Venta del cuidado de piel de Life Extension

Referencias de la enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD)

Prevención y tratamiento, 5ta edición de la enfermedad

Las referencias en esta página corresponden con la versión de la impresión de la prevención y del tratamiento,5ta edición de la enfermedad. Puesto que ponemos al día continuamente los protocolos en línea en respuesta a nuevos progresos científicos, animan a los lectores a revisar las últimas versiones de los protocolos.

  1. Patti MG y Katz J. Gastroesophageal Reflux Disease. Disponible en: http://emedicine.medscape.com/article/176595-overview#a0156 tuvo acceso a 4/5/2012
  2. Enfermedad del reflujo gastroesofágico de Longstreth G. 8/11/2011 revisado disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000265.htm tuvo acceso a 4/6/2012
  3. Richter J y enfermedad del reflujo gastroesofágico de Friedenberg F. En: Feldman: Sleisenger y Fordtran gastrointestinales y enfermedad del higado. 9no ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2010. El Doctor en Medicina consulta el Web site. Disponible en el http://www.mdconsult.com/books/page.do?eid=4-u1.0-B978-1-4160-6189-2..00043-3&isbn=978-1-4160-6189-2&uniqId=328043000-6#4-u1.0-B978-1-4160-6189-2..00043-3--s0010. 6 de abril de 2012 alcanzado.
  4. Locke GR, y otros predominio y espectro clínico de reflujo gastroesofágico: un estudio sobre la base de la población en el condado de Olmsted, Minnesota. Gastroenterología. 1997 mayo; 112(5): 1448-56.
  5. Katz Mh. Fallar en la prueba ácida: Las ventajas de los inhibidores de la bomba de Proton pueden no justificar los riesgos para muchos usuarios. MED del interno del arco. 2010;170(9):747-748.
  6. Asocian los inhibidores de la bomba de Corley DA, de Kubo A, de Zhao W, y otros de Proton y a los antagonistas del receptor histamine-2 a fracturas de la cadera entre pacientes en peligro. Gastroenterología. El 2010 de julio; 139(1): 93-101. Epub 2010 27 de marzo.
  7. Khalili H, Huang E, Jacobson B, y otros. Uso de los inhibidores de la bomba del protón y riesgo de fractura de la cadera en relación con factores dietéticos y de la forma de vida: un estudio ficticio anticipado BMJ. 2012; 344: e372. En línea publicado 31 de enero 2012.
  8. Los efectos nocivos de Sheen E y de Triadafilopoulos G. del protón a largo plazo bombean terapia del inhibidor. Dig Dis Sci. El 2011 de abril; 56(4): 931-50.
  9. Roulet L, Vernaz N, Giostra E, y otros [los efectos nocivos del protón bombean los inhibidores: Si se preocuparon de Rev a largo plazo Med Interne de la exposición?]. 26 de enero 2012. [Epub delante de la impresión]
  10. Fracaso del inhibidor de la bomba de Fass R. Proton--¿cuáles son las opciones terapéuticas? J Gastroenterol. 2009; 104 Suppl 2: S33-8
  11. Kuo B, esófagos en línea de Urma D. GI Motility (2006) - la anatomía y el desarrollo tuvieron acceso a 4/2/2012. Disponible en: http://www.nature.com/gimo/contents/pt1/full/gimo6.html
  12. Stefanidis D, esperanza WW, GP de Kohn, y otros instrucciones para el tratamiento quirúrgico de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. Surg Endosc. 2010;24(11):2647–2669.
  13. Bredenoord AJ. Mecanismos de la opinión del reflujo en enfermedad del reflujo gastroesofágico: un comentario. J Gastroenterol. 2012;107(1):8–15.
  14. KR de McQuaid, Laine L, MB de Fennerty, Souza R, Spechler SJ. Comentario sistemático: el papel de los ácidos de bilis en la patogenesia de la enfermedad gastroesofágica del reflujo y de la neoplasia relacionada. Alimento. Pharmacol. Ther. 2011;34(2):146–165.
  15. Martínez SD, Malagon IB, Garewal HS, Cui H, enfermedad No-erosiva del reflujo de Fass R. (EMPOLLÓN)--modelos ácidos del reflujo y del síntoma. Alimento. Pharmacol. Ther. 2003;17(4):537–545.
  16. Shi G, y otros refunde síntomas relacionados en pacientes con la exposición esofágica normal al ácido. Tripa. El 1995 de oct; 37(4): 457-64.
  17. Nasr AO, Dillon frecuencia intermedia, Conlon S, y otros supresión ácida aumenta índices del esófago y de lesión del esófago de Barrett en presencia de reflujo duodenal. Cirugía. 2012;151(3):382–390.
  18. Efectos nocivos de Tutuian R. de drogas sobre el esófago. El mejor Pract Res Clin Gastroenterol. El 2010 de abril; 24(2): 91-7.
  19. Arora COMO, esofagitis de Yamazaki K. Eosinophilic: ¿asma del esófago? Clin Gastroenterol Hepatol. 2004;2(7):523–530.
  20. Gonsalves N, Kahrilas PJ. Esofagitis eosinófila en adultos. Neurogastroenterol. Motil. 2009;21(10):1017–1026.
  21. Foroutan M, Norouzi A, Molaei M, y otros esofagitis eosinófila en pacientes con enfermedad refractaria del reflujo gastroesofágico. Empuje. SID. Sci. 2010;55(1):28–31.
  22. Spergel JM, y otros tratamiento de la esofagitis eosinófila con dieta específica de la eliminación de la comida dirigió por una combinación de pruebas del pinchazo y de remiendo de la piel. Ann Allergy Asthma Immunol. El 2005 de oct; 95(4): 336-43.
  23. El precio SF, kilovatio de Smithson, Castell HACE. Sensibilidad de la comida en esofagitis del reflujo. Gastroenterología. El 1978 de agosto; 75(2): 240-3.
  24. Semeniuk J, Kaczmarski M, Uscinowicz M, y otros evaluación histológica de la mucosa del esófago en niños con reflujo gastroesofágico ácido. Capas delgadas Histochem Cytobiol. 2009; 47(2): 297-306.Shaheen NJ, RA de Hansen, Morgan dr, y otros. La carga de las enfermedades del higado gastrointestinales y, 2006. J Gastroenterol. 2006;101(9):2128–2138.
  25. Gonsalves N, Yang GY, Doerfler B, y otros dieta de la eliminación trata con eficacia esofagitis eosinófila en adultos; La reintroducción de la comida identifica factores causativos. Gastroenterología. 2 de marzo 2012. [Epub delante de la impresión].
  26. O'Connor HJ. Crítica: Píloros de Helicobacter e implicaciones enfermedad-clínicas y gestión del reflujo gastroesofágico. Alimento Pharmacol Ther. El 1999 de febrero; 13(2): 117-27.
  27. Enfermedad ferri del reflujo gastroesofágico del F. Consejero clínico ferri 2012, 1r ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012. El Doctor en Medicina consulta el Web site. Disponible en el http://www.mdconsult.com/books/page.do?eid=4-u1.0-B978-0-323-05611-3..00016-1--sc0030&isbn=978-0-323-05611-3&sid=1288234964&uniqId=326497910-3#4-u1.0-B978-0-323-05611-3..00016-1--s0435. 28 de marzo de 2012 alcanzado.
  28. Infección de los píloros de Haruma K, de Manabe N, de Kamada T, y otros de Helicobacter y GERD]. Nihon Rinsho. 2007 mayo; 65(5): 841-5.
  29. Saad, Choudhary A, Bechtold ml. Efecto del tratamiento de los píloros de Helicobacter sobre la enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD): meta-análisis de ensayos controlados seleccionados al azar. Scand J Gastroenterol. El 2012 de febrero; 47(2): 129-35.
  30. Yaghoobi M, Farrokhyar F, Yuan Y, y otros. Hay un riesgo creciente de GERD después de erradicación de los píloros de Helicobacter?: un meta-análisis. J Gastroenterol. 2010 mayo; 105(5): 1007-13; concurso 1006, 1014.
  31. Wright J, Lenard L. Why Stomach Acid Is bueno para usted: Alivio natural del ardor de estómago, de la indigestión, del reflujo y de GERD. Lanham, Maryland: M. Evans. 2001. Impresión.
  32. Kern RA, Rose E, Austin JH. EL EFECTO DEL ÁCIDO HIDROCLÓRICO ORAL ADMINISTRADO SOBRE EL CONTENIDO GÁSTRICO EN INDIVIDUOS NORMALES Y EN PACIENTES CON ACHLORHYDRIA. J CLIN INVIERTE. El 1926 de AGOSTO; 2(6): 545-77.
  33. Kamal A, Vaezi frecuencia intermedia. Diagnosis y gestión inicial de complicaciones gastroesofágicas. El mejor Pract Res Clin Gastroenterol. 2010;24(6):799–820.
  34. Amarasiri LD, Pathmeswaran A, de Silva HJ, CD de Ranasinha. Predominio de los síntomas gastroesofágicos de la enfermedad del reflujo y de los síntomas respiratorios reflujo-asociados en asma. MED de BMC Pulm. 15 de septiembre 2010; 10:49.
  35. Bresci G, Sacco R. Pulmonary o manifestaciones extraesophageal otolaryngologic en pacientes con enfermedad del reflujo gastroesofágico. Mundo J Gastrointest Endosc. 16 de febrero 2010; 2(2): 47-9.
  36. ¿Lee JS, col com n hora, Raghu G, y otros el microaspiration crónico causa fibrosis pulmonar idiopática? MED de la J. El 2010 de abril; 123(4): 304-11.
  37. Fahim A, ladrones M, SP del ciervo. Reflujo gastroesofágico y fibrosis pulmonar idiopática: un comentario. MED de Pulm. 2011; 2011:634613. Epub 2010 9 de diciembre.
  38. Rosemurgy COMO, Donn N, Paul H, Luberice K, SB de Ross. Enfermedad del reflujo gastroesofágico. Surg. Clin. del norte. 2011;91(5):1015–1029.
  39. Horvath KD, Swanstrom LL, VAGOS de Jobe. El esófago corto: patofisiología, incidencia, presentación, y tratamiento en la era de cirugía laparoscopic del antireflux. Ann Surg. El 2000 de nov; 232(5): 630-40.
  40. CD de Hoang, KOH picosegundo, Maddaus mA. Esófago corto y restricción del esófago. Surg. Clin. del norte. 2005;85(3):433–451.
  41. Chen H, colmillo Y, Tevebaugh W, Orlando RC, Shaheen NJ, mecanismos de Chen X. Molecular del esófago de Barrett. Empuje. SID. Sci. 2011;56(12):3405–3420.
  42. Gerson L, Shetler K, Triadafilopoulos G. Prevalence del esófago de Barrett en individuos asintomáticos. Gastroenterología. 2002;123(2):461–467.
  43. Toruner M, Soykan I, Ensari A, Kuzu I, Yurdaydin C, esófago de Ozden A. Barrett: predominio y su relación con síntomas dispépticos. Diario de la gastroenterología y del Hepatology. 2004;19(5):535–540.
  44. Lekakos L, Karidis NP, Dimitroulis D, y otros el esófago de Barrett con displasia de alto grado: foco en opciones actuales del tratamiento. Mundo J Gastroenterol. 7 de octubre 2011; 17(37): 4174-83.
  45. Paladio de Siersema. Patogenesia, diagnosis y posibilidades terapéuticas del cáncer del esófago. Curr Opin Gastroenterol. 2007;23(4):456–461.
  46. de Jonge PJF, van Blankenstein M, Looman CWN, Casparie MK, Meijer GA, Kuipers EJ. Riesgo de progresión mala en pacientes con el esófago de Barrett: un estudio ficticio a escala nacional holandés. Tripa. 2010;59(8):1030–1036.
  47. Wani S, Falk G, Pasillo M, y otros pacientes con el esófago de Nondysplastic Barrett tiene riesgos bajos para desarrollar displasia o la adenocarcinoma del esófago. Gastroenterología y Hepatology clínicos. 2011;9(3):220–227.
  48. El KR de DeVault, Castell HACE. Universidad americana de la gastroenterología. Instrucciones actualizadas para la diagnosis y el tratamiento de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. J Gastroenterol. 2005;100(1):190–200.
  49. Jones R, Junghard O, abolladura J, y otros desarrollo del GerdQ, una herramienta para la diagnosis y la gestión de la enfermedad gastroesofágica del reflujo en atención primaria. Alimento. Pharmacol. Ther. 2009;30(10):1030–1038.
  50. Ponce J, carrascales V, Agréus L, y otros estructuró estrategia de gestión contra el cuidado usual para la enfermedad del reflujo gastroesofágico: el análisis razonado para el análisis reunido del europeo cinco racimo-seleccionó al azar ensayos. Adv Gastroenterol de Therap. 2011;4(1):11-26.
  51. Vakil N, van Zanten SV, Kahrilas P, abolladura J, Jones R. Global Consensus Group. La definición de Montreal y la clasificación de la enfermedad del reflujo gastroesofágico: un consenso prueba-basado global. En el diario americano de la gastroenterología, P. 1900-20; concurso 1943.
  52. S romano, Mion F, Benamouzig R, y otros cápsula inalámbrica del pH--producción en práctica clínica. Endoscopia. El 2012 de marcha; 44(3): 270-6.
  53. Domingues GR, Moraes-Filho JP, Domingues AG. Impacto de la supervisión del esófago prolongada de la cápsula inalámbrica pH de 48 h en diagnosis de la enfermedad del reflujo gastroesofágico y la evaluación de la relación entre los síntomas y los episodios del reflujo. Arq Gastroenterol. 2011 enero-marzo; 48(1): 24-9.
  54. Johnson L, supervisión de la Veinte-cuatro-hora pH de DeMeester T. del esófago distal. Una medida cuantitativa de reflujo gastroesofágico. J Gastroenterol. 1974;62:325–332.
  55. Lazarescu A, supervisión de Sifrim D. Ambulatory de GERD: tecnología actual. Gastroenterol. Clin. del norte. 2008; 37(4): 793-805, viii.
  56. Manometría de Holloway R. Esophageal. Movilidad del SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO en línea. 2006.
  57. Kim JW, Kim HS, Lee DK, y otros [efecto terapéutico del omeprazole de la bajo-dosis contra el ranitidine de la estándar-dosis en suave para moderar esofagitis del reflujo]. J coreano Gastroenterol. El 2004 de marcha; 43(3): 153-9.
  58. RM de Vanderhoff BT y de Tahboub. Inhibidores de la bomba de Proton: una actualización. Médico de la Fam. 15 de julio 2002; 66(2): 273-80.
  59. DES Varannes S, Coron E, Galmiche JP de Bruley. Tratamiento a corto y largo plazo de PPI para GERD. ¿Necesitamos las drogas antisecreción más-potentes? El mejor Pract Res Clin Gastroenterol. DEC 2010; 24(6): 905-21.
  60. Al-Quaiz JM. Anemia de deficiencia de hierro. Un estudio de los factores de riesgo. MED J. 2001 del saudí; 22(6): 490-496.
  61. Ruscin JM, página RL, Valuck RJ. La deficiencia de la vitamina B (12) se asoció a antagonistas del receptor de la histamina (2) - y a un inhibidor de la Proton-bomba. Ann Pharmacother. 2002;36(5):812–816.
  62. Dali-Youcef N, actualización de Andrès E. An en deficiencia de la cobalamina en adultos. QJM. 2009; 102(1): 17-28.
  63. El MB de O'Connell, saca de quicio DM, Murray, Heaney RP, Kerzner LJ. Los efectos del protón bombean los inhibidores en la absorción del carbonato de calcio en mujeres: un ensayo seleccionado al azar de la cruce. . MED del J. 2005;118(7):778–781.
  64. Sarzynski E, Puttarajappa C, Xie Y, Grover M, hacendado-Fick H. Association entre el uso del inhibidor de la bomba del protón y anemia: un estudio ficticio retrospectivo. Empuje. SID. Sci. 2011;56(8):2349–2353.
  65. Yang YX, Lewis JD, Epstein S, Metz, terapia del inhibidor de la bomba del protón de D.C. Long-term y riesgo de fractura de la cadera. JAMA. 2006; 296(24): 2947-2953.
  66. Pali-Scholl I, medicación de Jensen-Jarolim E. Anti-acid como factor de riesgo para la alergia alimentaria. Alergia. El 2011 de abril; 66(4): 469-77.
  67. CA de Pomiecinski F, de Yang, Navarro-Rodrigues T, y otros sensibilización a las comidas en enfermedad del reflujo gastroesofágico y su relación a los eosinófilos en el esófago: ¿es de importancia clínica? Ann Allergy Asthma Immunol. El 2010 de nov; 105(5): 359-63.
  68. Deshpande A, bragas C, Pasupuleti V, y otros asociación entre la terapia del inhibidor de la bomba de Proton e infección difficile del clostridium en un meta-análisis. Clin. Gastroenterol. Hepatol. 2012;10(3):225–233.
  69. Bavishi C, HL de Du Pont. Comentario sistemático: el uso de los inhibidores de la bomba del protón y de la susceptibilidad creciente a la infección entérica. Alimento. Pharmacol. Ther. 2011;34(11-12):1269–1281.
  70. Canción MJ, DI del parque, parque JH, y otros. El efecto del probiotics y de agentes mucoprotective sobre la terapia triple PPI-basada para la erradicación de los píloros de Helicobacter. Helicobacter. 2010;15(3):206–213.
  71. Ratuapli SK, Ellington TG, TA de O'Neill, y otros uso de la terapia del inhibidor de la bomba de Proton no predispone al pequeño crecimiento excesivo bacteriano intestinal. J Gastroenterol. 14 de febrero 2012. doi: 10.1038/ajg.2012.4.
  72. Sheen E, efectos nocivos de Triadafilopoulos G. del protón a largo plazo bombea terapia del inhibidor. Dig Dis Sci. El 2011 de abril; 56(4): 931-50.
  73. Food and Drug Administration (FDA). Riesgo creciente posible de fracturas de hueso con ciertas drogas antiácidas. Disponible en: http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm213240.htm tuvo acceso a 4/12/2012.
  74. Broncee G, Yang Z, Wang, Z. Meta-analysis del total laparoscopic (Nissen) contra el fundoplication posterior (de Toupet) para la enfermedad gastroesofágica del reflujo basada en ensayos clínicos seleccionados al azar. ANZ J Surg. 2011;81(4):246–252.
  75. Mariette C, fundoplication laparoscopic de Pessaux P. Ambulatory para la enfermedad del reflujo gastroesofágico: un comentario sistemático. Surg Endosc. 2011;25(9):2859–2864.
  76. Dibley libra, Norton C, intervención No-farmacológica de Jones R. para la enfermedad gastroesofágica del reflujo en atención primaria. Br J Gen Pract. 2010; 60(581): e459-65.
  77. Perfil de Bhatia SJ, de Reddy DN, de Ghoshal UC, y otros de la epidemiología y del síntoma del reflujo gastroesofágico en la población india: informe de la sociedad india del grupo de trabajo de la gastroenterología. J indio Gastroenterol. 2011 mayo; 30(3): 118-27.
  78. Bujanda L, Cosme A, Muro N, y otros [influencia de la forma de vida en pacientes con enfermedad del reflujo gastroesofágico]. Med Clin (Barc). 14 de abril 2007; 128(14): 550-4.
  79. Canción JH, Chungkin SJ, Lee JH, y otros relación entre los síntomas del reflujo gastroesofágico y los factores dietéticos en Corea. J Neurogastroenterol Motil. El 2011 de enero; 17(1): 54-60. Epub 2011 26 de enero.
  80. Hamoui N, señor RV, Hagen JA, Theisen J, Demeester TR, Crookes PF. Respuesta del esfínter del esófago más bajo a la distensión gástrica por las bebidas carbónicas. J. Gastrointest. Surg. 2006;10(6):870–877.
  81. Grande L, Monforte R, ROS E, y otros altas contracciones de la amplitud en el tercero medio del esófago: ¿un marcador manométrico del alcoholismo crónico? Tripa. 1996;38(5):655–662.
  82. Kaltenbach T, Crockett S, Gerson libra. ¿Son las medidas de la forma de vida eficaces en pacientes con enfermedad del reflujo gastroesofágico? Un acercamiento prueba-basado. MED del interno del arco. 2006;166(9):965–971.
  83. Nilsson M, Johnsen R, YE W, Hveem K, factores de riesgo relacionados con el modo de vida de Lagergren J. en la etiología del reflujo gastroesofágico. Tripa. 2004;53(12):1730–1735.
  84. Peso corporal de Festi D, de Scaioli E, de Baldi F, y otros, forma de vida, hábitos dietéticos y enfermedad del reflujo gastroesofágico. Mundo J Gastroenterol. 2009;15(14):1690–1701.
  85. Hampel H, Abraham NS, HB EL-Serag. Meta-análisis: obesidad y el riesgo para la enfermedad del reflujo gastroesofágico y sus complicaciones. Ann Intern Med. 2005;143(3):199–211.
  86. De Ceglie A, adenocarcinomas del esófago de Fisher DA, de Filiberti R. Barrett, del esófago y esophagogastric del empalme: el papel de la dieta. Clin Res Hepatol Gastroenterol. El 2011 de enero; 35(1): 7-16.
  87. Colombo P, Mangano M, PA de Bianchi, Penagini R. Effect de calorías y de la grasa sobre reflujo gastroesofágico de sobremesa. Scand. J. Gastroenterol. 2002;37(1):3–5.
  88. Efectos del Fox M, de Barr C, de Nolan S, de Lomer M, de Anggiansah A, de Wong T. The de la grasa dietética y densidad de la caloría en síntomas ácidos del esófago de la exposición y del reflujo. Clin. Gastroenterol. Hepatol. 2007;5(4):439–444.
  89. Iwakiri K, Kobayashi M, Kotoyori M, Yamada H, Sugiura T, Nakagawa Y. Relationship entre el volumen ácido del esófago de sobremesa de la exposición y de la comida y el contenido de grasa. Empuje. SID. Sci. 1996;41(5):926–930.
  90. Penagini RR, Mangano milímetro, Bianchi PAP. El efecto de aumentar el contenido de grasa pero no la carga de la energía de una comida en reflujo gastroesofágico y baja la función de motor esofágica del esfínter. Tripa. 1998;42(3):330–333.
  91. Austin GL, TA de Thiny, EC de Westman, Yancy WS, Shaheen NJ. Mismo una dieta del bajo-carbohidrato mejora reflujo gastroesofágico y sus síntomas. Empuje. SID. Sci. 2006;51(8):1307–1312.
  92. El KR de DeVault, Castell HACE. Instrucciones actualizadas para la diagnosis y el tratamiento de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. El comité de los parámetros de la práctica de la universidad americana de la gastroenterología. J Gastroenterol. 1999;94(6):1434–1442.
  93. Gerson libra, Fass R. Un comentario sistemático de las definiciones, del predominio, y de la respuesta al tratamiento de la enfermedad nocturna del reflujo gastroesofágico. Clin Gastroenterol Hepatol. El 2009 de abril; 7(4): 372-8; concurso 367.
  94. WC de Orr, Harnish MJ. reflujo gastroesofágico Sueño-relacionado: provocación con una última cena y tratamiento con la supresión ácida. Alimento. Pharmacol. Ther. 1998;12(10):1033–1038.
  95. Lanzon-Miller S, triturador CON REFERENCIA A, McIsaac RL, JR de madera. La sincronización de la cena afecta al modelo de la acidez intragástrica de 24 horas. Alimento. Pharmacol. Ther. 1990;4(5):547–553.
  96. Kotzan J, bamboleo W, Yu HH. Evaluando la prescripción de NSAID utilice como factor de la predisposición para la enfermedad del reflujo gastroesofágico en una población de Medicaid. Pharm Res. El 2001 de sept; 18(9): 1367-72.
  97. Hampson FC, Jolliffe IG, Bakhtyari A, y otros combinaciones del Alginato-antiacido: formación de la balsa y estudios gástricos de la retención. Revelador Ind Pharm de la droga. 2010;36(5):614–623.
  98. Mandel kilogramo, Daggy BP, Brodie DA, Jacoby HI. Crítica: formulaciones de la alginato-balsa en el tratamiento del reflujo del ardor de estómago y del ácido. Alimento. Pharmacol. Ther. 2000;14(6):669–690.
  99. Pouchain D, Bigard mA, Liard F, Childs M, Decaudin A, McVey D. Gaviscon (R) contra el Omeprazole en el tratamiento sintomático del reflujo gastroesofágico moderado. Un ensayo aleatorizado comparativo directo. BMC Gastroenterol. 2012;12(1):18.
  100. Sr. de Werbach. Melatonin para el tratamiento de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. MED de la salud de Altern Ther. 2008;14(4):54–58.
  101. Konturek SJ, Zayachkivska O, Havryluk XO, y otros influencia protectora del melatonin contra lesiones del esófago agudas implica las prostaglandinas, el óxido nítrico y los nervios sensoriales. J. Physiol. Pharmacol. 2007;58(2):361–377.
  102. Pereira Rde S. Regression de los síntomas de la enfermedad del reflujo gastroesofágico usando la suplementación dietética con melatonin, las vitaminas y los aminoácidos: comparación con omeprazole. J. Res pineal. 2006;41(3):195–200.
  103. TS de Kandil, Mousa AA, EL-Gendy AA, Abbas. El efecto terapéutico potencial del melatonin en enfermedad del reflujo gastroesofágico. BMC Gastroenterol. 2010;10:7.
  104. Willette RC, carretilla L, Doster R, Wilkins J, Wilkins JS, Heggers JP. D-limoneno purificado: un agente eficaz para el alivio de síntomas ocasionales del ardor de estómago. Estudio propietario. WRC Laboratories, Inc. Galveston, TX.
  105. Los extractos de Wittschier N, de Faller G, de Hensel A. Aqueous y los polisacáridos de las raíces de regaliz (glabra L. del Glycyrrhiza) inhiben la adherencia de los píloros de Helicobacter a la mucosa gástrica humana. J Ethnopharmacol. 7 de septiembre 2009; 125(2): 218-23. Epub 2009 14 de julio.
  106. Martin H. DGL Licorice y reflujo del ácido. 5/4/2011. 3/20/2012 alcanzado. Disponible en: http://www.livestrong.com/article/110565-dgl-licorice-acid-reflux/
  107. BI de Chen H, de la sala Mh, de Graubard, y otros modelos y adenocarcinoma dietéticos del esófago y del estómago distal. J Clin Nutr. 2002;75(1):137–144.
  108. ST Silvera SA, de Mayne de Navarro, toma de Risch H, y otros del grupo de alimentos y riesgo de subtipos del cáncer del esófago y gástrico. Cáncer de la internacional J. 2008;123(4):852–860.
  109. ST Silvera SA, de Mayne de Navarro, Risch ha, y otros análisis componente principal de los modelos dietéticos y de la forma de vida en relación con el riesgo de subtipos del cáncer del esófago y gástrico. Ann Epidemiol. 2011;21(7):543–550.
  110. Toma de Gonzalez CA, de Pera G, de Agudo A, y otros de la fruta y verdura y el riesgo de adenocarcinoma del estómago y del esófago en la investigación anticipada europea en el cáncer y la nutrición (EPIC-EURGAST). Cáncer de la internacional J. 2006;118(10):2559–2566.
  111. Steevens J, Schouten LJ, RA de Goldbohm, PA de van den Brandt. Consumo de las verduras y de las frutas y riesgo de subtipos del esófago y gástricos del cáncer en el estudio ficticio holandés. Cáncer de la internacional J. 2011;129(11):2681–2693.
  112. Chen T, Yan F, Qian J, y otros ensayo seleccionado al azar de la fase II de fresas liofilizadas en pacientes con las lesiones precancerosas displásticas del esófago. Cáncer Prev Res (Phila). El 2012 de enero; 5(1): 41-50.
  113. ST de Mayne, Risch ha, Dubrow R, y otros toma y riesgo nutritivos de subtipos del cáncer del esófago y gástrico. Biomarkers Prev de Epidemiol del cáncer. 2001;10(10):1055–1062.
  114. Terry P, Lagergren J, YE W, y otros asociación inversa entre la toma de la fibra del cereal y riesgo del cáncer gástrico del cardia. Gastroenterología. 2001;120(2):387-91.
  115. Bollschweiler E, Wolfgarten E, Nowroth T, Rosendahl U, SP de Mönig, Hölscher AH. Toma de la vitamina y riesgo de subtipos del cáncer del esófago en Alemania. J. Cáncer Res. Clin. Oncol. 2002;128(10):575–580.
  116. Kubo A, Corley DA. Meta-análisis de la toma antioxidante y el riesgo de adenocarcinoma del esófago y gástrica del cardia. J Gastroenterol. 2007;102(10):2323–30; concurso 2331.
  117. El ND de Carman S, de Kamangar F, del liberto, y otros la toma de la vitamina E y el riesgo de cánceres del esófago y gástricos en la dieta y la salud de NIH-AARP estudian. Cáncer de la internacional J. 2009;125(1):165–170.
  118. El TI de Ibiebele, Hughes bujía métrica, Pandeya N, y otros alta toma del folato de fuentes de la comida se asocia a riesgo reducido de cáncer del esófago en una población australiana. Diario de la nutrición. 2011;141(2):274–283.
  119. Dong LM, Kristal AR, Peters U, y otros uso del suplemento dietético y riesgo de progresión neoplástica en adenocarcinoma del esófago: un estudio anticipado. Cáncer de Nutr. 2008;60(1):39–48.
  120. CA de Whitley, ADO dulce, Walle T. El ácido ellagic del polifenol dietético es un inhibidor potente de hOAT1. Droga Metab Dispos. El 2005 de agosto; 33(8): 1097-100.
  121. Beserra, Calegari pi, Souza Mdo C, y otros Gastroprotective y mecanismos úlcera-curativos del ácido ellagic en ratas experimentales. Comida quím. de J Agric. 13 de julio 2011; 59(13): 6957-65. Epub 2011 16 de junio.
  122. Qazi A, PAL J, Maitah M, y otros actividad anticáncer de un derivado del bróculi, sulforaphane, en adenocarcinoma del barrett: uso potencial en el chemoprevention y como coadyuvante en quimioterapia. Transl Oncol. 2010;3(6):389–399.
  123. Hao J, Zhang B, Liu B, y otros efecto del alfa-tocoferol, N-acetilcisteína y omeprazole en la formación del esófago de la adenocarcinoma en un modelo quirúrgico de la rata. Cáncer de la internacional J. 2009;124(6):1270–1275.
  124. Pierini R, PA de Kroon, Guyot S, marfil K, Johnson las TIC, Belshaw NJ. Los efectos de Procyanidin sobre las células esofágicas de la adenocarcinoma dependen en gran medida del grado de flavan-3-ol de polimerización. Mol. Nutr. Comida Res. 2008;52(12):1399–1407.
  125. El LA de Kresty, Howell AB, proanthocyanidins de Baird M. Cranberry induce apoptosis e inhibe la proliferación ácido-inducida de las células del esófago humanas de la adenocarcinoma. Comida quím. de J Agric. 2008;56(3):676–680.