Venta del cuidado de piel de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine junio de 2001

imagen

William Faloon
William Faloon

¿El colesterol causa enfermedad de la arteria?

Comenzando en los años 50, un discusión que rabiaba comenzó si los niveles del colesterol causaron ataques y movimientos del corazón. Ésos implicados en la medicina alternativa señalada a los estudios que muestran índices elevados de ataque y de movimiento del corazón en la gente que consumió dietas arriba en grasa y colesterol.

En el otro lado eran los doctores convencionales y el FDA que proclamó firme que no había relación entre el colesterol y la enfermedad de la arteria. El FDA publicó realmente en el registro federal que era ilegal difundir la información sobre etiquetas de la comida que el colesterol era un factor causativo en el desarrollo de la enfermedad de la arteria. Para documentar la posición poco científica del gobierno respecto al problema del colesterol, hemos reimpreso (en la página pasada de este artículo) extractos de lo que publicó el FDA en el registro federal en 1959 y 1965.

Comenzando en los años 90, los peligros del alto LDL-colesterol llegaron a ser tan evidentes que el FDA apoyó lejos de la interferencia con las compañías que indicaron eso las comidas consumidoras bajo en colesterol (tal como frutas,
las verduras, la fibra) pudieron ayudar a prevenir ataque y el movimiento del corazón.(1-3)

Ahora se acepta que los niveles de colesterol sobre el aumento 200 el riesgo para los ataques y los movimientos del corazón.(4-11) Tener una lectura del colesterol sobre 240 puede ser particularmente peligroso. Los estudios que datan de los años 70 muestran que eso los niveles que mantienen del colesterol beneficioso de HDL pueden ser tan importantes como suprimiendo altas lecturas del LDL-colesterol.(12-16)

El discusión del colesterol, sin embargo, ha continuado hasta el día de hoy, como resultados contradictorios de una producción humana más nueva de los estudios en cuanto a cómo rico en colesterol peligroso está realmente. Hay algunos doctores alimenticio-orientados que piensan que el LDL-colesterol no es peligroso mientras sea protegido contra la oxidación por suplementos antioxidantes tales como vitamina E y coenzima Q10.(17-20) Otros que preguntan los riesgos de punto rico en colesterol a los estudios que muestran que los ataques del corazón sufridores a la gente tienen a menudo niveles de colesterol normales.(21-28) Mientras que hay mérito a estas teorías, no justifican a la gente salud-consciente que ignora niveles ricos en colesterol.

Ahora sabemos que el LDL-colesterol es solamente uno de varios factores de riesgo sabidos de la arteria-enfermedad en la sangre. Los niveles de la homocisteina, del fibrinógeno, de los triglicéridos y de la proteína C-reactiva son toda factores de riesgo independientes para desarrollar un ataque o un movimiento del corazón.(29-50) La presencia de niveles de estos otros factores de riesgo puede dar lugar a una persona que sufre un evento cardiovascular, aunque su nivel de colesterol es bajo. Esto no significa, sin embargo, que crónico los niveles del LDL-colesterol deben ser ignorados.

Hasta guardar contra la oxidación del LDL-colesterol, esto puede ayudar a proteger contra ateroesclerosis,(51) solamente él es todavía crítico mantener niveles de colesterol la comprobación para los que se preponen vivir una vida larga y sana.(52) Es decir una persona que toma suplementos antioxidantes puede proteger contra la oxidación del LDL-colesterol, pero en algún momento, crónico los niveles que los niveles de LDL podrían todavía causar un ataque o un movimiento del corazón, quizás mucho más adelante en vida. Las pruebas de esto se pueden considerar en la gente de 80 años que desarrolla enfermedad de la arteria coronaria.(53-55) Aparece ser un punto en el proceso del envejecimiento en algunas personas cuando el proceso de la ateroesclerosis acelera, significando que incluso los niveles de colesterol levemente elevados pueden ser mortales.(56, 57)

Un LDL-colesterol de la razón llega a ser más peligroso como la edad de la gente fue documentada en un estudio reciente que encontró que el LDL-colesterol es más susceptible a la oxidación cuando hay una deficiencia de DHEA. Estos científicos mostraron que DHEA es parte de un escudo integral contra la oxidación de LDL y que la vitamina E no protege completamente contra la oxidación a menos que los niveles adecuados de DHEA estén presentes. Los científicos señalaron que la cantidad de DHEA en LDL-colesterol “desaparece a los niveles casi imperceptibles durante el envejecimiento.” Cuando estos científicos substituyeron DHEA en la molécula del LDL-colesterol, la protección contra la oxidación fue recuperada.(53)

Varios estudios publicados muestran que esa gente con quién toman cierto colesterol rico en colesterol que baja las drogas tenga un perceptiblemente más poco arriesgado de sufrir un ataque o un movimiento del corazón.(58) Estos estudios no pueden ser ignorados, pues indican que el colesterol juega un papel en el desarrollo de la enfermedad cardíaca y el movimiento por lo menos en algunas personas.

De acuerdo con un comentario de toda la literatura publicada, aparecería que el nivel de colesterol ideal a mantener está entre 180 a 200 (los miligramos por el decilitro de la sangre). Los niveles de colesterol sobre 200, aumentan el riesgo para los ataques y los movimientos del corazón. (59, 60)

Es importante señalar que los niveles de colesterol que son demasiado bajos pueden también ser mortales. Una interpretación de hallazgos publicados existentes indica que los niveles de colesterol no deben caer demasiado lejos debajo de 180 en gente de mediana edad,(61-63) y que los niveles de colesterol debajo de 150 pudieron aumentar el riesgo de un movimiento hemorrágico (también conocido como hemorragia cerebral).(64) Cuando se trata del movimiento, rico en colesterol aumenta definitivamente el riesgo del movimiento isquémico más extenso,(65) pero los niveles de colesterol que son demasiado bajos aparecen ser un factor en el movimiento hemorrágico menos común. Afortunadamente, bastantes datos publicados existen para recomendar con confianza eso los niveles de colesterol que mantienen entre 180 y 200 es la mejor manera de protección contra cualquier tipo de movimiento.(66-68)

En el primer artículo que aparece en este problema, describimos un suplemento natural que se ha mostrado al trabajo así como las drogas populares del “statin” en la baja del colesterol de suero. Las ventajas de este acercamiento natural son que es totalmente no tóxico, aumenta niveles beneficiosos del HDL-colesterol, inhibe la agregación de la plaqueta y costes anormales lejos menos que los medicamentos de venta con receta.

Los miembros de fundación deben saber que hay pocos suplementos dietéticos que bajan el colesterol así como los medicamentos de venta con receta. La mayoría de la gente no puede tolerar la niacina, y el extracto de levadura rojo del arroz es apenas otra manera de poner un “statin” (lovastatin) en su cuerpo. Ciertas fibras dietéticas pueden ayudar a un colesterol más bajo, pero mucha gente experimenta efectos secundarios gastrointestinales cuando tomar las altas cantidades de estas fibras necesitó bajar el colesterol.

De acuerdo con los mecanismos beneficiosos múltiples que se pueden atribuir a este nuevo suplemento natural, aparecería ser superior a las drogas del “statin” en la protección contra enfermedad cardiovascular. Nuestro artículo acerca de este octacosonal-derivado es apoyado por un gran número asombrosamente de estudios publicados en diarios científicos par-revisados. En otros países, este suplemento natural se vende como una “droga” para el propósito específico de bajar el LDL-colesterol peligroso y de aumentar el HDL-colesterol beneficioso.

En nuestro artículo acerca de este agente de colesterol-baja natural, presentamos solamente los hechos mientras que aparecen en la literatura científica publicada. Dejaremos la decisión al individuo si utilizar la modificación de la dieta, el “statin” droga y/o esta nueva sustancia natural para controlar sus niveles de colesterol. Recomendamos, sin embargo, que todo el mundo reduce su riesgo de ataque y de movimiento del corazón manteniendo sus niveles de colesterol en la gama segura (180-200 mg/dl).

Para una vida más larga,

imagen

William Faloon

Referencias

1. Liu S, y otros toma de la fruta y verdura y riesgo de la enfermedad cardiovascular: el estudio de la salud de las mujeres. J Clin Nutr el 2000 de oct; 72(4): 922-8.

2. Gramenzi A, y otros asociación entre ciertas comidas y riesgo del infarto del miocardio agudo en mujeres. BMJ 24 de marzo 1990; 300(6727): 771-3.

3. RB de Singh, y otros efectos sobre los lípidos del suero de añadir las frutas y verduras a la dieta prudente en el experimento indio de la supervivencia del infarto (IEIS). Cardiología 1992; 80 (3-4): 283-93.

4. Laemmle P, y otros conoce su colesterol: investigación de la población. MED el 1988 de Clin del laboratorio de J de nov; 112(5): 567-74.

5. Piedra NJ, y otros niveles de colesterol que controlan con dieta. MED el 1988 de Postgrad de junio; 83(8): 229-37, 241-2.

6. SB de Hulley. Un programa nacional para bajar el alto colesterol de la sangre. J Obstet Gynecol el 1988 de junio; 158 (6 pintas 2): 1561-7.

7. “Informe del equipo de expertos nacional del programa educativo del colesterol en la detección, la evaluación, y el tratamiento del alto colesterol de la sangre en adultos.” El equipo de expertos. MED el 1988 del interno del arco de enero; 148(1): 36-69.

8. HB de Vogt. Hyperlipoproteinemias: Parte III. Cuándo tratar. MED el 1991 de S D J de abril; 44(4): 97-100.

9. Leis HP. La relación de la dieta al cáncer, a la enfermedad cardiovascular y a la longevidad. Internacional Surg 1991 enero-marzo; 76(1): 1-5.

10. Gil VF, y otros [la validez de la determinación separada del colesterol total en la prevención primaria del riesgo coronario]. Med Clin (Barc) 29 de abril 1995; 104(16): 612-6.

11. Iribarren C, y otros colesterol de suero bajo y mortalidad. ¿Cuál es la causa y cuál es el efecto? Circulación 1995 1 de noviembre; 92(9): 2396-403.

12. SC de Enger, y otros colesterol de la lipoproteína de alta densidad y muerte coronaria del miocardio del infarto o súbita: un estudio anticipado del caso-control en los hombres de mediana edad del estudio de Oslo. Arteria el 1979 de febrero; 5(2): 170-81.

13. Micheli H, y otros colesterol de la lipoproteína de alta densidad en los parientes masculinos de pacientes con enfermedad cardíaca coronaria. Ateroesclerosis el 1979 de marcha; 32(3): 269-76.

14. Pometta D, y otros [colesterol bajo de HDL en familiares cercanos y pacientes con infarto del miocardio]. [Artículo en francés] Schweiz Med Wochenschr 1978 2 de diciembre; 108(48): 1888-91.

15. Goldbourt U, y otros colesterol de la lipoproteína de alta densidad e incidencia de la enfermedad cardíaca coronaria--el estudio isquémico israelí de la enfermedad cardíaca. J Epidemiol el 1979 de marcha; 109(3): 296-308.

16. Noma A, y otros colesterol de la lipoproteína de la densidad del cielo y tierra en el infarto del miocardio y cerebral. Ateroesclerosis el 1979 de marcha; 32(3): 327-31.

17. SENIOR de Thomas, y otros inhibición de la oxidación de LDL por ubiquinol-10. ¿Un mecanismo protector para la coenzima Q en atherogenesis? Mol Aspects Med 1997; 18 Suppl: S85-103.

18. El hogar mecánico R, y otros Ubiquinol-10 protege la lipoproteína humana de la baja densidad más eficientemente contra la peroxidación del lípido que el alfa-tocoferol. Proc Acad Sci los E.E.U.U. 1991 1 de marzo nacional; 88(5): 1646-50.

19. SENIOR de Thomas, y otros oxidación y antioxidación de la lipoproteína de baja densidad humana y del plasma expuestas al peroxynitrite del morpholinosydnonimine 3 y el reactivo. Chem Res Toxicol 1998 mayo; 11(5): 484-94.

20. SENIOR de Thomas, y otros. ¿Un papel de la coenzima reducida Q en ateroesclerosis? Biofactors 1999; 9 (2-4): 207-24.

21. BO M, y otros colesterol y mortalidad del largo plazo después del infarto del miocardio agudo en pacientes mayores. Edad que envejece 1999 mayo; 28(3): 313-5.

22. Jadhav PP, y otros evaluación de los apolipoproteins A1 y B en supervivientes del infarto del miocardio. Médicos la India el 1994 de J Assoc de sept; 42(9): 703-5.

23. Bux-Gewehr I, y otros infarto del miocardio que se repite en una mujer de 35 años. Corazón el 1999 de marcha; 81(3): 316-7.

24. Fournier JA, y otros angiograma normal después del infarto del miocardio en pacientes jovenes: un estudio complementario clínico-angiográfico y a largo plazo anticipado. Internacional J Cardiol 1997 8 de agosto; 60(3): 281-7.

25. Schmidt HH, y otros lipoproteína elevada (a) es bajado por un inhibidor de la síntesis del colesterol en un paciente normocholesterolaemic con el infarto del miocardio prematuro. Fibrinólisis el 1993 de Coagul de la sangre de febrero; 4(1): 173-5.

26. Prati PL. [Los flashes periódicos de E. Brunwald: bajando niveles de colesterol en temas con el infarto del miocardio y niveles de colesterol normales]. G Ital Cardiol el 1997 de enero; 27(1): 76-8.

27. C sin ley, y otros disminución de lípidos en los pacientes posts-MI con colesterol normal. J Fam Pract el 1997 de enero; 44(1): 30.

28. Hartley H. [la reducción de eventos cardiovasculares después de un infarto del miocardio en pacientes con los niveles de colesterol normales]. Rev Clin Esp DEC 1996; 196 (4 Monografico): 43-6.

29. Genest JJ, y otros ine del homocyst del plasma (e) nivela en hombres con enfermedad de la arteria coronaria prematura. J Coll Cardiol 1990 nov; 16(5): 1114-9.

30. Stampfer MJ, y otros. Un estudio anticipado del ine del homocyst del plasma (e) y riesgo de infarto del miocardio en médicos de los E.E.U.U. JAMA 1992 19 de agosto; 268(7): 877-81.

31. Brattstrom L, y otros Hyperhomocysteinaemia en movimiento: predominio, causa, y relaciones al tipo de factores del movimiento y de riesgo del movimiento. El EUR J Clin invierte el 1992 de marcha; 22(3): 214-21.

32. Taylor LM, y otros. La asociación del ine elevado del homocyst del plasma (e) con la progresión de la enfermedad arterial periférica sintomática. J Vasc Surg el 1991 de enero; 13(1): 128-36.

33. El Di Napoli M, y otros influencia pronóstica de la proteína C-reactiva creciente y fibrinógeno nivela en movimiento isquémico. Movimiento el 2001 de enero; 32(1): 133-8.

34. Wedzicha JA, y otros las exacerbaciones agudas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es acompañado por elevaciones de los niveles el fibrinógeno y del suero IL-6 del plasma. Thromb Haemost el 2000 de agosto; 84(2): 210-5.

35. Maresca G, y otros fibrinógeno de medición del plasma para predecir el movimiento y el infarto del miocardio: una actualización. Biol el 1999 de Arterioscler Thromb Vasc de junio; 19(6): 1368-77.

36. Maresca G, y otros fibrinógeno de medición del plasma para predecir el movimiento y el infarto del miocardio: una actualización. Biol el 1999 de Arterioscler Thromb Vasc de junio; 19(6): 1368-77.

37. Fukujima milímetro, y otros [fibrinógeno como factor de riesgo independiente para el movimiento isquémico]. Arq Neuropsiquiatr DEC 1997; 55(4): 737-40.

38. Ferrara E, y otros [fibrinógeno, un factor de riesgo cardiovascular]. Minerva Cardioangiol el 1989 de nov; 37(11): 473-5.

39. Benfante RJ, y otros factores de riesgo en Edad Media que predicen inicio temprano y último de la enfermedad cardíaca coronaria. J Clin Epidemiol 1989; 42(2): 95-104.

40. Salonen JT, y otros relación del colesterol y de los triglicéridos de suero al riesgo de infarto del miocardio agudo, movimiento cerebral y muerte en la población masculina finlandesa del este. Internacional J Epidemiol el 1983 de marcha; 12(1): 26-31.

41. LA de Carlson, y otros factores de riesgo para el infarto del miocardio en el estudio anticipado de Estocolmo. Una continuación de 14 años que se centra en el papel de los triglicéridos y del colesterol del plasma. Acta Med Scand 1979; 206(5): 351-60.

42. Welin L, y otros triglicéridos, un factor de riesgo coronario importante en hombres mayores. Un estudio de los hombres llevados en 1913. Corazón J el 1991 del EUR de junio; 12(6): 700-4.

43. Ducimetiere P, y otros relación de la insulina del plasma nivela a la incidencia del infarto del miocardio y de la mortalidad coronaria de la enfermedad cardíaca en una población de mediana edad. Diabetologia an o 80 sept; 19(3): 205-10.

44. Malmberg K, y otros infarto del miocardio en pacientes con la diabetes mellitus. Corazón J el 1988 del EUR de marcha; 9(3): 259-64.

45. Hughes LO, y otros disturbios de la insulina en los hombres asiáticos y blancos británicos que sobreviven el infarto del miocardio. BMJ 1989 26 de agosto; 299(6698): 537-41.

46. Liu S, y otros. Un estudio anticipado de la carga glycemic dietética, toma del carbohidrato, y riesgo de enfermedad cardíaca coronaria en mujeres de los E.E.U.U. J Clin Nutr el 2000 de junio; 71(6): 1455-61.

47. Egger M, y otros triglicérido como factor de riesgo para la enfermedad cardíaca isquémica en hombres británicos: efecto del ajuste según error de medida. Ateroesclerosis el 1999 de abril; 143(2): 275-84.

48. Asakawa H, y otros comparación de los factores de riesgo de complicaciones macrovascular. Enfermedad vascular periférica, enfermedad vascular cerebral, y enfermedad cardíaca coronaria en el tipo japonés - 2 pacientes mellitus de la diabetes. Complicaciones 2000 de la diabetes de J noviembre-diciembre; 14(6): 307-13.

49. Soderberg S, y otros Leptin es marcador del riesgo para el primer movimiento hemorrágico en una cohorte sobre la base de la población. Movimiento el 1999 de febrero; 30(2): 328-37.

50. Burchfiel cm, y otros intolerancia de la glucosa e incidencia del movimiento de 22 años. El programa del corazón de Honolulu. Movimiento 1994 mayo; 25(5): 951-7.

51. Gokce N, y otros investigación básica en la inhibición antioxidante de pasos en atherogenesis. Riesgo el 1996 de J Cardiovasc de agosto; 3(4): 352-7.

52. Scheuermann W, y otros eficacia de un acercamiento descentralizado, comunidad-relacionado para reducir factor de riesgo de la enfermedad cardiovascular nivela en Alemania. Corazón J el 2000 del EUR de oct; 21(19): 1591-7.

53. Khalil A, y otros disminución relativa a la edad de concentraciones del dehydroepiandrosterone de lipoproteínas de la baja densidad y su papel en la susceptibilidad de las lipoproteínas de la baja densidad a la peroxidación del lípido. Lípido Res el 2000 de J de oct; 41(10): 1552-61.

54. Iwamoto T, y otros [hallazgos clínicos de la arteriosclerasis y de la lipoproteína del suero (a) concentración en pacientes mayores]. Nipón Ronen Igakkai Zasshi el 2000 de oct; 37(10): 811-8.

55. Stavenow L, y otros hombres de ochenta años sin enfermedad cardiovascular en la comunidad de Malmo!. Parte a I. Social y factores médicos, con especial referencia al modelo de la lipoproteína. MED 1990 del interno de J julio; 228(1): 9-15.

56. Beckett N, y otros. ¿Es ventajoso bajar el colesterol en los ancianos hipertensos? Cardiovasc droga Ther el 2000 de agosto; 14(4): 397-405.

57. Guize L, y otros [Cholesterolemia y mortalidad del total, cardiovascular y del cáncer. Estudio de una cohorte de 220.000 personas]. MED nacional 1998 de Bull Acad; 182(3): 631-47; discusión 647-50.

58. Kashyap ml. Colesterol y ateroesclerosis: una perspectiva contemporánea. Ann Acad Med Singapore el 1997 de julio; 26(4):517-23.

59. Iribarren C, y otros colesterol de suero bajo y mortalidad. ¿Cuál es la causa y cuál es el efecto? Circulación 1995 1 de noviembre; 92(9): 2396-403.

60. Iribarren C, y otros colesterol total del suero y mortalidad. Factores de la confusión y modificación del riesgo en hombres Japonés-americanos. JAMA 1995 28 de junio; 273(24): 1926-32.

61. Gatchev O, y otros hemorragia subaracoidea, hemorragia cerebral, y concentración del colesterol de suero en hombres y mujeres. Ann Epidemiol el 1993 de julio; 3(4): 403-9.

62. Okumura K, y otros colesterol de suero bajo como factor de riesgo para el movimiento hemorrágico en hombres: una investigación total basada en la Comunidad en Okinawa, Japón. Jpn Circ J el 1999 de enero; 63(1): 53-8.

63. ISO H, y otros niveles de colesterol de suero y mortalidad de seis años del movimiento en 350.977 hombres defendidos para el ensayo múltiple de la intervención del factor de riesgo. N Inglés J MED 1989 6 de abril; 320(14): 904-10.

64. El Dr. de Jacobs. La relación entre el colesterol y el movimiento. Representante 1994 de la salud; 6(1): 87-93.

65. CA de Gil-Núñez, y otros ventajas de la terapia de la disminución de lípidos en isquemia cerebral: papel de los inhibidores de la reductasa hmg-coa. Cerebrovasc SID el 2001 de febrero; 11 1:85 del Suppl - 95.

66. Liu S, y otros toma de la fruta y verdura y riesgo de la enfermedad cardiovascular: el estudio de la salud de las mujeres. J Clin Nutr el 2000 de oct; 72(4): 922-8.

67. Gramenzi A, y otros asociación entre ciertas comidas y riesgo del infarto del miocardio agudo en mujeres. BMJ 24 de marzo 1990; 300(6727): 771-3.

68. RB de Singh, y otros efectos sobre los lípidos del suero de añadir las frutas y verduras a la dieta prudente en el experimento indio de la supervivencia del infarto (IEIS). Cardiología 1992; 80 (3-4): 283-93.



De nuevo al foro de la revista