Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine agosto 2002

imagen

Reducción de riesgo de la enfermedad cardíaca

imagen

Estos últimos años, la investigación ha traído a la luz un anfitrión de los factores que pueden aumentar o reducen el riesgo de enfermedad cardíaca. Por ejemplo, las pruebas cada vez mayor sugieren que la toma regular de los ácidos grasos omega-3 reduce la ocasión del ataque del corazón y la muerte súbita en ambos sexos. Un estudio reciente encontró que los hombres sanos con los altos niveles de sangre de los ácidos grasos omega-3 eran los 81% menos probables experimentar muerte súbita de un evento cardiaco. Puesto que los datos muestran que sobre el 50% de la gente que sufre los eventos cardiacos fatales ponen el ’ t tenga cualquier señal de peligro o la historia anterior de la enfermedad cardíaca, ácidos grasos omega-3 puede ser una estrategia preventiva sana [NEJM 2002 el 11 de abril; 346(15): 1113-1118]. Otro estudio que siguió a 85.000 mujeres durante un período de 16 años divulgó que eso los pescados la consumo por lo menos cinco veces a la semana bajó el riesgo de la enfermedad cardíaca coronaria (CHD) por más de una mitad y el riesgo de ataque del corazón fatal por la mitad [JAMA 2002; 287:1815-1821].

Mientras tanto, varios estudios sugieren eso la toma cada vez mayor de la coenzima Q10 (CoQ10 que), que es esencial para la función antioxidante entre los lípidos y la producción energética mitocondrial, puede mejorar la función cardiaca y ayudar a disuadir enfermedad cardiovascular. Un estudio encontró eso, en una más vieja gente (sobre 70) que experimentaba la cirugía cardiaca, tomando CoQ10 (300 mg/día) por cerca de dos semanas antes de la cirugía dio lugar oral al daño del miocardio postquirúrgico reducido, a una estancia más corta y a una mejor recuperación [AnaN Y Acad Sci el 2002 del hospital de abril; 959:355-9]. Los niveles bajos de CoQ10 se han ligado al paro cardíaco, a los desordenes del lípido y a la hipertensión, entre otros problemas.

Asimismo, los científicos han identificado con éxito a los culpables que pueden aumentar riesgo, tal como fibrinógeno (bola) y homocisteina (tHcy). Un estudio sobre de 2000 pacientes de alto riesgo encontró que los niveles combinados del fibrinógeno y de la homocisteina aumentaron el riesgo de muerte aproximadamente quíntuplo. El fibrinógeno es responsable de ayudar el proceso de la coagulación de sangre, pero los niveles pueden crear anormalmente coágulos de sangre peligrosos. Los niveles de la homocisteina se extienden con edad de avance, y crónico los niveles afectan al 30% al 40% de personas mayores sanas. Por otra parte, los investigadores que examinan éstos arriesgan a los marcadores en 600 hospitalizaron a los pacientes mayores (edades 65 a 102) encontraron la alta influencia el 60% al 70% de los niveles de la homocisteina de una más vieja gente con condiciones crónicas serias, tales como enfermedad vascular, debilitación cognoscitiva y diabetes. Los investigadores sugieren que la desnutrición y los problemas digestivos puedan llevar a ciertas deficiencias de la vitamina (es decir vitaminas de B), que pueden afectar al contrario a los niveles de la homocisteina [metabolismo2001 ; 50(12): 1466-71].

— Angela Pirisi


Diabetes de la batalla de la ayuda de los aceites de pescado

Las ventajas protectoras del corazón de los ácidos grasos omega-3 encontrados en aceite de pescado han sido divulgadas con frecuencia en la prensa estos últimos años, puesto que los estudios los han mostrado para proteger contra ateroesclerosis y enfermedad cardíaca, posiblemente reduciendo la agregación de la plaqueta. Una área particular que los investigadores han estado interesados en el examen es las ventajas potenciales de omega-3 en la diabetes.

imagen

Los investigadores han encontrado que los aceites de pescado mejoran control de la glucosa, entre otras cosas. Los últimos hallazgos de la universidad de estado de Luisiana indican que ayudan a mejorar resistencia a la insulina, una condición pre-diabética. El estudio implicó a 12 individuos gordos predispuesto al diabetes tipo II, que fueron pedidos complementar con 1,8 gramos de DHA (ácido docosahexaenoic) de diario por 12 semanas. Los resultados mostraron que la función de la insulina mejoró en el 70% de los participantes del estudio, y perceptiblemente en el 50% de él. Estos resultados sugieren que los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado puedan ayudar a guardar la diabetes de convertirse.

La gente con diabetes tipo II tiene a menudo los altos triglicéridos, el colesterol y presión arterial, que componen su riesgo de enfermedad cardíaca. Los científicos canadienses encontraron que el complemento con las cápsulas del aceite de pescado (cerca de 2,0 gramos/día) por tres meses bajó marcado los triglicéridos en los pacientes del diabetes tipo II [cuidado 1996 de la diabetes mayo; 19:463-67]. Otro estudia hallazgos de la demostración de Noruega que tomar un suplemento del aceite de pescado (3,4 gramos de ácido eicosapentaenoic y de ácido docosahexaenoic combinados) por 16 semanas bajó la presión arterial (sistólico y diastólico) perceptiblemente en gente obesa con la hipertensión sin al contrario afectar al control de la glucosa [los anales medicina interna 1995 del 15 de diciembre; 123(12): 911- 918].

— AP


Los tomates protegen la salud del corazón de las mujeres

imagen

Los resultados presentaron en la reunión anual de la universidad americana de la cardiología, Atlanta (marzo de 2002) sugiere que los altos niveles de sangre de licopeno puedan reducir riesgo de la enfermedad cardíaca en mujeres de mediana edad por una mitad. El estudio implicó el seguir de 1000 mujeres posmenopáusicas con la enfermedad cardiovascular alistada en el estudio en curso de la salud del ’ s de las mujeres. Los investigadores miraban datos de los niveles de sangre de licopeno recogidos en 1992, así como examinaron sus dietas, actividad física y niveles de colesterol. Sin embargo, los investigadores detrás de los hallazgos están pisando prudentemente por ahora, intentando primero imaginar si el consumo dietético del licopeno correlaciona directamente con niveles de sangre más altos del carotenoide.

Varios estudios hasta la fecha han indicado que consume el tomate productos licopeno-ricos reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular. En un multicentro, el estudio caso-controlado de los pacientes del ataque del corazón con 10 países europeos, muestras de tejido adiposo hechas una biopsia, usadas como marcador de la exposición antioxidante a largo plazo en vez de niveles de sangre, reveló que el licopeno era el único antioxidante protector [J Epidemiol 1997 el 15 de octubre; 146(8): 618-26].

En la otra investigación usando la ingestión dietética como medida, la universidad de los investigadores de Toronto encontró eso el consumir de una a dos porciones por el día de jugo de tomate, salsa de espagueti y concentró el licopeno para los niveles de una sangre doblados semana de licopeno, mientras que notablemente bajaba los niveles oxidados de LDL [lípidos el 1998 de oct; 33(10): 981-4]. El licopeno es creído para reducir la progresión de la ateroesclerosis inhibiendo la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), o el mún colesterol del ” del “. Mientras tanto, los niveles de sangre bajos de carotenoides se han encontrado para aumentar el riesgo de un segundo ataque del corazón en los fumadores [J Clin Nutr 1996; 63:559-65], también el riesgo de convertirse y de muerte de la enfermedad de la arteria coronaria [BMJ 1997; 314:629-33].

— AP


imagen


De nuevo al foro de la revista