Liquidación de la primavera de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine junio de 2000


imagen


imagen¿Puede Silibinin arrestar crecimiento de las células cancerosas?

La década pasada ha causado muchos descubrimientos las maneras naturales de prevenir el cáncer del cáncer de seno y de próstata. Ciertos suplementos, tales como extractos potentes de té verde, se han mostrado para ser eficaces en la baja de riesgo de cáncer, e incluso en cáncer que luchaba, particularmente cuando están utilizados así como otros agentes terapéuticos. Puesto que los flavonoides de diversas clases tienen propiedades antiproliferativas, han emergido en un papel protagonista. Los estudios epidemiológicos han confirmado que las dietas ricas en flavonoides aparecen bajar el riesgo de muchas clases de cáncer, incluyendo cáncer del pecho y de próstata.

Nuevo alarmante
descubrimientos sobre una hierba popular


En febrero de 1991, el Life Extension Foundation introdujo una droga alemana llamada silymarin a sus miembros. La ventaja sabida primaria del silymarin era en ese entonces proteger el hígado. Desde 1991, una plétora de investigación nuevamente publicada revela adicional
ventajas salvavidas que se pueden atribuir a este extracto herbario del cardo de leche.
Uno de estos nuevos descubrimientos ha incitado el Life Extension Foundation participar en una investigación para comprobar si un concentrado del silymarin llamado silibinin es eficaz en el tratamiento del cáncer de próstata. En este artículo, presentamos algunos nuevos hallazgos que asustan sobre este extracto herbario que se venda en Europa como medicamento de venta con receta. Restringiremos la información en este informe a los efectos de silymarin/silibinin fuera del hígado y de los riñones. Para ésos referidos sobre salud del hígado/del riñón, el artículo que sigue este informe revisará los efectos de silymarin/silibinin sobre diversas enfermedades hepáticas y renales.

Un estudio in vitro reciente de Zi y de Agarwal (1999) encontró que el silibinin podía arrestar crecimiento de la célula en líneas del cáncer de próstata, probablemente con la inhibición de las diversas enzimas de la cinasa. Silibinin ayudó a crecimiento de la célula de la detención en la fase temprana del ciclo celular, conocida como G1. Los investigadores encontraron un aumento del 20% en la población de la célula G1 cuando la cultura fue tratada con el silibinin. Es bien sabido que los flavonoides potentes tienen un efecto antiproliferativo sobre tejido del tumor, así que éste no era asombrosamente. Pero éste no es el final de la historia. Resultó que la detención de crecimiento no llevó al apoptosis (muerte celular programada), pero a la diferenciación de célula. Como los autores lo pusieron:

“Las células silibinin-tratadas [del cáncer] que no pueden crecer siguen un camino de la diferenciación según lo evidenciado cerca neuroendocrine-como morfología, marcadores elevados de la diferenciación del tejido de la próstata… y moléculas reguladoras alteradas del célula-ciclo.”

Las células distinguidas son las células maduras que realizan las tareas especializadas apropiadas al órgano. En este estudio, el silibinin transformó una proporción significativa de células malas a las células normales, distinguidas de la próstata. El tratamiento de Silibinin también dio lugar a una disminución grande de la secreción del PSA. Los autores concluyen que el silibinin “tiene potencial fuerte para ser convertido como agente diferenciador antiproliferativo para la intervención del cáncer de próstata humano hormona-refractario.”

Otro estudio encontró que el silibinin inhibe la proliferación en líneas del cáncer de seno droga-sensible y drogorresistente y del cáncer ovárico. El mecanismo sugerido de la acción implica la capacidad de los silibinin de atar al tipo nuclear receptores del estrógeno de II, que se piensan para mediar los efectos antiproliferativos de los flavonoides (Scambia 1996). Comparar las propiedades del silymarin y silibinin, dos investigadores, estados de Zhao y de Agarwal (1999):

Los “estudios de nuestro laboratorio han mostrado que el silibinin, el componente activo principal del silymarin, tiene [al silymarin] efectos inhibitorios comparables hacia la próstata humana, el pecho y el crecimiento cervical de la célula del carcinoma, la síntesis de la DNA y la viabilidad de la célula, y es tan fuerte un antioxidante como silymarin.”

Silibinin también mostró sinergia con dos drogas, cisplatin y doxorubicin comunes de la quimioterapia. Arrestando la división celular del tumor en una etapa vulnerable, el silibinin puede al parecer hacer las células del tumor más sensibles a la quimioterapia. Debido a su eficacia, el silibinin ahora está en ensayos clínicos de la fase I en pacientes con el cáncer ovárico avanzado (Scambia 1996).

Asimismo, el silibinin se ha mostrado para proteger los riñones durante la quimioterapia con ciertas drogas extremadamente tóxicas tales como cisplatin (Bokemayer 1996). Esto es también bastante típico para las terapias alternativas eficaces para el cáncer: Sinergizan a menudo con el tratamiento de la corriente principal, y por lo menos protegen en parte contra sus efectos devastadores sobre tejido normal. Así, hay mucho a decir para la combinación de tratamiento de la corriente principal con los flavonoides potentes tales como silibinin.

¿Puede el silibinin reducir el envejecimiento?

Los autores de un estudio reciente (Onat 1999) concluyeron que los silymarin y el mecanismo antiproliferativo de los silibinin de la acción no está sabidos todavía completamente, solamente él pueden implicar el modular de caminos de la transducción de la señal. Estos caminos de la señalización están implicados en el envejecimiento, la ateroesclerosis y el cáncer. Los compuestos que pueden inhibir exceso de la proliferación implicada en desordenes envejecimiento-relacionados están de gran interés clínico. Onat encontró que el tocoferol alfa y el silibinin tenían una acción inhibitoria similar en la proliferación de los fibroblastos de la piel. En cuanto exceso de la proliferación del fibroblasto es uno de los fenómenos del envejecimiento, el silibinin podría convertirse en uno de los agentes usados para reducir el envejecimiento de la piel.

imagen
¿Cuál es silibinin?

El extracto estandardizado del cardo de leche consiste en generalmente un silibinin mínimo del 35% (por análisis de la CLAR). Silibinin se mira como el ingrediente más biológicamente activo del silymarin. Un nuevo concentrado farmacéutico contiene un mínimo de silibinin del 80%, así asegurando una concentración más alta del componente más potente de los silymarin al cuerpo. El poder obtener bastante silibinin es de importancia particular para los que necesiten asegurar la dosificación eficaz para el tratamiento de diversas enfermedades.

Una de las maneras de las cuales el silibinin protege contra el desarrollo del cáncer está aumentando la actividad de las enzimas de la fase II, de la transferasa del glutatión y de la reductasa protectoras de la quinona. Estas dos enzimas extremadamente importantes desintoxican los diversos metabilitos favorable-carcinógenos que resultan de la etapa inicial de la desintoxicación. Zhao y Agarwal (1999) encontraron que en ratones la actividad de la transferasa del glutatión particularmente fue aumentada por el tratamiento oral con el silibinin. Este aumento era especialmente evidente en el pequeño intestino, pero fue encontrado también en hígado, pulmones, estómago, piel y próstata. El hallazgo anterior de Garrido en relación con acetaminophen indica que el silibinin puede también inhibir el sistema del citocromo P-450, que constituye el grupo principal de enzimas de la fase I (Garrido 1991). Esto sugiere que el silibinin baje los niveles de metabilitos tóxicos con un mecanismo que pueda implicar la inhibición de ciertas enzimas de la fase I, y el aumento simultáneo de las enzimas de la fase II.

Silibinin y el silymarin también se han mostrado para inhibir una enzima llamada beta-glucuronidase, que cataliza la avería de glucuronides, los compuestos creados en el hígado con el fin con seguridad de disponer de las diversas sustancias químicas tóxicas. El daño hepático causa un aumento en beta-glucuronidase; se ha sugerido que es un factor en cáncer de hígado. Toxinas tales como suero del aumento del tetracloruro de carbono beta-glucuronidase. Asimismo, nuestras bacterias intestinales producen esta enzima; los científicos sospechan que está relacionado con el cáncer de colon. Kim (1994) encontró que el silymarin y el silibinin inhibieron beta-glucuronidase a un grado similar en las ratas tratadas con tetracloruro de carbono. El potencial para reducir el riesgo de cáncer del cáncer de colon y de hígado vale la exploración adicional.

Salud cardiovascular y el cerebro

Un estudio alemán temprano (Schriewer y Rauen 1977) mostró que la dosis-dependiente del silibinin inhibe la biosíntesis del colesterol in vitro. Esto ha sido confirmada por estudios más recientes (revisados por Skottova 1998). Otro efecto interesante es un retiro más rápido de las lipoproteínas de baja densidad por el hígado en presencia del silymarin. Los estudios también han mostrado que el silymarin y el silibinin inhiben el desarrollo de exceso de niveles de colesterol dieta-relacionados en ratas. El complemento de la dieta con silymarin o el silibinin dio lugar a un aumento en niveles de HDL y a una disminución del contenido del colesterol del hígado.

Un estudio reciente de Skottova (1999) comparó la eficacia del silymarin con la del silibinin en la inhibición de la oxidación cobre-inducida de lipoproteínas de baja densidad in vitro.

Silymarin y el silibinin fueron encontrados para ser igualmente eficaces en prolongar la “fase de retraso inicial” (la etapa de la oxidación cuando está procediendo el proceso lentamente). En el estudio de Skottova, el silichristin y el silidianin aparecían actuar en lugar de otro como favorable-oxidantes cuando estaba probado en las mismas concentraciones que silibinin. Por lo tanto, Skottova concluye, “silibinin es el compuesto más importante del silymarin en la protección del LDL contra la oxidación.”

Otro estudio in vitro de la oxidación cobre-inducida de LDLs encontró que el silibinin podría prolongar la fase de retraso por más el de 50%. Los autores sugieren que el silibinin ate a las partículas de LDL y prevenga la oxidación de ácidos grasos poliinsaturados (Locher 1998). En conjunto, el silibinin muestra un potencial para ser utilizada como agente hipocolesterolémico y anti-atherogenic eficaz. Puede todavía emerger como suplemento importante para la prevención de la ateroesclerosis.

Silibinin puede también probar útil mientras que una droga que ayuda a la supervivencia de los pacientes hipertensos que sufren un ataque del corazón. En un modelo de la rata del bloqueo agudo de la arteria coronaria combinado con la hipertensión, la administración intravenosa del silibinin fue encontrada para reducir la presión arterial y arritmias, para disminuir la hipertrofia ventricular, y para reducir la mortalidad (Chen 1993). Menos células del corazón murieron en las ratas hipertensas silibinin-tratadas. El hallazgo que el silibinin podía reducir el tamaño de la zona del infarto es especialmente importante, puesto que el grado de la muerte celular del corazón es un calculador importante de la mortalidad o insuficiencia cardiaca congestiva subsiguiente.

Del interés relacionado es la capacidad del silibinin de proteger el cerebro bajo condiciones de la isquemia (oxígeno escaso). Aquí los principales mecanismos de la acción incluyen el barrido de radicales libres y la inhibición de los caminos de la lipooxigenasa, bajando la producción de leukotrienes célula-perjudiciales (Rui 1990). Ésta no es ninguna sorpresa, considerando que el silibinin se ha mostrado para ayudar a proteger el hígado y los riñones contra daño isquémico, incluyendo la isquemia debido a la exposición a las bajas temperaturas (Gower 1989), y se ha mostrado para ser un inhibidor eficaz de la producción del leukotriene. Sigue habiendo el potencial del silibinin como terapia complementaria para el movimiento ser explorado. En el centro de investigación crítico del cuidado del Life Extension Foundation en California meridional, el silymarin es un componente de un “cóctel neuro-protector” usado para proteger con éxito contra isquemia experimental inducida.

Silibinin puede también ayudar a contrarrestar la mayor tensión oxidativa en mujeres diabéticas embarazadas, que amenaza al desarrollo normal del feto, particularmente con respecto al sistema cardiovascular y nervioso. Cuando las ratas diabéticas embarazadas fueron dadas el silibinin, los marcadores del desarrollo de los nervios mostraron la considerable normalización (Germani 1999).

El efecto de Silibinin sobre la diabetes

Silibinin está de considerable interés en el tratamiento de la diabetes, puesto que las pruebas preliminares indican que pueden probar útil en la normalización de la acción de la insulina. Un estudio chino encontró que las ratas sujetadas a la glucosa en sangre elevada mostrada de lesión del calor (el escaldar) y altos a los niveles de la insulina debido a la resistencia a la insulina tensión-inducida. La función de los receptores de la insulina en el hígado fue mostrada para ser empeorada. El tratamiento con el silibinin aumentó perceptiblemente el atascamiento de la insulina a los receptores (Tang 1991).

Silibinin también fue encontrado para ayudar a normalizar la función pancreática en presencia del cyclosporin A, una droga inmunosupresiva que es perjudicial al páncreas (Schonfeld 1997). Esto incluyó una baja de la secreción de la insulina sin el aumento de la glucosa del suero, indicando posiblemente que el silibinin mejora sensibilidad de la insulina.

Schonfeld y los colegas sugieren que el silibinin sea investigado como tratamiento potencial para el tipo diabéticos de II, que sobreproduce la insulina debido a la resistencia a la insulina. Los autores también sugieren que el efecto protector del silibinin sobre el páncreas sea no específico, y son probablemente debido a su antioxidante y propiedades membrana-estabilizadoras. Muy probablemente, el silibinin protege el páncreas no sólo contra el cyclosporin A, pero también contra el alcohol y otras toxinas, y contra radicales libres en general.

Glycation, o el daño de proteínas por los azúcares simples, es uno de los problemas más grandes de la diabetes. Glycation es un factor causal importante que lleva a la retinopatía diabética, a una causa frecuente de la ceguera, y a neuropatía diabética (degeneración periférica del nervio, llevando a la atrofia del axón y a la pérdida eventual de sensación). Uno de los azúcares simples implicados en este daño es ribosa. La exposición a los altos niveles de la glucosa induce el ribosylation creciente por lo menos de cinco proteínas. También suprime la actividad de la sodio-bomba (un transporte activo de los iones del sodio a través de las membranas celulares a cambio de los iones del potasio) y el mantenimiento del tejido de los nervios.

Un estudio in vitro reciente mostró que el silibinin puede normalizar el grado de ribosylation y la actividad de la bomba del sodio incluso en presencia de los niveles anormalmente altos de la glucosa (Di Julio 1999). Un efecto protector similar del silibinin contra el ribosylation fue encontrado en la retina (Gorio 1997). Así, el silibinin puede poder disminuir el grado de la neuropatía diabética y la retinopatía, dos complicaciones extremadamente serias de la diabetes. Considerando que el silibinin también se ha mostrado para proteger los riñones, otro órgano dañado seriamente por el glycation (la insuficiencia renal es una causa de la muerte frecuente en diabéticos), silibinin se debe explorar seriamente como tratamiento del adjunto en diabetes.

Un antioxidante potente

Se ha establecido que el silibinin es un limpiador eficaz de diversos radicales libres, incluyendo radicales del hidróxido y del peroxyl, y el ion del hipoclorito que origina en los neutrófilos (Mira 1994). Mientras que constituye una defensa antibacteriana importante, el radical del hipoclorito también está dañando extremadamente a las células normales, y se debe “desarmar rápidamente.” Desenfrenado, el ion del hipoclorito puede incluso tratar bases de la DNA con cloro. En presencia del hierro, crea el radical de hidróxido, que puede también atacar directamente la DNA. La presencia de flavonoides potentes tales como ayudas del silibinin previene el daño de este “fuego amigo.”

Silibinin se ha encontrado para proteger los vasos sanguíneos rojos y para estabilizarse las membranas con la inhibición de la peroxidación del lípido. Además, el silibinin aumenta la actividad de la dismutasa antioxidante del superóxido de las enzimas (CÉSPED) y de la peroxidasa del glutatión en los glóbulos rojos humanos (Altorjay 1992). Otro estudio encontró esa actividad baja normalizada silymarin del CÉSPED y alteró immunoreactivity en los linfocitos (un tipo común de glóbulo blanco) de pacientes con la cirrosis del higado alcohólica (Feher 1989).

Finalmente, el silibinin se ha encontrado para proteger contra daño tisular hierro-mediado. La sobrecarga del hierro es una condición peligrosa, puesto que el hierro cataliza diversas reacciones radicales libres con la peroxidación resultante del lípido en las membranas. El hígado es un sitio primario del daño hierro-inducido. Las actividades antioxidantes de Silibinin ayudan a proteger contra toxicidad del hierro. Además, hay pruebas que sugieren que el silibinin actúa como quelador del hierro, atando el hierro libre para la excreción segura en la bilis (Pietrangelo 1995; Mira 1994). Así, los estados de la sobrecarga del hierro son otra condición durante la cual el tratamiento con el silibinin pudo ser útil. Pietrangelo señala que de hecho la alta actividad antioxidante de flavonoides pudo ser en parte debido a su capacidad de formar los quelatos inactivos del hierro, así la reducción de la formación de peróxidos. Pietrangelo y los colegas encontraron que el silibinin podía proteger las mitocondrias del hígado de la rata contra las anormalidades causadas por la tensión oxidativa hierro-inducida, tal como peroxidación del lípido, agotamiento del ATP y ciclo anormal del calcio.



De nuevo al foro de la revista