447-5816

* Matsumoto S, Imaeda Y, Umemoto S, Kobayashi K, Suzuki H, Okamoto T. Cimetidine aumenta la supervivencia de enfermos de cáncer colorrectales con niveles del sialyl Lewis-x y de la expresión del epitopo de Lewis-UNo del sialyl en las células del tumor. El británico J puede 2002 (86) 161-167.

La cimetidina ha sido funcionando tratar desordenes gástricos desde 1975. Antes del advenimiento de antieméticos más fuertes, esta droga también fue prescrita para tratar la náusea asociada a quimioterapia. En 1988 fue observado que los pacientes de cáncer de colon que habían sido tratados con cimetidina tenían una respuesta perceptiblemente mejor que los que no habían recibido la droga. Muchas hipótesis fueron ofrecidas para explicar este fenómeno. Puesto que la cimetidina es un antagonista del receptor de la histamina, fue sugerido que las acciones fueron mediadas por este mecanismo.

La histamina es también uno de los compuestos que el cuerpo secreta para inhibir una inmunorespuesta. La histamina se puede lanzar en el ambiente y el acto del tumor para suprimir la inmunorespuesta que el cuerpo puede montar para atacar un tumor. Si la cimetidina inhibió esta supresión, entonces el inmune
el sistema puede poder aumentar una respuesta más eficaz al tumor y el cáncer se podría atacar por el sistema inmune. Éste puede ser uno de los mecanismos a través de los cuales la cimetidina trabaja, sin embargo, otros H2-blockers (el ranitidine por ejemplo) que sean más fuertes que cimetidina no demuestra este efecto al mismo grado que cimetidina.

Fue postulado que la cimetidina puede ejercer un efecto sobre la capacidad de células cancerosas de extenderse por metástasis. De hecho, fue encontrado recientemente que la cimetidina inhibe la capacidad de células cancerosas de atar al endotelio vascular. Entonces fue descubierto que la cimetidina inhibe la expresión de E-selectin (ELAM-1) que sea una de las moléculas en los vasos sanguíneos que las células cancerosas se adhieren a usar sus propios ligands de la superficie de la célula, Lewis X y Lewis A.4 éstos es grupos del carbohidrato en la superficie en ciertas células cancerosas que permitan que aten a E-selectin.

Puesto que la cimetidina inhibe la expresión de E-selectin en vasos sanguíneos, las células cancerosas que están en la circulación sanguínea no pueden atar a los vasos sanguíneos y no establecen un tumor metastático. En lugar se eliminan eventual. Esto llevaría obviamente a un resultado mucho mejor para el paciente. De hecho, pacientes con el cáncer de colon agresivo (el grado de los duques C) tenía 84,6% tasas de supervivencia de diez años notable cuando estaba tratado con la cimetidina por un año después de la cirugía comparada a 23,1% tasas de supervivencia de diez años para los pacientes que no fueron tratados con cimetidina como terapia complementaria.[3]

Cimetidina como immunomodulator

Mientras que se ha observado que la histamina es cánceres de un factor de crecimiento con certeza y puede, en sí mismo, estimular estas células proliferar[5], no parece que la inhibición de esta acción de la histamina que la cimetidina causa es sobre todo responsable de su eficacia.[6] Hay, sin embargo, muchas indicaciones que la cimetidina tiene un efecto sobre el sistema inmune y la capacidad del cuerpo de responder a un tumor.

imagen
Puesto que la cimetidina inhibe la expresión de E-selectin en vasos sanguíneos, las células cancerosas que están en la circulación sanguínea no pueden atar a los vasos sanguíneos y no establecen un tumor metastático y no se eliminan eventual. Esto llevaría obviamente a un resultado mucho mejor para el paciente.
Representado: expresión molecular de la cimetidina.

En 1972, fue descubierto que las células del supresor de T, que son parte del brazo regulador del sistema inmune, los receptores expresos para la histamina en su superficie.[7] Las células del supresor de T se han demostrado para acelerar el crecimiento de tumores. También fue demostrado que la histamina era capaz de suprimir la inmunorespuesta activando estas células del supresor de T.[8] Muchos tumores, particularmente cánceres colorrectales, secretan la histamina dando por resultado niveles elevados de la histamina dentro del tumor. La histamina también se secreta a menudo en respuesta a la resección quirúrgica de cánceres colorrectales y la immunosupresión significativa sigue de esto y de otros factores.

Varios estudios han mostrado que la administración de los antagonistas H2 inhibe esta supresión inmune.[9-11] Durante cirugía, algunas células cancerosas pueden ser lanzadas en la corriente de la sangre y un sistema inmune suprimido puede contribuir a su capacidad de escapar vigilancia inmune y de establecer lesiones metastáticas. Si se suprime el sistema inmune, estas células tienen una mejor posibilidad de tumores que se convierten.

Además, muchos tumores se infiltran con los linfocitos como parte de la inmunorespuesta. Estos linfocitos de la infiltración del tumor (HASTA) se asocian a un mejor pronóstico que los tumores que carecen adentro HASTA.[12] La administración de la cimetidina elevó perceptiblemente la proporción de cánceres colorrectales con HASTA, probablemente inhibiendo la función represiva de la histamina.[13] Además de la presencia de HASTA, la capacidad de linfocitos periféricos de matar a las células del tumor se asocia a supervivencia aumentada de la enfermedad libremente.[14] La administración postoperatoria de la cimetidina puede aumentar la función de estas células también.

La cimetidina interfiere con la metástasis

Las moléculas de la adherencia se expresan en la superficie de muchos diversos tipos de la célula para facilitar su adhesión a otras células. Estas moléculas desempeñan un papel crítico en muchos diversos procesos biológicos incluyendo la cura de la herida, la inmunorespuesta y la metástasis del cáncer.

Las células que circulan en la sangre deben tener un mecanismo por el cual puedan parar el circular, atar a las células en el campo de interés y realizar sus diversas funciones. Para un linfocito, esto significa que tiene la capacidad de viajar a un sitio de la infección o de una herida y de parar allí para realizar sus funciones inmunológicas. Semejantemente, porque una célula cancerosa a atar y a proliferar en un área, debe primero adherirse al interior de un vaso sanguíneo. Una de estas moléculas de la adherencia que estén presentes en los vasos sanguíneos se llama E-selectin. Varios tipos de células cancerosas utilizan las mitades del carbohidrato llamadas los antígenos de Lewis para atar a E-selectin. Fue descubierto recientemente que la cimetidina puede bloquear la expresión de E-selectin e inhibir la adherencia de célula cancerosa in vitro y puede inhibir la metástasis del cáncer de hígado en un modelo desnudo del ratón. Este mecanismo de la acción parece ser independiente de la capacidad de la cimetidina de bloquear el receptor H2.[4]

imagen
Los efectos beneficiosos de la cimetidina en el tratamiento del cáncer de colon están bien documentados. Estos efectos se presentan probablemente de las acciones múltiples de la cimetidina como antagonista del receptor H2, un immunomodulator y como inhibidor de la expresión de la molécula de la adherencia, pero todavía no es aprobado por el FDA para el uso en estas enfermedades.

Después de que este descubrimiento fuera hecho, un investigador volvió mirar la expresión del antígeno de Lewis en los tumores que fueron resecados de los pacientes que habían sido tratados con cimetidina. A partir de 1990 a 1992, alistaron a 64 pacientes en un estudio para examinar los efectos de la cimetidina. Trataron a los pacientes por un año después de la cirugía con el fluorouracil 5 fluorouracil y cimetidina o 5 solamente. En un resumen recientemente publicado de ese estudio, los resultados son verdad notables. Total, la tasa de supervivencia de diez años para el grupo tratado cimetidina era 84,6%. La tasa de supervivencia de diez años del grupo del grupo que recibió el fluorouracil 5 solamente era 49,8%. Cuando los tumores eran analizados para la expresión del antígeno de Lewis, trataron a esos pacientes que tenían tumores con el antígeno de Lewis y con cimetidina tenían una tasa de supervivencia media del 95% comparado hasta el 35% para los que no fueron tratadas con cimetidina. Para esos pacientes cuyos tumores no expresaron los antígenos de Lewis, no había diferencia significativa entre la cimetidina tratada y no tratada. Sin embargo, el aproximadamente 70% de los tumores en este estudio expresaron el antígeno de Lewis.[3]

Conclusión

Los efectos beneficiosos de la cimetidina en el tratamiento del cáncer de colon están bien documentados. Estos efectos se presentan probablemente de las acciones múltiples de la cimetidina como antagonista del receptor H2, un immunomodulator y como inhibidor de la expresión de la molécula de la adherencia, pero todavía no es aprobado por el FDA para el uso en estas enfermedades. Puesto que el efecto de la cimetidina no fue estudiado sin la inclusión de otra droga (5-FU), es confuso si el efecto es aditivo o sinérgico. Los mecanismos probados de la acción de la cimetidina sugieren que solamente alteraría perceptiblemente la capacidad de ciertos cánceres de colon de crecer y extenderse por metástasis, sin embargo, otros estudios se deben hacer para evaluar y para documentar la eficacia de la cimetidina en sus los propio.

Claramente, la cimetidina tiene un lugar en el tratamiento del cáncer colorrectal si esté en sus la propio o como medicación complementaria. En 2001, había 135.000 casos del cáncer nuevamente diagnosticado de los dos puntos y del recto y de 56.700 muertes de estos cánceres.[15] Si estos pacientes tenían el conocimiento para tomar a 800 el magnesio cada noche de la cimetidina, muchos de ellos fuerza todavía estén vivos hoy.

Nota: Tagamet® es no más la droga de la opción para la ulceración gástrica o el reflujo del esófago (ardor de estómago). El reflujo del esófago se trata mejor con una clase de drogas llamadas los inhibidores de la bomba del protón que bloquean totalmente la producción de ácido de estómago (IE: Prolisec®, Prevacid®, Nexium®) mientras que la mayoría de las úlceras estomacales se pueden curar con la terapia antibiótico que mata a las bacterias de los H-píloros.

Nota: Si usted desea tomar la cimetidina usted debe notificar a su médico. La droga obra recíprocamente con varias otras medicaciones al aumento o disminuye su potencia. Algunas de estas medicaciones incluyen el digoxin, la teofilina, el phenytoin, el warfarin y la lidocaína.


Referencias

1. Tonnesen H, Knigge U, Bulow S, Damm P, Fischerman K, Hesselfeldt P, Hjortrup A, Pedersen IK, Pedersen VM, DO de Siemssen. Efecto de la cimetidina sobre supervivencia después del cáncer gástrico. Lanceta 1988 29 de octubre; 2(8618): 990-2.

2. Adams WJ, Morris DL. cimetidina y supervivencia del Cortocircuito-curso con el cáncer colorrectal. Lanceta. 24-31 de diciembre 1994; 344 (8939-8940): 1768-9.

3. Matsumoto S, Imaeda Y, Umemoto S, Kobayashi K, Suzuki H, Okamoto T. Cimetidine aumenta la supervivencia de enfermos de cáncer colorrectales con niveles del sialyl Lewis-x y de la expresión del epitopo de Lewis-UNo del sialyl en las células del tumor. El británico J puede 2002 (86) 161-167.

4. Kobayashi K, Matsumoto S, Morishima T, Kawabe T, Okamoto T. Cimetidine inhibe la adherencia de célula cancerosa a las células endoteliales y previene la metástasis bloqueando la expresión de E-selectin. Cáncer Res. 2000 15 de julio; 60(14): 3978-84.

5. Adams WJ, Lawson JA, Morris DL. La cimetidina inhibe in vivo crecimiento del cáncer de colon humano e invierte la histamina estimulada in vitro y in vivo crecimiento. Tripa el 1994 de nov; 35(11): 1632-6.

6. Siegers CP, Hiltl DM, hemmt das Tumorzellwachstum de Stich R. Cimetidine. Therapie-woche. 1995 (36) 2110-2114.

7. Melmon kilolitro, Bourne hora, Weinstein Y, Doctor en Medicina de Sela. Los receptores para la histamina se pueden detectar en la superficie de leucocitos seleccionados. Ciencia 1972 (177) 707.

8. Rocklin CON REFERENCIA A, Greineder DK, Melmon kilolitro. El factor inducido histamina del supresor (HSF) estudia más lejos en la naturaleza del estímulo y de la célula que lo produce. Célula Immunol 1979 (44) 404-415.

9. Hansbrough J, Zapata-Sirvent R, doblador E. Prevention de alteraciones en subpoblaciones postoperatorias del linfocito por la cimetidina e ibuprofen. . Surg 1986 151, 249-255 de J.

10. Adams W. Cimetidine preserva la función inmune después de la resección colónica del cáncer. Aust. NZ J. Surg 1994 64, 847-852.

11. Adams WJ, Lawson JA, SE de Nicholson, cocinero TA, Morris DL. El crecimiento del cáncer de colon agente-inducido en ratas es inhibido por la cimetidina. EUR J Surg Oncol el 1993 de agosto; 19 (4): 332-5.

12. Harrison JC, decano PJ, EL-Zeky F, Vander Zwaag R. De duques con Jass: Indicadores pronósticos patológicos del cáncer rectal. Ronquido. Trayectoria. 1994 (25) 495-498.

13. Morris DL, Adams WJ. ¿Cimetidina y droga cáncer-vieja colorrectal, nuevo uso? Nat Med. DEC 1995; 1(12): 1243-4.

14. Significación de Uchida A. Biological de la actividad autóloga de la matanza del tumor y de su terapia de inducción. Cáncer Immun. Immunother 1993 (37) 75-83.

15. Web site americano de la Sociedad del Cáncer - sección de las estadísticas.


imagen


De nuevo al foro de la revista