Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine diciembre de 2000


ACTUALIZACIONES MÉDICAS

Los estudios en el mundo entero de esa ayuda de la poder usted vive más de largo

Haga clic aquí para tener acceso a actualizaciones médicas de este año.

Haga clic aquí para tener acceso a los archivos médicos de la actualización.

Haga clic aquí para tener acceso a los extractos científicos completos en línea.

En diciembre de 2000
Contenido

  1. El succcinato de la vitamina E disminuye la división celular humana del tumor, pero no en células normales
  2. El NAC retrasa la debilitación edad-asociada de la memoria
  3. Baja en grasa, la dieta de la proteína de soja con los isoflavonas disminuye crecimiento del tumor
  4. La testosterona reduce la secreción neuronal de los péptidos del beta-amiloide de Alzheimer
  5. El consumo del tomate protege la DNA y el sistema inmune
  6. Efectos antiesfuerzos de DHEA
  7. Rye y soja contra cáncer de próstata
  8. Selenio, peroxidación del lípido y niveles de metal tóxicos
  9. Deprenyl inhibe crecimiento del tumor
  10. La curcumina previene enfermedad de riñón
  11. Niveles y enfermedad de Alzheimer del estrógeno entre mujeres posmenopáusicas
  12. Comportamiento y riesgos sexuales para el cáncer de próstata
  13. Libere contra la investigación total del PSA
  14. Aceite de pescado contra el aceite de maíz y la inmunorespuesta

  1. El succcinato de la vitamina E disminuye la división celular humana del tumor, pero no en células normales

    Fuente completa: NUTRICIÓN Y CÁNCER - UN DIARIO INTERNACIONAL, 1999, vol. 35, Iss 2, pp 189-194

    Los estudios anteriores han mostrado que el tratamiento de las células del tumor con succcinato de la vitamina E, (forma natural de la vitamina E usada por la mayoría de los miembros de Life Extension) solamente o conjuntamente con la radiación, redujo el crecimiento de estas células más que lo producida por los agentes individuales. Es desconocido si el succcinato de la vitamina E, solamente o conjuntamente con la irradiación gama, produciría efectos similares sobre las células normales. Por lo tanto, un estudio comparó los efectos del succcinato de la vitamina E sobre cáncer de cuello del útero, cáncer ovárico, y cáncer de pulmón, con los efectos sobre tres células normales humanas. Los resultados mostraron que el tratamiento del succcinato de la vitamina E de las células cancerosas cervicales por 20 horas causó la inhibición del crecimiento en una manera dosis-dependiente, pero las células humanas normales tratadas semejantemente con succcinato de la vitamina E no mostraron esta inhibición del crecimiento. El tratamiento del succcinato de la vitamina E por 20 horas también disminuyó la división celular en las tres variedades de células del tumor pero, no produjo otra vez tal efecto en células normales unas de los. Como se esperaba, la irradiación gama disminuyó la división celular en células humanas del tumor y células normales, sin embargo, tratamiento del succcinato de la vitamina E por 24 horas antes, durante, y después de la irradiación para la división celular disminuida posterior entera del período experimental en células humanas del tumor pero no en células normales. Esto sugiere que los efectos del succcinato de la vitamina E, solamente o conjuntamente con la irradiación gama, sean selectivos para las células del tumor. Por lo tanto, el miedo existente que los antioxidantes tales como vitamina E pueden proteger a las células cancerosas contra daño del radical libre durante radioterapia no puede ser justificado.



  2. El NAC retrasa la debilitación edad-asociada de la memoria

    Fuente completa: INVESTIGACIÓN del CEREBRO, 2000, vol. 855, Iss 1, pp 100-106

    El daño oxidativo mitocondrial se implica en el envejecimiento del cerebro y en enfermedades neurodegenerative relativas a la edad. Puesto que la N-acetilcisteína (NAC) se ha mostrado recientemente para prevenir muerte apoptotic en células nerviosas y para proteger las mitocondrias que las proteínas del radical libre dañan en ratones envejecidos, un estudio investigado si la administración dietética de este NAC reduce pérdida de memoria relativa a la edad. Los ratones recibieron las pelotillas que contenían 0,3% (w/w) de NAC. Después de 23 semanas de esta dieta, el NAC había restaurado parcialmente el déficit de la memoria asociado al envejecimiento en ratones. Por otra parte, el peróxido del lípido y el contenido del carbonyl de la proteína de las mitocondrias sinápticas fueron disminuidos perceptiblemente en los animales Queja-complementados en comparación con sus controles de edad comparable. Las propiedades antioxidantes y la acción probable en capacidad bioenergética mitocondrial en los terminales sinápticos pueden explicar, por lo menos parcialmente, la acción beneficiosa de la administración del NAC.



  3. Baja en grasa, la dieta de la proteína de soja con los isoflavonas disminuye crecimiento del tumor

    Fuente completa: NUTRICIÓN Y DIARIO INTERNACIONAL de CANCER-AN, 1999, vol. 35, Iss 2, pp 130-136

    Los estudios sugieren que la alta toma de la grasa dietética sea un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de próstata. La proteína de soja también se ha propuesto para desempeñar un papel en la prevención del cáncer de próstata, y uno de los isoflavonas en proteína de soja, genistein, inhibe el crecimiento de las células cancerosas humanas de la próstata. Un estudio evaluado si altera la grasa dietética, la proteína de soja, y el contenido del isoflavona afecta a la tasa de crecimiento de un cáncer de próstata humano en ratones con el sistema inmune comprometido. Los grupos dietéticos eran: 1) grupo de alto grado en grasas (42,0 kcal%) + proteína de leche, 2) grupo de alto grado en grasas (42,0 kcal%) + proteína de soja + extracto del isoflavona, 3) grupo bajo en grasa (12,0 kcal%) + proteína de leche, y 4) grupo bajo en grasa (12,0 kcal%) + proteína de soja + extracto del isoflavona. Después de dos semanas en estas dietas, los ratones fueron inyectados con las células del tumor y colocados en jaulas separadas para controlar estrictamente la aportación calórica. Los resultados mostraron que las tasas de crecimiento del tumor fueron reducidas levemente en el grupo que recibió el bajo en grasa + dieta del extracto de la proteína + del isoflavona de soja comparada con los otros grupos combinados. Los pesos finales del tumor fueron reducidos por el 15% en el grupo que recibió el bajo en grasa + dieta del extracto de la proteína + del isoflavona de soja comparada con los otros grupos combinados. Así, había estadístico efectos significativos sobre la tasa de crecimiento del tumor y el peso final del tumor atribuibles a un bajo en grasa + dieta del extracto de la proteína + del isoflavona de soja.



  4. La testosterona reduce la secreción neuronal de los péptidos del beta-amiloide de Alzheimer

    Fuente completa: PROCEDIMIENTOS DE LA NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, 2000, vol. 97, Iss 3, pp 1202-1205

    La enfermedad de Alzheimer (ANUNCIO) es caracterizada por la deposición relativa a la edad de los agregados del péptido del beta-amiloide en regiones vulnerables del cerebro. Hay muchas pruebas que implican un papel fundamental para A beta en la patofisiología del ANUNCIO. Los péptidos beta son generados por la proteína beta del precursor de A (APP beta). Los estudios han divulgado que la terapia de reemplazo de estrógeno protege contra el desarrollo del ANUNCIO en mujeres posmenopáusicas. Tratar las células nerviosas cultivadas con 17 beta-estradiol se ha divulgado para reducir la secreción de los péptidos beta de A, sugiriendo que la terapia de reemplazo de estrógeno puede proteger a mujeres contra el desarrollo del ANUNCIO regulando metabolismo beta del APP. Las pruebas cada vez mayores indican esa testosterona, especialmente testosterona bioavailable, disminuciones con edad de más viejos hombres y de mujeres posmenopáusicas. Un estudio divulgó que el tratamiento con testosterona aumenta la secreción del fragmento nonamyloidogenic del APP, alfa del spAPP, y disminuye la secreción de los péptidos beta de A de las células nerviosas. Los resultados mencionan la posibilidad que la suplementación de la testosterona en hombres mayores puede ser protectora en el tratamiento del ANUNCIO.



  5. El consumo del tomate protege la DNA y el sistema inmune

    Fuente completa: DIARIO DE LA NUTRICIÓN, 2000, vol. 130, Iss 2, pp 189-192

    Los estudios han sugerido un papel de los productos del tomate en la protección contra cáncer y enfermedades crónicas. Nueve mujeres, puré consumido del tomate de 25 g (conteniendo 7 betacarotenos del licopeno del magnesio 0,3 del magnesio y) por 14 días consecutivos. El estudio evaluado si el puré aumentó sangre y la concentración del carotenoide del linfocito, y si esto fue relacionada con una mejora en resistencia del linfocito a una tensión oxidativa del peróxido de hidrógeno después de 5 Min. El puré del tomate aumentó sangre y la concentración del licopeno del linfocito y redujo daño de la DNA del linfocito por el hasta 50%. la concentración del betacaroteno aumentó de sangre pero no de linfocitos después del consumo del puré del tomate. Cuando la concentración del licopeno de la sangre y la concentración del licopeno del linfocito fueron aumentadas, el daño oxidativo de la DNA fue reducido, y vice versa. Así, las pequeñas cantidades de puré del tomate añadidas a la dieta durante un período corto pueden aumentar concentraciones del carotenoide y la resistencia de linfocitos a la tensión del radical libre.



  6. Efectos antiesfuerzos de DHEA

    Fuente completa: FARMACOLOGÍA BIOQUÍMICA, 2000, vol. 59, Iss 7, pp 753-762

    Un estudio intentó determinar si el dehydroepiandrosterone suprarrenal de la hormona esteroide (DHEA) es una hormona antiesfuerza. Los grupos de ratas eran: 1) tensión repetida de la inmovilización (2 horas de diario, por 60 días), 2) tensión repetida de la inmovilización (2 horas de diario, por 60 días) más la administración diaria 5 del magnesio DHEA/0.1 con DMSO, 3) la administración diaria 5 del magnesio DHEA/0.1 con DMSO solo, y 4) controles. Los resultados obtenidos mostraron que la tensión repetida de la inmovilización dio lugar a una inhibición significativa (del 25%) en aumento del peso corporal, un aumento significativo en peso suprarrenal, un aumento en el receptor glucocorticoide (GR) en el hígado, timo, y bazo, los niveles disminuidos del triglicérido del plasma, y peroxidación creciente del lípido en el hígado y el corazón con respecto a animales unstressed del control. Sin embargo, la administración de DHEA dio lugar a una revocación significativa en la inhibición tensión-inducida en aumento del peso corporal, peso suprarrenal, los niveles de GR en hígado, timo, y bazo, y los niveles de la peroxidación del lípido en el hígado y el corazón. Además, los animales trataron con DHEA solo sin la tensión mostraron una inhibición significativa (del 15%) en aumento del peso corporal y una disminución del casi 60% de niveles del triglicérido de la sangre con respecto a animales unstressed del control. Fue concluido que DHEA actúa como hormona antiesfuerza en roedores, poniendo los efectos en contra de la tensión repetida de la inmovilización sobre el peso de cuerpo entero, el peso suprarrenal, niveles de GR, y la generación del radical libre.


  7. Rye y soja contra cáncer de próstata

    Fuente completa: PRÓSTATA, 2000, vol. 42, Iss 4, pp 304-314

    El salvado de Rye y la proteína de soja retrasan muerte celular del crecimiento y del aumento del cáncer de próstata humano en ratones. Un estudio investigado si la intervención dietética podría inhibir crecimiento del tumor de un cáncer de próstata humano andrógeno-sensible. Trasplantaron a las células cancerosas de la próstata en ratones. Los animales entonces fueron puestos en diversas dietas por 9 semanas. Los tumores desarrollados en el 75% de los sitios inyectados tumor-célula en animales alimentaron una dieta del control (almidón de maíz, sucrosa, etc.). Sin embargo, para los animales dados el salvado del centeno, los tumores fueron vistos en el solamente 30% y para las dietas a base de proteínas de la soja el 50% de los sitios del trasplante, respectivamente. Los tumores que vinieron tamaño palpable en los grupos del centeno y de la soja eran más pequeños y secretaron menos PSA que ésos en el grupo de control. En la muerte celular del tumor de los grupos del centeno y de la soja (apoptosis) fue aumentado, solamente proliferación de célula era inafectado. La adición de grasa a la dieta del centeno redujo su efecto sobre crecimiento del cáncer de próstata. Por lo tanto, los factores en salvado del centeno y proteína de soja pueden inhibir crecimiento del cáncer de próstata. El efecto es más evidente para el centeno que para la soja.


  8. Selenio, peroxidación del lípido y niveles de metal tóxicos

    Fuente completa: BIOMETALS, 1999, vol. 12, Iss 4, pp 353-359

    Un estudio investigó el papel del cadmio en la promoción de la peroxidación del lípido y del efecto del selenio. El tratamiento de ratas con cadmio dio lugar a un tiempo y a una acumulación relativa a la dosis de los iones del metal en testículos. El cadmio producido aumentó la peroxidación del lípido en testículos. Estos cambios cadmio-inducidos fueron acompañados por un aumento significativo del hierro y del cobre, y una disminución del cinc de testículos. Sin embargo, el tratamiento con selenio y cadmio al mismo tiempo redujo las alteraciones cadmio-inducidas en la peroxidación del lípido y niveles de metal esenciales. Así, el selenio fue encontrado para ser eficaz en el debilitamiento del efecto de la peroxidación del lípido inducido por toxicidad del cadmio en los testículos.


  9. Deprenyl inhibe crecimiento del tumor

    Fuente completa: RESEARCH ANTICÁNCER, 1999, vol. 19, Iss 6B, pp 5023-5028

    L-deprenyl, un inhibidor de la oxidasis-b de la monoamina; se ha mostrado para invertir la disminución relativa a la edad en fuente noradrenérgica comprensiva del nervio y la función inmune en ratas viejas y para aumentar linfocito T y actividad de la célula de NK en ratas del tumor-transporte. Un estudio examinado si el tratamiento del deprenyl de ratas femeninas viejas con el cáncer de seno podría aumentar el sistema nervioso comprensivo e inmunorespuestas para inhibir el crecimiento del tumor. Las ratas fueron dadas hasta 5,0 mg/kg del peso corporal /day de deprenyl por 9 semanas. En relación con controles salino-tratados, el tratamiento con crecimiento reducido deprenyl del tumor, aumentó la concentración del NE, la producción de la IFN-gamma y el porcentaje de los linfocitos de CD8+ T en el bazo. En el hipotálamo, el deprenyl aumentó concentraciones de catecolaminas y de indol-amina. Estos resultados sugieren que el deprenyl exhiba efectos antitumores sobre tumores espontáneos de la rata.


  10. La curcumina previene enfermedad de riñón

    Fuente completa: DIARIO BRITÁNICO DE LA FARMACOLOGÍA, 2000, vol. 129, Iss 2, pp 231-234

    Un estudio investigó el efecto de la curcumina sobre enfermedad de riñón artificial inducida en ratas. Los resultados indicaron que el tratamiento con curcumina evitó lesión del riñón y restauraron la función del riñón. Tratamiento con la curcumina protegida perceptiblemente contra proteinuria, albuminuria, hypoalbuminaemia e hiperlipidemia. La curcumina inhibió el aumento en la excreción urinaria de N-acetilo-beta-D-GLUCOSAMINIDASe (un marcador de lesión tubular del riñón), del fibronectin y del colesterol glycosaminoglycan y de la sangre. Los datos también demostraron que curcumina protegida contra lesión del riñón suprimiendo radicales libres y aumentando contenido del glutatión del riñón y la actividad de la peroxidasa del glutatión (antioxidantes endógenos). La curcumina también eliminó la peroxidación microsomal y mitocondrial del riñón del lípido. Los datos sugieren que la administración de la curcumina sea un acercamiento prometedor en el tratamiento de la enfermedad de riñón.


  11. Niveles y enfermedad de Alzheimer del estrógeno entre mujeres posmenopáusicas

    Fuente completa: NEUROLOGÍA, 2000, vol. 54, Iss 4, pp 833-837

    Aunque varios estudios hayan sugerido que la terapia de reemplazo hormonal baja el riesgo de enfermedad de Alzheimer (ANUNCIO) entre mujeres posmenopáusicas, pocos estudios han evaluado la relación de los niveles y del ANUNCIO endógenos del estrógeno. Un estudio investigado si los niveles del estradiol de la sangre fueron relacionados con la presencia de ANUNCIO entre mujeres posmenopáusicas entre agosto de 1997 y octubre de 1998 que tomaba no no actualmente terapia de reemplazo hormonal. Los resultados mostraron que ésos con el ANUNCIO tenían niveles más bajos del estradiol que hicieron los controles normales. Comparado al estradiol nivela mayor de 20 pg/mL, mujeres con el ANUNCIO eran 4-6 veces más probables tener niveles más bajo de 20 pg/mL después de ajustar según edad, años de educación, presencia de un gen, pertenencia étnica, y índice de masa corporal. Los resultados sugieren que los niveles del estradiol puedan disminuir perceptiblemente en las mujeres en quienes el ANUNCIO se convierte.



  12. Comportamiento y riesgos sexuales para el cáncer de próstata

    Fuente completa: DIARIO BRITÁNICO DEL CÁNCER, 2000, vol. 82, Iss 3, pp 718-725

    Un estudio miraba la incidencia del cáncer de próstata asociada a comportamiento sexual con 981 hombres con el cáncer de próstata patológico confirmado y 1.315 controles. El resultado mostró que el riesgo de cáncer de próstata fue aumentado entre los hombres que divulgaron una historia de la gonorrea o de la sífilis (ratio de las probabilidades (O) = 1,6; o pruebas serológicas mostradas de la sífilis (O = 1,8;. Los riesgos aumentaron con el aumento de acontecimientos de la gonorrea, subiendo a O = 3,3 entre temas con tres o más eventos. Los encuentros sexuales frecuentes con las prostitutas y el fracaso para utilizar los condones también fueron asociados a riesgo creciente. La sífilis, la gonorrea, el sexo con las prostitutas y la cópula sexual desprotegida pueden ser indicadores del contacto con un factor sexual transmisible que aumente el riesgo de cáncer de próstata.



  13. Libere contra la investigación total del PSA

    Fuente completa: DIARIO BRITÁNICO DEL CÁNCER, 2000, vol. 82, Iss 3, pp 731-736

    Un estudio intentó determinar si había una ventaja en el antígeno próstata-específico libre de medición (PSA) y el PSA total como prueba de cribado potencial para el cáncer de próstata. verificaron como siendo muerto de cáncer de próstata, o habían desarrollado a 247 hombres la enfermedad, y 953 hombres no desarrollaron el cáncer de próstata eran controles. La tarifa de la detección del cáncer de próstata (sensibilidad) durante los 3 años (basados en 14 cánceres) crecientes de un 95% estimado usando el PSA total hasta el 97% usando el PSA libre y encuadernado (es decir, limite a la alfa-antichymotrypsin que así como la forma libre es PSA total). Durante un período de seis años (basado en 41 cánceres) una diferencia similar ocurrió (las tarifas de la detección del 52% y del 56% respectivamente). La conclusión era que no hay ventaja material en el adición libremente para sumar el PSA en ensayos de la investigación de cáncer de próstata.



  14. Aceite de pescado contra el aceite de maíz y la inmunorespuesta

    Fuente completa: LETRAS del CÁNCER, 2000, vol. 148, Iss 1, pp 27-32

    Los estudios apoyan una asociación de la inflamación crónica con el desarrollo de tumores. Los dos puntos contienen un tipo especial de población del linfocito (célula inmune) que pueda influenciar diversas etapas del desarrollo del cáncer de colon. En los dos puntos, la inflamación y el desarrollo del tumor son afectados por factores dietéticos. Las dietas altas en los ácidos grasos n-6 se consideran proinflammatory y tumor que promueven, pero los ácidos grasos n-3 no son. Un estudio examinó la respuesta de la proliferación de linfocitos en los dos puntos, de los ratones alimentados un alto de la dieta en aceite de maíz o aceite de menhaden cuando se crecen en cultura en presencia de los cytokines proinflammatory (proteínas). Los linfocitos de ratones alimentaron la alta dieta n-3 mostraron índices más bajos de exposición de siguiente de la proliferación a los cytokines inflamatorios que los linfocitos de ratones alimentaron la alta dieta n-6. Así, las dietas altas en los ácidos grasos n-3 reducen la respuesta inflamatoria en los dos puntos con respecto a dietas arriba en los ácidos grasos n-6. Afortunadamente, los lípidos n-3 no inhiben el funcionamiento apropiado del sistema inmune.





 



De nuevo al foro de la revista