Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Referencias de la regulación de la tiroides

Prevención y tratamiento, 5ta edición de la enfermedad

Las referencias en esta página corresponden con la versión de la impresión de la prevención y del tratamiento,5ta edición de la enfermedad. Puesto que ponemos al día continuamente los protocolos en línea en respuesta a nuevos progresos científicos, animan a los lectores a revisar las últimas versiones de los protocolos.

  1. Canaris GJ, Steiner JF, EC de Ridgway. ¿Los síntomas tradicionales del hipotiroidismo correlacionan con enfermedad bioquímica? J Gen Intern Med. El 1997 de sept; 12(9): 544-50.
  2. Leonard Wartofsky. Gestión del hipertiroidismo subclínico. J. Clin. Endocrinol. Metab. 2011 96: 59-61
  3. Vadiveloo T, Donnan pinta, Cochrane L, GP de Leese. La epidemiología de la tiroides, la auditoría, y el estudio de la investigación (RASGONES): Morbosidad en pacientes con hipertiroidismo subclínico endógeno. J Clin Endocrinol Metab. El 2011 de enero; 96(1): E1-E8. Epub 2011 23 de febrero.
  4. Boonya-Ussadorn T, Punkaew B, Sriassawaamorn N. Un estudio comparativo de la densidad mineral del hueso entre las mujeres premenopausal con hipertiroidismo y las mujeres premenopausal sanas. J Med Assoc Thai. El 2010 de nov; 93 Suppl 6: S1-5.
  5. Dimitriadis G, Hatziagelaki E, Mitrou P, Lambadiari V, Maratou E, Raptis AE, Gerich JE, Raptis SA. Efecto del hipertiroidismo sobre liquidación y secreción del glucagón en hombre. Diabetes del Exp Clin Endocrinol. 24 de enero 2011.
  6. LA de Videla, calorigenesis de la hormona de Fernández V, de Tapia G, de Varela P. Thyroid y señalización redox mitocondrial: upregulation de la expresión génica. Front Biosci. 1 de enero 2007; 12:1220-8.
  7. EN de Pearce. El nacional tiende en nutrición del yodo: ¿todo el mundo está consiguiendo bastantes? Tiroides. El 2007 de sept; 17(9): 823-7.
  8. Segerson TP, Kauer J, Wolfe HC, y otros hormona tiroidea regula biosíntesis de TRH en el núcleo paraventricular del hipotálamo de la rata. Ciencia. 2 de octubre 1987; 238(4823): 78-80.
  9. El EM de Dyess, Segerson TP, Liposits Z, y otros Triiodothyronine ejerce la regulación célula-específica directa de la expresión génica de tirotropina-liberación de la hormona en el núcleo paraventricular hipotalámico. Endocrinología. El 1988 de nov; 123(5): 2291-7.
  10. Arancibia S, rabia F, Astier H, Tapia-Arancibia L. Neuroendocrine y mecanismos autónomos que son la base de la termorregulación en el ambiente frío. Neuroendocrinología. El 1996 de oct; 64(4): 257-67.
  11. Tsigos C, GP de Chrousos. eje Hipotalámico-pituitario-suprarrenal, factores neuroendocrinos y tensión. J Psychosom Res. El 2002 de oct; 53(4): 865-71.
  12. Secreción de Roelfsema F, de Pereira, de Biermasz NR, y otros haber disminuido e irregular de TSH con acrophase retrasado en pacientes con el síndrome de Cushing. EUR J Endocrinol. El 2009 de nov; 161(5): 695-703.
  13. Angermayr L, suplementación de Clar C. Iodine para prevenir desordenes de la deficiencia del yodo en niños. Rev. 2004 del sistema de la base de datos de Cochrane; (2): CD003819.
  14. Kelly GS. Metabolismo periférico de hormonas tiroideas: un comentario. Altern Med Rev. El 2000 de agosto; 5(4): 306-33.
  15. Deiodinases de la hormona tiroidea de Köhrle J. --una familia del selenoenzyme que actúa como encargados de puerta a la acción de la hormona tiroidea. Acta Med Austriaca. 1996;23(1-2):17-30.
  16. Nussey S, Whitehead S. Endocrinology: Un acercamiento integrado. Oxford: Editores científicos del BIOS; 2001. Caja 3,28. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK28/
  17. BM de Arafah. Necesidad creciente de la tiroxina en mujeres con hipotiroidismo durante terapia del estrógeno. MED de N Inglés J. 7 de junio 2001; 344(23): 1743-9.
  18. Tormenta de Nayak B, de Burman K. Thyrotoxicosis y de la tiroides. Norte de Endocrinol Metab Clin. DEC 2006; 35(4): 663-86, vii.
  19. HB de Burch, thyrotoxicosis de Wartofsky L. Life-threatening. Tormenta de la tiroides. Norte de Endocrinol Metab Clin. El 1993 de junio; 22(2): 263-77.
  20. Albañilería HW. Diferenciación clínica de primario de hiperhidrosis secundaria. J Acad Dermatol. 17 de febrero 2011.
  21. DD de Streetman, Khanderia U. Diagnosis y tratamiento de la enfermedad de sepulcros. Ann Pharmacother. 2003 julio-agosto; 37 (7-8): 1100-9.
  22. JV de Sinclair C, de Gilchrist JM, de Hennessey, carnitina de Kandula M. Muscle en hypo e hipertiroidismo. Nervio del músculo. El 2005 de sept; 32(3): 357-9.
  23. Benvenga S, RM de Ruggeri, Russo A, Lapa D, Campenni A, Trimarchi F. Usefulness de la L-carnitina, antagonista periférico natural de la acción de la hormona tiroidea, en hipertiroidismo yatrogénico: un ensayo clínico seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado. J Clin Endocrinol Metab. El 2001 de agosto; 86(8): 3579-94.
  24. Actividades de Deng J, de Zhou Y, del Bai M, de Li H, de Li L. Anxiolytic y del sedativo de la pasionaria F. edulis. flavicarpa. J Ethnopharmacol. 2 de marzo 2010; 128(1): 148-53.
  25. Semanas BS. Formulaciones de suplementos dietéticos y de extractos herbarios para la relajación y la acción del anxiolítico: Relarian. Med Sci Monit. El 2009 de nov; 15(11): RA256-62.
  26. Hipotiroidismo. La asociación americana de la tiroides. http://www.thyroid.org/patients/brochures/Hypo_brochure.pdf tuvo acceso al 18 de marzo de 2011.
  27. Asocian a Garduño-García Jde J, Alvirde-García U, López-Carrasco G, y otros TSH y concentraciones libres de la tiroxina a los marcadores metabólicos de diferenciación en temas eutiroides. EUR J Endocrinol. El 2010 de agosto; 163(2): 273-8.
  28. ¿Dayan cm, Saravanan P, Bayly función normal de la tiroides de G. Whose es mejor-el suyo o el mío? Lanceta. 3 de agosto 2002; 360(9330): 353.
  29. Wilson enfermedad de tiroides subclínica del Jr. de GR, RW del curry. Médico de la Fam. 15 de octubre 2005; 72(8): 1517-24.
  30. Tunbridge WM, Evered DC, Pasillo R, y otros. El espectro de la enfermedad de tiroides en una comunidad: la encuesta sobre Whickham. Clin Endocrinol (Oxf). DEC 1977; 7(6): 481-93.
  31. Okosieme OE, Belludi G, saliva K, Kadiyala R, Richards J. Adequacy del reemplazo de la hormona tiroidea en una población en general. QJM. Epub 2010 24 de noviembre.
  32. EC de Ebert. La tiroides y la tripa. J Clin Gastroenterol. El 2010 de julio; 44(6): 402-6.
  33. Romaldini JH, Sgarbi JA, CS de Farah. Enfermedad de tiroides subclínica: hipotiroidismo e hipertiroidismo subclínicos. Sujetadores Endocrinol Metabol de Arq. El 2004 de febrero; 48(1): 147-58.
  34. JV de Hennessey, Scherger JE. Evaluando y tratando al paciente con enfermedad hipotiroidea. J Fam Pract. El 2007 de agosto; 56 (8 asuntos actuales del Suppl): S31-9.
  35. El DP del col, Thase YO, Mallinger AG, y otros una respuesta más lenta del tratamiento en la depresión bipolar predijo por una función más baja de la tiroides del tratamiento previo. Psiquiatría de la J. El 2002 de enero; 159(1): 116-21.
  36. El FE de Hogervorst E, de Huppert F, de Matthews, la función de Brayne C. Thyroid y la disminución cognoscitiva en la función y el envejecimiento cognoscitivos de MRC estudian. Psychoneuroendocrinology. El 2008 de agosto; 33(7): 1013-22.
  37. NE de Samuels Mh, de Schuff kilogramo, de Carlson, y otros estado de salud, humor, y cognición en hipotiroidismo subclínico experimental inducido. J Clin Endocrinol Metab. El 2007 de julio; 92(7): 2545-51.
  38. Anjana Y, Tandon DE OP. SYS., Vaney N, Madhu SV. Situación cognoscitiva en pacientes femeninos hipotiroideos: estudio potencial evocado evento-relacionado. Neuroendocrinología. 2008;88(1):59-66.
  39. ST de Kritz-Silverstein D, de Schultz, LA de Palinska, asociación de Wingard DL, de Barrett-Connor E. The de los niveles de hormona estimulantes de la tiroides con la función cognoscitiva y humor deprimido: el estudio de Rancho Bernardo. Envejecimiento de la salud de J Nutr. El 2009 de abril; 13(4): 317-21.
  40. Kvetny J, Heldgaard PE, EM de Bladbjerg, hipotiroidismo de J. Subclinical del gramo se asocia a una inflamación de calidad inferior, el triglicérido creciente nivela y predice enfermedad cardiovascular en varones debajo de 50 años. Clin Endocrinol (Oxf). El 2004 de agosto; 61(2): 232-8.
  41. LH de Duntas, Biondi B. Nuevas penetraciones en hipotiroidismo subclínico y riesgo cardiovascular. Semin Thromb Hemost. El 2011 de febrero; 37(1): 27-34.
  42. Saito I, Ito K, Saruta T. Hypothyroidism como causa de la hipertensión. Hipertensión. 1983 enero-febrero; 5(1): 112-5.
  43. Stabouli S, Papakatsika S, Kotsis V. Hypothyroidism e hipertensión. Rev experto Cardiovasc Ther. El 2010 de nov; 8(11): 1559-65.
  44. LH de Duntas. Enfermedad de tiroides y lípidos. Tiroides. El 2002 de abril; 12(4): 287-93.
  45. Rodondi N, guarida Elzen WPJ, Bauer DC, y otros hipotiroidismo subclínico y el riesgo de enfermedad cardíaca y de mortalidad coronarias. JAMA. 2010; 304(12): 1365-1374.
  46. Stamatelopoulos KS, Kyrkou K, Chrysochoou E, y otros tiesura arterial pero no grueso de los intima-medios se aumenta de pacientes eutiroides con la tiroiditis de Hashimoto: El efecto de la situación menopáusica. Tiroides. El 2009 de agosto; 19(8): 857-62.
  47. Caparević Z, Bojković G, Stojanović D, Ilić V. Dyslipidemia e hipotiroidismo subclínico. Med Pregl. 2003 mayo-junio; 56 (5-6): 276-80.
  48. Gratificación M, O'Neill BJ. El efecto de la terapia de la hormona tiroidea sobre la progresión angiográfica de la enfermedad de la arteria coronaria. Puede J Cardiol. El 1997 de marcha; 13(3): 273-6.
  49. Bicíková M, Hampl R, colina M, y otros esteroides, globulina hormona-obligatoria del sexo, homocisteina, seleccionó las hormonas y los marcadores del metabolismo del lípido y de carbohidrato en pacientes con hipotiroidismo severo y sus cambios después de la suplementación de la hormona tiroidea. MED del laboratorio de Clin Chem. El 2003 de marcha; 41(3): 284-92.
  50. Banda de Cristo-Crain M, de Meier C, de Guglielmetti M, de Huber, proteína C-reactiva de Riesen W, de Staub JJ, de Müller B. Elevated y valores de la homocisteina: ¿factores de riesgo cardiovasculares en hipotiroidismo? Un ensayo seccionado transversalmente y de doble anonimato, placebo-controlado. Ateroesclerosis. El 2003 de febrero; 166(2): 379-86.
  51. Lai Y, Wang J, Jiang F, Wang B, Chen Y, Li M, y otros. La relación entre la tirotropina del suero y los componentes del síndrome metabólico. Endocr J. Epub 2010 30 de noviembre.
  52. El JV de Joshi, Bhandarkar SD, Chadha M, y otros las irregularidades y el fracaso menstruales de la lactancia pueden preceder la disfunción o el bocio de la tiroides. MED de J Postgrad. 1993 julio-septiembre; 39(3): 137-41.
  53. Poppe K, Velkeniers B, enfermedad de tiroides de Glinoer D. y reproducción femenina.
    Clin Endocrinol (Oxf). El 2007 de marcha; 66(3): 309-21.
  54. ¿Doucet J, Trivalle C, Chassagne P, y otros la edad desempeña un papel en la presentación clínica del hipotiroidismo? J Geriatr Soc. El 1994 de sept; 42(9): 984-6.
  55. Hipotiroidismo de Fatourechi V. Subclinical: una actualización para los médicos de la atención primaria. Mayo Clin Proc. 2009;84(1):65-71.
  56. Guan H, Shan Z, Teng X, y otros influencia del yodo en el intervalo de la referencia de TSH y el intervalo óptimo de TSH: resultados de un estudio complementario en áreas con diversas tomas del yodo. Clin Endocrinol (Oxf). El 2008 de julio; 69(1): 136-41.
  57. Asociación americana de endocrinólogos clínicos. Enfermedad de tiroides subclínica. http://www.aace.com/pub/positionstatements/subclinical.php. 17 de marzo de 2011 alcanzado.
  58. Wartofsky L, Dickey RA. Las pruebas de una gama de referencia más estrecha de la tirotropina están obligando. J Clin Endocrinol Metab. El 2005 de sept; 90(9): 5483-8.
  59. Baloch Z, Carayon P, Conte-Devolx B, y otros instrucciones de práctica de la medicina del laboratorio. Ayuda del laboratorio para la diagnosis y la supervisión de la enfermedad de tiroides. Tiroides. El 2003 de enero; 13(1): 3-126.
  60. Sawin CT, Geller A, Kaplan milímetro, Bacharach P, Wilson picovatio, tirotropina baja del suero de Hershman JM y otros (hormona estimulante de la tiroides) en más viejas personas sin hipertiroidismo. MED 1991 del interno del arco; 151:165-8.
  61. JV de Parle, Maisonneuve P, Sheppard bujía métrica, Boyle P y Franklyn JA. Predicción de la mortalidad andcardiovascular por todas causas en personas mayores a partir de un resultado bajo de la tirotropina del suero: un estudio de diez años. Lanceta 2001Sept 15; 358:861-5.
  62. Teng W, Shan Z, Teng X, Guan H, Li Y, Teng D, y otros efecto de la toma del yodo sobre enfermedades de tiroides en China. MED de N Inglés J. 29 de junio 2006; 354(26): 2783-93.
  63. Meyerovitch J, Rotman-Pikielny P, Sherf M, y otros medidas de la tirotropina del suero en la comunidad: continuación de cinco años en una red grande de los médicos de la atención primaria. MED del interno del arco. 23 de julio 2007; 167(14): 1533-8.
  64. Kilovatio de Sehnert, CA del cercado. Temperatura metabólica básica contra la evaluación del laboratorio en “hipotiroidismo posttraumatic”. J Physiol manipulador Ther. El 1996 de enero; 19(1): 6-12.
  65. Mastorakos G, Pavlatou M. Exercise como un modelo de la tensión y la interacción entre de la hipotálamo-pituitario-tiroides las hachas hipotálamo-pituitario-suprarrenales y. Horm Metab Res. El 2005 de sept; 37(9): 577-84.
  66. Lorini R, Gastaldi R, Traggiai C, Perucchin págs. La tiroiditis de Hashimoto. Rev. de Pediatr Endocrinol DEC 2003; 1 Suppl 2:205-11; discusión 211.
  67. Meloni A, Mandas C, Jores RD, Congia M. Prevalence de la tiroiditis autoinmune en niños con enfermedad celiaca y el efecto del retiro del gluten. J Pediatr. El 2009 de julio; 155(1): 51-5, 55.e1.
  68. Najib U, Bajwa ZH, Ostro MG, jeque J. Un comentario retrospectivo de la presentación, de la autoinmunidad de la tiroides, de las características del laboratorio, y de las terapias clínicas usadas en pacientes con urticaria idiopática crónica. Ann Allergy Asthma Immunol. DEC 2009; 103(6): 496-501.
  69. Aamir ES, Tauheed S, Majid F, Atif A. Frequency de la enfermedad de tiroides autoinmune en urticaria crónica. J Coll Physicians Surg Pak. El 2010 de marcha; 20(3): 158-61.
  70. Kiyici S, Gul OO, Baskan EB, y otros el efecto del tratamiento del levothyroxine sobre síntomas clínicos y el cytokine del suero nivela en pacientes eutiroides con autoinmunidad idiopática crónica de la urticaria y de la tiroides. Clin Exp Dermatol. El 2010 de agosto; 35(6): 603-7.
  71. Revelador de Tohei A. y otros J Reprod. Estudios en la relación funcional entre las hormonas de la tiroides, suprarrenales y gonadales. El 2004 de febrero; 50(1): 9-20.
  72. RM de Jordania. Coma de Myxedema. Patofisiología, terapia, y factores que afectan a pronóstico. Med Clin North Am. El 1995 de enero; 79(1): 185-94.
  73. El centro de información de la salud de las mujeres nacionales. http://www.womenshealth.gov/faq/thyroid-disease.cfm. 17 de marzo de 2011 alcanzado.
  74. Paknys G, Kondrotas AJ, factores de riesgo de Kevelaitis E. y patogenesia de la tiroiditis de Hashimoto. Medicina (Kaunas). 2009;45(7):574-83.
  75. McLachlan SM, Nagayama Y, Pichurin PN, y otros. El vínculo entre la enfermedad de sepulcros y la tiroiditis de Hashimoto: un papel de células de T reguladoras. Endocrinología. DEC 2007; 148(12): 5724-33.
  76. Selenkow ha, Wyman P, enfermedad de tiroides de Allweiss P. Autoimmune: un concepto integrado de las enfermedades de los sepulcros y de Hashimoto. Compr Ther. El 1984 de abril; 10(4): 48-56.
  77. Wasniewska M, Corrias A, Arrigo T, y otros frecuencia de los antecedentes de la tiroiditis de Hashimoto en la historia de niños y adolescentes con la enfermedad de sepulcros. Horm Res Paediatr. 2010;73(6):473-6.
  78. Costeira MJ, Oliveira P, Ares S, Roque S, de Escobar GM, Palha JA. Los parámetros de la tiroides funcionan en y después de embarazo en una población yodo-deficiente. Tiroides. El 2010 de sept; 20(9): 995-1001.
  79. Drews K, Seremak-Mrozikiewicz A. El tratamiento óptimo de los disturbios de la función de la glándula tiroides durante embarazo. Curr Pharm Biotechnol. 2011;12(5):774-80.
  80. Clarke N, Kabadi UM. Tratamiento óptimo del hipotiroidismo. Invitación Endocrinol. 2004;3(4):217-21.
  81. Arnow WS. La enfermedad del corazón y de tiroides. MED de Clin Geriatr. 1995May; 11:219-29.
  82. Pollock mA, Sturrock A, Marshall K, y otros tratamiento de la tiroxina en pacientes con síntomas de las pruebas de función del hipotiroidismo pero de la tiroides dentro de la gama de referencia: ensayo controlado seleccionado al azar de la cruce del placebo de doble anonimato. BMJ. 20 de octubre 2001; 323(7318): 891-5.
  83. Sesmilo G, Simó O, Choque L, y otros el triiodothyronine sin suero (T3) para liberar el ratio de la tiroxina (T4) en hipotiroidismo central tratado comparó con hipotiroidismo y euthyroidism primarios. Endocrinol Nutr. Epub 2010 31 de diciembre.
  84. El HF de Escobar-Morreale, Obregón MJ, Escobar del Rey F, terapia del reemplazo de Morreale de Escobar G. para el hipotiroidismo con la tiroxina sola no asegura euthyroidism en todos los tejidos, según lo estudiado en ratas thyroidectomized. J Clin invierte. DEC 1995; 96(6): 2828-38.
  85. HF de Escobar-Morreale, del Rey FE, Obregón MJ, de Escobar GM. Solamente el tratamiento combinado con tiroxina y triiodothyronine asegura euthyroidism en todos los tejidos de la rata thyroidectomized. Endocrinología. El 1996 de junio; 137(6): 2490-502.
  86. ¿Sawaka, Gerstein HC, y otros hace un régimen de la combinación de la tiroxina (T4) y 3,5,3' - triiodothyronine mejoraron síntomas depresivos mejor que T4 solamente en pacientes con hipotiroidismo? Resultados de un ensayo seleccionado al azar, controlado de doble anonimato. J Clin Endocrinol Metab. El 2003 de oct; 88(10): 4551-5.
  87. Walsh JP, Stuckey BG. ¿Cuál es el tratamiento óptimo para el hipotiroidismo? MED J Aust. 5 de febrero 2001; 174(3): 41-3.
  88. Enfermedad cardiaca Thyrotoxic de Dhal P y otros. Representante del fall del corazón de Curr. El 2008 de sept; 5(3): 170-6.
  89. Gaby AR. hipotiroidismo del Sub-laboratorio y el uso empírico de la tiroides de la armadura. Altern Med Rev. El 2004 de junio; 9(2): 157-79.
  90. Benvenga S, Bartolone L, Pappalardo mA, y otros absorción intestinal alterada de la L-tiroxina causada por el café. Tiroides. El 2008 de marcha; 18(3): 293-301.
  91. ANUNCIO de Sperber, Liel Y. Evidence para interferencia con la absorción intestinal del sodio del levothyroxine por el hidróxido de aluminio. MED del interno del arco. El 1992 de enero; 152(1): 183-4.
  92. Campbell NR, BB de Hasinoff, Stalts H, y otros sulfato ferroso reduce eficacia de la tiroxina en pacientes con hipotiroidismo. Ann Intern Med. 15 de diciembre 1992; 117(12): 1010-3.
  93. Singh N, Singh PN, Hershman JM. Efecto del carbonato de calcio sobre la absorción del levothyroxine. JAMA. 2000 7 de junio; 283(21): 2822-5.
  94. Bell DS, Ovalle F. Uso del suplemento de la proteína de soja y de la necesidad resultante de la dosis creciente del levothyroxine. Endocr Pract. 2001 mayo-junio; 7(3): 193-4.
  95. Lilja JJ, Laitinen K, Neuvonen PJ. Efectos del jugo de pomelo sobre la absorción del levothyroxine. Br J Clin Pharmacol. El 2005 de sept; 60(3): 337-41.
  96. Bolk N, Visser TJ, Nijman J, y otros efectos de la tarde contra toma del levothyroxine de la mañana: un ensayo de doble anonimato seleccionado al azar de la cruce. MED del interno del arco. 13 de diciembre 2010; 170(22): 1996-2003.
  97. Deficiencia de Delange F. Iodine en Europa y sus consecuencias: una actualización. EUR J Nucl Med Mol Imaging. El 2002 de agosto; 29 Suppl 2: S404-16.
  98. de Benoist B, McLean E, Andersson M, deficiencia de Rogers L. Iodine en 2007: progreso global desde 2003. Boletín de Nutr de la comida. 2008;29(3):195-202.
  99. Morton Salt. Disponible en: http://www.mortonsalt.com/faqs/food_salt_faq.html#q5. 17 de marzo de 2011 alcanzado.
  100. EL H. [reflexiones de Sidibé en el retraso mental y el hipotiroidismo congénito: efectos de las deficiencias minerales del rastro]. Sante. 2007 enero-marzo; 17(1): 41-50.
  101. Delange F. Los desordenes inducidos por deficiencia del yodo. Tiroides. Primavera 1994; 4(1): 107-28.
  102. de Escobar GM, Obregón MJ, del Rey FE. Deficiencia del yodo y desarrollo del cerebro en la primera mitad del embarazo. Salud pública Nutr. DEC 2007; 10 (12A): 1554-70.
  103. Smallridge RC, Ladenson picovatio. Hipotiroidismo en embarazo: consecuencias a la salud neonatal. J Clin Endocrinol Metab. El 2001 de junio; 86(6): 2349-53.
  104. Cociente de Santiago-Fernández P, de Torres-Barahona R, de Muela-Martínez JA, de Rojo-Martínez G, de García-Fuentes E, de Garriga MJ, y otros de la inteligencia y toma del yodo: un estudio transversal en niños. J Clin Endocrinol Metab. El 2004 de agosto; 89(8): 3851-3857
  105. Verkaik-Kloosterman J, furgoneta 't vira P, Ocké bujía métrica. Reducción de la sal: ¿la toma del yodo seguirá siendo adecuada en los Países Bajos? Br J Nutr. DEC 2010; 104(11): 1712-8.
  106. Remer T, Neubert A, riesgo de Manz F. Increased de la deficiencia del yodo con la nutrición vegetariana. Br J Nutr. El 1999 de enero; 81(1): 45-9.
  107. Deficiencia de Krajcovicová-Kudlácková M, de Bucková K, de Klimes I, de Seboková E. Iodine en vegetarianos y veganos. Ann Nutr Metab. 2003;47(5):183-5.
  108. Laurberg P, Bülow Pedersen I, Knudsen N, Ovesen L, toma del yodo de Andersen S. Environmental afecta al tipo de enfermedad de tiroides no maligna. Tiroides. 2001 mayo; 11(5): 457-69.
  109. CROMATOGRAFÍA GASEOSA de Duarte, Tomimori EK, relais de Camargo, y otros toma excesiva del yodo y anormalidades ultrasonographic de la tiroides en alumnos. J Pediatr Endocrinol Metab. El 2009 de abril; 22(4): 327-34.
  110. Ms de los tés J, de Braverman LE, de Kurzer, y otros alga marina y soja: las comidas del compañero en cocina asiática y sus efectos sobre la tiroides funcionan en mujeres americanas. J Med Food. El 2007 de marcha; 10(1): 90-100.
  111. Miyai K, Kondo M, Tokushige T, y otros supresión de la función de la tiroides durante la ingestión de la alga marina “Kombu” (japonoca del Laminaria) en adultos japoneses normales. Endocr J. DEC 2008; 55(6): 1103-8.
  112. Hetzel BS, Clugston GA. Yodo. En: Shils M, Olson JA, Shike M, CA de Ross, eds. Nutrición moderna en salud y enfermedad. 9no ed. Baltimore: Williams y Wilkins; 1999:253-264.
  113. Gante WR, VAGOS de Eskin, DA baja, colina LP. Reemplazo del yodo en la enfermedad fibroquística del pecho. Puede J Surg. 1993;36(5):453-460.
  114. Patrick L. Iodine: deficiencia y consideraciones terapéuticas. Altern Med Rev. El 2008 de junio; 13(2): 116-27.
  115. Köhrle J. El selenio del elemento de rastro y la glándula tiroides. Biochimie. 1999 mayo; 81(5): 527-33.
  116. Kucharzewski M, Braziewicz J, Majewska U, Góźdź S. Concentration del selenio en la sangre entera y del tejido de la tiroides de pacientes con diversas enfermedades de tiroides. Biol Trace Elem Res. El 2002 de julio; 88(1): 25-30.
  117. P.M. de Rayman. La importancia del selenio a la salud humana. Lanceta. 2000 15 de julio; 356(9225): 233-241.
  118. MB de Zimmermann, Köhrle J. El impacto de las deficiencias del hierro y del selenio en metabolismo del yodo y de la tiroides: bioquímica e importancia a la salud pública. Tiroides. El 2002 de oct; 12(10): 867-78.
  119. Enfermedades de tiroides del EL H. de Sidibé en África subsahariana. Sante.2007 enero-marzo; 17(1): 33-9.
  120. Gladyshev VN. Selenoproteins y selenoproteomes. En: Hatfield DL, baya MJ, Gladyshev VN, eds. Selenio: Su biología molecular y papel en salud humana. 2do ed. Nueva York: Saltador; 2006:99-114.
  121. Tiroiditis de Mazokopakis EE, de Chatzipavlidou V. Hashimoto y el papel del selenio. Conceptos actuales. MED del infierno J Nucl. 2007 enero-abril; 10(1): 6-8.
  122. Gärtner R, Gasnier A.C., Dietrich JW, Krebs B, Angstwurm MW. La suplementación del selenio en pacientes con tiroiditis autoinmune disminuye concentraciones de los anticuerpos de la peroxidasa de la tiroides. J Clin Endocrinol Metab. El 2002 de abril; 87(4): 1687-91.
  123. Karanikas G, Schuetz M, Kontur S, y otros. Ninguna ventaja inmunológica del selenio en pacientes consecutivos con tiroiditis autoinmune. Tiroides. El 2008 de enero; 18(1): 7-12.
  124. Situación de Stazi sistema de pesos americano, de Trinti B. Selenium y énfasis excesivo de interleukin-15 en enfermedad celiaca y enfermedades de tiroides autoinmunes. Ann Ist Super Sanita. 2010;46(4):389-399.
  125. Gärtner R. Selenium y eje de la hormona tiroidea en estados enfermos críticos: una descripción de los puntos de visión que está en conflicto. J Trace Elem Med Biol. 2009;23(2):71-4.
  126. Angstwurm MW, Schopohl J, substitución de Gaertner R. Selenium no tiene ningún efecto directo sobre metabolismo de la hormona tiroidea en pacientes críticamente enfermos. EUR J Endocrinol. El 2004 de julio; 151(1): 47-54.
  127. Relación de Hashimoto H, de Igarashi N, de Yachie A, de Miyawaki T, de Sato T. The entre los niveles del suero de interleukin-6 y hormona tiroidea en niños con la infección respiratoria aguda. J Clin Endocrinol Metab. El 1994 de febrero; 78(2): 288-91.
  128. Kralik A, Eder K, Kirchgessner M. Influence del cinc y de la deficiencia del selenio en parámetros referentes a metabolismo de la hormona tiroidea. Horm Metab Res. 1996 mayo; 28(5): 223-6.
  129. Nishiyama S, Futagoishi-Suginohara Y, Matsukura M, y otros suplementación del cinc altera metabolismo de la hormona tiroidea en pacientes discapacitados con deficiencia de cinc. J Coll Nutr. El 1994 de febrero; 13(1): 62-7.
  130. Efecto de Taneja SK, de Mandal R. Beneficial del huevo modificado sobre el T3 del suero, T4 y dyslipidaemia que siguen la Zn-suplementación dietética en la rata de Wistar. Biol indio de J Exp. El 2008 de marcha; 46(3): 171-9.
  131. Maret W, Sandstead HH. Cubra con cinc los requisitos y los riesgos y las ventajas de la suplementación del cinc. J Trace Elem Med Biol. 2006;20(1):3-18.
  132. SP de las naciones, Boyer PJ, LA del amor, Burritt frecuencia intermedia, Butz JA, SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO de Wolfe, y otros crema de la dentadura: una fuente inusual de exceso de cinc, llevando al hypocupremia y a la enfermedad neurológica. Neurología. 26 de agosto 2008; 71(9): 639-43.
  133. Afrin libra. Deficiencia de cobre fatal del uso excesivo del pegamento cinc-basado de la dentadura. J Med Sci. El 2010 de agosto; 340(2): 164-8.
  134. LH de Duntas, Papanastasiou L, Mantzou E, Koutras DA. Incidencia del sideropenia y efectos del tratamiento de la repleción del hierro en mujeres con hipotiroidismo subclínico. Diabetes del Exp Clin Endocrinol. 1999;107(6):356-60.
  135. Cinemre H, Bilir C, Gokosmanoglu F, efectos de Bahcebasi T. Hematologic del levothyroxine en pacientes hipotiroideos subclínicos hierro-deficientes: un estudio seleccionado al azar, de doble anonimato, controlado. J Clin Endocrinol Metab. El 2009 de enero; 94(1): 151-6.
  136. Bastian TW, JR de Prohaska, Georgieff MK, Anderson GW. Las deficiencias perinatales del hierro y del cobre alteran concentraciones neonatales de la hormona tiroidea de la circulación y del cerebro de la rata. Endocrinología. El 2010 de agosto; 151(8): 4055-65.
  137. Tensión de Sarandöl E, de Taș S, de Dirican M, de Serdar Z. Oxidative y actividad del paraoxonase del suero en hipotiroidismo experimental: efecto de la suplementación de la vitamina E. Bioquímica Funct de la célula. 2005 enero-febrero; 23(1): 1-8.
  138. Oner J, Kükner A, Oner H, Ozan E, Yekeler H. Effect de la vitamina E sobre la proliferación de célula y la expresión foliculares de factores apoptosis-asociados en ratas con el goitrogenesis 6-N-propyl-2-thiouracil-induced. Capas delgadas Histochem Cytobiol. 2003;41(4):213-7.
  139. Goswami R, Marwaha RK, Gupta N, y otros predominio de la deficiencia de la vitamina D y su relación con autoinmunidad de la tiroides en indios asiáticos: una encuesta basada en la Comunidad. Br J Nutr. El 2009 de agosto; 102(3): 382-6.
  140. Laney N, Meza J, Lyden E, Erickson J, Treude K, Goldner W. El predominio de la deficiencia de la vitamina D es similar entre el nódulo de la tiroides y los enfermos de cáncer de la tiroides. Internacional J Endocrinol. 2010;2010:805716.
  141. Jabbar A, Yawar A, Waseem S, y otros deficiencia de la vitamina B12 común en hipotiroidismo primario. J Pak Med Assoc. 2008 mayo; 58(5): 258-61.
  142. Morilla S, Jorte A, Bordenave L, Corcuff JB. Tiroides y enfermedades autoinmunes gástricas. Ann Endocrinol (París). El 2009 de marcha; 70(1): 55-8.
  143. Dehydroepiandrosterone de Tagawa N, de Tamanaka J, de Fujinami A, y otros del suero, sulfato del dehydroepiandrosterone, y concentraciones del sulfato del pregnenolone en pacientes con hipertiroidismo e hipotiroidismo. Clin quím. El 2000 de abril; 46(4): 523-8.
  144. Deshpande UR, José LJ, la O.N.U de Patwardhan, Samuel. El efecto de los antioxidantes (vitamina C, E y extracto de la cúrcuma) sobre methimazole indujo hipotiroidismo en ratas. Biol indio de J Exp. El 2002 de junio; 40(6): 735-8.
  145. Subudhi U, Das K, Paital B, y otros suplementación de la curcumina y vitamina E aumenta la tensión oxidativa, pero restaura histoarchitecture hepático en ratas hipotiroideas. Vida Sci. 13 de marzo 2009; 84 (11-12): 372-9.
  146. Zubeldia JM, Nabi ha, Del Río MJ, nuevas aplicaciones Genovese de J. Exploring para el rosea de Rhodiola: ¿podemos mejorar la calidad de vida de pacientes con el hipotiroidismo a corto plazo inducido por retiro de la hormona? J Med Food. DEC 2010; 13(6): 1287-92. Epub 2010 14 de octubre.
  147. Panossian A, Wikman G. Prueba-basó la eficacia de adaptogens en cansancio, y los mecanismos moleculares se relacionaron con su actividad tensión-protectora. Curr Clin Pharmacol. El 2009 de sept; 4(3): 198-219. Epub 2009 1 de septiembre.
  148. Panossian A, Wikman G, Kaur P, Asea A. Adaptogens ejerce un efecto tensión-protector por la modulación de la expresión de señoras de compañía moleculares. Phytomedicine. El 2009 de junio; 16 (6-7): 617-22. Epub 2009 1 de febrero.
  149. Lakshmy R, Rao picosegundo, Sesikeran B, Suryaprakash P. Lakshmy R, Rao picosegundo, Sesikeran B, metabolismo de Suryaprakash P.Iodine en respuesta al goitrógeno inducido alteró la situación de la tiroides bajo condiciones de la toma moderada y alta del yodo. Horm Metab Res. El 1995 de oct; 27(10): 450-4.
  150. Fenwick GR, Griffiths nanómetro. La identificación del goitrógeno (-) 5-vinyloxazolidine-2-thione (goitrin), como principio amargo de coles de Bruselas cocinadas (variedades de brassica oleracea L. gemmifera). Z Lebensm Unters Forsch. El 1981 de febrero; 172(2): 90-2.
  151. VAGOS de Osman, Ng ml, Bakar AA, VAGOS de Khalid. El efecto de la toma de la licencia de la mandioca sobre la hormona tiroidea y el yodo urinario. MED del este J. 1993 de Afr mayo; 70(5): 314-5.
  152. Mijo--un cereal posiblemente bociogénico. Rev. el 1983 de Nutr de abril; 41(4): 113-6.
  153. Sustancias bociogénicas de Greer mA en comida. J Clin Nutr. 1957 julio-agosto; 5(4): 440-444.
  154. Divi RL, el Dr. de Doerge. Inhibición de la peroxidasa de la tiroides por los flavonoides dietéticos. Chem Res Toxicol. 1996 enero-febrero; 9(1): 16-23.
  155. Divi RL, Chang HC, el Dr. de Doerge. Isoflavonas del antitiroideo de la soja: aislamiento, caracterización, y mecanismos de la acción. Bioquímica Pharmacol. 15 de noviembre 1997; 54(10): 1087-96.
  156. Doerge dr, Sheehan DM. Actividad bociogénica y estrogenic de los isoflavonas de la soja. Rodee la salud Perspect. El 2002 de junio; 110 Suppl 3:349-53.
  157. Chang HC, el Dr. de Doerge. El genistein dietético desactiva la peroxidasa de la tiroides de la rata in vivo sin un efecto hipotiroideo evidente. Toxicol Appl Pharmacol. 2000 1 de noviembre; 168(3): 244-52.
  158. Dillingham BL, McVeigh BL, Lampe JW, Duncan. Los aislantes de la proteína de soja del contenido variado del isoflavona no influencian las hormonas tiroideas del suero en hombres jovenes sanos. Tiroides. El 2007 de febrero; 17(2): 131-7.